“Aunque la visión tardare por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.” (Habacuc 2:3) 

En todas las competencias de atletismo uno de los momentos más emocionantes es el de la espera al sonido que dará inicio la carrera. Muchas veces estamos en ese momento estático, en el que esperamos el sonido de la respuesta, que Dios hable. La respuesta a tus oraciones llegará. Cada instante, cada segundo, está más cerca, sólo confía pues su tiempo es siempre perfecto ¡Él responderá!

Por Yahany Chávez.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta