En Colosenses 4:2 dice: “Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento”. Muchas personas son constantes en sus oraciones y esperan ver una respuesta de parte de Dios; por lo cual, el desaliento puede llegar cuando parece que Dios está en silencio.

En esta ocasión, Danilo Montero nos ayuda a entender por qué nuestras oraciones parecen no tener contestación de parte de Dios; y también nos insta a no perder la esperanza y permanecer en constante comunicación con nuestro Creador.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.