apariencia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “apariencia”

Preocuparte por tu apariencia te hace reprobar los exámenes

A todos nos importa nuestra apariencia. Quizá a unos más que a otros; pero sí nos preocupa en cierta medida. Queremos lucir bien así que cuidamos de nuestra vestimenta, nos arreglamos y queremos dar la mejor impresión posible. Esto no tiene nada de malo porque refleja nuestra autoestima y cuidado personal. Sin embargo, un estudio científico demostró que preocuparte por tu apariencia te hace reprobar los exámenes, especialmente si eres mujer.

El estudio

Debido a que hay más presión sobre las mujeres que sobre los varones con respecto a la apariencia, es normal que una mujer desde temprana edad se enfoque en su aspecto físico. Los mismos productos que se ofrecen al mercado van dirigidos a mejorar la belleza de la mujer y su aprobación ante la sociedad.

Si bien no es algo que se diga textualmente, la sociedad tiende a valorar la apariencia externa más que, por ejemplo, la inteligencia. Por esta razón las mujeres están sometidas a la presión de ser hermosas, pero no tanto a ser inteligentes. Tal como dice el PhD. John Bargh: ≪La sociedad parece decir “es mejor ser bonita que inteligente”, como si esos dos atributos fueran, de algún modo, mutuamente exclusivas≫. Esto se ve claramente en la cultura de la playa.

Ir a la playa significa tener un cuerpo perfecto y lucir bien físicamente. Pero, como Bargh explica ≪el énfasis de la playa en el cuerpo y el atractivo desencadena el estereotipo cultural de que una mujer debe ser valorada y juzgada de acuerdo con su aspecto físico, no por sus conocimientos y habilidades intelectuales≫. Este estereotipo insta a las mujeres a enfocarse generalmente en la belleza física.

Para comprobar qué tanto afecta que una mujer se preocupe por su apariencia, estudiosos de la Universidad de Michigan hicieron un experimento. Ellos evaluaron a 42 mujeres y 40 varones. Les asignaron al azar un suéter o ropa de baño y se les pidió que se vistieran. Luego se les solicitó que respondieran veinte preguntas del GMAT (un examen que se toma para estudiar una maestría) en un plazo de quince minutos.

Los resultados mostraron que tanto los varones como las mujeres que utilizaron la ropa de baño se enfocaron más en su apariencia que en el examen. Pero el resultado más sorprendente fue en el área de matemática. Las mujeres que utilizaron ropa de baño tuvieron peores resultados que aquellas que utilizaron un suéter. Es decir que ≪concentrarse en sus cuerpos les hizo demostrar menos inteligencia≫.

Preocuparte por tu apariencia te hace reprobar los exámenes

¿Esto quiere decir que las mujeres que se enfocan en su apariencia son menos inteligentes? No. Todas las mujeres tienen la misma capacidad, pero cuando se concentran únicamente en su físico, entonces no pueden exhibir el máximo de sus habilidades intelectuales. Saber esta información es especialmente importante en los estudios, puesto que podría representar un obstáculo para la educación de una mujer.

La recomendación es no darle énfasis a la apariencia y, en cambio, concentrarse en desarrollar otras áreas. Esto no quiere decir que se debe restar toda importancia al aspecto físico, sino hacerlo de manera moderada y fijarse en los diversos tipos de inteligencia, y de esa manera crecer integralmente como persona.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Bargh, J. (2017). Before you know it (1era ed.). New York: Simon & Schuster.
–Fredrickson, B., Roberts, T., Noll, S., Quinn, D., & Twenge, J. (1998). That swimsuit becomes you: Sex differences in self-objectification, restrained eating, and math performance. Journal Of Personality And Social Psychology, 75(1), 269-284. doi: 10.1037//0022-3514.75.1.269

¿Apariencia?

En diferentes circunstancias expresamos la necesidad de Dios y su favor: “¡Señor te necesitamos, ayúdanos!”, como cuando estamos asustados, con miedo o alentando a alguien que lo precisa. Si bien siempre tenemos la posibilidad de correr a Sus brazos, tendríamos que reflexionar si nuestra relación con el Señor es sólo una apariencia o es real en nuestras vidas.


