“Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8

Es precisamente el amor de Dios por la humanidad que hizo que entregue a su único hijo llamado Jesús, quien aceptó voluntariamente los sufrimientos y la muerte en la cruz del calvario para ganar definitivamente la victoria sobre el pecado. De esa manera ahora tenemos una entrada libre a la presencia de Dios y podemos gozarnos ante Él.
No hay mayor testimonio de amor, en que Cristo puso su vida por nosotros (1 Juan 3:16)
¡Cómo no amar a Dios por lo que hizo por ti y por mí!
¡Animo, acércate a Él!

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.