Biblia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Biblia”

8 excusas que decimos para no evangelizar

En la Biblia encontramos que, como cristianos, tenemos la misión de compartir las buenas noticias de salvación de Jesús con otros. No obstante, el evangelismo es algo que no todos ponemos en práctica. Esperamos que Dios cumpla Sus promesas en nuestra vida, pero no queremos obedecer el mandato que nos dejó. Y para eso ponemos todo tipo de pretextos que creemos que son buenas razones. Estas son algunas de las excusas más frecuentes que decimos para no evangelizar:

1. ≪No soy líder ni pastor.≫

Muchos creen que sólo predicadores, pastores, misioneros o líderes pueden evangelizar. Piensan que hay que estudiar teología o ser como Billy Graham (quien predicó a más de 215 millones de personas durante toda su vida). Sin embargo, en la Biblia dice que cualquier seguidor de Jesús tiene la misión de compartir su fe (Hechos 13:47).

Artículos que pueden ayudarte

2. ≪No soy un ejemplo de vida.≫

Es fácil escudarse en el pecado para decir que no se tiene autoridad moral para evangelizar. Pero, así como dice Jeffrey de León: ≪¿Estás buscando algún momento en tu vida en donde llegues a ser perfecto para servir? Entonces nunca vas a servir porque ninguno de nosotros ha llegado a la perfección≫. Jesús no espera que seamos santos para hablar sobre lo que Él hizo en nuestras vidas. Es más, Él puede usar nuestras imperfecciones para actuar a través de nosotros (2 Corintios 12:7-10).

Artículos que pueden ayudarte

3. ≪Tengo miedo.≫

Cuando se trata de evangelizar, quizá el miedo no sea una excusa sino una verdad. El temor (de fallar, de quedar en ridículo, de no saber qué decir, etc) nos impide hablar sobre Jesús y ni siquiera lo intentamos. La Biblia dice que Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía sino de poder (2 Timoteo 1:7); por lo tanto, tenemos esa confianza de que podemos evangelizar con autoridad y libertad.

Artículos que pueden ayudarte

4. ≪No conozco gente que no sea cristiana.≫

Tal vez esto sea verdad, pero no es un pretexto válido. En nuestro diario vivir siempre encontraremos personas que aun no conozcan de Jesús. Lo único que debemos hacer es aprovechar esas oportunidades y compartir un pequeño y efectivo mensaje de esperanza.

Artículos que pueden ayudarte

5. ≪No tengo tiempo.≫

No es necesario organizar un gran evento para evangelizar. Aquellos que comparten su fe no lo hacen porque tienen tiempo de sobra, sino porque aprovechan los momentos que Dios les ofrece. Ahora hay diferentes medios que se pueden utilizar. Uno de ellos es enviando vídeos cortos sobre temas puntuales y así comenzar una conversación a través de internet. Hacer eso es tan sencillo como hacer una publicación en las redes sociales.

Artículos que pueden ayudarte

6. ≪No sé mucho de la Biblia.≫

Ser erudito en la Biblia no es un requisito para evangelizar. Es cierto que debemos leer la Palabra de Dios para crecer en nuestra fe, pero no hace falta saberlo todo para hablarle a otros sobre Jesús. La forma más simple es contar cómo era nuestra vida antes y después de conocer a Cristo.

Artículos que pueden ayudarte

7. ≪Me van a rechazar.≫

En la vida tomamos decisiones arriesgadas más a menudo de lo que creemos. Compartir nuestra fe debería ser igual. Es cierto que existe la posibilidad de ser rechazados, pero al pedir sabiduría a Dios, Él actuará por medio del Espíritu Santo y sabremos qué hacer y qué decir en el momento preciso. Además, lo importante no es meternos en una discusión, sino crear un vínculo que nos permita hablar de Jesús.

Artículos que pueden ayudarte

8. ≪Soy tímido (a).≫

Algunos tienen la idea de que evangelizar implica ser un buen orador. No obstante, hablar en público no es la única forma de presentar las buenas nuevas de salvación. Hoy en día podemos usar distintas herramientas que nos permiten compartir sobre Jesús de maneras creativas. Por lo tanto, la timidez no es un argumento válido para justificar el incumplimiento de la misión que Jesucristo nos dejó.

