Adolescencia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Adolescencia”

Besos antes del matrimonio 1

Besos antes del matrimonio

Nosotros, los adolescentes cristianos, por lo general hemos escuchado y aprendido sobre el tema del sexo antes del matrimonio, la inmoralidad sexual y la lujuria. Dios claramente declara lo que Él piensa acerca de ellos en la Biblia, por lo tanto, allí no hay duda. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado acerca de los besos en la boca en una relación? Puede parecer como algo tonto, porque un beso “es solo un beso” y no algo tan serio como el sexo, pero al insinuar eso, nosotros los hacemos sonar como si no fuera algo tan especial e importante como lo es. Entonces, primero necesitamos descubrir cómo nos afecta científicamente.

La dopamina un neurotransmisor que se correlaciona con dar la sensación de placer, la serotonina, un neurotransmisor que cuando se libera y nos hace sentir felices, y la oxitocina, que es un neurotransmisor que influye en la interacción social, la confianza y la reproducción sexual; estas son tres hormonas que se liberan cuando una pareja se besa y todas trabajan juntas para darnos una sensación de euforia. Por lo tanto, besar nos lleva a un punto alto que podría potencialmente llevarnos a tentación debido a toda la satisfacción que nos trae al cuerpo. Aunque esto no es el caso de todas las parejas, estoy describiendo a la mayoría.

Entonces, ¿debes esperar hasta el matrimonio para besar? 

Primero, busca la respuesta de Dios. La Biblia no menciona si es apropiado besar, pero sí habla de la lujuria y la inmoralidad sexual. Si sientes que podría ser o ya es un problema que te está tentado a hacer esas cosas, pregúntate algo muy simple “¿Dios estaría bien con esto?” Si la respuesta es no, busca el consejo de otros que tienen más experiencia en esto. 

Esa es probablemente la mejor manera de estar seguro de esta decisión. Busca historias sobre los que esperaron y los que no. Escuché ambos lados y pude decir que todo depende del motivo. Hay muchas historias de personas que esperaron hasta el día de la boda o el día del compromiso para hacerlo. Un ejemplo es una artista muy famosa llamada Moriah Peters que se casó con Joel Smallbone, uno de los artistas del grupo For King & Country. Ella dijo en una entrevista que ella quería esperar porque se sintió convencida por Dios desde que era joven a esperar y también lo eligió por la gracia de Dios. Dijo que no era no estaba relacionado con la pureza. Otras personas hacen esa decisión por la misma razón o porque sus relaciones anteriores han sido así y querían cambiar eso. También hay personas que empiezan la relación con esas intenciones de esperar, pero después realizan que ellos dos están cómodos con eso y sienten que están listos para tomar ese paso. Debes enfatizar en el hecho que besarse es una decisión de ambos, no solo de uno de ellos. Necesitan hablar de los límites y encontrar un punto medio. Si uno de ustedes siente que Dios los está llamando a ambos a esperar, deben respetar su.

 Si estás en una relación y tu pareja continúa promoviendo la idea de besarse cuando sientes que no estás listo, tal vez esta persona no entienda qué límites son los que consideras santos. Como dije antes, todo esto también depende de la persona porque también hay personas que mantienen una relación sagrada, incluso cuando se besan. Pero a través de tu decisión, observa cómo lo maneja tu pareja, porque si no respeta tu opinión, tal vez la relación no valdrá la pena. Besarse no define una relación, pero el amor sí. Y si te ama, verdaderamente esperará por ti. 

También ten en cuenta los abrazos y el tomanrse de las manos. Puede parecer que ahora estoy exagerando, pero analiza qué límites te parecen apropiados. Si tienes mucho autocontrol y estas cosas no excitan posibles pecados, entonces no hay razón para considerarlo una bandera roja. 

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Zafiro 2

Zafiro

El cuarto se impregna de pronto de un aroma dulce y penetrante. Mi mamá se prepara para ir a la iglesia y se da un leve y coqueto toque de esencia de heliotropo. Aunque todavía no soy muy consciente de esas cosas, es como si el aire se cargara de cierta sensualidad. Entro un rato después en su dormitorio y flota aún algo de esa espesa fragancia.