Por esta razón, Jesús confrontó a los fariseos en diferentes oportunidades en las que reflejaban simplemente apariencia, mencionando: “¡Hipócritas! Bien profetizó Isaías de vosotros cuando dijo: “Este pueblo con los labios me honra, pero su corazón está muy lejos de mí.” Mateo 15:7-9 (LBLA)


La palabra hipócrita proviene de la palabra griega hypokrites que significa “actor de teatro”; es decir, es alguien que pretende ser lo que no es. En este caso, el Señor manifiesta su malestar por la actitud fingida de estos hombres, porque a pesar de que conocían las escrituras e incluso las enseñaban, la realidad es que estaban lejos de Dios.


Si conoces la Palabra de Dios y no la obedeces, si enseñas y no practicas lo que dices, entonces eres un hipócrita. Lamentablemente, muchos perdieron grandes bendiciones por separarse del Señor, pero aquellos que realmente tomaron la decisión de estar con Él cambiaron el rumbo de sus vidas.


¿Estás dispuesto a acercarte a Dios?

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Todo por no perdonar!

“Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos.” Hebreos 12:15 (NTV)

¿Alguna vez has visto a una planta venenosa? Pese a que muchas de ellas aparentan ser inofensivas interiormente guardan un veneno mortal.  En ocasiones, perdonar puede ser difícil debido a la gravedad de las heridas que nos han causado y no estamos dispuestos a otorgar el perdón.

El problema es que cuando mantenemos esta postura, raíces de amargura comienzan a crecer en nuestro corazón. Esto es un veneno que daña nuestra vida espiritual y nuestro entorno, son terribles los resultados por no perdonar. Sabemos que no siempre es sencillo poder hacerlo, pero es importante tomar esa decisión para ser libre del veneno que implica la falta de perdón.

Si has experimentado situaciones que te han llevado a guardar rencor, es momento de que tomes la decisión de perdonar a quienes te han ofendido, de lo contrario, terminarán amargando tu alma y como dice el versículo que leímos, dejarás de recibir la gracia de Dios.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ve hacia quienes lo necesitan…

Era una tarde bastante agradable, por lo que decidí tomar un descanso en la banca de una plaza bastante concurrida. Todos parecían estar felices de compartir con la persona con quien se encontraban, fue entonces que aproveché para tomar mi Biblia y leerla, a pesar de que no era fácil de concentrarse por la cantidad de gente que se encontraba alrededor mío, igual lo intenté.

Pero de repente sentí un silencio en todo el lugar, no pude evitar darle una mirada a mi alrededor, y efectivamente la causa se debía a un par de personas que se hallaban en completo estado de ebriedad e infundían temor a las personas a quienes se acercaban, las mismas que optaban por alejarse de ellos.

Hasta que llegaron al lugar donde yo me encontraba y antes de que yo pudiera decirles una palabra, empezaron a llorar, no entendía la razón, pero asumí que su actitud tenía que ver por la Biblia que tenía en mis manos. Uno de ellos me preguntó si había esperanza para él, realmente fue un momento bastante conmovedor al que no fui indiferente, estaba tan concentrada en la conversación que no me di cuenta cómo la gente a mi alrededor me veía, aparentemente atemorizados por el daño que podrían llegar a hacerme.

Esta escena me hizo recordar cuando Jesús y sus discípulos cenaban en la casa de Mateo, y la gente a su alrededor los miraba con desprecio porque con quienes compartía no era gente culta sino de mala fama.

Marcos 2:16-17 (TLA) Relata:

Cuando algunos maestros de la Ley, que eran fariseos, vieron a Jesús comiendo con toda esa gente, les preguntaron a los discípulos:

¿Por qué su maestro come con cobradores de impuestos y con gente de mala fama?

Jesús los oyó y les contestó:

—Los que necesitan al médico son los enfermos, no los sanos. Y yo vine a invitar a los pecadores para que regresen a Dios, no a los que se creen buenos.

