El Rey de Judá, Josías, fue alguien que hizo lo recto delante de Jehová desde que subió al trono. En su reinado, uno de los sacerdotes de la casa de Jehová había encontrado el libro de la ley y se lo había llevado; cuando escuchó lo que contenía, rasgó sus vestiduras en señal de desesperación, ya que anteriores reinos se corrompieron, inclinándose a la idolatría y a toda clase de males que habían adoptado de pueblos conquistados.
Preocupado por lo que les esperaba a consecuencia del pecado de su pueblo, envió a preguntar a Jehová; cuando los mensajeros consultaron, el Señor dijo: ”He aquí yo traigo sobre este lugar, y sobre los que en él moran, todo el mal de que habla este libro que ha leído el rey de Judá; por cuanto me dejaron a mí, y quemaron incienso a dioses ajenos, provocándome a ira con toda la obra de sus manos; mi ira se ha encendido contra este lugar, y no se apagará.” 2 Reyes 22:16-17 (RVR1960)
El libro de la Ley fue escrito para que el pueblo de Dios lo siga, pero vemos que después de un tiempo los Israelitas lo dejaron olvidado.
Cuánto mal se puede evitar con tan sólo conocer las Escrituras ¿Sabes lo que a Dios le agrada y lo que aborrece?
Quizás dejaste de lado la Palabra de Dios y estás viviendo las consecuencias de decisiones que fueron lejos de Su voluntad, no todo está perdido, porque el Señor oye cuando alguien se arrepiente y le ayuda a cambiar de dirección.
Vemos también que Jehová mandó decir al rey: “Estabas apenado y te humillaste ante el Señor al oír lo que yo pronuncié contra esta ciudad y sus habitantes, que esta tierra sería maldita y quedaría desolada. Rasgaste tu ropa en señal de desesperación y lloraste delante de mí, arrepentido. Ciertamente te escuché, dice el Señor.” 2 Reyes 22:19 (NVI)
Después el Rey Josías y todo su pueblo hicieron un compromiso de obedecer al Señor cumpliendo sus mandatos, leyes y decretos con todo el corazón y con toda el alma.
Si la Palabra de Dios no ocupa un lugar importante en tu vida, quiero alentarte primeramente a pedir perdón a Dios por ignorarla, luego haz un compromiso de estudiarla y también practicarla.
¡Dios te ama y quiere revelarte sus maravillas!

Te interesa:  Seguridad completa

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.