Hay una historia que cuenta de una pobre mujer viuda que tenía un hijo pequeño y un día, con él, habían estado leyendo la historia de Elías y los cuervos. Ni la madre ni el niño habían comido aquel día y sentían hambre.

De repente el niño tuvo una idea y le dijo a su madre:

         –    Mamá, si vinieran los cuervos encontrarían la puerta cerrada. ¿Permites que la abra?

         –    Pues… ábrela hijito – contestó ella.

El niño siguió:

         –    Mamá, ahora que ya está abierta, ¿volvemos a pedir al Señor que nos envíe al menos a uno con un pan?

Mientras oraban, atinó a pasar por allí el alcalde del pueblo. Se paró ante la puerta abierta y, al enterarse de la necesidad, corrió a su casa y trajo un cesto lleno de comida. Dios había recompensado la fe sencilla del niño.

Todas nuestras oraciones serán respondidas, mientras creamos que así será, Dios usará diferentes medios y personas para respondernos. Puede enviar ángeles o cuervos, pero nunca dejará una oración sin ser contestada.

Te interesa:  Un regalo especial

“Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. Mateo 21:22 (RVR 1960)

No limites a Dios a tus ideas, conceptos o prejuicios porque muchas veces Él usa métodos creativos, diferentes, a personas que nunca vimos, recurre a  lo inimaginable para responder nuestras oraciones; se trata de creer con la misma fe sencilla de un niño.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

5 Comentarios

  1. Tatiss

    Simple y sencillamente es cuestión de CREER, con una mirada de FE…

  2. IMPRESIONANTE! es justo los que nos pasó durante este largo año de dificultades. Dios usó situaciones y diferentes personas (inimaginables) para contestar nuestras oraciones :)

  3. Dios siempre pone a personas en nuestro camino,mas en los momentos de necesidad.Grande es su amor,nos llena de Bendiciones.

  4. Muy bueno Dios nunca nos hará faltar nada.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.