Para los fariseos los publicanos eran lo peor, como alguien diría, la chusma de la sociedad, pero a Jesús no le importaba estar junto a ellos, porque realmente vio su necesidad y no su apariencia o estatus social, etc. Actitud que debemos imitar al momento de presentarles el mensaje de salvación.

Si hoy tienes la oportunidad de hablar de Jesús con alguien que quizá tiene una mala fama y a quién muchos han ignorado por vivir una vida desenfrenada, o tal vez es alguien bastante conocido, así como un personaje público; sin discriminar ni juzgar su apariencia, hazlo. Todos necesitan saber que Dios los ama y ante toda circunstancia creer que sólo en Él hay esperanza.

Ahora te pregunto: ¿Eres de los que se aleja de aquellos que tienen mala fama o de los que busca rescatarlos?


Por Ruth Mamani



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Las apariencias pueden engañarte

“Pero el SEÑOR le dijo a Samuel: No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.” 1 Samuel 16:7 (NTV)

Desde el momento en que Saúl fue rechazado como Rey, Dios ya tenía en mente a alguien que ocuparía su lugar en el trono, por lo que envió a Samuel a la casa de Isaí para ungir a uno de sus hijos.  Imagino lo confuso que debió ser para el Profeta elegir al sucesor de Saúl y más por las virtudes físicas e intelectuales que cada uno tenía. Porque cuando creyó haber escogido a la persona ideal, Dios le dijo que no, puesto que Él ya había elegido al que menos se imaginarían, David “un simple pastor de ovejas”.

La famosa frase dice que la comida entra por los ojos, puede un plato ser apetecible a la vista por su buena elaboración, pero la última palabra la tiene nuestro paladar. Si hasta hoy te has dejado guiar por tus ojos, es momento de analizar antes de juzgar.

Que la apariencia de una persona no sea el único parámetro para calificarla, porque con seguridad esto puede llevarte a conclusiones equivocadas.

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Solamente es apariencia

Hace poco, trabajé en un proyecto enfocado en la prevención de la violencia sexual infantil. Me decidí a hacerlo, alarmada por el incremento de esta problemática en nuestra sociedad, lo cual produce un terrible daño a la salud integral del niño.

En 2002, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estimó que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años experimentaron relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual con contacto físico. Aunque estos datos son de por si alarmantes, no son las estadísticas reales; la verdadera magnitud está oculta, debido a que muchos casos no han sido denunciados.

Algunos padres piensan que pueden proteger a sus hijos aconsejándoles que se alejen de extraños, o consideran que el agresor pudiera ser una persona que consume drogas, un borracho o que se encuentra en la cárcel, dejándose llevar por la apariencia ¡qué gran engaño! la mayoría de los agresores, resultan ser parientes o personas de confianza que convivían con la víctima y su familia.

Es fácil dejarse llevar por el aspecto, pero la realidad es que lo externo solamente es una máscara, por lo cual podemos cometer el error de confiar en un agresor sin darnos cuenta. Así también nos equivocamos en menospreciar a alguien, porque por su apariencia creemos que no es capaz o que no inspira confianza.

“Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1 Samuel 16:7 (RVR 1960)

Es primordial aprender del Señor a no mirar la apariencia, sino el corazón. No consideres que alguien es mala persona, simplemente porque ha estado en la cárcel, viviendo en las calles, ejerciendo la prostitución o destruyendo su vida con el alcohol. Recuerda que cabe la posibilidad que alguno esté injustamente tras las rejas y otros recurren al alcohol simplemente por desconocer el propósito de sus vidas.

En este tiempo quiero animarte a cambiar de mentalidad y a mirar a las personas por su corazón; no menosprecies, ni desvalorices a alguien por su apariencia, ni tampoco te dejes llevar por esta. Pero sí, ten mucho cuidado con las personas a las cuales brindas tu confianza. Es importante estar alerta de aquellos que se acercan a nuestras vidas vistiendo disfraces, para tratar de hacernos daño, como dice la Biblia son lobos con piel de cordero.

Recuerda que al igual que en los casos de abuso infantil, el agresor puede encontrarse muy cerca, aunque con una bonita apariencia. No te dejes engañar.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 cosas que hacen a una persona más atractiva

Hay personas que pueden ser muy atractivas a nivel físico, y luego las tratas y te decepcionas de lo feas que te parecen al final…por eso aquí te damos estos tips y luego unos consejos a tener en cuenta cuando conozcas a alguien y quieras seguir una relación, sea de amistad o de noviazgo.

1- La seguridad en sí misma (o).

2- La prudencia al hablar.

3- La capacidad de sostener una conversación amena.

4- Tener dominio de diversos temas.

5- Cuidar de su aspecto personal.

6- Cultivar un espíritu de bondad y agradecimiento.

7- Tener claridad y compromiso en sus creencias.

Esas son cosas que nos hacen a todos más atractivos…pero ¿cómo podemos saber si realmente son personas de valor y con quienes nos gustaría tener una relación más seria?

  • La manera de saber cómo es realmente una persona apenas la conoces, es fijarte cómo trata a las personas con las que trabaja, a las personas que le sirven en un restaurant o en un café. Debe tratar a todos de manera amable y cortés.
  • Al conversar, te das cuenta si sabe de los temas que te gusta tocar, sean libros, películas, música, algún idioma, o de su especialidad. Allí descubres su nivel intelectual
  • Fíjate cómo tratan a las personas con las que viven. Sea su familia, su propia madre o padre o el compañero de alquiler o compañera de alquiler de su apartamento. Fíjate también cómo tratan o se refieren a los animales domésticos, qué le parecen los gatos o perros callejeros, qué opina acerca de los animales en extinción.
  • La puntualidad, habla de la importancia que le dan a la persona y al momento. Y también habla de la organización o desorden de una persona.
  • La honestidad es una de las cosas más difíciles de conseguir, sobre todo al comenzar una relación, ya que por naturaleza, tratamos de mostrar nuestras virtudes y esconder nuestras fallas.
  • Habla de valores. La ética en el trabajo, el respeto por los superiores y por sus parientes mayores. El respeto por las leyes. La honestidad en los negocios. Habla sobre la mentira.
  • Generalmente la manera como se comporte la persona con todos a su alrededor, es como se comportará contigo a medida que la relación va creciendo.
  • Y por último, vienen los temas más importantes como maternidad, paternidad, si son pro-vida o no. Si creen en el matrimonio (en caso de estar queriendo una relación de pareja). Sueños y aspiraciones.

Aquí en CVCLAVOZ nos agrada saber quiénes son los que nos siguen, y cuáles son sus opiniones.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

6 pasos para amar tu apariencia

Vivimos rodeados de imágenes que nos dicen cómo debemos lucir si queremos ser amados y aceptados. En ocasiones, estos estándares de belleza son imposibles de alcanzar y lo único que producen es que las personas se sientan más y más inconformes con su apariencia. La idea del cuerpo ideal ha cambiado durante la historia, y en cada etapa, las personas han tratado de encajar en esos moldes. Sin embargo, ¿por qué no aceptamos nuestra apariencia en vez de querer ajustarnos a la concepción de los demás?

Cuando no estás conforme con tu cuerpo, amarlo puede resultar un poco difícil al principio. No obstante, esta es una decisión personal. Nadie más puede hacerlo por ti. Si estás listo para comenzar, entonces practica lo siguiente:

1. Piensa en la historia de tu cuerpo:

Cada cicatriz o marca, por más pequeña que sea, es parte de tu historia. Puede que éstas te traigan recuerdos y que algunos sean más agradables que otros, pero en conjunto, todos esos rasgos son parte de ti. En lugar de querer esconderlo o sentirte avergonzado por ellas, comienza a verlas como un símbolo de valentía y como un recordatorio de lo lejos que has llegado.

2. Recuenta las partes que te gustan:

Es muy sencillo hacer una lista de las cosas que te desagradan sobre ti mismo, pero ¿qué tal si haces una sobre lo que te gusta? Nadie puede decir que todo está mal en su cuerpo; de hecho, al hacer esta afirmación estás rechazando a tu Creador. Así que, separa un tiempo y mírate al espejo para destacar todas las partes que te gustan. Poco a poco descubrirás que eres más hermoso de lo que crees.

3. Evalúa si debes hacer cambios:

El cuerpo el es resultado del estilo de vida. Si tienes hábitos que debes cambiar, comienza a hacerlo desde ahora. Cuida de tu cuerpo por razones de salud y bienestar, más allá de la apariencia. Verás que esta motivación es más duradera y te ofrecerá mayor satisfacción que si lo haces por razones estéticas.

4. Deja de compararte:

No eres igual a los demás, por lo tanto, no esperes lucir igual que el resto. En lugar de observar lo que tienen otros, empieza a verte como un ser al que Dios ha creado y que no necesita la aprobación de un público. Si no te amas como eres, no esperes que otros lo hagan. Si Dios hubiera creado a todos los seres humanos de la misma manera; entonces nadie podría exaltar a su Creador con su belleza única.

5. Acepta la forma de tu cuerpo:

Hombres y mujeres tienen distintas formas del cuerpo. Algunos han comparado estas siluetas con formas geométricas, y ése es un buen método de comprender cómo puedes vestir tu cuerpo. Hay prendas específicas que van mejor con cierto tipo de cuerpo, y debes aprender a descubrir cuáles son. No te fuerces a utilizar algo que no te favorece; en lugar de eso, resalta tus mejores atributos y siéntete a gusto con lo que utilizas.

6. Disfruta de tus pasatiempos preferidos:

Que tu atención esté centrada en distintas áreas de tu vida, y no solo en tu apariencia. Recuerda que la actitud dice más de una persona que la forma en que se ve. Si comienzas a actuar positivamente, esto se verá reflejado en tu sonrisa; y no hay mejor atuendo que la alegría plasmada en tu rostro.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

“Elige brilar” con Elluz Peraza: Cosas que nunca faltan en mi casa

Aquí en “Elige Brillar”, mi segmento de salud y belleza les doy algunos de mis secretos de belleza con las “Cosas que Nunca Faltan en mi Casa” y el por qué.

Hay 5 cosas muy sencillas y económicas para hacer que aparte de ser saludables, de consentirnos, también contribuyen con nuestra apariencia al mejorar algunos aspectos. ¡Los pueden usar para consentir a su pareja también!

  • Vinagre de manzana con la madre (no filtrado).
  • Bicarbonato de sodio.
  • Miel de abejas.
  • El aceite de bebés.
  • Música.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Más allá de tus capacidades

El profeta Samuel fue en busca del sucesor del rey Saúl, y como estaba en los planes de Dios ese nuevo rey debía salir de la casa de Isaí y aunque el mismo padre de David no lo consideró apto para ser rey, Dios lo escogió para gobernar a su pueblo  porque no vio su capacidad física o intelectual sino que miró su corazón.

Pero el Señor le dijo a Samuel: No juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado. El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón 1 Samuel 16:7Nueva Traducción Viviente (NTV).

Muchas personas sueñan y anhelan lograr grandes cosas en su familia, en su profesión u oficio y en el ministerio, pero a veces se encuentran con obstáculos que los desaniman y los enfocan en sus falencias provocando el temor a fracasar y con ello dejan de soñar y luchar por alcanzar sus anhelos.

Quizás te hayan rechazado o tú mismo te hayas descalificado ante una excelente oportunidad porque viste y pensaste que no estás preparado para hacer aquello que se te ha encomendado, recuerda esta gran verdad Dios no ve tus capacidades, sino la disposición de tu corazón, no tengas temor, porque si Dios te llamó para hacer y algo grande que quizás supera tus fuerzas y expectativas, ¡Arriésgate! y toma la oportunidad, pues si Dios te llamó también te capacitará y te apoyará en todo lo que debes hacer.

No escuches lo que otros dicen de ti (si podrás o no podrás) porque la opinión más importante y determinante es la de Dios.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Te gusta criticar?

Una señora de muy buena apariencia subió a un autobús, con mirada firme observó si había un asiento libre y encontró  un lugar a lado de una mujer humilde, quien claramente se distinguía por su cabello desarreglado.

Esta señora buena moza, al tomar asiento, la miró de reojo y exclamó: “Bueno sería que por lo menos se recogiera bien el pelo”  A lo que la humilde mujer respondió: “También sería bueno quitarse los ruleros antes de dejar el espejo” ya que ella había notado que a pesar de la buena presencia de esta dama algo colgaba en su cabello.

Es muy fácil criticar las decisiones, las apariencias o los gustos de los demás sin percatarnos que al juzgar a los demás nos condenamos a nosotros mismos. Claro que es más fácil ver las equivocaciones  de otros que reconocer las nuestras y hacer algo por ellos e incluso solemos tropezar en los mismos errores.

En vez de juzgar o criticar, deberíamos involucrarnos y ayudar si alguien está con actitudes autodestructivas y, si no es posible, entonces orar por ellos pues Dios, quien es Omnipresente, puede hacer mejor obra que la nuestra.

Si por alguna razón has juzgado a alguien, por más que esté equivocado, te animo a que ores por su vida, así aportarás con bien y no con mal para un mejor futuro para esta persona. Considera Mateo 7:2 que dice: “Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.”

Dile adiós a la crítica y dale la bienvenida a la oración.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Modelo con Belleza Única!

Siendo que concursé en el Miss Venezuela, muchos suponen que tengo amplio conocimiento de todo lo que tiene que ver con belleza…pero les confieso un secreto: nunca me creí bella, y si soy totalmente honesta, la mayoría de los días no le presto demasiada atención a mi apariencia física. Concursé, sí; no sólo en el Miss Venezuela, también en el Miss Princesita Venezuela (que viene siendo el Miss Teenager de los Estados Unidos)… ¡y también lo gané! Pero siempre quise tener mis pies sobre la tierra. No niego que como mujer, disfruto de arreglarme bien y verme bonita, pero nunca fue lo más importante para mi. Siempre supe que era más importante lo que irradiamos, lo que transmitimos.

Cuando escogí el título de mi primer artículo para CVC La Voz, lo escogí porque quiero hablar de la belleza que se convierte en un “modelo a seguir”, la belleza única que tenemos cuando nos sentimos plenas, llenas y sabemos el propósito que tenemos en la vida. La belleza que da a la mujer el ser delicada, discreta, prudente, amable, bondadosa y todos los buenos atributos que los seres humanos debemos cultivar. Porque he visto mujeres espectacularmente bellas pero tan llenas de orgullo y amor por sí mismas, que no irradian belleza, incluso, muchos no las ven realmente tan lindas como son por la actitud que adoptan.

Es lindo ser femenina, cuidar la apariencia, pero mas linda te ves cuando irradias paz, cuando tienes la sensibilidad de ayudar a quien lo necesita, cuando estás dispuesta a dar un consejo o decir algo bonito. Cuando piensas primero bien y no como el dicho de “piensa mal y acertarás”. Considero que muchas veces es preferible, al menos para nuestro espíritu, pasar por “inocentes” y no por mal pensadas, injustamente. Dar el beneficio de la duda es una manera de ser justos. No juzgar a priori, pensar bien, entendiendo que cualquiera se puede equivocar y que nadie es perfecto. Evidentemente es diferente pasar faltas de respeto y pasar gestos o acciones que nos hacen con el propósito evidente de molestarnos o hacernos quedar mal. Pero de resto, estar en disposición positiva, armoniosa, es algo que irradia una belleza única. Esa belleza que irradiamos cuando hemos conocido un amor maravilloso, fiel y más constante que cualquier otro, el amor más grande, el de aquel que dio Su vida por nosotros. El amor de Jesús.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend