Andrés,

Tengo una deuda de $8,400 dólares en 6 diferentes tarjetas de crédito. ¿Crees que me convenga ir a un banco y poner todas bajo un mismo préstamo para solo quedarme con un pago?

Adrián, Tampa, FL

 

Hola Adrián,

Consolidar las deudas es tan peligroso como un barbero con hipo. Muchos dicen: “tengo un problemón con mis tarjetas de crédito” y creen que la deuda es el problema. La deuda en tarjetas de crédito es, simplemente, el síntoma de un problema real: vivir por encima de tus ingresos. El peligro de consolidar a un solo préstamo es que las tarjetas vuelven a quedar libres y, como el comportamiento no ha cambiado, es muy probable que en poco tiempo vuelvas a deber en tus tarjetas, adicionalmente al préstamo con el banco.

“Sin tan solo me aprobaran el préstamo en el banco para consolidar mis tarjetas, todo va a estar a mejor”. Normalmente, el que quiere consolidar ve esto como su única salida y pone toda su energía en este préstamo. En vez de poner el enfoque en otro préstamo, mejor pon tu enfoque en pagar tus deudas aceleradamente. Si tú haces un plan, por escrito, para pagar tus deudas en un año, máximo dos, el interés no tendrá mucho impacto en el monto total que termines pagando.

Te recomiendo pagarlas con el concepto de “la bola de nieve”. En un papel, has una lista de tus deudas de la menor (arriba) hacia la mayor (abajo) sin importar los intereses. El concepto de la bola de nieve es mandar pagos mínimos a todas, excepto la de arriba, la pequeñita. A esa le mandas todo lo que puedas y es probable que termines bien rápido. Después, empiezas a mandar lo que lo que estabas mandando a la primera más el pago mínimo de la segunda, a la segunda tarjeta.  Cuando termines con la segunda, haces lo mismo con tercera y así sucesivamente hasta que se vuelva como una avalancha con la última. Lo grandioso de esto es lo que sucede en tu interior cuando pagas esas primera y segunda tarjetas. Esas victorias tempranas por pagar las pequeñitas te dan esperanza, que es la gasolina para mantenerte enfocado y llegar a ser libre de deudas. Siéntate hoy mismo y haz estos cálculos en papel y pregúntate ¿qué más puedo hacer para terminar más rápido? Y cada vez que pagues otra tarjeta, hazte la misma pregunta.

Te interesa:  Pregúntale a Andrés - ¿Cómo obtener un buen seguro médico?

Este plan es mucho mejor que la consolidación porque te sacará de tus deudas en no más de dos años en vez de cinco o siete. Haz los cálculos para terminar en 10 meses y pregúntate: “¿qué tengo que hacer para acabar en 10 meses? ¿Te imaginas libre de deudas en 10 meses? A diez meses es fácil ver la puerta de salida. La meta no es reducir el pago mínimo; la meta es no tener pagos.  Libérate de las deudas para que veas cómo el sol brilla más y el aire que respiras huele a Paz Financiera.

Andrés

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.