“Los hijos son una herencia del SEÑOR,  los frutos del vientre son una recompensa.” Salmos 127:3 (NVI).

Los padres son responsables de formar a la próxima generación, invirtiendo tiempo en ellos, enseñando e inculcando valores en sus vidas, de manera que sus hijos puedan ser personas íntegras.

Sin embargo para formar con éxito la vida de nuestros hijos debemos guiarles en los caminos de Dios para que en todo tiempo ellos puedan vivir bajo principios bíblicos, con vidas estables e integras, puedan defenderse y obtener victoria.

¿Estás guiando la vida de tus hijos con principios bíblicos? Pues la Biblia dice que si Dios no edifica la casa, en vano trabajan los constructores… (Salmos 127:1)

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.