Animales Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Animales”

5 beneficios de tener mascota 1

5 beneficios de tener mascota

Los animales domesticados son nuestros amigos y se vuelven parte de nuestras familias. Sin embargo, además de la alegría que nos traen, existen más ventajas de tenerlos en nuestras vidas. A continuación hay una lista de cinco beneficios de tener una mascota en casa.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué dice la Biblia sobre los animales? 2

¿Qué dice la Biblia sobre los animales?

Probablemente el ejemplo más icónico en la Biblia sobre las mascotas sea el que se menciona en 2 Samuel 12. En ese capítulo se menciona que un hombre tenía una ovejita a la cual crió; esta creció junto con sus hijos, comía de su mismo plato, bebía de su vaso y dormía en sus brazos como si fuera una hija. La relación de este hombre y su oveja es lo más parecido que tenemos para compararlo con una mascota en la actualidad. Sin embargo, con respecto a los animales en general, la Biblia parece no decir mucho, pero hay verdades que tal vez hayamos pasado por alto. Estas son algunas cosas que podemos entender sobre los animales desde el punto de vista bíblico.

Los animales entienden cuando Dios les habla

Cuando Dios envió un diluvio que cubrió toda la Tierra, se salvaron las siete parejas de animales que ingresaron al arca que construyó Noé (Génesis 7). Se entiende que Dios mismo envió a los animales hacia donde estaba el arca. En otra parte de la Biblia, Dios envió cuervos para alimentar al profeta Elías (1 Reyes 17:4-6). Ambos ejemplos nos dan a entender que los animales tienen capacidad de entender y obedecer a Dios. Cómo funciona esta habilidad es un misterio que quizá no podamos entender.

Los animales son más perceptivos al mundo espiritual

Como seres humanos estamos conscientes del mundo físico, pero no así del mundo espiritual. En la Biblia encontramos personas que podían ver la realidad espiritual; sin embargo, en un ejemplo nos hace ver que los animales también pueden hacerlo. Números 22:21-33 cuenta la historia de cómo un asna se dio cuenta de la presencia de un ángel incluso cuando su dueño, que era profeta, no pudo distinguirlo. La rápida acción del asna salvó la vida de su amo, quien no se dio cuenta de lo que ocurría sino hasta el final del hecho.

Que los animales no tengan la capacidad de orar como los humanos no significa que no pueden comunicarse con Dios ni ver el mundo espiritual. Si bien no hay mucha investigación sobre este punto, podemos entender que los animales tienen una forma especial de comunicarse con Dios y de ver lo que ocurre en el mundo espiritual.

Dios cuida de los animales

Dios creó el universo y todo lo que existe le pertenece (Salmos 24:1), pero también se preocupa por Su creación. Mateo 10:29-31 dice que Dios cuida de las personas porque valemos más que los pajarillos, pero no dice que no se preocupa por los animales. Aun cuando Dios decidió inundar toda la Tierra en los tiempos de Noé, se afanó en seleccionar siete parejas de cada especie de animales para asegurar que continuaran existiendo. Eso demuestra que a Él le importa toda Su reacción en general.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

La barba tiene más bacterias que el pelaje de un canino 3

La barba tiene más bacterias que el pelaje de un canino

Tener barba es una tendencia en la moda masculina. Y aunque un estudio encontró que en ciertas culturas las mujeres encuentran más atractivos a los hombres afeitados pues los que tienen barba parecen más intimidantes, el vello facial sigue siendo un estilo preferido por muchos hombres. Sin embargo, un reciente estudio descubrió –casi accidentalmente– que la barba es antihigiénica.

Un estudio publicado en la revista European Radiology pretendía determinar si es higiénico evaluar perros y humanos en el mismo escáner de resonancia magnética. Esto se hizo porque la mayoría de veterinarias no tienen aparatos de resonancia magnética y requieren los servicios de algún hospital o clínica. Los investigadores querían saber si era seguro para los perros utilizar la misma máquina o si corrían el riesgo de contagiarse con alguna bacteria o virus humano.

Los participantes del estudio fueron hombres con barba de entre los 18 a los 76 años, y perros de diferentes razas (desde schnauzer hasta pastores alemanes). De los caninos se tomó una muestra de pelaje de la zona de los omóplatos. Según los estudiosos, esta es una zona ≪particularmente antihigiénica≫ pues por lo general allí tienen infecciones. Cuando analizaron las muestras de la barba de los humanos y el pelaje y saliva de los animales, descubrieron algo casi por accidente.

