Cuando pasamos por tiempos de mucha necesidad y todo parece indicar que no podremos conseguir nada de lo que necesitamos o queremos, recuerda esta promesa “Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?”. Mateo 6:25 (NTV) ¡No te preocupes! porque el Dios de la abundancia quiere bendecirte y suplir tus necesidades, solo necesitas buscarlo y tomar su mano.  Por Judith Quisbert

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.