Saulo de Tarso, era conocido por perseguir a los cristianos que se habían levantado tras la resurrección de Jesús.Hechos 8:3 (NTV) lo describe así:”Y Saulo iba por todas partes con la intención de acabar con la iglesia. Iba de casa en casa y sacaba a rastras tanto a hombres como a mujeres y los metía en la cárcel.”

Pablo, llamado antes Saulo de Tarso, bien conocido por los cristianos como alguien que estaba en contra de la predicación de Jesússe convirtió al cristianismo, gracias a una aparición de Cristo, camino de la ciudad de Damasco.

Cuando uno de los discípulos, Ananías, fue enviado por el Señor a orar por Saulo para que recobrara la vista, pues después de tener el encuentro con Jesús la había perdido, no se contuvo de decir lo que sabía de él, porque era conocido como un hombre que trataba mal a los cristianos y que gracias a la autoridad que le dieron los sacerdotes  aprendía a todo aquel que invocare el nombre del Señor.

Sin embargo el Señor, quien conoce a perfección cómo somos, le respondió que lo había escogido para llevar su nombre a las naciones, reyes y a los hijos de Israel (Hechos 9:11-16). No lo desechó, pues vio más allá de lo que el hombre mismo puede ver.

Te interesa:  La esposa olvidada

Ahora es considerado por muchos uno de los discípulos más importante de Jesús, a pesar de que nunca lo conoció personalmente.Se convirtió en el principal difusor del cristianismo arriesgando su vida, sufriendo persecuciones y encarcelamiento.

El ejemplo de Pablo me hizo pensar el poder de Dios para tornarlo imposible en posible, ya que hay personas en quienes ya no tenemos esperanza por sus mismas actitudes, pero aún hay una alta posibilidad de que sean transformados por la misericordia de Dios.

Posiblemente tengas seres queridos por los cuales estás orando por mucho tiempo para que sean salvos y tu fe va menguando porque no ves aún cambios, o tú mismo ves que todavía no has podido tener una vida entregada a Dios y que te cuesta ser constante en tu relación con Él. Ten presente que el Señor tiene un plan para tu vida y los tuyos y que hoy es un buen día para poder seguirlo.

No te desanimes pues quien trasformó a Pablo también lo hará contigo y a todo aquél que confía su vida en Él.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.