Abandonar Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Abandonar”

¿Perseveras?

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” Romanos 5:3-5 (RVR1960)

A pesar de los grandes obstáculos que se le presentaron a Pablo, él continuó con su llamado de compartir el evangelio con judíos y gentiles de todo el mundo, la pregunta es ¿Cuál era su motivación para ser perseverante? Sabemos que no es fácil persistir en el objetivo cuando muchos inconvenientes obstruyen el camino, pero Pablo tenía una  meta bien clara y estaba seguro que Dios lo respaldaría. Él sabía que no podía abandonar, su compromiso era con su Padre, el cual no podía eludir, porque de hacerlo, muchos estarían condenados a una eternidad sin Cristo.

Quizá te cuesta perseverar en tus metas, tal vez muchos obstáculos se han levantado en tu contra, pero hoy te animo a poner toda tu confianza en Dios y enfócate en tu meta; no permitas que ninguna circunstancia te desanime en alcanzar aquello que Dios ha dispuesto para ti.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Faltan obreros?

En la construcción de un edificio o casa se requiere el trabajo de varios obreros, cada cual con su función y herramientas, de esta manera la obra puede realizarse con efectividad y también en un tiempo oportuno.


La obra del reino se puede comparar a una obra de construcción en la que existe mucho trabajo por hacer, pero ¿Sabías que Jesús dice que le faltan obreros?


La Biblia dice: “Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos.” Mateo 9:36-37


Jesús recorría las ciudades y aldeas enseñando las buenas noticias del reino, dando fortaleza y sanando enfermos, por lo que las multitudes lo seguían; sin embargo, siente compasión por ellos porque observa su necesidad, el cuidado y orientación que requerían. Entonces manifiesta su aflicción: “la mies es mucha y los obreros pocos”


¿Qué labor realizas para el Señor? Es muy sencillo ir a la iglesia los domingos y orar simplemente para pedir por nuestras necesidades, pero Jesús nos muestra que existe una necesidad en su obra y precisa trabajadores que la realicen, el trabajo es mucho pero los obreros son pocos.


Si pensaste que ser cristiano es simplemente conocer a Jesús estás equivocado, se trata también de seguir sus pasos, de renunciar a nuestro egoísmo para pensar en los demás y sus necesidades, de abandonar la comodidad para cumplir el propósito de Dios.


¿Estás dispuesto a ser obrero de Cristo? Si tu respuesta es afirmativa entonces ¡Manos a la obra! Empieza orando por otros, sal y enseña el mensaje de salvación, recoge a las ovejas descarriadas y vuelve a traerlas al rebaño ¡Si quieres ver a Dios no te quedes sentado!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No estará para siempre…

Muchas veces descuidamos a las personas que amamos porque tenemos una idea equivocada y creemos que ellos siempre estarán presentes en nuestra vida. Este es un pensamiento ficticio que un día lamentaremos si no abrimos los ojos.

 “… Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” Santiago 4:14

La existencia en este mundo tiene un límite y la de nuestros seres queridos también. La Biblia compara la vida como  vapor que se desvanece ¡Qué trágica comparación! Sin embargo, aunque nos angustie o intrigue es una realidad que se debe tener presente para administrar con sabiduría el tiempo y no abandonar a las personas que amamos.

¿Alguna vez has pensado en cuánto tiempo te queda o cuánto tiempo le queda a tu papá, mamá, esposo (a), hijos, tíos, amigos u otros? Solamente pensar en la pérdida de alguien nos quebranta el corazón; pero no estaría demás que consideres cada día como si fuera el último que los verás, de esta manera cambiarás de mentalidad y te esforzarás más por valorar que los tienes ahora.

La costumbre de tener siempre algo o a alguien a nuestro lado nos vuelve ciegos y nos impide ver lo importante y valioso que tenemos. La mayor parte del tiempo buscamos una fantasía, pensando encontrar la felicidad en los lugares equivocados, a veces hasta aburridos de la vida que llevamos, sin darnos cuenta que estamos rodeados de diamantes preciosos.

Lamentablemente la mayoría recién reacciona cuando pierde a quienes ama, que este no sea tu caso. En esta oportunidad te animo a buscar a aquellas personas que has descuidado en tu vida, como tus padres, hijos, amigos, parientes, para dedicarles tiempo y esfuerzo mientras estén con vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Arriesgarías tu vida para agradar a Dios?

¿Quieres abandonar las cosas malas pero no puedes? Muchos nos escriben con este problema; quizá falta algo que no están considerando.

En esta oportunidad quisiera compartir contigo la historia de unas mujeres que arriesgaron sus vidas por no ir en contra de Dios:

“El faraón, rey de Egipto, ordenó a las parteras que atendían a las mujeres hebreas (dos de las cuales se llamaban Sifrá y Fuvá) que se fijaran en el sexo del bebé a la hora de nacer, y que mataran a todos los niños hebreos en cuanto nacieran, y que dejaran con vida sólo a las niñas. Pero las parteras tenían temor de Dios y desobedecieron al faraón, pues permitían que los niños vivieran.

El faraón las citó para que se presentaran delante de él, y les preguntó: ― ¿Por qué me han desobedecido y han dejado vivir a los niños?

―Señor —dijeron ellas—, las mujeres hebreas no son como las egipcias, son tan vigorosas que dan a luz antes de que nosotras lleguemos.

Dios bendijo a las parteras por haber favorecido a su pueblo. Así que los israelitas siguieron multiplicándose, hasta llegar a ser una nación poderosa. Y como las parteras tuvieron temor de Dios, él les permitió tener muchos hijos.” Éxodo 1: 15-20 (NBV)

¿Qué tenían las parteras? En este pasaje está clarísimo: “Pero las parteras tenían temor de Dios y desobedecieron al faraón”

El Faraón en la máxima autoridad, por tanto desobedecerlo implicaba estar a un paso de la muerte. A ellas no les importó lo que podría pasarles, fue más fuerte el respeto que tenían al Dios vivo.

 “… con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.” Proverbios 16:6

¿Tienes temor a Dios? Este se manifiesta en nuestras acciones o decisiones que tomamos, ser leal a las palabras del Señor aunque vaya en contra de nuestros superiores y sabiendo que  después podríamos recibir una terrible disciplina.

Si examinas tu vida y te das cuenta que todo lo que hiciste hasta el momento fue por ausencia de ese temor al Señor en tu corazón, entonces te animo a orar pidiéndole que te cambie y te dé este respeto por su maravilloso nombre.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿A quién recurres en tus momentos más difíciles?

“Tú eres mi refugio y mi escudo; tu palabra es la fuente de mi esperanza”. Salmos 119: 114 (NTV)

Al recibir una mala noticia, podemos sumergirnos en el dolor o en la desesperación, buscar la ayuda de familiares y amigos poniendo en ellos nuestra esperanza o acudir a la ayuda de Jesús, quien nos prometió: “Nunca te dejaré, jamás te abandonaré” Hebreos 13:5.

Te animo a que hoy puedas levantarte, poniendo tu esperanza en Dios. Búscalo y recibe las fuerzas para seguir y vencer toda dificultad. Su Palabra dice: “¿Por qué voy a desanimarme? ¿Por qué voy a estar preocupado? Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. ¡Él es mi Dios y Salvador!” Salmos 42:11 (DHH)

Por Danitza Luna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Todo requiere esfuerzo!

“Las manos ociosas conducen a la pobreza; las manos hábiles atraen riquezas.” Proverbios 10:4 (NVI).

Pasar la vida pensando en lo que nos gustaría alcanzar pero no dedicarle el esfuerzo que se merece para lograrlo, tiene un nombre y ese es la pereza, la misma nos lleva a perder el tiempo, limitándonos a soñar, siendo incapaces de dar un paso para alcanzar dichos sueños. Proverbios 13:4 Menciona que el perezoso ambiciona, pero nada consigue, más el diligente siempre verá cumplidos sus deseos. Si por alguna razón te has dejado dominar por la pereza, quiero animarte a que puedas erradicarlo de tu vida, porque lo único que hará es llevarte a la pobreza y no sólo eso, sino que además perderás tú tiempo. Pero si le permites al Espíritu Santo que moldee tu vida, Él te ayudará a abandonar la pereza para ser una persona productiva en tu familia y en la obra del Señor.

Por Ruth Mamani

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡El suicidio no es la salida!

“Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.”  Juan 14:27 (NTV)

¿Sientes que ya no hay esperanza para la situación que atraviesas? Quizás estés experimentando la muerte de un ser amado, una discapacidad permanente, deudas interminables, algún fracaso o una traición; pero ante todo ello quiero que sepas que no estás solo. Jesús dijo que Él estaría con nosotros cuando nos hallemos en diversas pruebas ¿Por qué no creerle? Si hasta ahora has puesto tu confianza en tus emociones, hoy te animo a entregar tu vida y situación en las manos de tu Creador, Él no te abandonará en estos momentos de desesperación y agonía, no cometas el error de Judas. El suicidio no es una salida, tus problemas no terminarán con tu muerte ¿has pensado en tus seres queridos? Quizá no tienes idea del dolor que podrías causarles con una decisión como esa, detente por un momento y piensa en esto. Sólo Dios puede cambiar tus pensamientos y darte la paz que tu alma necesita, porque para un hijo de Dios siempre hay una esperanza. ¡Si necesitas ayuda no dudes en escribirnos!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No desistas

El Equipo Hoyt es sin duda alguna, uno de los más inspiradores que he visto en mi vida. Se trata de  Dick Hoyt (padre) y Rick Hoyt (hijo), quienes juntos compiten en maratones, triatlones y otros desafíos físicos.

Lo que hace especial a este increíble equipo es que Rick tiene una discapacidad que adquirió al momento de nacer por falta de oxígeno en su cerebro, debido a que su cordón umbilical se enredó alrededor de su cuello, lo que le produjo una parálisis cerebral.

En las competencias, Dick lleva a su hijo en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial cuando ellos nadan y lo empuja en una silla de ruedas, también especial, cuando corren.

Los médicos habían diagnosticado que Rick permanecería en estado vegetal persistente, lo que sus padres decidieron ignorar.

Un día, un grupo de ingenieros de la Universidad de Tufts le contó un chiste y Rick se carcajeó, con lo que pudieron evidenciar que entendía y podía comunicarse, así que  le crearon una computadora especial para que, usando leves movimientos de cabeza, pudiera comunicarse. Sus primeras palabras fueron “¡Vamos Bruins!” con lo que su familia comprendió que era un fanático de los deportes.

En 1977, padre e hijo decidieron entrar en una carrera benéfica de 8 kilómetros para un jugador de lacrosse lesionado que fue compañero de Rick y desde entonces han estado compitiendo.

Hasta junio del 2005, el equipo Hoyt participó en un total de 911 eventos, incluyendo 206 triatlones (6 de los cuales fueron competiciones Ironman) 20 Duatlones y 64 Maratones. Inclusive, en 1992, ellos manejaron bicicleta y corrieron a lo largo de Estados Unidos en una jornada de más de 6.000 kilómetros que les tomó 45 días

En una entrevista Dick dijo: “Ha sido una historia de esfuerzo desde que nació. Cuando tenía 8 meses, los doctores nos dijeron que deberíamos sacrificarlo, que estaría en estado vegetal toda su vida, ese tipo de cosas. Bueno, esos doctores ya no están vivos, me gustaría que pudieran ver a Rick ahora”.

Que no te afecte lo que la gente te haya dicho, ahora mismo estás corriendo carrera de tu vida pero no vas solo, hay alguien que corre contigo, que empuja tu silla y que arrastra tu bote. Alguien que sin importar lo que los expertos puedan decir, sabe que tú tienes todo para vivir una vida plena, que te conoce y te ama más allá de lo que puedas imaginar.

No importa si has corrido kilómetros y sientes que ya no puedes seguir o si has estado nadando tanto que sientes que te vas a hundir en cualquier momento o tal vez has pedaleado tanto y aún así sientes que no has avanzado nada; Dios está contigo en cada prueba que atraviesas, Él prometió que estaría con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé”. Josué 1:5

La carrera puede ser larga y con muchas pruebas pero cuando tengas ganas de abandonarla, recuerda que no estás solo, Dios va contigo en cada etapa, es una carrera en equipo y tu victoria está asegurada. Cuando termines la carrera buscarás a quienes te desanimaban, a los que dijeron que eras un caso perdido o se burlaron de ti  y no los hallarás.