Los resultados del experimento determinaron que todos los hombres tenían ≪altos recuentos microbianos≫. Además se encontraron más microorganismos patógenos humanos en las barbas humanas que en el pelaje de los perros. Los microorganismos patógenos humanos incluyen Enterococcus faecalis (bacteria intestinal responsable de las infecciones urinarias y otros males) y Staphylococcus aureus (bacteria que puede causar muchas enfermedades).

Estos resultados demuestran que la higiene es importante, no sólo en los hombres con barba sino también en mascotas. Los humanos tenemos bacterias que son dañinas para los animales y viceversa. Para una adecuada convivencia con ellos debemos mantener una higiene adecuada. Por otra parte, esto debe ser algo prioritario, incluso si no hay mascotas en casa.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Gutzeit, A., Steffen, F., Gutzeit, J., Gutzeit, J., Kos, S., & Pfister, S. et al. (2019). Would it be safe to have a dog in the MRI scanner before your own examination? A multicenter study to establish hygiene facts related to dogs and men. European Radiology29(2), 527-534. doi: 10.1007/s00330-018-5648-z
A tu perro le gusta cómo le hablas 4

A tu perro le gusta cómo le hablas

Si tienes un perro y le hablas con un tono de voz más alto de lo usual y con mucha emoción, ten la seguridad de que le gusta. Muchas personas hablan a sus mascotas, especialmente a los cachorros, como si fueran bebés; y esto ayuda a afianzar la relación entre el perro y su dueño; así lo confirmó un estudio publicado en la revista Animal Cognition.

Para comprobar si esto funciona únicamente en cachorros o también en perros adultos, un equipo de la Universidad de Nueva York realizó una serie de experimentos que buscaron detectar si a los perros adultos les importa más el tono de voz o las palabras. El equipo descubrió que la atención de los perros mejora cuando se les habla sobre un tema que les interesa. Es decir, si le preguntas a tu perro si quiere salir a pasear, si ha sido un buen chico, tendrás mayor respuesta en comparación que cuando le hablas sobre otra cosa y en un tono de voz que sueles usar con otros humanos. “Los perros adultos necesitan escuchar palabras relevantes sobre los perros dichas en un tono de voz alto y emocional para encontrarlo relevante”, asegura Alex Benjamin, co autor de la investigación.

Tras este estudio, los expertos verificaron que el tono de voz y la emoción juegan un papel importante en la relación entre la mascota y su dueño, y también entre todos los que están involucrados en el tratamiento con perros.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Benjamin, A., & Slocombe, K. (2018). ‘Who’s a good boy?!’ Dogs prefer naturalistic dog-directed speech. Animal Cognition. http://dx.doi.org/10.1007/s10071-018-1172-4
¿Las mascotas van al cielo cuando mueren? 5

¿Las mascotas van al cielo cuando mueren?

A finales de los años 80 se estrenó una película llamada “Todos los perros van al cielo”. Del título se puede deducir que la historia se centró en la idea de que las mascotas van al cielo después de morir, y aunque este film es solo ficción, en cierta manera creó una especie de incertidumbre con respecto al tema.

Los que tienen, o han tenido, mascotas alguna vez, saben lo difícil que es enfrentar el deceso de un animal querido. Las mascotas se convierten en parte de nuestra vida y, por lo cual, es doloroso entender que una vez que se hayan ido, jamás volverán.

¿A dónde va mi mascota cuando muere?

En la Biblia no hay alguna parte que nos indique cuál es la eternidad de las mascotas. El cielo y el infierno están diseñadas para los seres humanos únicamente, pues, solo nosotros tenemos la capacidad de aceptar o rechazar la salvación de Dios. En Juan 3:16 nos especifica que la salvación está disponible para quienes crean en Jesús: “Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.” Los animales no tienen la capacidad de distinguir entre el bien y el mal. Ellos actúan por instintos, en cambio, los humanos actuamos con pleno conocimiento de nuestras acciones.

¿Veré a mi mascota en el cielo?

A modo de consuelo, en ocasiones decimos que tenemos podremos ver a nuestras mascotas en el cielo; no obstante, esa afirmación no puede ser confirmada. Hay varios pasajes en la Biblia que indican que en el cielo habrán animales y que todos conviviremos en armonía. Sin embargo, lo que no precisa es que si podremos ver o no a nuestras mascotas allí.

¿A Dios le importa mi mascota?

Dios se preocupa por toda su creación. A Él le importa lo que ocurre no sólo con los humanos, sino también con los animales, plantas y naturaleza en general. El hecho de que no sepamos qué destino les depara a nuestras mascotas después de la muerte, no significa que Dios tampoco. Sólo Él sabe qué es lo mejor y también conoce cuánto amamos a nuestras mascotas. Lo único que nos queda es confiar en su sabiduría y poder, después de todo, los animales también son creación suya y Él sabe cómo disponer mejor de ellas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sin aliento 6

Sin aliento

Cuando Dios creó al hombre, lo primero que hizo es darle aliento de vida y así muchos motivos para vivir.  Adán era libre, pasaba tiempo con su creador y se aventuraba paseando por el paraíso donde Dios lo puso.

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”. Génesis 2:7

La creación de Dios, emana  vida en sus colores, formas y sobre todo en su libertad. Lo que no sucede en los  zoológicos, donde  tienen encerrados a todo tipo de animales,  sometiéndolos a una vida de cautiverio. Si uno visita estos lugares podrá ver  tristeza en sus miradas, dolor y  ausencia de motivos para vivir; la mayoría de ellos son animales salvajes sacados de su hábitat natural.  Podríamos decir que estos son seres sin aliento, como muertos en vida, víctimas de personas sin escrúpulos y llenas de avaricia.

Hoy en día podemos ver  muchas personas que viven encerradas en sus problemas, trabajos, deudas y muchas otras cosas que el enemigo ha puesto en sus caminos para quitarles el aliento. Muchos deciden no seguir porque ya no tienen motivos para vivir, no hallan sentido a lo que hacen  y pasan sus días como enjaulados detrás de unas barras de hierro.

La serpiente pitón  no es venenosa, pero sí peligrosa, y  para poder asechar a su presa  lo que hace es envolverse en el cuerpo de su víctima, la  aprieta y  de esa manera va rompiendo sus huesos para finalmente quitarle la vida. De Igual forma, puedes ser presa del enemigo, él puede poner muchos motivos para quitarte el aliento, todo puede aprisionarte quitándote la paz que Dios ha puesto en tu corazón.

No dejes que nada te quite los motivos para vivir, que los acontecimientos diarios no te encierren en jaulas quitándote la libertad que encontraste en Cristo.

“Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón”. Salmos 31:24

Por Miguel Ángel Veizaga

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Qué considerar antes de tener una mascota 7

Qué considerar antes de tener una mascota

Las mascotas son una gran compañía y llegan a formar parte de nuestra vida. Tenerlos en casa requiere mucha disciplina y responsabilidad; por tal motivo, antes de adquirir uno, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. ¿Vives en un lugar propio o alquilado?

Los animales necesitan su propio espacio, así que debes tener en cuenta si en tu casa puedes acondicionar un lugar especial para que se ejerciten, jueguen y hagan sus necesidades.

2. ¿Cuántas personas viven en tu hogar?

Si vives con más personas, es bueno que conversen para saber quiénes pueden hacerse responsables de la mascota. No todos están dispuestos a hacerse cargo de los animales, así que es mejor si consultas antes. En caso de que todos estén de acuerdo, pueden dividirse las tareas y compartir el cuidado de la mascota.

3. ¿Alguno sufre de alergias?

Es importante prevenir cualquier enfermedad, tanto para los humanos como para los animales, es por ello que debes estar seguro de que los que viven en tu casa no sean alérgicos a los animales.

4. ¿Cuánto dinero estás dispuesto a invertir?

Las mascotas requieren comida especial, accesorios de uso personal, controles médicos, entre otros gastos. Ten en cuenta este punto antes de adquirir una mascota. Si no tienes el presupuesto pero quieres cuidar animales, puedes recurrir a otras opciones, como por ejemplo ser voluntario en un centro de rescate de animales.

5. ¿Qué clase de vida llevas?

Los animales necesitan de tu tiempo y cuidados. Por lo que es recomendable que reflexiones sobre la posibilidad de incluir a alguna mascota en tu tiempo, no sólo para jugar con él, sino también para llevarlo de paseo (si lo necesita) o entrenarlo.

6. ¿Con cuánta frecuencia viajas?

Si eres de las personas que viaja con frecuencia, debes tener preparado un plan de cuidado para tu mascota. Ya sea que consideres llevarlo contigo o dejarlo al cuidado de alguien.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend