“… ¡No les tengan miedo! Acuérdense del Señor, que es grande y temible, y peleen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, y por sus esposas y sus hogares.” Nehemías 4:14 NBD

Tal vez el tiempo, te hacen ver que por más que oras por tu familia no cambia, y que cada día que pasa parecen más alejados de Dios, eso nos debilita. Pero no es así, Dios está trabajando en silencio. Te animo a seguir orando por ellos que Dios mismo está haciendo la obra en ellos y te dice, pelea por tu familia que Yo sigo llamándoles a mí. Mi promesa será real.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.