No es sino hasta mucho después, en un texto de Oscar Castro – La vida simplemente – que encuentro un correlato de esa memoria. Una de las protagonistas de la novela usa perfume de heliotropo. Nunca antes ni nunca después volví a sentir ese aroma.

Cuando era adolescente conocí dos perfumes para hombre. Flaño, que aún existe y cada vez que voy a Chile me lo traigo para revivir ese permanente y discreto encuentro con mi perdida juventud. El otro, lamentablemente desapareció para siempre: Atkinson’s English Lavender. Era para mí la reina de todas las fragancias y me abrió el camino del encuentro con la lavanda, que fue, es y será mi último, definitivo romance.

Estos recuerdos me llevan naturalmente a Zafiro. Entré a esta tienda de fragancias una mañana pensando encontrar algo que fuera al menos parecido a Atkinson’s. Formado en el mundo clásico de los 70s y los 80s, siempre tengo la sensación que una perfumería es preferentemente cosa de mujeres. Así que, suponiendo que estoy algo ruborizado, le cuento a la señorita mi historia con la colonia de lavandas. Más tarde me entero que ella – Romina – es la dueña. Me facilita las cosas con un trato agradable y creativo.

Una vez me consiguió un agua de toilette de lavanda que me trae la memoria de Atkinson’s. Le pregunto a una de mis colegas de la oficina qué le parece esta adquisición. Me dice sin disimulo alguno: “Tienes olor a Procenex” (un líquido perfumado para limpiar pisos).

Entonces vuelvo a la tienda y por primera vez, herido en mi fuero interno, me busco alguna esencia de esas que anuncian en la televisión con musculosos caballeros y exuberantes mujeres vestidas de blanco en un lujoso barco con las velas al viento.

¿Por qué usamos perfume? Les dejo la respuesta que arroja internet: Te hacen oler bien. Mejora tu autoestima. Mejora tu humor. Atraes. Ayuda a tu memoria (!?). Te ayuda a relajarte.

Si no me creen, vayan a Zafiro y pregunten a Romina… si viven en mi ciudad, claro.

¡A pesar de todo, Ellos merecen ser honrados! 3

¡A pesar de todo, Ellos merecen ser honrados!

“Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que disfrutes de una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios.” Deuteronomio 5:16  (NVI)

Los padres son de las personas más importantes en nuestras vidas, y muchas veces no les damos el valor que ellos se merecen.

En contadas ocasiones escuché a jóvenes y adolescentes hablar mal de ellos; algunos lo hacían con resentimiento, quizá por los malos tratos que recibieron  durante su niñez,  otros se referían a ellos con vergüenza, tal vez por su aspecto físico o por no haber alcanzado un estatus económico como les hubiera gustado; sin darse cuenta que han sido ellos quienes les han dado vestimenta, comida, la oportunidad de estudiar, los han cuidado cuando se sentían enfermos, etc. lamentablemente hoy en día, parece insuficiente el esfuerzo que ellos hacen por sus hijos.

Durante mi niñez y adolescencia, no entendía el concepto de familia a pesar de tener una. Quizá el no pasar mucho tiempo con mis padres afectó de alguna forma mi pensar, tal fue la situación que no podía entender sus decisiones, sus regaños y en muchas ocasiones sentía que estaban en mi contra. Pero hoy, al recordar estas actitudes, puedo decir que fue la etapa en la que me encontraba la que no me dejaba sentir su amor y lo mucho que se esforzaban para cubrir mis necesidades y la de mis hermanas y permitirnos gozar de una vida a la que ellos no tuvieron oportunidad.

Cuando somos jóvenes no comprender por qué nuestros padres actúan de tal manera, nos cuesta entender sus correcciones, en muchas ocasiones hasta creemos que son injustos con nosotros. Pero debes saber que sea como ellos sean  y como te hayan hecho sentir debes honrarlos, lo que significa: amarlos, obedecerlos, respetarlos, comprenderlos, ayudarlos, escucharlos, perdonarlos, etc. a pesar de sus “injustas regañadas”, ya que es un principio espiritual que nos menciona La Biblia.

Quizá su forma de corregir ha sido tan dura para ti que ha afectado algunas áreas de tu vida, pero si ellos tomaron ésa actitud es porque así fueron criados y tal vez es la única manera de educar que conocen,  y lo que te dan a ti es lo que un día ellos recibieron. Si te pusieras en su lugar…te darías cuenta lo duro que es sostener una familia, lo difícil que a veces se hace el poder alcanzar a cada uno de sus hijos con el amor y el tiempo que se merecen, ellos hacen hasta lo imposible para que el alimento no falte en tu mesa.

¿Te has preguntado cómo vivieron tus padres cuando fueron pequeños, cuánto sufrieron para tratarte así? Quizá al conocer su pasado podrías entenderlos mejor.

Tal vez te han herido con palabras de menosprecio, pero es por esos momentos de  ira que no han sabido cómo controlarse y sin querer lo han hecho; es posible que hasta hayan intentado pedirte perdón, pero nunca lo hicieron porque no supieron cómo hacerlo. ¿Será razón suficiente para cortar relación con ellos?

Empieza hoy a recordar todo lo bueno que tus padres han hecho por ti, aunque sea una sola cosa, y da gracias a Dios por ellos y si por algún mal entendido sus relaciones han menguado, decide perdonarlos, amarlos y honrarlos para que te vaya bien en la vida y tus días sean largos y de bien. ¡Hazlo mientras estén con vida!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

30 días sin redes sociales 4

30 días sin redes sociales

Te preguntarás: ¿Por qué aceptaría este reto? Bueno, para empezar, las redes sociales tienden a ser una distracción. Consumen mucho tiempo de los usuarios y les dejan ocupados viendo publicaciones que los entretienen cuando están aburridos. Estos incluyen fotos de dónde estuvo un artista y qué tenía puesto de ropa ese día, videos graciosos, fotos de comida hecha en otro país, y también fotos de amistades o desconocidos que hacen algo que se considera «cool». Por las redes sociales también se ven imágenes de cómo uno debe lucir para ser considerado bello o bella. Y si no lo crees, lo único que tienes que hacer es deslizar hacia abajo cuando abras Instagram, Facebook y Twitter. Usando estos, y también Snapchat, no produce tantos beneficios por todos los pensamientos negativos que trae y expectativas irrealistas.

Las redes sociales nos llevan a otro mundo y nos quedamos como robots sin responder a estímulos exteriores. No prestamos atención a lo que tenemos alrededor: familia, amigos, y la naturaleza. Yo he observado que los amigos quienes abren sus redes sociales cuando estamos compartiendo tiempo juntos, tienen dificultad para prestar atención a lo que digo, haciendo que yo tenga que repetirlo varias veces, hablándoles más lento; y noto que la conversación termina después de aproximadamente tres oraciones. Eso también me pasaba las veces que usaba las redes sociales. Aunque pensaba que no me ocurría, me fijé que se convertía una adición cuando las tenía descargadas en mi teléfono. Lo mejor que se puede hacer es no descargar las aplicaciones.

Yo, siendo joven, tengo Instagram, Facebook, y Snapchat (también tengo una cuenta en Twitter que siempre se me olvida borrar). Me paso 5-10 minutos en una semana o un mes mirando en las apps . Y cada vez que entro a mi cuenta, veo fotos y videos decepcionantes. Cuando digo esto, no estoy hablado de imágenes o videos de personas que fallan cuando tratan un truco peligroso y cuestionamos por qué alguien haría algo tan imprudente. ¡No! Estoy hablando de imágenes que incluyen chicos y chicas luciendo “perfectos” por todos los efectos que les hacen a sus imágenes. Fotos en las cuales ellos enseñan productos costosos para dar una idea de cuánto dinero tienen. Fotos de personas que no se respetan. Videos de jóvenes hablando de una manera vulgar. Estoy hablando de esa clase de imágenes y videos decepcionantes. Eso es lo que nos influye. Esa es una de las razones por la cual vemos muchas cosas como normales. Estamos tan expuestos a cosas que no son buenas, que los medios de comunicación lo ven como inocentes y “a la moda”. Pero tenemos que ir contra sus influencias porque eso nos convierte en amantes de cosas temporales: la apariencia, los objetos, la reputación, y la aceptación de otros. Todas esas cosas causan a uno que sienta placer. Puede llegar a un punto en el cual nos volvemos en amantes de las cosas temporales debido a un neurotransmisor llamado dopamina que nos hace sentir placer cuando es liberado.

Científicamente nuestra área tegmental ventral, que se encuentra en el cerebro, libera dopamina cada vez que recibimos una notificación en el teléfono. Cuando nosotros recibimos la notificación de un “me gusta,” nuestra área tegmental ventral, o ATV se activa mucho más de acuerdo con escaneos cerebrales. ¿Qué significa esto? Significa que haremos cosas similares a las fotos en las cuales recibimos muchos “me gustas” para recibir el mismo resulto: placer. Y esto se puede convertir en una adicción y también nos puede convertir en egoístas porque nos encargamos en publicar fotos para recibir alabanzas de nuestros seguidores. No estoy diciendo que esto nos pasa a todos nosotros como adolescentes, pero que es común en la mayoría de los jóvenes. La alabanza que recibe uno por una foto o video es gratificante (valor intrínseco), y se puede encontrar eso en las redes sociales (incentivo), entonces lo usamos por esa razón. Y de esa manera se puede convertir fácilmente en una adicción que nos consume.

Aquí llego a la conclusión. Trata a las redes sociales como una comida que amas pero que te controlas en no comer mucho de ella, sino trae malas consecuencias. El mejor método es cancelarlo completamente por un mes para tomar un descanso de ellas y romper la adicción o el comienzo de una obsesión. Suena como demasiados días, pero aprenderás qué es lo verdaderamente importante en tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-East, S. (2016). How does social media affect your brain. Consultado el 15 de mayo de 2018, de https://edition.cnn.com/2016/07/12/health/social-media-brain/
-Fox, K. (2017). Instagram worst app for young people's mental health. Consultado el 15 de mayo de 2018, de https://www.cnn.com/2017/05/19/health/instagram-worst-social-network-app-young-people-mental-health/index.html
¡No permitas que los niños consuman alcohol! 5

¡No permitas que los niños consuman alcohol!

Para muchos, que los niños consuman alcohol es impensable e incorrecto en muchos sentidos; sin embargo, hay lugares en donde esta práctica es común, e incluso, socialmente aceptable. Aunque está ampliamente comprobado por científicos y especialistas que el alcohol es perjudicial para las personas, en algunas culturas es normal ver a padres ingiriendo bebidas alcohólicas y compartiéndola con sus menores hijos. Una reciente investigación de la Universidad de Búfalo demostró que tomar o degustar esta clase de bebidas a temprana edad influye a que el niño ingiera alcohol con mayor frecuencia y cantidad en los últimos años de adolescencia.

Esta investigación publicada en la revista Addictive Behaviors sostiene que aproximadamente un tercio de todos los niños ingieren alcohol antes de los 12 años con permiso de sus padres. Esto sucede cuando los progenitores dejan que sus hijos prueben un sorbo de las bebidas ocasionalmente. El problema es que, según los estudiosos, esto ocurre alrededor de cuatro o cinco veces al año; y una vez que los niños llegan a los 13 ó 14 años comienzan a beber por iniciativa propia, lo cual los expone a los efectos del alcohol a una edad temprana. El patrón que se establece no solo ocurre con niños que ven el mal ejemplo de sus padres alcohólicos, sino de familias en donde no se consume alcohol con frecuencia.

Craig Colder, líder de la investigación, sostuvo que el estudio que realizó con su equipo no fue en familias alcohólicas, sino con padres que están en contra del consumo de los mismos en menores de edad. Colder también aceptó que hay otras variables que influyen en el comportamiento pro-alcohol de los niños, pero indicó que “la degustación y bebida a temprana edad predicen una mayor conducta de bebida en la edad adulta. Beber y probar el alcohol en la infancia con permiso de un adulto se asocia con una mayor frecuencia de consumo de alcohol y una bebida adicional por episodio de consumo.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Colder, C. R., Shyhalla, K., & Frndak, S. E. (2018). Early alcohol use with parental permission: Psychosocial characteristics and drinking in late adolescence. Addictive Behaviors, 76, 82-87. doi:10.1016/j.addbeh.2017.07.030
Mañana lo haré 6

Mañana lo haré

Cecilia es una mujer que tiene por profesión el diseño y confección de prendas de vestir, volviéndose popular por los hermosos vestidos que realiza, por lo cual, diferentes mujeres la buscan. Sin embargo, a pesar de su fama ha perdido bastantes clientes por no cumplir sus compromisos, lamentablemente tiende a “postergar el trabajo” para el último momento.

Lo que hace Cecilia, se llama “procrastinación”, es la acción o el hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras más irrelevantes o agradables. Se puede interpretar con esta frase: “dejar para mañana lo que se debe hacer hoy”.

Por este mal hábito se pierden valiosas oportunidades. Por ejemplo: imagina que se está acercando un evento especial, por tanto, precisas un hermoso vestido o un traje ¿estarías seguro de ser el cliente de Cecilia? A pesar de los diseños maravillosos que realiza sería un riesgo solicitar su trabajo, debido a que podría retrasarse.

Generalmente este problema se presenta en la adolescencia pero, también en un menor porcentaje, en personas jóvenes y adultas. La realidad es que no hemos aprendido a manejar el tiempo. Esta actitud refleja nuestra inmadurez, y se puede observar no solamente en las responsabilidades que asumimos, sino en la entrega que tenemos al Señor.

!!Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” Santiago 4:13-14 (RVR 1960)

Muchas personas dicen: “mañana me acercaré a Dios, hoy debo disfrutar mi juventud o el tiempo que me queda” Aunque no parezca, este es un pensamiento inmaduro, porque nadie sabe cuándo será su final. La vida es corta, como la neblina que aparece por poco tiempo y luego desaparece; por tanto, quizá el día de mañana no tengas la oportunidad de entregarte al Señor para que cuide de ti.

En esta oportunidad te animo a ser responsable con tus compromisos, es decir, decide asumir primeramente tus responsabilidades, coloca prioridades en tu vida y que las personas vean en ti una persona en quien confiar. Por otro lado, si aún no has entregado tu vida a Cristo, recuerda que el tiempo es corto y Dios tiene una labor para ti, no la dejes para mañana.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Adolescentes: El chisme es tóxico

Proverbios 16: 28, “El hombre perverso provoca contiendas, y el chismoso separa a los mejores amigos “.

Proverbios 26:20, “Por falta de leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, se calma la contienda”.

Es muy fácil caer en el chisme, especialmente si es una mujer. El chisme se usa como un gran iniciador de conversación que siempre lo mantiene vivo. Sin embargo, eso no lo convierte en una excusa para hacerlo, todavía es impío. Abre la negatividad sobre cómo se ve a una persona y duele a varias personas. Aunque puede no ser con esas intenciones, eso es exactamente lo que ocurrirá.

El chisme arruina la reputación de una persona que podría arruinarse porque ahora todos saben que cometió un error del que se arrepiente. Todos cometemos errores, depende de ellos lo que harán después de comprometerlos. No les corresponde a los demás transmitirlos, sino que uno debe, si es que puede hacerlo, en la situación.

Los chismes también pueden arruinar la imagen del chismoso porque ahora la gente ahora los delatará. Se perderá la confianza y uno podría meterse en problemas por ese desagradable hábito.

Mi experiencia: Yo, como muchos adolescentes, pensé que los chismes no eran malos. No siempre hablaría sobre los rumores y/o las verdaderas acciones asombrosas de los demás, pero de alguna manera lo incluiría en muchas de mis conversaciones con mis amigas más cercanas. Yo hablaría sobre aquellos que me hicieron mal y mostrarían cosas despreciables que hicieron. Este fue el enfoque promedio. A medida que uno envejece y se acerca a Dios, los viejos hábitos comienzan a desaparecer para que los nuevos puedan ayudar a continuar en el camino correcto; esto me pasó a mí. Durante el año que estaba dejando la escuela secundaria, estaba lista para comenzar la Preparatoria con personas que no conocía. Empezaría de nuevo y cambiaría quién era. Quería ser más amable, hacer amistades que durarían, y vivir la experiencia de la Preparatoria de la que mucha gente hablaría. Todos estos ocurrieron gradualmente, pero aún tenía espacio para mejorar.

Poco a poco, aprendí que el chisme fue una de las cosas que condujo a la ruptura de amistades. Dios me habló una noche cuando yo estaba en el grupo de jóvenes y me abrió los ojos a la verdad: los chismes tienen que parar. Tanto el hecho de compartir información como de escucharla de amigos fue problemático. Tenía que haber una “falta de leña”. Desde ese día, yo he cambiado mi actitud y no he aceptado hablar de información que no se relaciona conmigo.

Recientemente, puedo decir que solo he hablado un par de veces sin darme cuenta, pero me he dado cuenta de que mi mentalidad ha cambiado para mejor. Dios puede hacer tanto si permitimos que Él nos transforme. Cuando nuestros corazones están el correcto hogar, Dios responde. Cuando decidí hacer eso me ha permitido no juzgar a la gente y me ha ayudado a ser más empático con los demás.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Día del padre 7

Día del padre

El hombre que camina vestido de traje por este camino rural es mi padre. Se dirige al pequeño local del anexo de su iglesia del cual es el encargado.
Hace más de diez años que ya no está entre nosotros. Iba en bicicleta a visitar a unos hermanos y sufrió un infarto masivo; un posterior accidente vascular lo tuvo postrado sin habla por seis años hasta su muerte.
Vivió siempre batallando por un cristianismo que tuvo diversos matices, luces y sombras que marcaron a la familia y la distribuyeron por distintos caminos. Combatió con artes indecibles la pobreza y se dispuso siempre al servicio cristiano. No siempre le fue bien pero tenía la rara virtud de encantar a quienes le conocían; quizá por eso siempre todos le concedimos el beneficio del cariño aún en los tiempos más difíciles.
Fue siempre severo en nuestra niñez y adolescencia. Pero con los años fue, como él decía, “doblando el asta” y dulcificando su trato. Debe ser porque los años tienen la gracia de irnos enseñando que las cosas no son como creíamos que eran. Y si somos sabios aprendemos la lección.
Es raro, pero a medida que pasa el tiempo mi cariño por él se va haciendo más actual, más sensible. Hubiera querido que se cuidara más y tener así la ocasión de hablar con él desde el terreno común de la experiencia, de la paz, del sosiego al que nos obliga el desgaste del cuerpo.
Me conmueve la imagen de esta fotografía que tomó mi hermano David y que me envió hace unas semanas. Hay una cierta solemnidad en su paso. Quisiera saber en qué va pensando. Desearía que fuera algo profundo, quizá en las palabras del mensaje que dentro de un rato iba a dar desde el modesto púlpito del local. Aunque es posible que solo estuviera un poco cansado de su continua lucha con los pocos pesos de la pensión mensual.
Cuando murió escribí un largo poema a su memoria que, al final, invocaba el deseo de volver a verlo alguna vez en el país de Nunca Jamás. De ahí, este fragmento:

Te veré allá.
Me acercaré casi sin que te des cuenta.
Te preguntaré cosas que hay en mí.
Porque por alguna razón creo que entonces nos entenderemos.
Entonces hablaremos cara a cara. Entonces nos explicaremos.
Sin palabras, en el misterioso y profundo lenguaje de los cielos.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para CVCLAVOZ)

¡Soy adolescente y nadie me entiende! 8

¡Soy adolescente y nadie me entiende!

