“Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja, será perdonado.” Proverbios 28:13 (DHH).

Nada puede esconderse de Dios, todo cuanto hacemos es visible a sus ojos. Si aún continúas cometiendo faltas deshonrosas e injustas manchando tu vida de maldad, tienes la oportunidad de arrepentirte y confesar tus pecados al Señor. Por amor a ti,  Él está dispuesto a perdonarte para otorgarte un nuevo comienzo. ¿Estás listo para disfrutar la nueva vida que Dios quiere darte?

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta