“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.” Salmos 55:22 (RVR1960).

Los camiones son fabricados para cargar hasta un límite máximo de peso, cuando este se excede, trae varias consecuencias a su funcionamiento, pudiendo incluso ocasionar accidentes. De la misma manera, Dios nos hizo con una capacidad de resistencia en cuanto al manejo de los problemas, pero cuando sobrecargamos nuestro organismo de excesiva preocupación, estamos dañando todo nuestro cuerpo, es por eso que surgen algunas dolencias, malestares y hasta enfermedades, porque hemos pasado el límite que fue trazado por nuestro Creador. Por eso mismo, Dios nos dice que debemos dejar nuestra carga en Él, porque nos ama, nos cuida y no quiere que vivamos soportando una carga que no podemos llevar. Por lo tanto, si hoy te sientes abrumado por las preocupaciones y llevando tu vida como un pesado lastre, recuerda que puedes dejar ante Dios tu carga y recibir de su paz.

Te interesa:  El poder del amor

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.