celular Archives | CVCLAVOZ

All posts in “celular”

6 prácticas que DEBES dejar este año

Tenemos costumbres que nos parecen normales y hasta inofensivas; no obstante, algunas de ellas tienen gran repercusión en nuestra vida, especialmente en la salud. Es importante estar alertas de estas prácticas y eliminarlas de nuestro diario vivir. De lo contrario, sufriremos las consecuencias a mediano y largo plazo.

Éstas son algunos malos hábitos de los cuales debemos despedirnos de una vez por todas:

1. Recibir besos de tus mascotas.

La saliva de los perros y gatos tiene beneficios para los de sus especies. Cuando ellos lamen a sus cachorros o a sí mismos, promueven la propagación y migración de nuevas células de piel. Además, protege su saliva les ayuda a prevenir las infecciones en las heridas.1 Sin embargo, el hecho de que su saliva sea bueno para ellos, no significa que lo sea para nosotros. Los expertos en el estudio de animales han reportado que las bacterias que se encuentran en los perros y gatos son perjudiciales para los seres humanos. “No es solo lo que lleva la saliva. Los perros pasan la mitad de su vida con la nariz en rincones desagradables o revolcándose sobre los excrementos de los perros, por lo que sus bocas están llenas de bacterias, virus y gérmenes de todo tipo”, afirma el profesor de virología y bacteriología de la Universidad Reina María de Londres, John Oxford.2

Un caso reportado en el 2016, en donde una mujer contrajo la bacteria Capnocytophaga canimorsus, a través de los besos de su perro y que casi la lleva a la muerte; demostró que las bacterias no solo se propagan a través de las mordeduras o arañazos de las mascotas, sino a través de cualquier contacto con la saliva.3

2. Dormir demasiado.

En ocasiones solemos bromear que si nos dieran a elegir, podríamos pasar todo el día durmiendo. Sin embargo, diferentes estudios científicos han revelado que el dormir en exceso acarrea consecuencias negativas para el cuerpo. Un estudio publicado en la revista Diabetes Care, concluyó que dormir mucho o poco afecta el nivel de glucosa en la sangre; independientemente del peso o la actividad física.4 Asimismo, un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Université Laval, confirmaron que dormir menos de 7 ó más de 9 horas incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.5

Por otra parte, investigadores encontraron evidencia que sugiere que aquellos duermen más de 8 horas tienen el doble de riesgo de tener angina (dolor en el pecho), y también tienen el 10% más de posibilidad de contraer una enfermedad de la arteria coronaria.6 Otros estudios también han confirmado que dormir en demasía puede causar obesidad, depresiónpérdida de memoria, disminución de la función cerebral, dolores de cabeza, entre otros.7

3. Permanecer sentado por mucho tiempo.

Aquellos que por trabajo, estudios, o alguna otra razón, pasan la mayor parte del día sentados, tienen mayores probabilidades de morir. Un estudio determinó que aquellas personas que no realizan actividades físicas, llevan una vida sedentaria con muchas horas de sueño, tienen el mismo riesgo de morir que los que fuman y son alcohólicos.8 Por otra parte, un artículo publicado en la revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, sostiene que la actividad física tiene impacto en el nivel de energía y vigor; además, ayuda a mejorar el estado de ánimo y disminuye la sensación de fatiga y apetito afectado. Dicha investigación sostiene que “la introducción de pequeños períodos de actividad durante el día de trabajo de los oficinistas sedentarios es un enfoque prometedor para mejorar el bienestar general en el trabajo sin afectar negativamente el rendimiento cognitivo.”9

4. Revisar tu celular antes de dormir.

De acuerdo a un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, asegura que leer en cualquier aparato electrónico (eReaders, celulares, tablets, laptops y ciertos tipos de televisores) antes de dormir, hace que sea más difícil conciliar el sueño; además, afecta la energía que se tiene al día siguiente. Para evitar sufrir los efectos dañinos de los celulares, y la tecnología en general, los expertos recomiendan no ver los celulares, computadores, televisión, o cualquier otro tipo de aparto electrónico, por lo menos una hora antes de dormir.

5. Tomar bebidas dietéticas gasificadas.

Investigadores de la Universidad de Boston examinaron a 3000 personas en un período de 10 años, y descubrieron que aquellos que consumían bebidas dietéticas gasificadas prácticamente triplicaron sus posibilidades de tener apoplejía y demencia. Ese a estos resultados,el Ph.D. Matthew Pase, investigador del equipo, afirmó que no es una cifra alarmante pues se trata de un número bajo de personas.10 Por su parte, el endocrino y profesor de nutrición en Harvard T.H. Chan School of Public Health, Ph.D. David Ludwig, dice “sabemos que las sodas dietéticas son mejores que las bebidas azucaradas en términos de peso corporal, pero no sabemos si mejor es realmente bueno“.11

En lo que sí están de acuerdo los expertos de la salud es que cualquier tipo de bebida azucarada artificialmente es uno de los mayores contribuidores a la obesidad. Además, no importa si la bebida es baja en calorías o no, pero las personas que lo consumen tienen una menor calidad dietética.12

6. No comer saludable.

Hay numerosos estudios que han comprobado las consecuencias dañinas del consumo de comidas rápidas. Pese a que es bien conocido sus efectos negativos, las personas no dejan sus malos hábitos y continúan ingiriendo alimentos no saludables. Mantener una dieta así, no solo genera obesidad, problemas cardíacos, diabetes, problemas de memoria y desempeño; sino también cambios en el comportamiento.13 Para cuidar de nuestros cuerpos y tener una mejor calidad de vida, debemos tener en cuenta qué comemos, a qué hora y en qué cantidad.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Tudor, K. (2016). Pet Saliva: Health Hazard or Health Benefit? | petMD. Petmd.com. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.petmd.com/blogs/thedailyvet/ktudor/2014/jan/are-dog-licks-unhealthy-for-people-31207
2Aletha, A. (2017). Expert reveals the reason you should never let your dog lick your face - and why it could be DEADLY. The Sun. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.thesun.co.uk/news/4133088/dog-lick-face-kill-owner-pet-deadly-disease/
3Rettner, R. (2016). Dog 'Kisses' Give Woman Severe Infection. Live Science. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.livescience.com/55253-pet-infections.html
4Ohkuma, T., Fujii, H., Iwase, M., Kikuchi, Y., Ogata, S., Idewaki, Y., Ide, H., Doi, Y., Hirakawa, Y., Nakamura, U. and Kitazono, T. (2012). Impact of Sleep Duration on Obesity and the Glycemic Level in Patients With Type 2 Diabetes: The Fukuoka Diabetes Registry. Diabetes Care, 36(3), pp.611-617.
5Tremblay, A. (2009). Too much or too little sleep increases risk of diabetes. EurekAlert!. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.eurekalert.org/pub_releases/2009-04/ul-tmo042109.php
6Mitka, M. (2012). Sleep Duration—Too Long or Too Short—Appears Linked With Cardiovascular Problems. [email protected]. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://newsatjama.jama.com/2012/03/25/sleep-duration-too-long-or-too-short-appears-linked-with-cardiovascular-problems/
7Mercola, J. (2015). The Dangers of Sleeping Too Much. Mercola. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2015/12/10/dangers-sleeping-too-much.aspx
8Weisberger, M. (2015). Too Much Sleeping & Sitting as Bad as Smoking & Drinking. Live Science. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.livescience.com/53064-sitting-sleeping-health-risk.html
9Bergouignan, A., Legget, K., De Jong, N., Kealey, E., Nikolovski, J., & Groppel, J. et al. (2016). Effect of frequent interruptions of prolonged sitting on self-perceived levels of energy, mood, food cravings and cognitive function. International Journal Of Behavioral Nutrition And Physical Activity, 13(1). http://dx.doi.org/10.1186/s12966-016-0437-z
10McMillen, M. (2017). Is Drinking Diet Soda a Health Risk?. WebMD. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.webmd.com/diet/news/20170505/diet-soda-health-risks
11Íbid.
12Sugary Drinks. Harvard T.H. Chan - School of Public Health. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-drinks/sugary-drinks/#ref46
13Oberst, L. (2017). Fast Food Health Risks That Will Shock You. Food Revolution Network. Consultado el 4 de enero de 2018, de https://foodrevolution.org/blog/food-and-health/fast-food-health-risks/

Test: ¿Eres o no adicto a tu celular?

La nomofobia es la adicción comportamental que implica un alto temor a quedarse sin teléfono móvil. Esta nueva adicción se está haciendo más y más popular entre los jóvenes de hoy. Aunque parezca no tener mucha relevancia, la obsesión con los teléfonos celulares tiene consecuencias impactantes en el comportamiento y en la actividad cerebral.

Ana-Paula Correia y Caglar Yildrim, de la Universidad Estatal de Iowa, realizaron una investigación denominada Explorando las dimensiones de la nomofobia: Desarrollo y validación de un cuestionario auto informado, la cual fue publicada en la revista Computers in Human Behavior (vol. 49, pág. 130-137). En dicho artículo, Correia y Yildrim publicaron un test con 20 preguntas para que cualquier persona pueda evaluar y descubrir si es o no adicto a su teléfono móvil.

Cuestionario para determinar tu nivel de nomofobia

Para esta prueba debes tener a la mano un bolígrafo, papel, o algún material en el cual puedas registrar los números. A continuación, debes puntuar del 1 al 7 si estás de acuerdo o no con cada oración presentada a continuación. Si estás en completo desacuerdo, la puntuación es 1; si estás totalmente de acuerdo, el puntaje es 7; y si tu respuesta es neutral, entonces escribe el número 4. Los números que escribas determinan el grado de tu respuesta, así que puedes usar los números del 2 al 6 para expresar mejor tu posición frente a la frase.

  1. Me sentiría incómodo sin el constante acceso a la información a través de mi teléfono celular.
  2. Me sentiría enojado si no podría buscar información en mi celular cuando lo quisiera.
  3. Ser incapaz de recibir las noticias (ej: actualidad, clima, etc.) en mi celular me haría sentir nervioso.
  4. Estaría enojado si no pudiese usar mi celular y/o sus capacidades cuando lo quisiera.
  5. Quedarme sin batería en mi celular me asustaría.
  6. Si me quedara sin créditos o llegara a mi límite mensual de datos, entraría en pánico.
  7. Si no tuviera una señal de datos o no pudiera conectarme a Wi-Fi, entonces constantemente verificaría si tengo señal o si podría encontrar una red Wi-Fi.
  8. Si no pudiera usar mi celular, temería quedar varado en alguna parte.
  9. Si no pudiera revisar mi celular por un tiempo, sentiría el deseo de verificarlo.
  10. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque no podría comunicarme al instante con mi familia y/o amigos.
  11. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría preocupado porque mi familia y/o amigos no pudieron contactarme.
  12. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría nervioso porque no sería capaz de recibir mensajes de texto y llamadas.
  13. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría ansioso porque no podría mantenerme en contacto con mi familia y/o amigos.
  14. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría nervioso porque no podría saber si alguien había tratado de contactarme.
  15. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque mi constante la conexión con mi familia y mis amigos se rompería.
  16. Si no tuviera mi celular conmigo, estaría nervioso porque estaría desconectado de mi identidad en internet.
  17. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría incómodo porque podría no mantenerse al día con las redes sociales.
  18. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría incómodo porque no podría revisar mis notificaciones de actualizaciones de mis conexiones y redes en línea.
  19. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría ansioso porque no podría revisar mis mensajes de correo electrónico.
  20. Si no tuviera mi celular conmigo, me sentiría raro porque no sabría qué hacer.

Resultado

Suma la calificación obtenida en cada punto y escribe el total. El siguiente cuadro te revelará tu nivel de nomofobia.

Puntuación Nivel de nomofobia
1 a 20 Ausente
21 a 59 Leve
60 a 99 Moderado
100 a 140 Severo

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Esto le pasa a tu cuerpo cuando eres adicto a tu celular

El celular es un invento relativamente reciente, y es por eso que no se puede evaluar sus efectos a largo plazo. Sin embargo, los estudiosos ya han comenzado a notar ciertos cambios importantes en el ser humano a causa del uso de la tecnología. Hasta hace algunos años atrás, nadie hubiera podido imaginar que las personas podrían ser adictas a sus teléfonos móviles, o que incluso se podría ir a rehabilitación por el excesivo uso de internet. Sin embargo, esto se ha convertido en un problema actual que afecta en su mayoría a los jóvenes y adolescentes.

Diversos estudios han confirmado que el simple hecho de mirar una pantalla de celular, televisor, o cualquier otro aparato electrónico antes de dormir, es perjudicial para el cerebro y afecta los patrones de sueño. Por otra parte, un estudio liderado por el profesor de neuroradiología de la Universidad de Corea en Seoul, M.D., Hyung Suk Seo, determinó que las personas adictas a sus celulares y a internet tienen niveles más altos de depresión, ansiedad, insomnio severo e impulsividad. Estos investigadores llegaron a este conclusión después de examinar el cerebro de un grupo de adolescentes con un examen de espectroscopía de resonancia magnética; un procedimiento que sirve para medir la composición química del cerebro.

De esta investigación, los estudiosos concluyeron que los adictos a internet y a sus celulares, tienen el ácido gamma-aminobutírico (GABA) en mayor proporción; esto significa que sus niveles de somnolencia y ansiedad son muy altos. El Dr. Seo cree que este factor puede estar relacionado con la pérdida funcional de integración y regulación del procesamiento en la red de nervios cognitivos y emocionales. Sin embargo, el estudio también demostró que el nivel de GABA puede disminuir o normalizarse cuando los pacientes realizan una terapia cognitiva conductual. Por otra parte, esta buena noticia no es un permiso para que el tiempo de uso de los celulares se incremente; de hecho, el Dr. Seo afirma que si eres demasiado dependiente de tu teléfono inteligente, básicamente estás dañando tu capacidad de atención”.

Se sabe que muchas personas utilizan sus celulares como herramienta de trabajo y, que además se han convertido en un instrumento necesario para las comunicaciones. No obstante, se recomienda el uso moderado de todo tipo de aparatos electrónicos y no dejarse llevar por ningún extremo. De esta manera se puede disfrutar de lo mejor de los avances tecnológicos sin convertirse en esclavo de ellos.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Tips para ahorrar batería en tu celular

Sin importar cuán modernos sean nuestros celulares, todos parecemos tener el mismo problema con el tiempo de duración de las baterías. Cuanto más tiempo los utilizamos, la batería se consume con mayor rapidez. De hecho, esto causa que más de uno tenga que llevar el cargador a todos lados por temor a que su teléfono se apague por falta de energía. Si bien los fabricantes de celulares aún no solucionan este inconveniente, hay ciertas medidas fáciles y prácticas que podemos tomar para alargar la duración de las baterías.

Aunque probablemente el consejo más práctico sea reducir las horas de uso, algunos tienen sus teléfonos como herramienta de trabajo; por lo cual, es casi imposible poner en ejercicio esa recomendación. No obstante, estas son algunas maneras en las que podemos ahorrar batería:

  1. Desinstala aplicaciones y juegos que no utilices.
  2. Activa el modo “ahorro de batería” en tu celular.
  3. Reduce el brillo de la pantalla.
  4. Apaga tu celular cuando no lo utilices.
  5. Cierra las aplicaciones cuando termines de utilizarlas.
  6. Activa el GPS sólo cuando lo uses.
  7. Desactiva el wifi cuando no lo necesites.
  8. Nunca permitas que tu batería llegue al 0% porque esto reduce la duración a largo plazo.
  9. Cuida que tu celular siempre tenga una temperatura adecuada y que no se sobrecaliente.
  10. Desactiva las notificaciones de aplicaciones que no utilices.
  11. Reduce el tiempo de bloqueo automático de la pantalla.
  12. Activa el bluetooth solo cuando se requiera.
  13. No uses el modo vibrador porque consume más batería que el ringtone.
  14. Reduce la lista de aplicaciones que pueden actualizarse solas mientras no las usas.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No revises tu celular antes de dormir!

La mayoría de personas acostumbra revisar su celular antes y después de dormir. Esta práctica se ha hecho tan común, que en ocasiones se piensa que es inofensiva y no tiene nada de malo. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que ver las pantallas de los celulares antes de ir a la cama es dañino para la salud.

De acuerdo a un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, asegura que leer en cualquier aparato electrónico (eReaders, celulares, tablets, laptops y ciertos tipos de televisores) antes de dormir, hace que sea más difícil conciliar el sueño; además, afecta la energía que se tiene al día siguiente. La Doctora Anne-Marie Chang, neurocientífica asociada y co autora de la investigación, afirma que “la mejor recomendación (aunque no la más popular) sería evitar el uso de pantallas emisoras de luz antes de acostarse. Para aquellos que deben usar computadoras u otros dispositivos emisores de luz por la noche; software u otra tecnología que filtre la luz azul puede ayudar”.

Por otra parte, una investigación realizada por un grupo de científicos del Instituto Karolinska y de la Universidad de Uppsala en Suecia y de la Universidad Estatal de Wayne en Michigan, Estados Unidos, concluyeron que el uso de los celulares antes de dormir, especialmente en niños y adolescentes, puede llevar a cambios de la personalidad, síntomas parecidos al trastorno por déficit de atención, depresión, falta de concentración y bajo rendimiento académico. El líder del estudio, el profesor Bengt Arnetz, aseguró que la radiación emitida por los celulares activa el sistema de estrés cerebral, “haciendo a las personas más alertas y más centradas, y disminuyendo su capacidad para relajarse y quedarse dormido”.

Para evitar sufrir los efectos dañinos de los celulares, y la tecnología en general, los expertos recomiendan no ver los celulares, computadores, televisión, o cualquier otro tipo de aparto electrónico, por lo menos una hora antes de dormir.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

5 apps cristianas gratuitas que debes tener

La mayoría de nosotros invertimos gran parte de tiempo en nuestros teléfonos móviles, y aunque son de gran ayuda para nuestra vida diaria; en ocasiones distraen nuestra atención de las cosas que realmente valen la pena. Sin embargo, si uno se lo propone, cualquier aparato electrónico puede convertirse en un aliado para el crecimiento espiritual, material y educativo. Éstas son algunas aplicaciones cristianas gratuitas que puedes descargar en tu celular, ya se que utilices el sistema iOS como Android:

1. YesHEis:

Es una aplicación que te permite hablarle a tus amigos sobre Jesús. En ella puedes encontrar vídeos con contenido cristiano sobre diferentes temas, para que puedas ver y enviárselas a tus contactos. Además, cada semana recibes un consejo sobre evangelismo práctico, y otros artículos que te ayudan en tu vida espiritual. Otra ventaja es que si registras tu iglesia en la app, cualquier persona que quiera saber más de Dios podrá asistir a tu iglesia por recomendación de YesHeis, de acuerdo al lugar donde se encuentre. Asimismo, cuando te inscribes por e-mail o Facebook, tienes la opción de llevar un registro de los vídeos que compartes.

2. Biblia YouVersion:

Hay muchas aplicaciones que ofrecen la Biblia de manera gratuita; sin embargo, YouVersion es la que tiene más 1200 versiones disponibles y en más de 900 idiomas. Entre sus bondades se encuentran los planes de lectura, los devocionales, el versículo del día, y la facilidad con la que uno puede resaltar, agregar notas y guardar versículos bíblicos. Esta app también ofrece vídeos que ayudan a conocer más sobre Jesús.

3. Nuestro Pan Diario:

Los muy conocidos devocionales de Nuestro Pan Diario ahora están disponibles en una aplicación. La ventaja de esta app, además de su fácil acceso, es que se puede escuchar los devocionales. Este bono extra es especialmente útil pues se adapta a las necesidades de cada persona. Además, tiene planes de lectura, recordatorios, y también, una sección especial para comentar cada devocional y, de esta manera, interactuar con cristianos de otras partes del mundo.

4. Biblia de Superlibro:

Esta Biblia está especialmente diseñada para niños. Contiene fotos y vídeos, información sobre personajes bíblicos, retos diarios, preguntas y respuestas, juegos interactivos, y episodios de la serie animada Superlibro. Esta aplicación es dinámica y muy entretenida, pues, además de educar a los niños y ayudarles a tener una relación personal con Dios, también fomenta el estudio bíblico desde temprana edad.

5. Jesus Film Project:

Esta app está dedicada a películas, cortos, y miniseries cristianas que te ayudan a conocer mejor a Jesús. Una ventaja de esta aplicación es que puedes descargar los vídeos y verlas incluso cuando no tengas conexión a internet. También puedes enviarlas a tus contactos y, de esta manera, hacer que otros reciban un mensaje de esperanza. Cada vídeo contiene una lista de preguntas que sirven para reflexionar y te ayudan a tener una idea sobre las posibles preguntas que podrías hacerles a tus amigos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cómo desinfectar tu celular

Nuestros celulares recogen todas las bacterias que acumulan nuestras manos durante el día; es por ello que tienen 18 veces más gérmenes que un baño público. De nada vale que uno se lave las manos, porque después de hacerlo, es probable que se vuelva a tocar el celular que está infectado de bacterias dañinas. De hecho, los microbios alojados en nuestros dispositivos electrónicos pueden ser la causa de muchas enfermedades; entre ellas el acné. La solución para este problema es desinfectar los celulares con frecuencia. Sin embargo, tampoco se puede utilizar cualquier producto de limpieza, pues, esto dañaría el aparato.

Derek Meister, técnico del Geek Squad, encargado de reparación y servicio en línea de Best Buy, tiene una solución para el higiene de los celulares. Para crear esta fórmula  se necesitan dos ingredientes: Agua mineral sin gas o agua destilada, y alcohol isopropílico al 70%. Si deseas hacerlo en casa, debes llenar la mitad de una botella con agua mineral sin gas o agua destilada; luego, agregar la misma cantidad de alcohol isopropílico al 70% y cerrar el envase. Agita el recipiente y mezcla bien ambos ingredientes. Una vez que tengas estos pasos realizados, verte un poco en una tela de microfibra y limpia tu celular. Recuerda que es recomendable que la tela sea de microfibra, porque de lo contrario, podrías dejar marcas la pantalla de tu equipo. Tampoco vacíes el líquido directamente en el celular, pues podrías causar alguna falla técnica.

Otras maneras de evitar propagar los gérmenes con el celular es lavarte las manos con frecuencia y evitar utilizar tu móvil en el baño. No olvides que puedes evitar muchas enfermedades con tan solo ser más cuidadoso en tu higiene personal, eso incluye tu celular.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Obsesión celular

“El hombre moderno es mucho más débil que el hombre de las cavernas, que perfectamente podía sobrevivir a las adversidades. El hombre moderno necesita sistemas de inmunización continuos, de tipo farmacológico, pasatiempos, estar emitiendo y “megusteando” casi en forma ansiosa para dar cuenta de que existe y no es simplemente un asiento contable de una empresa, un código burocrático en alguna dependencia estatal”. (Christian Ferrer, entrevista en “La Nación”, domingo 26 de junio de 2016).
Cuando me abruma el peso de la lateralidad – esa impresión de sentirse como “pollo en corral ajeno” o “sapo de otro pozo” – aparece algo en la prensa o me llega un correo confirmando que mis percepciones, aunque imprecisas o incompletas, son correctas; no son populares o mayoritarias pero son correctas.
Escribí hace tiempo sobre la “obsesión celular” que tiene la gente respecto de la vida. Porque ya el teléfono dejó hace largo tiempo su modesta pero noble tarea de hacer y recibir llamadas ; hoy parece abarcar la vida, el aire, la paz, la felicidad. Basta observar a alguien que olvida o pierde su celular para darse cuenta de la intensidad de la dependencia de que adolecen.
Si concordáramos con la manera actual de contar los tiempos, los seres humanos aparecieron en la tierra hace unos cuarenta mil años. Si fuera exactamente esa cantidad, podríamos decir que formaron grupos y familias, se multiplicaron, se amaron, se odiaron, se pelearon, construyeron cultura, soñaron, enfermaron, envejecieron y murieron durante unos treinta y nueve mil novecientos setenta años… sin smartphones, internet ni redes sociales.
El artículo cuyo fragmento he puesto al comienzo de esta nota menciona que los seres humanos lucharon por milenios contra enormes dificultades sin contar con recursos tecnológicos como los actuales. Por eso sorprende el grado superlativo de dependencia que las personas tienen del aparato. Dependencia que entre otros efectos interfiere notablemente en la calidad de las relaciones humanas. Un interesante ejemplo de este problema está ilustrado en la película chilena “Sin filtro”.
No estoy en contra de los beneficios de la tecnología y las bendiciones que puede traer a la vida diaria, ni mucho menos; la existencia es más ancha y ajena que mis elucubraciones sociológicas sobre celulares y redes sociales. Sólo me gustaría saber si sería posible recuperar un poco más de humanidad. Algo así como “menos celular y más encuentros”.

“El celular es lo máximo”

Soy del tipo de persona que ama la tecnología pero hasta un cierto punto.

Cuando se vuelve muy invasiva, muy extraordinaria o me inutiliza como ser humano me asusto. También me asusta cuando se vuelve algo adictivo para nosotros al punto que no podemos funcionar porque nuestras vidas están sincronizadas con nuestro celular, computadora o tableta.

Nos hemos vuelto dependientes a los teléfonos, ya no hay respeto de lugar u hora para usarlos y menos de la presencia de personas. Podemos estar al frente de nuestros padres, amigos, jefes y aun así sacamos el celular para revisarlo, pero la historia que te voy a contar a continuación será como una suave melodía a tus oídos ya aburridos de escuchar que los celulares destruyen familias!

Recientemente, conocí a un padre de dos hijos que me contó como se re-conectó con sus hijos a través de mensajes de texto. Yo pensaba que era una de esas historias de gente que se separa y se vuelven a encontrar por Facebook, pero no, esta familia vivía bajo el mismo techo juntos pero no revueltos, cada quien por su lado.

El padre desesperado por ver a sus hijos siempre pegados del celular día y noche, decidió montarse en el vagón de la tecnología y boto su celularcito de tapa para comprarse un nuevo smartphone con todas las opciones, aplicaciones y novedades características de un teléfono inteligente.

Los hijos se sorprendieron del cambio y se reían de su padre, les causaba gracia como un señor a su edad iba a aprender a utilizar un teléfono inteligente, pero el padre estaba decidido a lograrlo y a conectarse con sus hijos de esa manera.

De esta forma empezaron a hablarse más cara a cara cuando estaban en casa con la excusa de las “clases de celular” que recibía el padre de parte de sus hijos. El caballero se bajó la aplicación mas utilizada por sus hijos para mandarse mensajes de texto, el conocido WhatsApp.

Cuando sus hijos no estaban en casa, el padre les escriba con humor mensajes, le enviaba caritas, figuritas y los hijos no tenían otra opción que responder a sus mensajes y poco a poco comenzaron a conectarse y a construir la relación perdida a través de sus celulares.

Es el primer caso donde compruebo mediante la experiencia de este hombre, que los celulares o el continuo envío de mensajes de texto une a una familia que estaba separada. Por un lado los hijos sumergidos en el mundo actual de estar constantemente conectados al flujo de información que ofrece el internet y sus redes sociales y por otro lado, el padre que se rehusaba a dar el gran salto de adaptarse a la tecnología de hoy en día.

Realmente me siento feliz por ese señor, fue muy conmovedor ver su emoción y alegría al compartir su historia y en agradecimiento por ese chorro de energía que le dio a mi día, le enseñé como mandar fotos y videos a sus hijos por WhatsApp.

Cuál es la pregunta correcta para esta Navidad?

Circulando por las redes sociales vi una imagen que me hizo reír inmensamente y a la vez me hizo reflexionar profundamente.

El texto de la imagen decía: “Una pregunta para la cena de Navidad, el celular va a la derecha o a la izquierda del plato? La imagen la he adjuntado al final del artículo para que la puedas compartir y bromear con los tuyos en Navidad.

Me rei mucho porque se que soy y he sido terrible con mi uso excesivo del celular en todas las ocasiones, incluso cuando no debo y a la misma vez, me dejo un poco preocupada porque el hecho de que el mensaje de esa imagen este rodando en las redes sociales es porque de verdad es algo serio y frecuente.

Me atrevo a afirmar que no sabemos el momento exacto en que nos volvimos esclavos del teléfono, pero ese no es el punto acá, la cosa es que nos demos cuenta que tenemos que “bajarle dos” (ósea disminuir) el uso a nuestro telefonito y mas en la cena de Navidad donde debemos estar enfocados en las personas que nos rodean y bueno, en la comida.

Yo entiendo que queremos tomarle fotos a todo, a la mesa de la cena, el plato de comida, al atuendo que nos ponemos, a los niños abriendo regalos, etc, pero a no ser que seas un profesional, no es fácil capturar esos momentos especiales en una imagen y habrás perdido la emoción de vivirlo y el tiempo desbloqueando tu teléfono para tomar la foto.

He escuchado a personas decir que no pueden dejar el teléfono lejos porque recibirán una llamada especial o un mensaje de texto del novio, novia, amigo, amiga, prima, madre, padre, etc. Por si no te habías dado cuenta en esos momentos es cuando las líneas telefónicas están más congestionadas y es casi imposible hacer llamadas y enviar o recibir mensajes a tiempo. O lo haces un día antes o esperas al día después.

Será un reto mayor mantener a distancia nuestros celulares esta Navidad cuando no se puede vivir sin tuitear, comentar en Facebook o publicar en Instagram lo que estamos haciendo o viendo.

Dicho esto ahora te pregunto: para la cena de Navidad, donde vas a poner tu celular?

IMG_9204

Send this to a friend