“Recuérdales a los creyentes que se sometan al gobierno y a sus funcionarios. Tienen que ser obedientes, siempre dispuestos a hacer lo que es bueno.” Tito 3:1 (NTV)

Como hijos de Dios debemos obedecer su Palabra, al igual que a nuestros padres, pero la Biblia nos exhorta a obedecer también a nuestras autoridades, más allá si hemos votado por ellos o no en las elecciones. Podemos enumerar muchas falencias en cada gobierno y autoridades pero Dios nos exhorta a cumplir las leyes y reglas que se han establecido para conservar la armonía entre las personas de una ciudad o un país.

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.