“Y los que procuran la paz sembrarán semillas de paz y recogerán una cosecha de justicia.”(Santiago 3:18 NTV)

Pocos son los abogados que velan por sus clientes honradamente por el pago justo, la mayoría piensa en el presente y en sus ganancias, en juicios, la ida y venida de papeles, pero aún existen profesionales a los cuales les importan mucho las relaciones interpersonales, la familia y la amistad, dan de su tiempo para conversar con las partes en conflicto y logran acuerdos y compromisos. Algunos de estos profesionales reflexionaron a parejas y evitaron divorcios, otros impidieron catástrofes familiares con un diálogo sincero; tienen esa particularidad especial que les ayuda a apaciguar conflictos.

Pero, ¡Qué difícil es buscar la paz en estos tiempos! Paz con tus amistades, familiares, compañeros, etc. Es complicado mediar entre dos personas, pero a los que se empeñan en esto el Señor les dará paz y justicia.

Meterse en medio de una discusión puede ser peligroso pero a veces es necesario para evitar pérdidas personales y conflictos posteriores. Si la persona pacificadora logra que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo y tengan paz, consiguió algo bueno, que una relación se encamine correctamente y el mundo necesita personas así.

“Dios bendice a los que procuran la paz, porque serán llamados hijos de Dios.” (Mateo 5:9 NTV)

Un hijo de Dios está lleno de sabiduría, esto se muestra en procurar un buen trato y en la humildad, busca la paz con los que le rodean, es compasivo, hace lo bueno, trata a todos de la misma forma sin preferencias; son características de una persona que con la ayuda del Señor puede lograr paz.

Te interesa:  ¿Por qué todo joven necesita un mentor?

La palabra de Dios dice lo siguiente en Mateo 7:12 NTV: “Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti. Esa es la esencia de todo lo que se enseña en la ley y en los profetas.”

¿Cómo sembrar paz? Todo comienza con el ejemplo, trata a los demás bien, es una forma de vivir en paz. Si alguna vez aparece algún conflicto procura dialogar y resolverlo, si existen peleas en tu familia busca la paz con justicia e, igualmente, buscar un consejo sabio ayudará.

Otra manera de sembrar paz es evitar hacer juicios de valor, evitar los chismes y calumnias, das paz evitando generar conflictos innecesarios, en este mundo tendremos aflicciones pero al buscar la paz viviremos como hijos de Dios.

La paz verdadera se encuentra en Jesucristo, si las personas lo llegan a conocer experimentarán esa paz que sobrepasa todo entendimiento y que llenará sus corazones, esa paz que les ayudará a relacionarse con los demás.

Salmos 34:14 NTV: “Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y esfuérzate por mantenerla.”

¿Siembras paz o siembras conflictos?

Por carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.