“¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar.” 1 Pedro 5:8 (NTV)

¿Alguna vez viste a un león hambriento? Es así que satanás se encuentra hoy en día, como un depredador de almas. Pero fiel es Dios que en su palabra nos da a conocer los métodos que nuestro adversario utiliza para nuestra destrucción y gracias a eso “no estamos en ignorancia de sus trampas”. Si conoces las estrategias de nuestro enemigo, será más fácil vencerlo, pero no te confíes; porque a pesar de que sus ataques sean los mismos, él está atento a quienes bajan la guardia. ¡Mantente vigilante!

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.