Cristo Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Cristo”

Comparte a Jesús, mientras tengas fuerzas

“Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.” Juan 9:4.

Escuché el testimonio de un pastor que fue a visitar a un miembro activo de su iglesia, quien ya era mayor de edad, tenía 75 años, estaba postrado en el hospital y sabía que iba a morir en cualquier momento. Analizando su vida se dio cuenta que en todos los años que conoció a Jesús no había ganado ni un alma para Dios y por esa situación vivía frustrado sus últimos días, porque se iba a presentar delante de Dios sin fruto.

Hay tantas personas en la misma situación de este anciano, llevan años conociendo de Cristo, pero no hay frutos. Se olvidan o no quieren obedecer el mandamiento de Jesús. “Id y predicad el evangelio a toda criatura.” Marcos 16:15. Pregunto: ¿A cuántas personas has predicado de Cristo?

Jesús era consciente de su misión. Sabía por qué había venido al mundo y quién lo había enviado. “Me es necesario hacer las obras del que me envió”, ¿Qué obras? La obra de restauración entre Dios y el hombre. También dijo: “Entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.” Jesús sabía que sería crucificado, que llegaría su muerte y al tercer día resucitaría. Esto hace mención para que los discípulos entiendan que va llegar la muerte y ya no habrá más que hacer.

El Señor relaciona la luz y las tinieblas con la vida y la muerte. Por eso nos llama a trabajar para Él, a compartir su mensaje con todos aquellos que no lo conocen. Mientras el día dura, trabaja para mí dice el Señor, mientras respires trabaja, porque viene la noche donde ya nadie puede trabajar.

Ninguno de nosotros sabe cuánto tiempo más estará en este mundo o cuándo el Señor nos llamará a Su presencia. Lo cierto es que debemos recordar que la vida es breve, el salmista David dice que somos como un suspiro, que nuestros días son fugaces como una sombra. (Salmos 144:4)

Si sabes que no estás predicando el mensaje de Jesús, esta es tu oportunidad. Es hoy cuando tienes que compartir el amor de Dios. Es hoy cuando tienes que decirle a tus seres queridos que hay esperanza en Jesús. Es hoy que, mientras estás vivo y tengas fuerzas, tienes que anunciar que Cristo viene pronto.

No esperes a lamentarte cuando ya no tengas las mismas fuerzas que hoy para predicar el mensaje de Jesús. Trabaja para el Señor, porque si te avergüenzas de Jesús, Él también se avergonzará de ti. La Biblia dice que los cobardes no entrarás al reino de los cielos. (Apocalipsis 21:8)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No busques más entre los muertos al que vive

¿Por qué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡Él no está aquí! ¡Ha resucitado! Lucas 24: 5-7. (NTV)

A veces parece que sólo en estas fechas recordamos que Jesús murió y resucitó, que fue el único que se levantó de entre los muertos al tercer día y que ahora está sentado a la diestra del Padre. ¿Sabes por qué? Porque muchos de nosotros a lo largo del año seguimos buscando a Jesús en cosas muertas, que no agradan ni glorifican a Dios.

Seguimos poniendo nuestras esperanzas en cosas de este mundo, en las riquezas, las personas, el éxito y las cosas vanas. Por supuesto que jamás seremos bendecidos por el Señor si vivimos pensando que podemos encontrar a Dios pecando o actuando como aquellos que no lo conocen. Eso no nos va a salvar ni llevar al cielo. Tal vez nos satisfaga o alegre un rato, pero sólo será eso, satisfacción  y algo pasajero.

¿Por qué buscas entre los muertos al que vive? Ya no acudas más a la gran cantidad de sepulcros que existen en este mundo, que lo único que hacen es engañarte, destruirte y alejarte del Señor. ¡Jesús ha resucitado y está vivo! Búscalo, que Él te dará vida, ayudará con tu situación y problema. No necesitas ir a un lugar específico para hablarle, solamente debes aceptar el sacrificio que hizo en la tierra y recibirlo como tu Señor y Salvador. Cierra tus ojos y dile que te perdone si has estado equivocado y perdido.

No busques más entre los muertos al que vive, “Así está escrito, y así fue necesario que Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día.” Lucas 24:46.

Jesús está vivo no muerto, Él dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá. ¿Lo crees?” Juan 11:25-26 (NTV)

Dedícale tiempo y adórale este día. Porque gracias a su muerte y resurrección, hoy puedes acercarte a la presencia de Dios libremente y recibir perdón, liberación, sanidad, consuelo, restauración y vida eterna.

Agradécele por el sacrificio de amor que hizo por ti y síguelo. Jesús dijo: “¡Dichosos los que creen sin haberme visto!” Juan 20:29 (DHH)


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

En Navidad

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.” Gálatas 4:4-5 (RVR1960).