Artículos que pueden ayudarte


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Se pierde la salvación?

Un tema comúnmente debatido es si la salvación se pierde o si, una vez que la recibimos, es para siempre. Se han ofrecido diferentes puntos de vista para responder a esta pregunta. Sin embargo, en esta ocasión, Alex Campos explica que antes de contestar esta interrogante debemos entender la dimensión de la salvación y la gracia. Además afirma que la verdadera salvación no puede compararse a lo que el mundo nos ofrece y es algo tan grande que se tiene que experimentar de primera mano.

Mira la respuesta completa, aquí:

¿La glotonería es pecado?

Como seres humanos, necesitamos de agua y alimento para que nuestros cuerpos funcionen adecuadamente. Sin éstos, podemos agravar nuestra salud al punto de morir. Sin embargo, hay personas que comen en exceso y no comen para vivir, sino que viven para comer. Para muchos, es una forma de lidiar con los problemas, una salida para la ansiedad, un refugio de la depresión, etc. Parece algo inofensivo y que no tiene nada que ver con la vida espiritual. Pero la Biblia señala lo contrario.

El problema con la glotonería es que lleva a poner a la comida en el lugar de Dios. Pablo, en su carta a los filipenses, señala que hay gente ≪cuyo dios es el vientre y […] que sólo piensan en lo terrenal≫ (Filipenses 3:19). Más adelante afirma que nosotros debemos comportarnos diferente porque nuestra ciudadanía está en los cielos. En uno de sus escritos, Billy Graham explicó que si bien la Biblia no dice explícitamente que la glotonería es pecado, ≪cualquier cosa que nos consuma, todo lo que nos haga pensar en otra cosa, es pecado≫. Además, la ciencia ha comprobado que los asuntos que ocupan nuestra atención son los que determinan nuestra conducta. Si nuestra atención está en la comida, eso es ella quien gobernará nuestra vida y no Dios.

Ahora bien, en Mateo 15 hay una historia en donde Jesús dice que lo que entra en la boca no contamina al hombre, sino lo que sale de la boca. Lo que dijo Jesús no es un permiso para comer cualquier cosa que aparezca frente a nuestras narices. No es un consentimiento para embutir nuestros estómagos con basura. En ese momento en específico, Jesús se refería a que en el tiempo habían personas religiosas que le prestaban más atención a las costumbres que a las verdaderas intenciones de sus corazones.

Por otra parte, 1 Corintios 6:19-20 dice que nuestros cuerpos no son nuestros. Dios nos hizo y pagó un precio por nosotros cuando Jesús dio su vida. Es por eso que debemos cuidarlo, y esto implica protegerlo y mantenerlo en buenas condiciones. Comer en exceso no es cuidar el cuerpo que Dios nos dio porque esta práctica conlleva a enfermedades físicas que, en muchos casos, resultan mortales. Esto no quiere decir que vivamos en ayuno permanente. Debemos comer para alimentar nuestra cuerpo y de esa manera, honrar a Dios (1 Corintios 10:31).



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Billy Graham Evangelistic Association. (2019). I Live to Eat. Is Gluttony a Sin?. Recuperado el 16 de mayo de 2019, de https://billygraham.org/answer/i-live-to-eat-is-gluttony-a-sin/

Versículos para celebrar un aniversario de bodas

Los aniversarios de bodas son ocasiones especiales que demuestran el progreso de una pareja. Con cada año que pasa, los matrimonios enfrentan nuevos retos y un aniversario es una fecha para celebrar los obstáculos superados. También es un tiempo para mostrar agradecimiento a Dios y a esa persona especial por los momentos juntos. Y en la Biblia hay versículos adecuados para celebrar una ocasión como esta.

≪Que Dios te bendiga y siempre te cuide; que Dios te mire con agrado
y te muestre su bondad; que Dios te mire con agrado y te llene de paz≫

Números 6:24-26 (TLA)

≪No me pidas que te deje; ni me ruegues que te abandone. Adonde tú vayas iré, y donde tú vivas viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras moriré, y allí mismo seré enterrada. Que Dios me castigue si te abandono, pues nada podrá separarnos; ¡nada, ni siquiera la muerte!≫

Rut 1:16-17 (TLA)

≪Éste es el día en que el Señor ha actuado: ¡estemos hoy contentos y felices!≫

Salmos 118:24 (DHH)

≪Encontrar una buena esposa es encontrar el bien, pues eso muestra que el Señor está contento contigo.≫

Proverbios 18:22 (PDT)

≪Más valen dos que uno, pues trabajando unidos les va mejor a ambos. Si uno cae, el otro lo levanta. En cambio, al que está solo le va muy mal cuando cae porque no hay quien lo ayude. Si dos se acuestan juntos, se darán calor, pero si alguien duerme solo, no habrá quién lo caliente. Uno solo puede ser vencido, pero dos se defienden mejor. Es que la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente.≫

Eclesiastés 4:9-12 (PDT)

≪Grábame como un sello sobre tu corazón. Llévame como un tatuaje en tu brazo, porque fuerte como la muerte es el amor, y tenaz como llama divina es el fuego ardiente del amor. ¡Nada puede apagar las llamas del amor! ¡Nada, ni las inundaciones ni las aguas abundantes del mar podrán ahogarlo! Si alguien tratara de comprarlo con todo cuanto tiene sólo lograría que le despreciaran.≫

Cantares 8:6-7 (NBV)

≪Los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán.≫

Isaías 40:31 (NTV)

≪Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios, la seguridad de que él cumplirá sus promesas, y el amor. De estas tres cosas, la más importante es el amor.≫

1 Corintios 13:13 (TLA)

≪Sean siempre humildes, amables, tengan paciencia, sopórtense con amor unos a otros.≫

Efesios 4:2 (PDT)

≪Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio.≫

Filipenses 1:9 (NVI)

≪Y sobre todo, ámense unos a otros, porque el amor es el mejor lazo de unión.≫

Colosenses 3:14 (TLA)

≪Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados.≫

1 Pedro 4:8 (TLA)

≪Amados, pongamos en práctica el amor mutuo, porque el amor es de Dios. Todo el que ama y es bondadoso da prueba de ser hijo de Dios y de conocerlo bien. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. Dios nos demostró su amor enviando a su único Hijo a este perverso mundo para darnos vida eterna por medio de su muerte. Eso sí es amor verdadero. No se trata de que nosotros hayamos amado a Dios, sino de que él nos amó tanto que estuvo dispuesto a enviar a su único Hijo como sacrificio expiatorio por nuestros pecados. Amados, ya que Dios nos ha amado tanto, debemos amarnos unos a otros. Porque aunque nunca hemos visto a Dios, si nos amamos unos a otros Dios habita en nosotros, y su amor en nosotros crece cada día más.≫

1 Juan 4:7-12 (NBV)

≪Nosotros sabemos cuánto nos ama Dios y hemos puesto nuestra confianza en su amor. Dios es amor, y todos los que viven en amor viven en Dios y Dios vive en ellos.≫

1 Juan 4:16 (NTV)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué hay detrás de un ≪NO≫?

Por lo general, la palabra ≪no≫ establece un límite y nos impide lograr aquello que deseamos. Su connotación negativa puede convertirse en una piedra de tropiezo en diversos aspectos de la vida. Pero, ¿eso se da todo el tiempo?

En el siguiente vídeo, Lisa López, creadora de escritoradecorazon.com, explica cómo la palabra ≪no≫ nos encadena y hace que tengamos una cosmovisión diferente y más pesimista de la realidad. Pero, por otra parte, también comenta cómo esta palabra puede tener un significado completamente distinto y ayudarnos a ver la vida de la manera que Dios quiere.

Promesas en la Biblia

Nuevas fuerzas a los débiles

«Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.»

Isaías 40:31 (NVI)

Independientemente de cuán cansados estemos, Dios nos proporcionará la fuerza necesaria para seguir adelante, pero solo si confiamos en Su poder con todo nuestro corazón.

¡Satanás pierde!

«Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.»

Santiago 4:7 (RVR1960)

Si nos sometemos a Dios, es decir, dejamos que Él tome control y nos humillamos ante Él, seremos capaces de resistir cualquier tentación que Satanás arroje.

Vida eterna

«Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.»

Juan 3:16 (NTV)

Dios, por Su amor, nos promete la vida eterna, lo único que necesitamos hacer es aceptar a Cristo con nuestros corazones. 

Libertad se encuentra en Cristo

«Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.»

Juan 8:36 (NVI)

Encontramos la verdadera libertad en Cristo. Este versículo nos ayuda entender porque algunas personas que son muy ricos no encuentran la felicidad: les falta la verdadera libertad

Sabrás la voz de Dios

«Pero ustedes no me creen porque no son mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco, y ellas me siguen.»

Juan 10:26-27 (NTV)

Jesús usó esta alegoría porque las ovejas pueden distinguir la voz de su maestro de las voces de otras personas, pero solo si aprenden a escuchar y perfeccionar su capacidad. Si no sabías esto, este verso tendrá mucho más sentido: Jesús es el maestro y nosotros somos las ovejas. Por lo tanto, debemos aprender a escuchar Su voz para reconocerla y no confundirla con la de Satanás. Él promete que estamos cerca a Él de esa manera.

Su iglesia creerá 

«Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración. Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles. Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común: vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno. No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.»

Hechos 2:42-47 (NVI)

Esto demuestra cómo Dios quiere que la iglesia sea. Sin embargo, parece que muchas iglesias en la actualidad no se parecen a esto. Dios nos promete si reflejamos esa iglesia, Él añadirá miembros de Su Iglesia.

Dios defenderá a Su iglesia

«¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios es santo, y eso es lo que vosotros sois.»

1 Corintios 3:16-17 (LBLA)

Por templo, se refiere al Cuerpo de Cristo. Dios está prometiendo que Él está de nuestro lado. Por lo tanto, uno no debe ir contra su cuerpo porque se enfrentarán a su ira. 

Nada nos separará de Dios

«Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.»

Romanos 8:38-39 (NVI)

Nada nos podrá separar de Su amor. Este ejemplo se nota cuando escuchamos de las personas que son perseguidas por la sociedad o por el estado de govierno en sus países. Aunque traten con todas sus fuerzas de destruir los hijos de Dios, no lo logran porque el amor de Dios es tan grande.

Dios proveerá

«Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. O suponed que a uno de vosotros que es padre, su hijo le pide pan; ¿acaso le dará una piedra? O si le pide un pescado; ¿acaso le dará una serpiente en lugar del pescado? O si le pide un huevo; ¿acaso le dará un escorpión? Pues si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?»

Lucas 11:9-13 (BLA)

A veces las personas confunden esto con: “Dios nos proporcionará todas nuestros deseos”, pero, en cambio, Dios nos proporcionará nuestras necesidades. Las personas también piensan que esto significa que Él siempre nos servirá con nuestras necesidades sin hacer ningún esfuerzo, pero también debemos poner todos nuestro esfuerzo. Dios nos llama a orar y actuar. Por lo tanto, Él proveerá mientras nosotros también actuemos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

No te puedo perdonar

Hace muchos años fui instruido acerca del perdón unilateral. Es decir, que para cumplir con el precepto del perdón debíamos impartirlo aunque las personas no se hubiesen arrepentido del daño causado a nosotros.

Así, durante las largas horas de ministración se nos conminaba a perdonar a padres, maestras, amigos y amigas, jefes, líderes espirituales que nos hubieran lastimado alguna vez.

No mucho tiempo después de eso comenzó a aflorar en mi cabeza la molestosa costumbre de replantearme todos los conocimientos adquiridos en mis años anteriores a la luz de una lectura más detenida y reflexionada de la Biblia.

Andando el tiempo recalé en este tema de la unilateralidad del perdón y observé algo más que interesante: ¿Dios nos perdona todos nuestros pecados? Sí, sin duda. Pero no nos perdona unilateralmente. Tenemos que arrepentirnos y pedir perdón y El nos perdonará generosamente.

¿De dónde vendrá esto de que perdonemos aunque no nos pidan perdón? No lo sé. A veces sospecho que del romanticismo del siglo 19 o de la orden caballeresca de algún Sur profundo. O alguna influencia estoica, “noble”. Más noble que Dios incluso.

Salmos 7:11 sugiere: Dios es juez justo, y Dios está enojado con el impío todos los días. ¿Hasta cuándo está enojado con él? Hasta que se arrepienta, pues. No lo odia pero está enojado con él porque sigue haciendo mal.

No está obsesionado con la idea de mandarlo al infierno para que al fin pague sus pecados. Sólo quiere que cambie y pida perdón. Isaías 55:7: Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Me suelen argumentar que Jesús dijo en la cruz: Perdónalos, pero me parece que eso no derriba el argumento. Lo que Jesús pedía era que cuando esos malvados se arrepintieran y pidieran perdón el Padre los perdonara. Sólo se puede extender perdón (y se debe extender) a quien pide perdón.

Así que no puedo perdonar hasta entonces. No porque no quiera sino porque el transgresor no me ofrece la oportunidad.

Lo que sí no debería hacer es guardar odio, rencor, resentimiento, amargura. Porque eso sí es otro cuento…

(Este tema surgió en mi cabeza porque un querido  amigo me dijo hace días que por lo que le habían hecho, ni perdón ni olvido)

¿Qué dice la Biblia acerca de la muerte?

En la Biblia se habla de dos tipos de muertes: la primera es la muerte física y la segunda es la muerte espiritual. Ambas son diferentes y por esa razón hay que aprender a distinguir a cuál de ellas se refiere un pasaje bíblico en particular.

Muerte espiritual

Esta muerte se refiere a la separación espiritual entre Dios y los hombres. La Biblia dice que esta muerte viene a causa de nuestros pecados (Romanos 6:23) ya que estos nos alejan de nuestro Creador. La muerte espiritual tiene al infierno como consecuencia, y por esta razón en la Biblia se nos advierte que no temamos a quien destruye el cuerpo, sino el alma (Mateo 10:28) Sin embargo, Jesús murió en nuestro lugar y con su sacrificio creó un camino que nos lleva hacia Dios. Él dijo: «Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá≫ (Juan 11:25 RVC). Es decir, que si aceptamos a Jesús y seguimos sus preceptos, aunque dejemos de existir en esta tierra, tendremos vida eterna después de la muerte física. Y esta vida eterna que Cristo otorga no es cualquier vida: es una muy especial preparada para nosotros (John 14:1-4).

Muerte física

La Biblia deja en claro que los seres humanos no fuimos creados para permanecer eternamente en la Tierra (Génesis 3:19). La muerte física es como una especie de transición que sirve para que podamos ir al lugar eterno que hemos elegido: el cielo o el infierno. Ahora, esto no quiere decir que debemos buscar la muerte con tal de pasar a la vida eterna. Cuándo y cómo se termina nuestra existencia en este planeta es decisión de Dios: Él nos dio la vida y sólo Él tiene derecho a quitárnosla (1 Samuel 2:6). En el tiempo que nos concede debemos hacer buen uso de esa vida y vivir de acuerdo a sus preceptos y cumplir el propósito para el cual fuimos creados.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos acerca de la resurrección de Jesús

En la Semana Santa usualmente recordamos el último período de la vida de Jesús. Su muerte y resurrección son dos momentos significativos que han marcado la historia de la humanidad. Para recordar la importancia de su sacrificio, en la Biblia encontramos versículos que nos recuerdan la resurrección de Jesús tras su muerte en la cruz.

