“No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.” Isaías 41:10 (RVR1960)

Escuché el testimonio de un pastor quien contaba que le parecía un sueño tener que enterrar a su niña, decía con tristeza: “yo que llevé a los pies de Cristo a miles y no pude salvar a mi propia hija” Sin embargo Dios honró a este pastor ya que muchas vidas fueron tocadas en ese funeral. Él contó que un momento se quedó solo y Dios le dijo: “Tu Padre está aquí” En ese momento sintió el abrazo y el consuelo de la presencia de Dios. Si estás pasando un dolor tan grande como el de este padre al perder a su hija, o algo tan fuerte que hasta parece difícil de soportar, recuerda: Tu Padre está contigo para darte el consuelo y aquella paz que sobrepasa todo entendimiento.

Por Danitza Luna

Te interesa:  Un corazón humilde

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.