Cadenas Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Cadenas”

Hay libertad en Cristo 1

Hay libertad en Cristo

“Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.” Juan 8:36 (NVI)

Al ser esclavos del pecado, nos aprisionamos con cadenas de hierro con las que un criminal podría estar aprisionado en su celda lo cual nos conduce hacia la muerte. Sin embargo Cristo nos dice que fuera de Él no hay libertad del pecado y nos invita a que nos acerquemos para que pueda romper las cadenas de toda esclavitud.

 Si en este momento estás aprisionado por algún vicio con el sexo o la pornografía, debes reconocer y aceptar tu estado. Una vez que lo hagas acércate a Cristo y recibe una nueva vida en Él.

¡Permite que Cristo te de la libertad!

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Atado? 2

¿Atado?

“El vino hace insolente al hombre; las bebidas fuertes lo alborotan; bajo sus efectos nadie actúa sabiamente.” Proverbios 20:1 (DHH)

La adicción al alcohol no solo destruye a la persona que lo consume sino a todos los que están a su alrededor. Es una cadena que ata al ser humano y sus consecuencias pueden ser nefastas si no se actúa a tiempo. Pero debemos recordar que Dios puede hacer libre al prisionero y romper toda cadena de opresión. “(…) donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.” 2 Corintios 3:17 (DHH)

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Libre o esclavo? ¡Tú decides! 3

¿Libre o esclavo? ¡Tú decides!

La esclavitud es una forma de sometimiento del hombre por el mismo hombre que se practicó desde la antigüedad, pero luego de una larga lucha para acabar con la sumisión humana se logró terminar con este mal en la sociedad, por ello cada 2 de diciembre se celebra la libertad lograda a través de varios años de lucha.

Si bien la esclavitud ya no existe oficialmente y esas cadenas de metal cayeron, aún el hombre está siendo atado por el amor al dinero, la vanidad, el orgullo y todo aquello que es pecado y que anula la libertad que Dios dio al ser humano.

“Jesús contestó: —Les digo la verdad, todo el que comete pecado es esclavo del pecado” Juan 8:34 (NTV) el pecado es la peor forma de esclavitud que el ser humano puede enfrentar.

El diablo es astuto y tratará de encontrar tu debilidad para hacerte caer y ponerte las cadenas de la opresión que no sólo te paralizarán sino que poco a poco acabarán con tu vida espiritual.

Muchas son las personas que creen que gozan de una libertad plena y que por ello pueden hacer lo que quieren: consumir drogas, alcohol, ver pornografía, robar, mentir, engañar, etc. pero si analizamos la supuesta libertad que disfrutan nos damos cuenta de que son esclavos de aquello que les gusta hacer.

Es necesario examinar nuestra vida, para identificar si hay algo que nos  está haciendo esclavos, muchas veces hacemos cosas que no consideramos pecado, como ser: las excusas, las exageraciones, el hablar demás, comentar de la vida ajena etc. pero si analizamos bien este tipo de acciones son pecado y por ende somos prisioneros, por ello al igual que el rey David debemos pedir a Dios que nos examine, “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan. Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda y guíame por el camino de la vida eterna” Salmos 139:23-24 (NTV).

¿Hay algo que te tiene atrapado y no puedes dejar de hacer?

Solamente hay una esperanza para aquel que está viviendo en esclavitud, ¡Jesús!  Pues él nos rescató del reino de la oscuridad y nos trasladó al reino de su Hijo amado” Colosenses 1:13 (NTV).

Si quieres que las cadenas que te oprimen se rompan o que se abran las puertas de la prisión en que te encuentras, debes buscar sinceramente a Jesús (…) Me ha enviado a proclamar que los cautivos serán liberados, que los ciegos verán, que los oprimidos serán puestos en libertad” Lucas 4:18 (NTV).

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

12 Pasos Para Romper Adicciones 4

12 Pasos Para Romper Adicciones

“Las adicciones son un grave problema que afecta y puede llegar a lastimar o destruir no sólo a la persona adicta, sino a sus familiares, amistades, relaciones laborales y a su patrimonio.
Una esperanza comprobada para salir de esta esclavitud es el “Programa de los 12 pasos” cuyos fundamentos proponen la necesidad de reconocer el problema, dejar de negarlo y la incapacidad de superar el problema por sí mismo. !Pide ayuda, ingresa en un grupo y tómate de la mano de Dios”!

Escucha a Camilo y Johanna junto a la Psicoterapeuta Maria Antonieta Velazco explicando el proceso de los 12 pasos.  Recuerda que puedes escribir a nuestro correo si necesitas ayuda, nuestro correo electrónico es [email protected]

¡Háblale a tu futuro! 5

¡Háblale a tu futuro!

“Cuando el diablo te quiera recordar de tu pasado recuerdale de su futuro.” 

Uno de los momentos en los que los cristianos nos sentimos más atemorizados es cuando recordamos el pasado. Claramente, ninguno de nosotros está capacitado para poder recorrerlo, sin encontrar fallas, o para poder transitar por esta vida, sin haberse equivocado, haber fallado o confundir el camino alguna vez.
Y PEOR AÚN, SIN PODER HACER NADA PARA CAMBIARLO DESEANDO HACERLO TODO!

Justamente, por eso es que cuando vienen los momentos difíciles en la vida, con lo primero que nos atacan es con nuestro pasado. “Si tu hiciste eso, ¿Como es que ahora puedes venir a hablar de aquello?” ”¿El que nos viene a hablar de Dios, o de que podemos ser mejores, es la misma persona que hizo aquello días atrás?”
Y las miradas, y las acusaciones por lo que pasó nos hacen ver cada vez más pequeños en este mundo que muchas veces atemoriza con su definición de nosotros mismos.

Cristo tiene tu futuro en sus manos. El Vino a poder romper con esa “condena”que te corresponde y a darte una identidad en Él. 

Somos humanos que estamos todos los días siendo transformados por el acto que hizo Jesús por nosotros. Los cuales no somos perfectos, ni estamos cerca, pero que si queremos agradar a Dios y ser cada día mejores.
No dejes que te digan quien eres. Tienes una identidad en Él.
VE HACIA TU FUTURO CONFIADO QUE ÉL ESTARÁ ALLÍ.

¿Resistir a la tentación? 6

¿Resistir a la tentación?

Todos somos tentados.

Hasta se habla de la tentación como algo tan normal que parecería que algunos se olvidaron que deberían hacer con ella.
Muchos, refugiados en que “Jesús también fue tentado” dejan que la tentación venga tan cerca que se hace imposible retroceder.

Yo no sé cual es tu tentación, quizá tengas más debilidad por el sexo opuesto, más facilidad en caer en la mentira. Tal vez miras a otra persona y no a la que está a tu lado; tienes o has tenido algún tipo de adicción.

Sé que en tu mente todas estas cosas parecen ser más grandes que tú mismo y que en definitiva ni vale la pena pelear porque terminarán ganando la batalla.

Pero tengo buenas noticias para ti: “Las tentaciones que enfrentan en su vida, no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir.” Eso es lo que dice la Biblia acerca de la tentación en tu vida.

¿Cuántas veces hemos escuchado que a la tentación hay que resistir y huir de ella?
Es cierto, ése es el primer paso; pero  también tengo una mala noticia: ¡VOLVERÁ!

La tentación te acecha, te espera, y se hace ver una y otra vez en los momentos que estás desprevenido. Si piensas que ya ganaste con solamente resistir, lamento tener que ser yo la que te diga algo diferente a lo que siempre escuchaste, lamento ser yo la que te diga que eso no te llevará a la victoria.

La tentación no es resistir nada más, sino elegirlo a Él por sobre la tentación.

Si yo tuviera una cartera/billetera llena, y tú tienes la tuya. ¿Cambiarías esa cartera/billetera por la que yo tengo en mis manos, sin saber que hay en ella?

Después de unos minutos de pensar, eliges entregarla y cambiarla por aquella que no sabes lo que tiene, pero parece estar llena de sueños e ilusiones de un futuro placentero.  ¡Y cuando la abres te encuentras que esta vacía!

-Esa es la imagen del pecado. Siempre tiene un sabor amargo al final.

Así que la próxima vez que estés pasando por una tentación, que sientes que no puedes resistir, o que estás resistiendo hace tiempo pero no sales victorioso, recuerda que la única forma de obtener esa victoria es ELEGIR.

La elección no solamente de no hacer lo malo, sino de hacer lo correcto.
La elección de aquel que te dio todo y que venció la tentación, por encima de esa cartera vacía.

 

El Dios Aspirina 7

El Dios Aspirina

La vida con Jesús no significa una vida lejos de los problemas.
En el siglo XXI vendemos al cristianismo, y sobre todo a Jesús como si fuera una polvorita mágica de los cuentos de hadas, que utilizas en cada momento que precisas que tu situación cambie, y luego te olvidas de ella hasta la próxima ocasión. O buscamos encontrarnos con un Dios que solo habla de prosperidad, progreso y beneficios.

Pero tengo que decirte, que el que te haya dicho que cuando comienzas a servir a Jesús tu vida dejaría de tener problemas, y se convertiría en una película de Hollywood, donde tú eres el artista principal, está equivocado.

Hoy en día, estamos rodeados de personas que sirven a Dios un año y que si no ven un progreso se “desenamoran de la marca” y eligen pasar a lo siguiente.

Pero la historia que te contaré hoy, no es de alguien así, sino todo lo contrario.
Cristianos que ardían por el amor a Jesús, y que cambiaban su bienestar por cumplir con su propósito. Personas que estaban sirviendo a Jesús de la mejor manera, y terminaron en la peor situación.

La historia se encuentra en  Hechos 16:25
“Alrededor de la medianoche, Pablo y Silas estaban orando y cantando himnos a Dios, y los demás prisioneros escuchaban.” En otras versiones comienza diciendo “Cuando oscureció”. Estos dos hombres son un excelente ejemplo de cómo vivir la vida cristiana.

Muchas veces tu alabanza debe comenzar cuando todo se oscurece. Cuando parece que todo está perdido. La historia sigue diciendo: “De repente, hubo un gran terremoto y la cárcel se sacudió hasta sus cimientos. Al instante, todas las puertas se abrieron de golpe, ¡y a todos los prisioneros se les cayeron las cadenas!” Estos dos hombres de Dios estaban en medio de prisioneros. Muchos de ellos se merecían estar allí, y estaban pagando su condena con la sociedad. Otros quizá eran condenados injustamente. Lo que importa es que cuando dos hijos de Dios se pusieron a alabar, todos fueron liberados. Tu alabanza es tan poderosa que puede liberar a alguien más que esté esclavo. La historia parece ponerse mas y mas interesante, dos hombres condenados injustamente por haber predicado de Jesús, estaban en la cárcel esperando a ser asesinados eventualmente.

Comienzan a alabar, su situación cambia y se dan cuenta que el favor de Dios esta con ellos. No solos con ellos sino con todos los que estaban a su alrededor. “El carcelero se despertó y vio las puertas abiertas de par en par. Dio por sentado que los prisioneros se habían escapado, por lo que sacó su espada para matarse;  pero Pablo le gritó: «¡Detente! ¡No te mates! ¡Estamos todos aquí!». El carcelero pidió una luz y corrió al calabozo y cayó temblando ante Pablo y Silas.” Según la biblia, el carcelero DIO POR SENTADO. Era un hombre que se regía por los parámetros de este mundo. Si alguien te hace mal, devuelves con mal. A cada causa le corresponde un efecto, que sea lógico medido por el dolor pasado o consecuencia merecida.

¿Pero sabes que? Cuando alabas a Dios te da compasión por tus enemigos.

