“Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.” Romanos 12:10 (NVI).

La familia es la base de la sociedad y si dejamos que los problemas y la falta de respeto entren a nuestro hogar, entonces nuestra familia se desmorona y la sociedad se corrompe. Sin embargo, si velamos por el bienestar de cada integrante del hogar inculcando el amor y el respeto, entonces la familia podrá mantenerse unida y fortalecida.

Si sientes que falta la unidad en tu hogar, es importante que puedas aplicar lo que nos dice la palabra Dios: “que nos amemos, no respetemos y nos honremos mutuamente”.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.