Recuerdo que hace años cuando era adolescente creía que era la persona más incomprendida del mundo. Los demás no parecían entender mi forma de pensar, mi ropa, la música que me gustaba, el tiempo que gastaba en internet, los amigos que tenía, mi forma de escribir, la manera en que me expresaba, el tipo de comida que quería… En conclusión, los adultos no entendían nada. Ahora que ha pasado el tiempo y veo a los adolescentes de la actualidad, me doy cuenta que sentirse incomprendido es algo propio de la etapa.

Si eres adolescente tal vez pienses que los adultos vivimos en una realidad alterna y que jamás podremos entenderte. Sin embargo, recuerda que todos los humanos atravesamos por procesos; y por lo tanto, ningún adulto nació sin antes tener que ser niño, adolescente y joven. Tal vez parezca difícil de imaginar, pero los adultos también se sintieron rechazados en su adolescencia. Así que no creas que eres el único con este problema.

La próxima vez que sientas que nadie te entiende, no te encierres en tu mundo; en vez de eso, comunícate con algún adulto en quien puedas confiar. Ellos ya han pasado por tu edad y saben cómo es ser adolescente. Además, si nunca explicas en qué manera te sientes incomprendido, el resto tampoco sabrá cómo ayudarte. Recuerda que todo depende de tu actitud y la buena disposición que tengas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No sabía que regalarle y le regalé un poema 9

No sabía que regalarle y le regalé un poema

En un par de días se celebra el Día de las Madres en la mayoría de los países del mundo, digo la mayoría porque hay excepciones como Argentina, ahí se celebra en el mes de Octubre. Sin embargo, el punto no es si se celebra o no, o cuando se celebra, el punto es que homenajeamos a una figura clave en nuestras vidas, nuestra madre.

De regalos, pudiera darle miles a mi mamá pero igual no expresaría ni representaría un tercio de lo que siento por ella y lo que pienso de ella. Es una admiración muy grande, es una emoción única, es un sentimiento real que hacia más nadie puedo sentir.

Ahora de vieja es que me doy cuenta de lo mucho que vale para mi; me doy golpes en la cabeza por lo inmadura que fui durante mi adolescencia al no querer pasar mas tiempo con ella o ser vista con ella en público, en serio ¿en que estaba pensando?

Espero que nunca se haya dado cuenta de mi estupidez en ese aspecto, no imagino como se pudiera haber sentido al ver que su hija no quería ser vista a su lado. No sabes como lo lamento y cuanto me arrepiento.

En este día de las madres, que mas que día de las madres es una manera de hacer dinero de los negocios y tiendas, yo prefiero regalarle unas palabras de un poema que no es de mi autoría pero me ayuda a poner en papel algunas de mis ideas y sentimientos. Espero que le guste a mi mamá.

"Hay un ser que lo da todo sin esperar nada,
que aún fatigada se desvela por cuidarte,
que atesora cada minuto de tu existencia,
que comparte tus sueños y ríe con tu risa.

Un ser, que sin dudar, te extiende sus manos
para ayudarte en cualquier momento;
que aunque no siempre esté contigo de acuerdo
te da su apoyo incondicional y te comprende.

Una mujer que consagra sus días para guiarte,
que es capaz de entregar su vida por ti,
un ángel divino que nos cubre con su amor
cuando la tristeza nos embarga por alguna razón.

Una mujer valiente, una mujer luchadora,
de corazón claro como agua de fuente,
alguien que con sólo un beso en la frente
perdona nuestras ofensas y errores.

Un ser que siendo joven tiene enorme sabiduría
y siendo anciana cuenta con la fortaleza de su alma;
Una mujer sensible, una mujer admirable,
tierna y serena, tiene la belleza de la luna llena.

Quienes contamos todavía con su presencia
démosle gracias al cielo por esta gran dicha,
si tu madre ya no se encuentra a tu lado,
honra su memoria siendo una buena persona.

Ella, lleva la magia de un radiante amanecer
y en sus cálidos ojos se refleja la bondad
¡No hay en el mundo un amor más grande,
como el amor de esta inigualable mujer!"

Por: Marielena Rondinel

Send this to a friend