Josué fue inicialmente el asistente de Moisés, luego se convirtió en líder de Israel con la única misión de conquistar la tierra prometida y lo logró. ¿Cuál fue su secreto para obtener la victoria en cada batalla?

Josué 24:31 dice: “Y sirvió Israel a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué y que sabían todas las obras que Jehová había hecho por Israel.” Versión Reina-Valera 1960

El éxito real no estaba en las batallas ganadas o en los muros derribados, sino en haber entendido la importancia de servir y obedecer a Dios en todo lo que Él mandaba. La conquista de la tierra prometida fue una consecuencia a esa actitud.

Hoy en día recordamos a Josué como ejemplo de liderazgo y fidelidad, pero su mayor legado fue la consagración del pueblo de Dios a través de su ejemplo.

Sin embargo, no todo fue fácil desde el principio. Recordemos a los 12 espías que Moisés envió a explorar la tierra de Canaán. De ese grupo sólo Josué y Caleb dieron un informe favorable ya que la tierra que Dios les había prometido era increíblemente buena, pero los 10 restantes desmotivaron al pueblo.

Te interesa:  Dando gracias

Como sabemos, al final Israel decidió creer más a los 10 espías negativos e incluso trataron de apedrear a los que estaban a favor de Josué y Caleb, por esa razón Dios decidió castigarlos haciendo que dieran vueltas en el desierto por 40 años.

No hay duda de que un líder puede motivar o desmotivar, levantar o derribar, impulsar o retrasar, multiplicar o dividir a un grupo.

Todos en algún momento nos convertiremos en la guía de alguien más: padres, maestros, jefes en una empresa, directores de algún proyecto, líderes de ministerio, pastores, soldados con rango e incluso siempre hay uno que sobre sale en un grupo de amigos. El detalle está en la actitud que vayamos a tomar en ese momento: con nuestras palabras podríamos destruir a las personas que nos rodean o podríamos levantarlas e impulsarlas hacia adelante.

¿Recuerdas cuál fue el éxito del liderazgo de Josué?, imita esa actitud y verás frutos de victoria en tu vida.

Josué 24:15 dice: “… pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Versión Reina-Valera 1960

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta