“Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.” Proverbios 22:6 (TLA)

Si amamos a nuestros hijos les enseñamos, los corregimos también les tenemos paciencia porque sabemos que todo esto es importante para su formación. Esta hermosa misión la podemos lograr dependiendo por completo de Dios, para que seamos un reflejo de su amor.

Quizás estás teniendo dificultades en la educación de tus hijos, pide a Dios que te de Su sabiduría así también amor y paciencia. Necesitas del poder del Señor para poder ejercer tu rol como padre de manera efectiva.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.