“…Nunca te dejaré ni te abandonaré” Hebreos 13:5

Dios nos dice en su palabra, Yo soy “Padre de huérfanos”, y velaré por ti. (Salmos 68:5). Esta es una promesa real, para aquellos que se refugian en Dios ya que ellos encuentran esperanza. Recuerdo el caso de una amiga que quedó huérfana junto a sus tres hermanas. No tenían a nadie que pudiera apoyarlas. Pero ella dijo que fue entonces cuando se hizo más evidente la mano de Dios supliendo cada necesidad. Ellas comprendieron quién era su Padre y reconocieron que jamás las abandonaría. Si en algún momento te has sentido solo, recuerda que no es así. Dios desea cambiar tu situación, corre a su presencia que quiere llenarte de su amor, paz y esperanza.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.