¡Sigue corriendo, no estás en cualquier carrera, estás en la carrera de tu vida y tu compañero es el mejor!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Tanto Amor!

Cuando estamos consientes de lo que significa la obediencia, que no es otra cosa más que cumplir la voluntad de nuestras autoridades (Dios, padres, líderes, jefes, etc.) sentimos temor, porque muchas veces se trata de abandonar la zona de confort  para alcanzar un bien mayor.

Seguro que Jesús sintió lo mismo, pero su obediencia a su Padre y el amor a una humanidad sin esperanza lo impulsó a seguir, porque incluso cuando Él se hallaba en el  Getsemaní imploró otra vía para nuestra redención. Sin embargo, cuando estaba claro que la respuesta del Padre era “No, esta es la única manera”, Jesús lo hizo.

Pero no olvidemos que Jesucristo sacrificó más que su vida, sustituyó la maldad con santidad. Nuestro Salvador hizo esto para que pudiéramos ser transformados en hombres y mujeres santos y con un futuro eterno.

La famosa declaración de Jesús está en Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (RVR 1960)

¿Te das cuenta cuánto nos ama Dios?

Dios permitió el sufrimiento y la muerte de su único Hijo para que tú y yo experimentemos vida abundante  aquí en la tierra y vida eterna con Dios.

Su amor no fue simples palabras, fue un sacrificio que produjo consecuencias eternas. Y aún si fueras la última persona en el mundo que necesitara la salvación de Dios, Jesús hubiera venido a morir en la cruz sólo por ti.

¡Qué gran privilegio! Pero la preguntas es ¿Respondemos correctamente a su sacrificio de amor? ¿Nos humillamos, le ofrecemos alabanza y acción de gracias por su enorme sacrificio?

Con esto no quiero decir que te sientas responsable de amarlo como respuesta a lo que hizo por ti, sino que lo ames porque Él te amó primero, aun siendo pecador vio tu vida con agrado para regalarte una eternidad a su lado. Hoy puedes acercarte a Él sin  importar el tamaño de tu pecado, no olvides que ante todo ÉL TE AMA.

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. 2 Corintios 5:21  (RVR1960)

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Está contigo en todo tiempo

“(…) Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos” Mateo 28:20 (NTV).

A veces para evitar el sufrimiento, levantamos muros a nuestro alrededor. Si bien es verdad que podemos sentirnos más seguros, igualmente cierto es que comenzamos a padecer la soledad o el aislamiento. También es probable que otros se hayan alejado pero recuerda que Dios jamás te abandonará. No vivas pensando que estás solo para enfrentar tus batallas, porque no es así, ya que Él, en todo tiempo está contigo. Por lo tanto, hoy puedes confiar plenamente sabiendo que el Señor es quien pelea por ti.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Elige bien!

“Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.” Romanos 7:19 (RVR)

Hay momentos en la vida que nos sentimos incapaces de abandonar un mal hábito o un defecto de carácter que sabemos que no agrada a Dios y pese al esfuerzo invertido al poco tiempo nos hallamos en la misma situación, pensando que no hay manera de vencerlas, pero si hoy decides llevar cada una de tus debilidades delante de la presencia de Dios, en Sus fuerzas puedes tener victoria. Recuerda que el Espíritu de Dios se perfecciona en nuestra debilidad ¿Te das cuenta de lo importante que es esto? Entonces ¿Qué estás esperando? Es hora de que te armes de valor y tomes una decisión que es por donde debes empezar y puedes estar seguro que Dios estará contigo en cada paso que des ¡Vamos tú puedes! Porque de tus decisiones dependerá tu futuro.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué preocuparte?

“Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.” Mateo 6:34 (NVI)

Debemos estar conscientes que diariamente enfrentaremos toda clase de problemas que pondrán a prueba nuestra fe, el hecho de ser cristianos no significa que los problemas van a desaparecer, sino que en medio del problema no estaremos solos, Dios no nos abandonará y si Él nos ha prometido que estará con nosotros hasta el fin del mundo, que nos cuidará como a la niña de sus ojos, que es nuestro pastor y nada nos faltará. ¿Entonces por qué preocuparnos?

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend