“No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida.” Salmo 121:3 (NVI)

Dios jamás descuida a sus hijos por el cansancio, Él no necesita recargar fuerzas para velar tus sueños. Esta noche puedes descansar confiado en que nada malo te sucederá, los planes de satanás quedarán frustrados y no tendrán ningún efecto en tu vida mientras estés bajo la protección de Dios.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.