características Archives | CVCLAVOZ

All posts in “características”

5 instrucciones para vivir en armonía 1

5 instrucciones para vivir en armonía

“Por último, todos deben ser de un mismo parecer. Tengan compasión unos de otros. Ámense como hermanos y hermanas. Sean de buen corazón y mantengan una actitud humilde. No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y él les concederá su bendición.”

1 Pedro 3:8-9 (NTV)

Pedro concluye el tema de las relaciones humanas diciendo que vivamos en armonía unos con otros.  Suena muy sencillo, ¿verdad? Pero, ¿haces lo que el Señor te pide? ¿Reflejas lo que Dios te dice?

Así como toda la Biblia se resume en amor, todas las relaciones humanas (sean con autoridades, pareja, amigos, vecinos o cualquier otra persona) se deben llevar con amor. ¿Sabes qué es el amor cristiano y cómo vivir con tu prójimo en armonía? Es amar como Dios nos ama y tratar como Él lo hace. Es poner en práctica estas cinco instrucciones del Señor y aplicarlas en nuestro diario vivir:

1. Ser de un mismo sentir. Quiere decir, vivir en unidad o cooperación unos con otros en medio de la felicidad o de la adversidad.

2. Tener compasión. Es un sincero sentir por las necesidades del otro, es ayudar sin recibir nada a cambio.

3. Amarse como hermanos (as). Significa que el amor por la persona debe ser incondicional y sin límites.

4. Ser humildes. Quiere decir, dejar el orgullo y todo el egoísmo a un lado. Servir al prójimo como lo hizo Jesús y no ser una persona arrogante.

5. No pagar mal por mal. Esto implica perdonar a la persona que nos hizo daño, orar por su vida y bendecirla.

Si realmente eres hijo (a) de Dios y el amor está en ti, estas cinco características serán parte de tu vida y diario vivir. Analiza tu vida y si te falta desarrollar alguna cualidad, pídele a Dios que te llene más de su presencia.

El apóstol Juan en su primera carta dice: “sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios; pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” 1 Juan 4:7.



El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El poder del Espíritu Santo en nuestras vidas 2

El poder del Espíritu Santo en nuestras vidas

Al crear Dios al ser humano, lo hizo maravillosamente complejo; cada uno fue dotado con habilidades y características que al ser moldeadas nos convierten en mejores personas.

Uno de estos aspectos es el temperamento, el cual heredamos de nuestros padres, por ello, tenemos una combinación de los cuatro temperamentos identificados.

El sanguíneo es conocido por ser extrovertido, cálido, vivaz y cordial, es receptivo, nunca le faltan amigos, suele hablar bastante y dejarse guiar por sus emociones.

El colérico es activo, práctico, autosuficiente, de voluntad recia, es un líder nato y tiene determinación, aunque es extrovertido no tiene muy desarrollado el aspecto emocional.

El melancólico es un perfeccionista, bastante sensible, con tendencia al auto sacrifico, es responsable y fiel, es del tipo introvertido por lo que le cuesta hacer amigos.

Por último, el flemático, suele ser sereno, equilibrado, lento y reticente, tiene un raro sentido del humor, eficiente y aunque procura ser un espectador, disfruta de la compañía de las personas y tiene buen control sobre sus emociones. (*)

Todos ellos florecen bajo la influencia del Espíritu Santo, quien transforma las debilidades inherentes a cada tipo, hasta convertirlas en fortalezas.

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” Efesios 4:22-24 (RVR1960).

La forma en la que podemos dejar nuestra antigua manera de vivir y renovar nuestra mente, es buscando conocer íntimamente a Dios a través de Su Palabra, consideremos además que el autor es el Espíritu Santo.

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.” Colosenses 3:16-17 (RVR1960).

¿Y cómo sabemos que somos llenos del Espíritu y que es Él quien tiene el control?

Pues basta con ir a Gálatas 5:22-25:

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.” (RVR1960).

 Seamos obedientes a la Palabra de Dios, conozcámosla y dejemos que el Espíritu nos guíe.

(*) Descripciones hechas por Tim LaHaye en su libro Temperamentos controlados por el Espíritu Santo.

Por Cesia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Soy especial? 3

¿Soy especial?

¿Cuál es tu reacción cuando te ves en el espejo? ¿Te emociona ser como eres o buscas compararte con otras personas? Si tu respuesta es afirmativa a esta última pregunta, el desafío que tienes es entender que Dios te ha creado como un ser único y especial, con dones y cualidades que debes descubrir y desarrollar a lo largo de tu vida.

¿Te imaginas estar en el cuerpo de la persona con la que te has estado comparando? Estoy segura que te llevarías una gran sorpresa porque, además de todo lo bueno que hay en él o ella, también tiene sus propios problemas no resueltos, sus luchas, sus momentos desagradables, sus complejos y lo más asombroso de todo es que también se compara con otras personas. ¿Parece un círculo vicioso, verdad?

Entonces… ¿Por qué tratar de ser como otros, si Dios te ha hecho singular?

La comparación sólo te roba tiempo, energía, enfoque y el gozo de vivir en armonía por tratar de ser lo que no eres. No estás aquí para impresionar a nadie, no tienes que comprobar cuán bueno eres o no, Él ha puesto en ti todo lo que necesitas para tener éxito en lo que emprendas.

Ya no te martirices creyendo que otras personas son mejores que tú, porque al hacerlo llegas a  desvalorizar su obra maestra, a rechazar su creación e insinuar que Dios no es perfecto y que no te ama, cuando la Biblia dice en Jeremías 31:3 (LBLA)

“(…) Con amor eterno te he amado, por eso te he atraído con misericordia.”

¡Piénsalo! Y decide dejar las comparaciones que no te permiten correr tu propia carrera y sólo te limitan al momento de alcanzar tus propósitos; porque cuando lo entiendas no sólo empezarás a disfrutar tu vida, sino también comenzarás a ver cómo sus dones y talentos van desarrollándose en ti.

¿Quieres mejorar? Empieza por darle el control de tu vida a Dios y si tu entorno te ha impulsado a desvalorizarte resaltando sólo tus defectos, te animo a elaborar una lista con tus cualidades positivas, destacando tus áreas fuertes y las características que te hacen único, lo cual te ayudará a reconocer lo especial que eres delante de Dios y  de los demás.

Recuerda que fuiste creado por un ser divino que pensó en ti desde antes que estuvieras en el vientre de tu madre.

«Yo te elegí antes de que nacieras; te aparté para que hablaras en mi nombre a todas las naciones del mundo». Jeremías 1:5 (TLA)

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Eres alguien que da vida? 4

¿Eres alguien que da vida?

¿Alguna vez has asistido a una reunión demasiado aburrida, hasta que llega alguien que cambia el ambiente? Existen personas tan alegres y extrovertidas que logran hacer de una reunión tediosa una diversión, se podría decir que han dado “la chispa de vida” que hacía falta.

Algo similar debería suceder cuando una persona está al lado de un cristiano, debería ver en él una chispa que de vida, encontrar lo que le hacía falta como consuelo, esperanza, amor y paz, así como todos lo encontraban en Jesús.

“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”

Podemos concluir que el ser “sal” es una característica muy importante del cristiano.

Las características principales de la sal son: dar sabor a los alimentos, la preservación de ellos y el provocar la sed. ¿Eres una persona que da sabor? ¿Eres útil para tu prójimo? ¿Provocas que las personas tengan deseos que conocer a Dios? Puedes darte cuenta estás siendo sal cuando aquellos que te rodean encuentran algo diferente en ti, se acercan porque eres necesario en sus vidas, has logrado impactar a tal punto que pueden ver a Dios a través de ti.

“Porque todos serán salados con fuego, y todo sacrificio será salado con sal. Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros.” Marcos 9:49-50

Muchos no pueden hacer la diferencia porque no tienen encendido el fuego de Dios en su corazón, aquel fuego con el que pueden ser sal para otros; al contrario, en lugar de dar paz, provocan malestar, conflictos, enojos, continúan con rencores. Cuando realmente se acerquen a Dios entonces serán sal, harán sacrificios por su hermano y de este mundo un lugar mejor para vivir.

La sal no sirve cuando pierde sus propiedades y es importante que analices si estás descuidando este aspecto. No descuides las propiedades de sal que Jesús te ha dado cuando lo has aceptado; y podrías hacerlo pecando y apartándote de la voluntad de Dios.

¡Nunca es tarde para empezar a dar vida!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend