“Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad.” Salmo 46:1 (NTV)

No todas las personas a quienes acudimos por ayuda están dispuestos a brindarse, más Dios no negará su favor a todo aquél que lo necesita. Si hoy te encuentras atrapado en medio de la dificultad, no dudes en correr a sus brazos. Dios puede destruir cualquier arma espiritual que se levante contra ti, mostrando su poder en contra de tus enemigos que quieran robarte la paz.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.