En estos días alrededor del mundo se recuerda el nacimiento de Jesús, son fechas en las que priman el amor, unión y paz, o al menos intentamos relacionarnos de esta forma con nuestros seres queridos.

No obstante, más allá de si es la fecha exacta o no del nacimiento de Cristo, es una época en la que podemos dar a conocer el mensaje de salvación a cuantos podamos, expresarles la grandiosa obra realizada en la cruz para que todos y cada uno puedan ser llamados hijos de Dios. Ahora más que nunca tomemos con responsabilidad el llamado a predicar el evangelio a toda criatura (Marcos 16:15).

Por Cesia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás alerta?

Hace algunos días pude presenciar una escena muy dulce de una niña y su padre, me encontraba de camino a casa en transporte público, vi que un señor bajó y mientras pagaba su pasaje al conductor, una niña pequeña de 4 o 5 años desde un balcón muy cercano, con una enorme sonrisa e inquieta comenzaba a cantar “Papito, papito de mi corazón, yo te quiero mucho con todo mi amor”, era evidente que su padre había llegado a casa.

Esa escena me llevó a reflexionar sobre mi actitud al esperar a Dios, como hijos hemos recibido la promesa de un retorno, “Miren, yo vengo pronto, y traigo la recompensa conmigo para pagarle a cada uno según lo que haya hecho.” Apocalipsis 22:12 (NTV).

Hoy muchos se encuentran alarmados y desesperados por todas las noticias que se publican acerca de los últimos tiempos, pero al igual que esta niña, nuestro anhelo y preocupación debe ser solamente ver a nuestro Padre.

Su palabra dice: “¡Así que ustedes también deben estar alerta!, porque no saben qué día vendrá su Señor.” Mateo 24:42  (NTV) no contamos con una fecha exacta para esperar, pero nos dijo que estemos alertas y preparados.

Al pensar en que debemos estar preparados debemos preguntarnos: ¿Cómo está mi vida espiritual?, Si su venida fuera hoy, ¿me iría con Él?, ¿Estoy listo/a?

Quizás dar una respuesta firme e inmediata a estas preguntas es un poco difícil, ya sea porque estamos con dudas o porque simplemente sabemos que no hemos estado haciendo lo correcto.

Mucho se habla de que estamos en los últimos tiempos, de las señales antes del fin, pero si Dios nos dio la posibilidad de ver esas señales no lo hizo con el objetivo de atormentarnos, sino para que estemos siempre alertas.

¿Estás listo?

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Hay libertad en Cristo

“Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.” Juan 8:36 (NVI)

Al ser esclavos del pecado, nos aprisionamos con cadenas de hierro con las que un criminal podría estar aprisionado en su celda lo cual nos conduce hacia la muerte. Sin embargo Cristo nos dice que fuera de Él no hay libertad del pecado y nos invita a que nos acerquemos para que pueda romper las cadenas de toda esclavitud.

 Si en este momento estás aprisionado por algún vicio con el sexo o la pornografía, debes reconocer y aceptar tu estado. Una vez que lo hagas acércate a Cristo y recibe una nueva vida en Él.

¡Permite que Cristo te de la libertad!

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tu alimento espiritual

“Pero Jesús le contestó: La Escritura dice: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios” Mateo 4:4 (DHH).

Así como nuestro cuerpo necesita estar bien alimentado, para mantenerse sano y fuerte, nuestra vida espiritual requiere el alimento constante de la Palabra de Dios.
La persona que no se alimenta de manera adecuada, es mucho más proclive a contraer enfermedades, algo parecido sucede cuando no nos alimentamos correctamente en el área espiritual. En esos momentos, crecen los temores, disminuye la fe y el desánimo parece comenzar a dominar la escena. Alimentarse de la Palabra de Dios es importante porque nos fortalece para enfrentar las dificultades de la vida, al tiempo que nos transforma cada día, para ser más parecidos al carácter de Cristo.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sé el mensajero de Salvación

“¿Y quién predicará sin ser enviado? Así está escrito: «¡Qué hermoso es recibir al mensajero que trae buenas nuevas!” Romanos 10:15 (NVI).

El trabajo que Cristo nos mandó a hacer en este mundo aún no ha terminado y el mandato es evangelizar a todo nuestro alrededor y dar a conocer que Jesús es el único camino al cielo.

Es hermoso saber que hay siervos que cumplen la misión de alcanzar almas para el reino de Dios y llevar las Buenas Nuevas de Salvación.

¡Cumple la misión que Cristo te mando! ¿Si no lo hacer tú, quien lo hará?

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás iluminando?

Cuando se cortó la energía eléctrica en un lugar concurrido, la gente entró en pánico y comenzó a dar voces, uno gritaba: “Se fue la luz”, otro decía “Está muy oscuro”, poco tiempo después un hombre sacó una linterna y tranquilizó a las personas mientras volvía la electricidad.

Cuando la oscuridad se manifiesta, se muestran dos tipos de personas y sus respectivas reacciones, las que solamente se dedican a hablar de lo oscuro que está y otros se convierten en una luz, es decir en una solución al problema.

¿Te dedicas sólo a hablar de lo oscuro que está o te conviertes en esa luz?

Aquellos que hemos aceptado ser hijos de Dios, pasamos de estar en tinieblas (pecado) a ser luz “Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse” Mateo 5:14 (NTV), es decir que en donde quiera que estemos o vayamos debemos iluminar.

Nuestro principal enemigo ya tiene estrategias para extinguir nuestra luz, usará todas sus armas para apagarnos: pondrá duda, extrema tristeza, preocupación, etc. y nuestra lucha consiste en no permitir que apague la Luz que Cristo puso en nosotros.

Si miramos a nuestro alrededor veremos gente sufriendo necesidades, enfermedades, tristeza, etc. el mundo vive en la oscuridad pues el hombre sin Cristo está dominado por su carne y encaminado a hacer lo malo y actuar de manera egoísta, pero los hijos de Dios estamos llamados a ser esa luz, a traer esperanza, descanso y paz en medio de tanta oscuridad “Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo.”  Mateo 5:16 (DHH)

¿Cómo está tu luz?

Pueden haber situaciones que estén haciendo que tu luz no sea intensa como en un principio, quizás está a punto de extinguirse porque el enemigo te ha dañado, pero recuerda que Dios puede hacer que vuelvas brillar y puedas iluminar donde quiera que vayas.

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Imita a tu Creador

“Por lo tanto, imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos. Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo. Él nos amó y se ofreció a sí mismo como sacrificio por nosotros, como aroma agradable a Dios.” Efesios 5:1-2. (NTV)

Es muy común que los hijos imiten a sus padres en todo: sus gestos, su tono de voz, forma de vestir, costumbres y hasta en sus comidas favoritas. Esto es un proceso lógico, porque cuando pasamos tiempo con alguien empezamos a copiar y parecernos más a esa persona. ¿No te ha pasado?

La Biblia nos dice que somos hijos de Dios, por lo tanto debemos tratar de ser como él. Pero, ¿realmente lo tomamos como ejemplo e imitamos? ¿Conocemos a Dios? ¿Sabemos cómo actúa frente a situaciones específicas?

“Podemos estar seguros de que conocemos a Dios si obedecemos sus mandamientos. Si alguien afirma: «Yo conozco a Dios», pero no obedece los mandamientos de Dios, es un mentiroso y no vive en la verdad; pero los que obedecen la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman. Así es como sabemos que vivimos en él. Los que dicen que viven en Dios deben vivir como Jesús vivió.” 1 Juan 2:3-6. (NTV)

Para parecernos a Dios es necesario conocerlo y pasar tiempos con Él. ¿Cómo logramos eso? sólo por medio de la oración y la lectura de la Biblia.

Si iniciamos una relación de comunión con Dios y hacemos todo lo posible por estar con Él, tendremos su mismo carácter, amor, misericordia, compasión y sobre todo la sabiduría que necesitamos para enfrentar las diferentes dificultades de la vida.

Que a partir de hoy tu prioridad sea conocer a Dios y tratar de ser como Él. Ama a todos los que te rodean y no dejes que nada te impida hacerlo. Recuerda que, “Dios nos amó primero” (1 Juan 4:19) y su deseo es que hagamos lo mismo. “Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. Así como yo los amo a ustedes, así deben amarse ustedes los unos a los otros.” Juan 13:34. (DHH)

Oremos:

“Dios amado, quiero conocerte más y vivir lleno de tu presencia. Quiero amar a mi prójimo como tú me amas, ayudar como tú me ayudas y ser paciente como tú lo eres. Pero sobre todo ser alguien que imite tu carácter y actitud en todo tiempo. En el nombre de Jesús, amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡De Cristo soy!

En varios países con un nuevo año comienza una nueva gestión escolar. Mi sobrino comienza el kínder, jardín o pre-escolar como se dice en otros países, lo que llamó mi atención fueron las recomendaciones que se hicieron con respecto a los materiales; por ejemplo, cada lápiz debe tener el nombre completo del pequeño para así evitar confusiones y la pérdida de sus materiales. Cada objeto que mi sobrino llevará a su kínder tendrá sus datos personales, es decir que él es el propietario.

Como seres humanos no tenemos una etiqueta que diga “Propiedad de” pero cuando aceptamos a Dios en nuestro corazón pasamos a ser de Él “y ustedes pertenecen a Cristo, y Cristo pertenece a Dios” 1 Corintios 3:23 (NTV).

¿Qué implica pertenecer a Cristo?

Significa que no somos dueños de nosotros mismos y tampoco somos del mundo en el que vivimos, somos de Cristo “Si vivimos, es para honrar al Señor, y si morimos, es para honrar al Señor. Entonces, tanto si vivimos como si morimos, pertenecemos al Señor” Romanos 14:8 (NTV).

¡Qué increíble saber que tenemos un Señor tan Majestuoso, Poderoso y Amoroso! No somos dueños de nosotros mismos pero por su amor gozamos de libertad, pero tampoco nos deja desprotegidos sino que a través de su palabra nos instruye para tomar el camino que debemos seguir si deseamos vivir con gozo, paz y plenitud.

Como somos de su propiedad gozamos de muchos privilegios, por ejemplo:

Protección, quién ama cuida y Dios tiene ese mismo trato con cada uno de nosotros “Pero en aquel día venidero, ningún arma que te ataque triunfará. Silenciarás cuanta voz se levante para acusarte. Estos beneficios los disfrutan los siervos del Señor; yo seré quien los reivindique. ¡Yo, el Señor, he hablado!” Isaías 54:17 (NTV).

Tenemos su amor que sobrepasa todo sentimiento humano, nos ama a pesar de nuestras faltas “Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia” Jeremías 31:3 (RVR1960).

Un nuevo comienzo, ¿Cuántos deseamos volver al pasado para tomar mejores decisiones y así disminuir o evitar las consecuencias de nuestros errores? “Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!” 2 Corintios 5:17 (NTV) Quizás sea imposible borrar tu pasado pero si puede darte una nueva oportunidad para mejorar tu presente y tu futuro.

El enemigo tratará hacerte de su propiedad o quizás ya lo haya logrado y te hizo esclavo del pecado pero recuerda que Dios es tu dueño original, único y verdadero. ¡Vuelve! Porque te está esperando para quitarte las cadenas que te atan y te lastiman.

Que tu mente, corazón y tus labios proclamen ¡De Cristo soy!

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Iglesia

“Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. Esta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo.” Efesios 1:22-23 (NVI)

La iglesia como tal, es la congregación de personas que tienen como cabeza a Cristo, hombres y mujeres que tienen una relación personal con Él, que siguen Su ejemplo y buscan crecer en su fe día a día.
Como miembros de la iglesia es importante que nos integremos a través de la comunión con los hermanos, y también que busquemos servir a Dios con excelencia, de esta forma podremos cumplir con la función que cada uno tenemos al ser parte de este cuerpo.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Acciones que hablan de Cristo

Charlton, predicador y siervo de Dios, se encontraba viajando en un tren cuando de pronto ingresó un hombre borracho con su esposa. El nuevo pasajero parecía inclinado a alborotar, por lo que  Charlton le dijo para apaciguarlo:

-¿Quiere que le cante una canción?

– Sí, sí, una canción — contestó el  borracho.

El predicador empezó a cantar himnos hasta que el tren llegó a su destino.

Siete años más tarde Charlton fue  a predicar a ese  mismo lugar en el que había ocurrido aquél incidente y se hospedó en el hogar de uno de los diáconos. Durante la comida la señora de la casa le dijo:

-¿No me recuerda?, ¿No recuerda haber cantado unos himnos para apaciguar a un hombre borracho en el tren? Aquel hombre es mi esposo quien quedó tan interesado en sus cánticos que al día siguiente me instó para ir a la iglesia. Poco después fue convertido y ahora  ya lo ve usted, es un diacono.

¡Qué increíble historia! Una simple acción llena de amor y de fe, cambió la vida de un hombre y de una familia.

¿Cuántas de tus acciones están sazonadas de amor  y están llenas de fe?

Su palabra dice: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” Colosenses 3:23 (RVR1960)  No conocemos el impacto que pueden tener nuestras acciones en el hogar, en el trabajo, en la calle, en el colegio o universidad, etc. pero si nos esforzamos por dar lo mejor y hacer lo justo, lo correcto y sobre todo que estas acciones estén llenas de amor de seguro alguien percibirá la esencia misma del amor de Dios a través de nuestras vidas y de lo estamos haciendo.

El cotidiano vivir y el ritmo que lleva esta sociedad convierte al hombre en un ser solitario y egoísta, lo lleva solamente a enfocarse en su “YO” pero Dios nos insta a mirar también al “OTRO” que es nuestro prójimo, “No dejes de hacer el bien a todo el que lo merece, cuando esté a tu alcance ayudarlos” Proverbios 3:27 (NTV).

Cada una de nuestras acciones cuentan para el testimonio de Cristo, camina atento porque se puede presentar la oportunidad para que demuestres el amor de Dios, así nos enseñó Jesús con su ejemplo “Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir” Hechos 20:35 (DHH).

Recuerda que una sola acción en el momento indicado puede transformar una vida y sin una palabra, con una sola acción, puedes presentar a Cristo. ¿Estás dispuesto a asumir este reto?

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend