CVC LA VOZ Archives | CVCLAVOZ

All posts in “CVC LA VOZ”

¿Cansado y preocupado?

Vivimos en un mundo donde las preocupaciones, los problemas y sufrimientos, nos causan un peso emocional fuerte. Muchas veces nos encontramos cansados, agotados y sin fuerzas por las actividades del día. ¿Te sientes así?

Cristo amorosamente nos ofrece descanso: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso.” Mateo 11:28 (NTV) Esto es un llamado para todos.

En Filipenses 4:6-7 (NTV), dice: “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.”

Dios nos invita acercarnos a Él y confiar en su Palabra porque nuestra vida, familia, trabajo, salud, economía y todas nuestras preocupaciones están bajo el cuidado de Él. “Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.” Isaías 30:15.

Es necesario que vayamos a Dios y descansemos en Él, Jesús también lo hizo. “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.” Marcos 1:35.

No dejes de buscar a Dios y decirle todas tus preocupaciones porque sólo así podrás encontrar paz, consuelo, vida, alegría y principalmente alivio para seguir adelante. Dios está esperándote para fortalecerte y darte paz. ¡Acércate en oración!

Oremos:

Señor Jesús, gracias por tu amor y misericordia. Tu palabra nos muestra que has venido a buscar a los necesitados, a llamar a todos aquellos cansados y angustiados, y tú sabes que soy uno de ellos. Te entrego mis preocupaciones y cargas, para que hagas tu voluntad en ellas. Amén.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El estrés

El estrés. Escuchar esas palabras ya hace que las personas se sientan incómodas y a veces ansiosas. Es algo que la mayoría de nosotros tenemos de día a día. A medida que el mundo progresa, por alguna razón, parece que el estrés aumenta. Es frustrante y si eres como yo, lo único que intentas conseguir es descansar después de realizar tareas que requieren toda nuestra energía. Nuestros cerebros solo necesitan un descanso para desconectarnos de todas nuestras responsabilidades. Aquí hay algunas formas de enfrentar/prevenir el estrés.

1. Toma 5 y habla con Dios.

Muchas veces necesitamos solo un pequeño descanso para relajar nuestros cerebros y luego continuar desde donde lo dejamos. No hay mejor manera de acercarse a Dios y hablarle acerca de cómo te sientes. Es bueno simplemente dejar escapar todas esas emociones, para que no se embotellen. Pedirle a Dios que te dé fuerzas y ayudarte a continuar con tus responsabilidades realmente te ayudará. “El eterno Dios es tu refugio, y debajo están los brazos eternos.”(Deuteronomio 33: 27)

2. Habla con alguien.

Después de hablar con Dios, también es útil hablar con esa persona que escucha bien y simplemente expresar cómo se siente. Puede empatizar con usted o compartir experiencias sobre lo que hicieron cuando tuvieron esos problemas. Puede aprender una o dos cosas de esa persona.

3. Duerma según el tiempo de edad requerido.

  • Las horas que uno duerme depende de la edad de la persona.
  • 14-17 años: 8-10 (7 horas está bien si no se puede obtener más que eso)
  • 18-64 años: 7-9
  • 65+ años: 7-8

4. Organiza tu tiempo.

Necesitamos adaptarnos de acuerdo con los horarios que mejor completan nuestros horarios. Procrastinar será un gran problema que conducirá al estrés. Lo mejor es distribuir el trabajo durante toda la semana hasta la fecha límite. Salir los fines de semana a hacer algo divertido es comprensible, pero es mejor asegurarse de que no afecte negativamente nuestras vidas profesionales (o escolares).

5. Aprende a decir “no”.

Si las responsabilidades son numerosas, hay momentos en los que tenemos que decir “no”. Tratamos de complacer a los demás, pero tenemos que darnos cuenta de que hay límites a lo que podemos hacer. Está bien no poder hacer todas las cosas que uno quiere. Nos ayuda a saber qué cosas son prioritarias para cerrar puertas que no son ideal.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Mejor son dos que uno!

Recuerdo que uno de los peores castigos que obtuve en mis años escolares fue quedarme de pie y con las manos levantadas por un lapso de tiempo, aparentemente no era difícil, pero permanecer un periodo de clases en esa posición era realmente cansador.

De una manera similar Moisés, como el líder de Israel, tuvo que soportar el peso de sus manos y de la vara de Dios por el tiempo que duraba la batalla, lo cual no era sólo una hora, porque inició con el sol puesto hasta que anocheció, esperando en Dios y el cumplimiento de su promesa.

Entonces Moisés comenzó a orar y mientras él  tenía las manos levantadas el pueblo de Israel tenía la victoria, mas cuando las bajaba Israel pronto perdía todo lo que había ganado, y comenzaba a ser vencido por sus enemigos.  Aparentemente era un castigo levantar las manos, pero Dios quiso dar una lección a Moisés y a todo el pueblo en sí,  que mientras pusieran su confianza en Dios y se aferraran a su fortaleza, Él pelearía por ellos y derrotaría a sus enemigos; pero cuando dejaran de aferrarse y confiaran en su propia fuerza, serían incluso más débiles que sus enemigos que no conocían a Dios.

Imagino el peso de responsabilidad sobre la vida de este gran Líder, a quien Dios no abandonó, ni le permitió hacer solo su trabajo; sino que envió a dos compañeros, quienes sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro, sin duda Aarón y Hur fueron de gran ayuda para que Moisés pudiera soportar el tiempo que fuera necesario y obtener la promesa de Dios.

Si tú estás en la posición de líder ya sea en tu hogar, en tu trabajo o en tu ministerio, debes saber que no estás solo. Dios enviará personas que te puedan ayudar a levantar tus manos y puedas soportar la prueba.

Si te ha sido difícil confiar en los demás por alguna mala experiencia que te ha tocado vivir, tienes que saber que necesitas a un Aarón y a un Hur, a personas que puedan sostener tus débiles brazos y ayudarte en tus intercesiones ante el Señor.

Pídele a Dios que traiga a tu vida personas que no sólo oren contigo, sino también lo hagan por ti, de una manera fiel y amorosa, sin juzgarte ni esperar algo a cambio.

Y si no estás en la situación de Moisés en este momento, tal vez puedas ser un Aarón o un Hur para otra persona.

Y no olvides que los triunfos de la vida no se pueden alcanzar si no dedicamos tiempo a levantar nuestras manos a Dios y alcanzaremos mejores resultados si lo hacemos en equipo.

“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.” Eclesiastés 4:9-10 (RVR1960)

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Atesorar

Hace un buen tiempo recibí una tarjeta de amistad de una amiga muy apreciada y, a pesar de que han pasado algunos años, la tengo hasta ahora. Tiene mucho valor para mí porque  me recuerda el inicio de mi relación con Dios al aceptar a Jesús como mi Salvador y el amor infinito que me tiene a pesar de mis errores.

Es una pequeña y sencilla tarjeta, pero lo que es más apreciado para mí, es el mensaje que tiene, es una parte de las riquezas que guardo con amor; por el valor espiritual, por los recuerdos que me trae del amor de Dios y de las amistades que han bendecido mucho mi vida.

Así como atesoramos cosas que van relacionas con momentos o personas debemos  guardar las Escrituras: “Que el mensaje de Cristo permanezca siempre en ustedes con todas sus riquezas…” (Colosenses 3:16 DHH), pues estas son las que marcan nuestra vida, con un antes y un después, con el principio de una nueva oportunidad y la transformación de nuestro ser en todo aspecto.

Atesorar no sólo es guardar en un lugar seguro o llevar con nosotros ese especial tesoro, sino también es vivirlo para que brille en medio de la obscuridad y pueda resaltar el amor que Dios ha puesto en nuestra vida.

Si bien todos poseemos la Biblia en nuestra casa, ¿tenemos la Palabra de Dios en nuestro ser? Si nos cuesta pero tenemos en el corazón la necesidad pidamos a Dios que nos ayude, Salmos 119: 34-36 dice: “Dame entendimiento para guardar tu enseñanza; ¡quiero obedecerla de todo corazón! Llévame por el camino de tus mandamientos, pues en él está mi felicidad. Haz que mi corazón prefiera tus mandatos a las ganancias mal habidas.”

Que la riqueza que tengamos sea principalmente la Palabra de Dios puesta en acción en nuestra vida.

“He guardado tus palabras en mi corazón para no pecar contra ti.” Salmos 119: 11 DHH

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Llamo a Dios

En los momentos de necesidad, cuando no hay suficiente
Cuando no hay para un plato de comida caliente
Cuando la escasez es tan palpable que se hace presente
Llamo a Dios, mi proveedor.

Cuando mis ojos son piscinas amargas
Y mis oraciones solo son esas lágrimas que salen como descargas
de mis frustraciones y dolores, ahí es cuando me siento y escribo cartas
Y llamo a Dios, mi consolador.

Hay veces que no tengo con quien hablar
Quizás por timidez y por no ser tan popular
Cuando siento que el mundo me quiere aislar
Llamo a Dios, mi amigo.

Cuando miro al espejo
Veo esa obra de arte, ese perfectamente imperfecto reflejo
Y me doy cuenta que lo que Dios hace es bello
Llamo a Dios mi creador.

En momentos oscuros cuando ya no quiero continuar
Porque no tengo las fuerzas para volverme a levantar
Y en lo único que pienso es en cuanto prefiero naufragar
Llamo a Dios, mi fortaleza.

Hay días en los que siento que no tengo valor
Que todo alrededor ha perdido su color
Y que nadie me va aceptar porque cargo con mucho dolor
Llamo a Dios, mi salvador.

Cuando las palabras de otros han sido puñales a mi corazón
Y mi cuerpo desfallece por enfermedad o cualquier otra razón
Llamo a Dios mi sanador.

Cuando todo en la vida me sale mal
O todo esté bien o normal
En los momentos de reír y los de llorar
En la enfermedad o en el tiempo de restaurar
En cada tiempo y cada momento que yo pueda encontrar
Y hasta mi último respirar
Llamo a Dios.

 

Este post fue originalmente escrito por Lisa López y publicado en EscritorDeCorazon.com

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo estudiar para un examen?

Los exámenes sirven para medir parcialmente el desempeño de los estudiantes. La calificación dice mucho de un alumno, pues es el reflejo de lo que ha logrado aprender durante un periodo de tiempo. No solo se trata de tener notas altas, sino de hacer que el conocimiento adquirido se refleje en ellas. Si deseas superarte como estudiante, puedes leer más en el artículo 11 consejos para ser un buen estudiante. Y si quieres estar preparando para cuando debas rendir una prueba, toma en cuenta los siguientes consejos:

1. Conoce a tu profesor.

Conocer a tu profesor es una excelente manera de adelantarte a tus exámenes. Todos los maestros tienen un estilo de enseñanza y evaluación en particular; y si aprendes a analizar estos aspectos, será fácil que te anticipes a la clase de preguntas que vendrán en el examen. Si la prueba que darás no tiene docente, o si es la primera vez que el docente te enseñará, lo que puedes hacer es preguntar a otros que ya dieron el examen. Esto te dará una idea de qué debes tener en cuenta al momento de estudiar.

2. Separa un tiempo para estudiar.

La mejor manera de asegurar que toda la información quede grabada en tu memoria es que estudies con anticipación y todos los días. Si esperas obtener una puntuación máxima con tan solo estudiar de un día para otro, es muy improbable que lo logres. Una forma práctica de ser disciplinado en tus estudios es establecer un horario en el cual te consagres a repasar y buscar más información sobre lo aprendido. Si te conformas con lo que te enseñan en tu centro de estudios estarás limitando tus conocimientos. Por lo tanto, es mejor que indagues más sobre el tema que estás estudiando.

3. Crea tus propias ayudas de estudio.

Un mismo método de estudio no tiene los mismos resultados para dos personas; por consiguiente, no te confíes en una fórmula que promete funcionar para todos. En lugar de ello, descubre cuál es la mejor manera de estudiar que te permita retener y comprender. Por ejemplo, si prefieres las ayudas visuales, puedes hacer diagramas y pegarlos en lugares estratégicos de tu casa para que los tengas presente en cada momento del día. Si comprendes mejor escuchando, puedes grabar tus clases o a ti mismo y luego escuchar la grabación. También puedes escribir un resumen de tus notas de clase y posteriormente estudiar con él. Si aprendes mejor al moverte puedes relacionar un concepto con algún movimiento del cuerpo, o escuchar la grabación de tus clases mientras haces ejercicio. Cualquiera sea la táctica que utilices, asegúrate de que se adapte a tu forma de aprender y a tu costumbres.

4. Pide la ayuda de alguien.

Una manera excelente de recordar aquello que ya estudiaste es pedirle a alguien que te haga preguntas al respecto. Participar de grupos de estudio también tiene buenos resultados porque es una forma de practicar y ver tu desempeño en el examen.

5. Evita el estrés.

El estrés puede jugarte una mala pasada al momento de dar el examen. Hay muchas personas que se bloquean y a la hora no recuerdan nada de lo que estudiaron; y por lo tanto, obtienen una mala calificación en su prueba. Antes de dar el examen, recuerda que tu desempeño en una materia no equivale a tu valor como persona. No permitas que los pensamientos de fracaso abrumen tu mente y ten una actitud positiva. Si quieres aprender a enfrentar esta situación, lee el artículo 7 maneras de relajarte cuando estás estresado.

6. Duerme bien antes del examen.

Muchos estudiantes pasan la noche estudiando para el examen del día siguiente. Sin embargo, esta práctica no ayuda en nada. Investigaciones han demostrado que mientras dormimos el cerebro procesa la información obtenida durante el día, lo cual es muy beneficioso para los que requieren concentración en un examen. Si pasas la noche en vela y no tienes el descanso apropiado, tu cerebro no rendirá de manera óptima y esto se verá reflejado en tu desempeño. Así que, duerme las horas que tu cuerpo necesita para recuperar fuerzas y cuando te levantes, te sentirás con energías renovadas.

Si tienes problemas de sueño, lee el artículo ¿Qué causa el insomnio?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

La responsabilidad de ser padres

“Los hijos son una herencia del SEÑOR,  los frutos del vientre son una recompensa.” Salmos 127:3 (NVI).

Los padres son responsables de formar a la próxima generación, invirtiendo tiempo en ellos, enseñando e inculcando valores en sus vidas, de manera que sus hijos puedan ser personas íntegras.

Sin embargo para formar con éxito la vida de nuestros hijos debemos guiarles en los caminos de Dios para que en todo tiempo ellos puedan vivir bajo principios bíblicos, con vidas estables e integras, puedan defenderse y obtener victoria.

¿Estás guiando la vida de tus hijos con principios bíblicos? Pues la Biblia dice que si Dios no edifica la casa, en vano trabajan los constructores… (Salmos 127:1)

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Traducen la Biblia al idioma Sindarin del Señor de los Anillos

La trilogía El Señor de los Anillos es una de las sagas más famosas en todo el mundo. Por lo que no es sorprendente que muchos admiradores de los libros y las películas comenzaran a utilizar el idioma Sindarin para comunicarse en sus círculos internos. Con el fin de “enfrentar verdaderamente la inconsistencia de la cosmovisión élfica con el poder vivificante del evangelio”, el pastor, teólogo y autor, Timothy Keller, anunció la traducción completa del Nuevo y Antiguo Testamento en el idioma de los elfos de la Tierra Media.

Keller, quien trabajó en la traducción por casi medio año, dijo que pondrá su trabajo de manera gratuita en internet para que cualquier grupo de Lothlórien, Rivendell o algún interesado en el tema pueda tener acceso a esta Biblia y por medio de ella conozca a Jesús. Asimismo confirmó que actualmente se encuentra trabajando en una nueva traducción de la Biblia en un idioma ficticio, esta vez en la lengua de los enanos de Khuzdul.

No es la primera vez que la Biblia ha sido traducida a idiomas ficticios. De hecho, estas versiones de la Biblia han hecho posible que el evangelio llegue a grupos específicos de personas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Billy Graham

William Franklin Billy Graham fue un hombre que impactó miles de personas a través de sus prédicas. Su partida nos deja un profundo vacío; sin embargo, tenemos la confianza y seguridad que ahora está gozando con Jesús en el cielo. De hecho, en el 2015, en una conversación que sostuvo con su hijo, Franklin Graham, le dijo: “Cuando muera, dile a los demás que me he ido a mi Señor y Salvador Jesucristo, que allí es donde estoy”. Ésta es la manera en que será recordado, como un hombre que puso en práctica lo que predicó, y cuyo ministerio nunca cesó.

Además de su faceta como evangelista, Billy Graham tuvo muchas experiencias curiosas que marcaron su vida. Éstas son algunas de ellas:

  1. Nació cuatro días antes que terminara la Primera Guerra Mundial: Nació el 7 de noviembre de 1918, en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. Fue el mayor de los cuatro hijos de William Franklin y Morrow Coffey Graham.
  2. De niño, sus libros favoritos fueron los de Tarzán: Escritos por Edgar Rice Burroughs, las novelas de Tarzán fueron sus predilectas, juntamente con “Caballo salvaje” de Zane Grey. A Graham le gustaba balancearse de los árboles y gritar como Tarzán, para diversión de su hermana menor, Katherine. Su padre creía que su habilidad para gritar fue lo que lo llevó a convertirse en evangelista.
  3. Quiso ser jugador profesional de baseball: Durante su niñez creció con el sueño de llegar a convertirse en jugador de baseball. Sin embargo, a los 15 años, entregó su vida a Cristo después de escuchar al evangelista Mordecai Ham; y allí nació su anhelo por predicar a otros.
  4. Su padre lo obligó a beber cerveza: En 1933, cuando Billy Graham tenía 14 años, su padre les obligó, a él y su hermana Katherine, a beber cerveza hasta que se enfermaran. Esto hizo que Graham evitara el alcohol y las drogas por el resto de su vida.
  5. Se enamoró de su esposa a primera vista: Mientras asistía a Wheaton College, un amigo le dijo a Billy Graham que Ruth Bell era la “chica más bonita y espiritual del campus”. El día que la conoció se enamoró de ella a primera vista; y unas semanas después, tuvieron su primera cita. Ellos se casaron dos meses después de su graduación.
  6. Nunca estuvo con una mujer a solas: Billy Graham nunca estuvo a solas con alguna mujer que no fuera su esposa Ruth. A esta práctica se conoce como la “Regla Billy Graham”.
  7. Es Caballero Honorario: El 6 de diciembre de 2011, el Embajador Británico, Sir Christopher Meyer nombró a Billy Graham como Caballero Honorario Comandante de la Orden del Imperio Británico por sus “60 años de contribución internacional a la vida cívica y religiosa”. En su discurso de aceptación, él dijo: “[Yo también] espero el día en que pueda ver a Jesús cara a cara y poner a Sus pies cualquier honor que haya recibido porque Él lo merece todo.”
  8. Escribió 33 libros: Muchos de ellos llegaron a estar en el primer lugar de las listas como los más vendidos. Escribió su primer libro, “Calling Youth to Christ”, a los 29 años; y el último, “Donde yo estoy: El cielo, la eternidad, y nuestra vida más allá del presente”, a sus 97.
  9. Fue “Uno de los 10 hombres más admirados del mundo”: Estuvo 55 veces en la lista de las personas más admiradas del mundo, según la organización Gallop. Es más, es la única persona que ha estado en esa clasificación 49 veces seguidas.
  10. Fue conocido como “el pastor de los presidentes”: Billy Graham sostuvo conversaciones con varios presidentes y líderes políticos de diferentes países. No obstante, nunca habló públicamente sobre los diálogos que mantuvo con ellos, sino que los mantuvo como confidenciales.
  11. Predicó a 215 millones de personas en 185 países y territorios: Desde que comenzó a evangelizar, Billy Graham llegó a cerca de 215 millones de personas; a través de campañas evangelísticas, radio, televisión, entre otros medios.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

No desistas

Hay un programa de televisión que me agrada ver, es sobre cocina, específicamente de niños que compiten por el título de mejor chef y un premio adicional.

Recientemente se dio el gran final con 3 participantes, 2 de ellos representantes fuertes que casi siempre vencían los retos con facilidad, el caso del tercero es diferente. Aunque se esforzaba bastante, con frecuencia iba a los retos de eliminación, al punto de ser la persona que más veces enfrentó la posibilidad de irse sin lograr su cometido.

Sin embargo, ahí estaba, con entereza logró presentar sus mejores platos, y si bien terminó con algunos dedos quemados, en cada entrega se podía ver cuánto había mejorado su técnica, manejo de tiempo y autocontrol; para no hacerlo más largo, él ganó.

Es sorprendente ver la perseverancia de este niño, sufrió, lloró, pero no se rindió, siguió luchando, esta actitud es digna de elogio y también de ser imitada.

“Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.” Mateo 24:13 (RVR1960).

Como hijos de Dios, en nuestro andar diario enfrentaremos dificultades, situaciones dolorosas que pondrán a prueba nuestra fe, pero como ese niño debemos seguir en la lucha, perseverando hasta el fin.

“Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder.” Hechos 26:22 (RVR1960).

Por Cesia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos para superar la muerte de un ser querido

La pérdida de una persona significativa en nuestras vidas produce sentimientos negativos, los cuales muchas veces nos llevan a tener pensamientos dañinos. Eclesiastés 3 dice que hay tiempo para llorar y también para reír, por lo cual no debemos subestimar el tiempo de duelo. Tener un momento para llorar la muerte de alguien es importante, pero también es crucial que aprendamos a encontrar esperanza en medio del dolor. La Biblia dice que las personas que deciden aceptar a Jesús como su salvador y siguen sus enseñanzas, tienen un lugar especial junto a Él en el cielo. Esta promesa cambia nuestra perspectiva con respecto a la muerte, pues ya no se convierte en el fin, sino en el principio de una nueva vida feliz junto a Dios. Mientras estamos en la Tierra, podemos hallar paz y consuelo en Cristo, a través de lo que nos dice en su Palabra:

Isaías 41:10(PDT)

“No temas, estoy contigo. Yo soy tu Dios, no tengas miedo. Te fortaleceré, sí, te ayudaré. Te salvaré con mi mano victoriosa.”

Lamentaciones 3:31-33 (NTV)

“Pues el Señor no abandona a nadie para siempre. Aunque trae dolor, también muestra compasión debido a la grandeza de su amor inagotable. Pues él no se complace en herir a la gente o en causarles dolor.”

Salmos 34:18 (NTV)

“El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.”

Salmos 73:26 (BLPH)

“Aunque mi corazón y mi cuerpo desfallezcan, mi refugio y mi heredad por siempre es Dios.”
Salmos 119:49-50 (TLA)

“Tus promesas me dan esperanza; ¡no te olvides de ellas! Tus promesas me dan vida; me consuelan en mi dolor.”

Mateo 5:4 (TLA)

“Dios bendice a los que sufren, pues él los consolará.”

Juan 14:1-4 (PDT)

“No se preocupen; confíen en Dios y confíen también en mí. Hay muchos lugares en la casa de mi Padre. Si no fuera así, se lo diría. Voy a prepararles un lugar, y si voy y preparo un lugar para ustedes, regresaré. Los llevaré conmigo para que estén donde estoy yo. Ustedes saben el camino para ir a donde yo voy.”

Romanos 8:18 (DHH)

“Considero que los sufrimientos del tiempo presente no son nada si los comparamos con la gloria que habremos de ver después.”

2 Corintios 1:3-4 (PDT)

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios que siempre nos da consuelo. Dios nos consuela en todos nuestros sufrimientos para que también nosotros podamos consolar a quienes sufren, dándoles el mismo consuelo que recibimos de él.”

1 Tesalonicenses 4:13-18 (TLA)

Hermanos míos, queremos que sepan lo que en verdad pasa con los que mueren, para que no se pongan tristes, como los que no tienen esperanza. Nosotros creemos que Jesucristo murió y resucitó, y que del mismo modo Dios resucitará a los que vivieron y murieron confiando en él. Por eso les decimos, de acuerdo con lo que el Señor Jesús nos enseñó, que los que aún vivamos cuando él venga nos reuniremos con él, después de que se hayan reunido con él los que estaban muertos. Porque cuando Dios dé la orden por medio del jefe de los ángeles, y oigamos que la trompeta anuncia que el Señor Jesús baja del cielo, los primeros en resucitar serán los que antes de morir confiaron en él. Después Dios nos llevará a nosotros, los que estemos vivos en ese momento, y nos reunirá en las nubes con los demás. Allí, todos juntos nos encontraremos con el Señor Jesús, y nos quedaremos con él para siempre. Así que, anímense los unos a los otros con estas enseñanzas.”

Apocalipsis 21:4 (PDT)

Él secará todas sus lágrimas, y ya no habrá muerte ni sufrimiento, ni llanto, ni dolor, porque el mundo que existía antes ya desapareció.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Traicionado?

“Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios.” Isaías 50:10 (RVR 1960)

El dolor producido por una traición es difícil de superarlo cuando uno permite que el resentimiento permanezca en el corazón. Recuerde que José, un personaje de la Biblia, fue vendido como esclavo por sus propios hermanos, pero a pesar de que en ese momento su futuro era incierto y carecía de luz, él prefirió confiar en Dios y aceptar la situación con fe; por lo cual, en la Palabra de Dios dice: “Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero (…)” Génesis 39:2. En ese momento José no entendía lo que estaba pasando, y así muchas veces no entendemos porqué personas que amamos nos traicionan, pero tenemos la opción de mantener un corazón sano, confiar y apoyarnos en nuestro Señor.    

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend