“Mi escudo está en Dios, que salva a los de corazón recto.” Salmo 7:10 (NVI)

Todos atravesamos problemas y en nuestras luchas utilizamos escudos. La buena alimentación la utilizamos como escudo contra las enfermedades y el trabajo es nuestro escudo ante la necesidad. Sin embargo resulta muy difícil para nosotros soportar la batalla en nuestras propias fuerzas. Necesitamos que sea Dios peleando por nosotros, siendo nuestro escudo salvador. Hoy ríndete delante de Dios, que Él se encargue de tu batalla y te aseguro que saldrás vencedor.

Por Yahany Chávez

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.