“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.” Salmos 51:1 (RVR1960).

Cuántas veces hemos fallado en nuestro andar cristiano, al anteponer nuestros deseos a la voluntad de Dios; sin darnos cuenta nos alejamos y perdemos contacto con Él, perdemos de vista Su propósito para nuestras vidas. Si te encuentras en esta situación, te animo a acercarte nuevamente a Dios, reconociendo que necesitas Su guía y presencia en tu vida, Él te espera con los brazos abiertos.

Por: Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.