“(…) Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos” Mateo 28:20 (NTV).

A veces para evitar el sufrimiento, levantamos muros a nuestro alrededor. Si bien es verdad que podemos sentirnos más seguros, igualmente cierto es que comenzamos a padecer la soledad o el aislamiento. También es probable que otros se hayan alejado pero recuerda que Dios jamás te abandonará. No vivas pensando que estás solo para enfrentar tus batallas, porque no es así, ya que Él, en todo tiempo está contigo. Por lo tanto, hoy puedes confiar plenamente sabiendo que el Señor es quien pelea por ti.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.