Y la historia termina así “Después los sacó y les preguntó: —Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos le contestaron: —Cree en el Señor Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa. Y le presentaron la palabra del Señor tanto a él como a todos los que vivían en su casa.

Por ultimo recuerda, tu alabanza tiene que sobrepasar tus preferencias, debe sobrepasar lo que sientas en ese momento.

“El carcelero los llevó adentro de su casa y les dio de comer, y tanto él como los de su casa se alegraron porque todos habían creído en Dios.”

Cada vez que sobrepones la alabanza a Dios por encima de tus circunstancias tendrás frutos más grandes de lo que te imaginas. Y te podrás dar cuenta que en medio de la adversidad Dios esta contigo. Porque si bien Él no prometió que tu vida iba a ser más simple, o sin problemas sino que dijo:

La persona íntegra enfrenta muchas dificultades,pero el SEÑOR llega al rescate en cada ocasión. Salmos 34:19

No fue un sueño 8

No fue un sueño

Por ese tiempo, el rey Herodes Agripa comenzó a perseguir a algunos creyentes de la iglesia e incluso mandó a matar a espada al apóstol Santiago.Cuando vio cuánto esto le agradó al pueblo judío, también arrestó a Pedro.Después lo metió en la cárcel y lo puso bajo la vigilancia de cuatro escuadrones de cuatro soldados cada uno. Herodes tenía pensado llevar a Pedro a juicio público después de la Pascua.Pero, mientras permanecía en la cárcel, la iglesia oraba fervientemente por él.

La noche antes de ser sometido a juicio, Pedro dormía sujetado con dos cadenas entre dos soldados. Otros hacían guardia junto a la puerta de la prisión. De repente, una luz intensa iluminó la celda y un ángel del Señor se puso frente a Pedro. El ángel lo golpeó en el costado para despertarlo y le dijo: “¡Rápido! ¡Levántate!”. Y las cadenas cayeron de sus muñecas. Después, el ángel le dijo: “Vístete y ponte tus sandalias”. Pedro lo hizo, y el ángel le ordenó: “Ahora ponte tu abrigo y sígueme”.

Así Pedro salió de la celda y siguió al ángel, pero todo el tiempo pensaba que era una visión; no se daba cuenta de que en verdad eso estaba sucediendo. Pasaron el primer puesto de guardia, luego el segundo hasta llegar a la puerta de hierro que llevaba a la ciudad, la misma que se abrió por sí sola frente a ellos. De esta manera la cruzaron y empezaron a caminar por la calle y de pronto el ángel lo dejó.

Finalmente Pedro volvió en sí. “¡De veras es cierto! -dijo-. ¡El Señor envió a su ángel y me salvó de Herodes y de lo que los líderes judíos tenían pensado hacerme!”.

Cuando sepas que algún familiar, amigo o conocido está enfrentando algún problema, no sólo sientas pena por su situación sino orar por él, porque como dice Santiago 5:16 “La oración eficaz del justo puede mucho”. Intercede por su vida, pídele a Dios que lo fortalezca cuando se sienta débil o enfrente alguna tentación e incluso que lo libre de la muerte. Posiblemente tú no puedas llegar hasta donde él se encuentre pero Dios si puede mandar a sus ángeles para lo protejan en todo momento.

Si Dios pudo romper las cadenas que tenían atrapado a Pedro y devolverle la libertad, ¿no crees que también puede romper aquellas ataduras que aún te tienen atrapado y te impiden seguir adelante? Por supuesto que sí, sólo debes serle fiel y seguirlo, Él se encargará de abrir las puertas necesarias para ponerte a salvo y cumplir su maravilloso propósito en tu vida.

Estén siempre contentos. Oren en todo momento. Den gracias a Dios en cualquier circunstancia. Esto es lo que Dios espera de ustedes, como cristianos que son. 1 Tesalonicenses 5:16-18 (TLA)

Dios nos pone a cada uno frente a la vida de otros, para impactarlos de alguna manera. Mira a Dios en los demás.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend