“Oh Señor, rescátame de los malvados; protégeme de los que son violentos,” Salmos 140:1 (NTV)

Bullyng significa maltrato físico, verbal o psicológico. Este mal ha ido creciendo y tomando lugar en muchos países e incluso ha costado vidas, con tristeza debemos reconocer que si esto ha llegado a estos extremos es porque el ser humano así lo ha permitido.

Si bien, muchos eligen quedarse callados y sufrir en secreto las consecuencias del maltrato, es importante reflexionar hoy sobre la necesidad de romper el silencio y hablar. Si estás sufriendo violencia, sea esta física o psicológica, habla, pide ayuda y recuerda también que la voluntad de Dios es tu restauración.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.