≪Mientras Jesús iba hacia Jerusalén, en el camino reunió a sus doce discípulos y les dijo:
Como pueden ver, ahora vamos a Jerusalén. Y a mí, el Hijo del hombre, me entregarán a los sacerdotes principales y a los maestros de la Ley. Ellos dirán que debo morir, y me entregarán a mis enemigos para que se burlen de mí, y para que me golpeen y me hagan morir en una cruz. Pero después de tres días, resucitaré”.≫

Mateo 20:17-19 (TLA)

≪Pero el ángel les dijo a las mujeres: “No teman. Yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como él dijo. Vengan y vean el lugar donde fue puesto el Señor. Luego, vayan pronto y digan a sus discípulos que él ha resucitado de los muertos. De hecho, va delante de ustedes a Galilea; allí lo verán. Ya se lo he dicho”.≫

Mateo 28:5-7 (RVC)

≪Al entrar al sepulcro encontraron a un joven vestido de blanco, sentado en la parte derecha del sepulcro. Las mujeres se asustaron mucho, pero él les dijo:
—No se asusten. Ustedes están buscando a Jesús de Nazaret, el que fue crucificado. ¡Pues ahora ha resucitado! No está aquí, pero miren el lugar donde lo pusieron. Ahora vayan y díganles a sus seguidores y a Pedro: “Jesús va hacia Galilea delante de ustedes, allá se encontrarán con él, tal como él se lo había dicho antes”.≫

Marcos 16:5-7 (PDT)

≪El domingo, muy temprano por la mañana, las mujeres fueron a la tumba, llevando las especias que habían preparado. Encontraron que la piedra de la entrada estaba corrida a un costado. Entonces entraron, pero no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras estaban allí perplejas, de pronto aparecieron dos hombres vestidos con vestiduras resplandecientes.
Las mujeres quedaron aterradas y se inclinaron rostro en tierra. Entonces los hombres preguntaron: “¿Por qué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡Él no está aquí! ¡Ha resucitado! Recuerden lo que les dijo en Galilea, que el Hijo del Hombre debía ser traicionado y entregado en manos de hombres pecadores, y ser crucificado, y que resucitaría al tercer día”.≫

Lucas 24:1-7 (NTV)

≪Jesús le dijo:
—Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá.≫

Juan 11:25-26 (NTV)

≪Entonces entró también el otro discípulo que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó. Pues aún no entendían la Escritura, que le era necesario resucitar de entre los muertos. Entonces los discípulos volvieron a los suyos.≫

Juan 20:8-10 (RVA-2015)

≪Tomás no estaba con ellos cuando vino Jesús. Él era uno de los doce seguidores, al que llamaban el Gemelo. Los otros seguidores le dijeron:
—¡Vimos al Señor!
Pero él les dijo:
—No creeré a menos que vea la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en el lugar de los clavos y mi mano en su costado.
Una semana después, los seguidores estaban otra vez en la casa. Esta vez Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban con llave, Jesús entró y se puso en medio de ellos y dijo:
—La paz sea con ustedes.
Después le dijo a Tomás:
—Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Extiende tu mano y métela en este lado de mi cuerpo. Ya deja de dudar y cree.
Tomás le contestó:
—¡Mi Señor y mi Dios!
Jesús le dijo:
—¿Tú creíste porque me viste? Afortunados los que creen sin haber visto.≫

Juan 20:24-29 (PDT)

≪Pero Dios vino en mi ayuda. Por eso hasta hoy no dejo de dar mi testimonio a grandes y pequeños. Y no digo nada que no hayan dicho ya los profetas y Moisés. Por ejemplo, que el Cristo tenía que padecer, y que sería el primero en resucitar de los muertos, para anunciar la luz al pueblo de Israel y a las naciones.≫

Hechos 26:22-23 (RVC)

≪En primer lugar, les he enseñado lo mismo que yo recibí: Que, conforme a las Escrituras, Cristo murió por nuestros pecados; que también, conforme a las Escrituras, fue sepultado y resucitó al tercer día.≫

1 Corintios 15:3-4 (RVC)

≪Por el pecado de Adán todos fuimos castigados con la muerte; pero, gracias a Cristo, ahora podemos volver a vivir.≫

1 Corintios 15:21-22 (TLA)

≪El amor de Cristo domina nuestras vidas. Sabemos que él murió por todos y que, por lo tanto, todos hemos muerto. Así que, si Cristo murió por nosotros, ya no debemos vivir más para nosotros mismos, sino para Cristo, que murió y resucitó para darnos vida.≫

2 Corintios 5:14-15 (TLA)

≪Nosotros creemos que Jesús ha muerto y ha resucitado; pues, igualmente, Dios llevará consigo a quienes han muerto unidos a Jesús.≫

1 Tesalonicenses 4:14 (BLPH)

≪¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva.≫

1 Pedro 1:3 (NVI)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos acerca de la fidelidad de Dios

Como seres humanos quizá nos cueste creer la inmensidad de la fidelidad de Dios. Nosotros fallamos, nos decepcionamos de las personas y hasta evitamos perdona. Sin embargo, Dios es fiel para con nosotros y a pesar de todo lo que hagamos, Él siempre nos perdona y aceptar. Su lealtad permanece por siempre y no hay nada que le haga cambiar de parecer. Para comprender mejor hasta qué punto llega esta característica de Su naturaleza, la Biblia dice lo siguiente:

≪El Señor pasó delante de él proclamando:
—¡El Señor! ¡El Señor! ¡Dios compasivo y benévolo, lento en airarse y rico en amor y fidelidad, que mantiene su amor a lo largo de mil generaciones y perdona la desobediencia, la rebeldía y los pecados, aunque no los deja impunes, sino que castiga la culpa de los padres en los hijos y en los nietos, en los biznietos y en los tataranietos!≫

Éxodo 34:6-7 (BLPH)

≪Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente. Él no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?≫

Números 23:19 (NTV)

≪Reconoce, por lo tanto, que el Señor tu Dios es verdaderamente Dios. Él es Dios fiel, quien cumple su pacto por mil generaciones y derrama su amor inagotable sobre quienes lo aman y obedecen sus mandatos.≫

Deuteronomio 7:9 (NTV)

≪Él es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él!≫

Deuteronomio 32:4 (NTV)

≪Pero tu misericordia, Señor, llega a los cielos; ¡tu fidelidad se extiende hasta las nubes!≫

Salmos 36:5  (RVC)

≪Señor, tú eres un Dios compasivo y bondadoso, un Dios que no se enoja con facilidad; lleno de fiel amor y fidelidad.≫

Salmos 86:15 (PDT)

≪Señor y Dios del universo, ¡no hay Dios como tú, tan fiel y poderoso!≫

Salmos 89:8 (TLA)

≪…pues te cubrirá con sus alas, y bajo ellas estarás seguro. ¡Su fidelidad te protegerá como un escudo!≫

Salmos 91:4 (DHH)

≪Tu fidelidad permanece para siempre; tú afirmaste la tierra, y quedó en pie. Todas las cosas siguen firmes, conforme a tus decretos, porque todas ellas están a tu servicio.≫

Salmos 119:90-91 (DHH)

≪El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!≫

Lamentaciones 3:22-23 (NVI)

≪Fiel es Dios, quien los ha llamado a tener comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor.≫

1 Corintios 1:9 (NVI)

≪Ustedes sólo han tenido las mismas tentaciones que todos los demás. Pero Dios es fiel y no va a dejar que sean tentados más allá de lo que puedan soportar. Así que sepan que cuando sean tentados, van a poder soportar, porque Dios les dará una salida.≫

1 Corintios 10:13 (PDT)

≪El Señor, que es fiel, les dará fortaleza y los guardará del maligno.≫

2 Tesalonicenses 3:3 (NBV)

≪Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.≫

2 Timoteo 2:13 (TLA)

≪Mantengámonos firmes, sin dudar, en la esperanza de la fe que profesamos, porque Dios cumplirá la promesa que nos ha hecho.≫

Hebreos 10:23 (DHH)

≪Vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llama FIEL Y VERDADERO. Y con justicia él juzga y hace guerra.≫

Apocalipsis 19:11 (RVA-2015)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Juego: Historias insólitas de la Biblia

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

5 mitos que crees sobre el infierno

No hay libro que haya superado a la Biblia en ventas en todo el mundo; no obstante, esto no confirma que sea el más leído. Es más, las personas tienden a creer en lo que suponen que está en la Biblia y no recurren a la misma fuente para confirmar sus hipótesis. Por ejemplo, hasta la actualidad hay quienes piensan que Adán y Eva pecaron tras comer una manzana, que una ballena tragó a Jonás, que todos los ángeles tienen alas y aureolas, que Satanás tiene cuernos y cola, que existen 7 pecados capitales, que 3 reyes magos fueron a visitar a Jesús, y otros mitos que no están en la Biblia. (Para mayor información sobre este tema, leer el artículo 6 mitos que crees que están en la Biblia). La conjetura no solo ha afectado a las historias bíblicas, sino también a algunos versículos. (Para mayor información sobre este tema, leer el artículo 3 frases que crees que están en la Biblia, pero no lo están). Probablemente, uno de los temas que tiene más mitos es el infierno; éstos son algunos de ellos.

1. El infierno es una fiesta.

Tal vez sea como broma, pero algunos dicen que no les importa ir al infierno porque allí estarán con todos sus amigos y celebrarán juntos. Esta afirmación no puede estar más lejos de la verdad. Mateo 13:41-42 dice que en el infierno es un lugar tan terrible que hace que sus habitantes griten y crujan los dientes de dolor. Esto desmiente por completo la creencia de que el infierno será una fiesta.

2. Satanás y los demonios reinan en el infierno.

El mito de que el infierno es el lugar de gobierno de Satanás es creído por millones de personas; no obstante, esto es erróneo. Mateo 25:41 (DHH) dice: “Luego el Rey dirá a los que estén a su izquierda: Apártense de mí, los que merecieron la condenación; váyanse al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” Esto quiere decir que el infierno no es el reino del diablo, sino el lugar que Dios preparó para él y sus demonios.

3. Las personas que van al infierno son atormentadas por Satanás y los demonios.

A través de la historia han existido representaciones, sobre todo en el arte, donde se muestra a personas siendo atormentadas por Satanás y los demonios en el infierno. Sin embargo, no hay ningún pasaje en la Biblia que confirme esta creencia; todo lo contrario, las Escrituras indican que el infierno es el castigo eterno para el diablo, los demonios y todos aquellos que decidieron rechazar a Dios.

4. Las personas buenas no van al infierno.

No se puede ir al cielo solo por creer que se es buena persona. Romanos 3:23 (TLA) dice: “Todos hemos pecado, y por eso estamos lejos de Dios.” Como seres humanos pecamos todos los días, ya sea con nuestras acciones o pensamientos. Es más, Marcos 10:18 dice que el único bueno es Dios. El pecado es el que nos distancia de Dios, pero Jesús pagó por nuestras culpas y gracias a su muerte y resurrección, cualquier persona tiene acceso a Dios. Diversos versículos en la Biblia explican que quien se arrepiente y confiesas sus pecados, cree en Jesús y obedece sus mandamientos tiene la oportunidad de vivir eternamente con Él.

5. Una vez estando en el infierno se puede salir de allí.

Cada segundo es una oportunidad para comenzar una nueva vida con Dios. Mientras estamos con vida podemos arrepentirnos y recibir salvación, pero una vez que morimos ya no tenemos esa libertad. La Biblia dice que el cielo y el infierno son eternos. Después de ellos no existe nada más; es decir que no se puede cambiar el destino una vez que se llega allí. Este hecho debería darnos esperanza y consuelo, pues significa que si seguimos con vida es porque Cristo continúa brindándonos oportunidades de salvación. Lo único que tenemos que hacer es aceptar su regalo y vivir de acuerdo a su plan; y no hay nada en la Tierra que sea mejor que lo que Él tiene preparado para nosotros.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend