“Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! Pero la gente de este mundo no reconoce que somos hijos de Dios, porque no lo conocen a él.” 1 Juan 3:1 (NTV).

Tal vez nunca conociste el amor de tus padres o quizá fue escaso y aún condicional; pero sin importar cómo haya sido, hoy puedes experimentar la máxima expresión del amor del Padre celestial que desea llamarte su hijo. Él no te pone condiciones, al contrario, te acepta y te ama tal y cómo eres. Las personas te podrán rechazar, ignorar o tratar con indiferencia, pero nadie puede lograr que el padre deje de amarte. Su amor jamás cambiará. ¿Quieres experimentarlo?

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.