Dios Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Dios”

Esta es la razón por la que Dios no te habla

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Dios te conoce?

 

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Thompson, C. (2010). Anatomy of the Soul (pp. 11-26). Carol Stream: Tyndale Momentum.

Dios está en todo…

Dios está en todo… Muchos de ustedes dirán, ¿y ahora es que lo sabes?

Pero me gusta decirlo y repetirlo porque, de veras, a veces nos olvidamos.

Él nos ama tanto, que no importa por lo que estemos pasando está ahí con nosotros y nos da fuerzas cuando sentimos que ya no damos más.

¿A qué viene esto? A que estuve de mudanza. De hecho, aún me quedan cosas en la casa a las que le tengo que buscar lugar. Voy a vender la casa que tenía porque ya resulta demasiado grande para mi y me quiero mudar a un lugar más pequeño.

Ya conseguí el sitio al que me quiero mudar. Hay muchos apartamentos ahí listos, pero para mudarme allí tengo que vender mi casa.

Son muchos cambios, muchas decisiones, muchos cambios y nos podemos sentir sobrecargados. No contraté ninguna compañía para empacar mis cosas. Me dije: “tengo tiempo, me voy a dar tres meses” y lo estuve tomando con calma, pero mañana se cumplen los tres meses. Busqué cajas pequeñas para poderlas manejar sola y si contraté una compañía con un camión para que me llevaran las cosas a un depósito que ahora tengo que pagar…hasta mudarme definitivamente. Y bueno, pensar en que tengo que desempacar cuando me mude.

Pero Dios ha estado ahí. Cuando me he sentido desfallecer, cuando he sentido que no puedo cargar algo, solo clamo a Él y me renueva las fuerzas. Es maravilloso haber podido contar con un ayudante tan extraordinario. Doy gracias cada vez que puedo y este es un homenaje a Su gracia y a Su gentileza, a Su gran poder y Su fidelidad. Practíquenlo. Dios los bendiga.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Tu cuerpo puede hacer todo esto y tú no sabías

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Lidiando con el rechazo

Desafortunadamente, vivimos en una sociedad cada vez más ruda, menos sensible a la condición humana. Sí, es más tolerante e incluyente políticamente, pero esa inclusión no es real porque es meramente política. Por ejemplo, los latinos en Estados Unidos, ciertamente no son bienvenidos; pero sí necesitados y, por tanto, tolerados. Y la tolerancia no es aceptación.

Ya que el rechazo es parte de la vida y lo encontraremos siempre, lo mejor es aprender a lidiar con él. Dios nos da pautas para hacerlo, lo primero es reconocer que Él siempre nos acepta tal y como somos y, una vez aceptados, Él nos enseña con paciencia y compasión las áreas que debemos dejar que Él transforme. Dios nunca nos rechaza. 

«Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá en sus brazos.» Salmos 27:10 (NVI)

El rechazo en una persona puede venir de diferentes ámbitos: escolar, laboral y familiar. Dentro del hogar se puede percibir rechazo cuando hay favoritismo entre los hijos, o preferencia en querer más a una hija que a un hijo por su sexo (un ejemplo común, es decir: es que las niñas son más amorosas, es que los varones son más activos).

«Cuando entren en una casa, digan primero: “Paz a esta casa”. Si hay allí alguien digno de paz, gozará de ella; y, si no, la bendición no se cumplirá.»  Lucas 10:5-6 (NVI)

Otro de los consejos que encontramos en la Biblia es no reaccionar ante el rechazo como algo personal, sino mas bien verlo como una actitud incorrecta de la otra persona. O sea, lo que otros nos hacen no nos define a nosotros, los define a ellos. Quienes rechazaron y se burlaron de Jesús no determinó Su propósito, sólo mostró el carácter de ellos.

La vida es una carrera donde tendremos obstáculos, como el rechazo, y debemos superarlos para poder avanzar y cumplir el propósito para el cual fuimos creados.

 

 

 


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué dice la Biblia sobre la soltería?

La Biblia hace referencia a muchos temas con respecto al matrimonio. No obstante, en ninguna parte se hace una mención explícita a la soltería tal como la conocemos ahora. Pero eso no quiere decir que no tenga nada que enseñarnos con respecto a esta etapa de la vida. A continuación se encuentran tres verdades que la Biblia nos enseña acerca de la soltería:

La soltería tiene un propósito

Jeremías y Pablo fueron personajes bíblicos que permanecieron solteros. En el caso de Jeremías, nunca se casó ni tuvo hijos por mandato de Dios (Jeremías 16:2). Pablo era soltero (aunque estudiosos afirman que pudo haber sido viudo) y aconsejaba que los demás también lo fueran para servir a Dios (1 Corintios 7). En ambos casos, ellos dedicaron sus solterías al propósito que Dios les tenía preparado. En su debida época, cada quien hizo algo que revolucionó a su comunidad e impactó la vida de las personas. Esto nos enseña que la soltería tiene una razón de existir y cuando se vive el propósito de Dios, es aún mejor.

La soltería es difícil

Dios diseñó al ser humano para tener un cónyuge (Génesis 2:18). Y si bien algunas personas eligen la soltería por diversos motivos (Mateo 19:12), lo ideal es que se casen. En la Biblia hay varias razones de por qué el matrimonio es mejor en todos los sentidos. Esto significa que cuando uno es soltero le resulta más difícil hacer ciertas cosas, lo cual hace que esta etapa sea un verdadero desafío para muchos (Eclesiastés 4:9-12).

Para mayor información, leer: ¿Y si Dios quiere que sea soltero toda la vida?

La soltería no es permanente

La soltería es pasajera porque Dios diseñó al varón y a la mujer para complementarse. El tiempo en que se está soltero debe ser para superación personal en todos los ámbitos, sobre todo en el espiritual. Una comunión adecuada con Jesús es la clave para una vida plena y satisfactoria. Cuando Él no está en presente, es casi improbable que una relación amorosa sea duradera, estable y mucho menos feliz (2 Corintios 6:14). Por tal razón se debe ser paciente durante la soltería y esperar a la persona correcta que Dios ha preparado.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Los cambios pueden aterrorizarnos…

No sé si a ustedes, pero aunque pueden ser emocionantes al principio y nos pueden llenar de buenas expectativas; con el paso del tiempo y mientras no llegan, se nos pueden hacer difíciles esos cambios y nos pueden invadir de temores.

Es posible que sea que yo solo esté pasando por uno de esos días donde me ataca un poco la ansiedad por los cambios que se están produciendo en mi vida. Por momentos quisiera que todo se diera como lo pienso, como lo sueño, en tiempo récord y no es así. Todo se toma su tiempo.

Tal vez porque en principio me puse como meta tres meses y el tiempo se está cumpliendo y no he hecho yo todos los cambios que creí que tendría listos…pero mientras escribo esto, que viene siendo como una terapia para mí, pienso también en que sí he hecho bastante. Pienso mejor en lo que he hecho y no en lo que me falta por hacer, ya que eso precisamente fue lo que me quitó un poco de sueño anoche. Terrible…

Por tanto, los dejo en manos de Dios…(los cambios que deben suceder) y en Su tiempo todo saldrá de acuerdo a Su voluntad, que es mejor que la mía.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo escucho a Dios?

Una historia del profeta Elías nos puede hacer pensar que podemos escuchar a Dios directamente, o que uno de Sus ángeles nos puede hablar. Pero la verdad, aunque antes, en la época de Moisés por ejemplo, nos hablaba de muchas maneras; ahora nos habla por medio de su Hijo, como Hebreos 1:1-2 dice: «Dios, que muchas veces y de distintas maneras habló en otros tiempos a nuestros padres por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio del Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y mediante el cual hizo el universo».

Evidentemente ya el concepto de encontrarnos con Jesús a muchos nos ha costado entenderlo, pero ayuda, porque hacer que Jesús sea una realidad central a la hora de escuchar a Dios; en lugar de pensar subjetivamente o hacernos impresiones que pueden ser solo imaginación, me parece a mí que es mejor.

Si leemos la Biblia y buscamos saber más acerca de Jesús, escuchamos las palabras que Él dijo y están registradas en las Escrituras, podremos saber qué es lo que Él quiere.

Buscar a Dios cuando debemos tomar decisiones importantes y consultar esas decisiones antes de tomarlas, es una excelente práctica.

Pablo escuchó a Dios con claridad, sin embargo habló claramente sobre la responsabilidad de los líderes para corregir a aquellos que estaban hablando cosas que no eran realmente profecías. Hay que examinar todo cuidadosamente cuando de profetizar se trate. Si lo que dicen es con arrogancia, causa divisiones o tiene algo que ver con avaricia o lujuria no es palabra de Dios. Si lo que dicen contradice de alguna manera lo que se dice en la Biblia, pues tampoco es de Dios esa palabra.

Hay que ser muy cuidadosos y discernir cuando alguien te dice que tiene palabra profética para ti. Pedirle a Dios protección y guía a diario es algo que forma parte de mi oración.

Pienso que para estar más cercanos a Dios y saber lo que Él quiere debemos estudiar la Biblia con pasión, con ahínco y con perseverancia.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuál es la mejor hora para leer la Biblia?

Para algunos, es mejor leer la Biblia de mañana; otros dicen que lo ideal es hacer antes de dormir. Pero, ¿quién de todos tiene la razón?

Salmos 37:31 dice que en el corazón del justo ≪habita la ley de su Dios; por eso sus pies nunca resbalan≫, y para que esto suceda debemos meditar en la Palabra de Dios en todo momento de día. No hay un versículo en donde se especifique la hora exacta en la cual debemos tener un tiempo especial con Dios. Lo que sí dice es que debemos meditar en su Palabra constantemente (Josué 1:8). Debido a las obligaciones y ocupaciones que cada persona tiene, la elección de la hora preferida para leer la Biblia es personal. Sin embargo, lo ideal es que lo hagamos la mayor cantidad de veces posibles. Esto es porque a cada minuto nos vemos tentados a hacer lo malo y necesitamos recordar los principios bíblicos para aplicarlos en nuestras acciones.

Algo que podemos hacer es incorporar la lectura de la Palabra de Dios en nuestra rutina. Por ejemplo: Podemos poner versículos bíblicos en paredes o lugares que siempre frecuentamos, y escuchar la Biblia en audio. Algo adicional que se puede hacer es separar un tiempo para leer la Biblia en la mañana, tarde y noche.

Leer la Biblia en la mañana

«Señor, escucha mi voz por la mañana; cada mañana llevo a ti mis peticiones y quedo a la espera.» Salmos 5:3 (NTV)

No sabemos qué nos deparará el día. Por este motivo debemos estudiar la Biblia para recordar que debemos confiar en Dios en todo momento. Cada mañana debemos pedir sabiduría para cuidar nuestros pensamientos y acciones. Las enseñanzas de la Palabra de Dios que leamos al comenzar el día nos ayudarán a mantenernos enfocados en el bien y a actuar como Dios quiere que lo hagamos.

Leer la Biblia en la tarde

«En la tarde, en la mañana, al mediodía, clamaré a Dios, y él oirá mi voz.» Salmos 55:17 (RVC)

Puede ser difícil encontrar un tiempo libre a la mitad del día, pero hay libros, capítulos y versículos cortos de la Biblia que pueden leerse en minutos. En las tardes podemos aprovechar en repasar algún texto bíblico en particular que queramos memorizar, y de esa manera tener presente la Palabra de Dios.

Leer la Biblia en la noche

«Bienaventurado el hombre […] que […] se deleita en la ley del Señor, y día y noche medita en ella.» Salmos 1:1-2 (RVC)

Estudios han demostrado que leer antes de dormir tiene un efecto relajante. No solo disminuye el estrés, sino que también mejora el aprendizaje. Leer la Biblia en la noche tiene todos esos beneficios y más: nos insta a crecer espiritualmente, hace que examinemos nuestros corazones, nos corrige, exhorta, reconforta, alienta, instruye y nos ayuda a conocer más de Jesús.

En conclusión, lo importante no es a qué hora leemos la Biblia o tenemos un tiempo de comunión con Dios, sino la intención de nuestros corazones y cómo nuestros hechos reflejan las enseñanzas de Jesús.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Más allá del amor

El más grande amor, es el amor de Dios. Él nos creó, nos dio todo lo que necesitamos; y aunque como seres humano le fallamos continuamente, Él nos perdona, sana nuestras heridas, nos cuida y protege. Su plan de salvación es completo y eterno, y se realizó mediante un sacrificio de su parte, ofreciendo a Jesús, su único hijo, por nosotros.

«Dios es amor» 1 Juan 8:4 (DHH)

Ante este ejemplo de perfecto amor, vemos que el amor va más allá de un mero sentimiento, muchísimo más allá de palabras bonitas y de buenas intenciones.

Cuando hay verdadero amor, hay acción y expresión. Y eso lo podemos poner en práctica en nuestra vida diaria para con Dios y con quienes nos rodean. Sólo basta con estar alerta de nuestra conducta y ser muy intencional al respecto.

Para saber cómo expresar el amor, tenemos que guiarnos de la Palabra de Dios. Porque más allá de amor hay:

  • Alabanza y adoración a Dios. ¿Cómo amar a nuestro Creador y no manifestárselo de la manera que Él espera? «Señor, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre porque has hecho maravillas.» Isaías 25:1 (NVI)
  • Dedicar tiempo de calidad a Dios en oración y a nuestros seres queridos. «Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto.» Mateo 6:6 (NVI)
  • Gratitud con acciones y con palabras. «…den gracias a Dios en toda situación…» 1 Tesalonicenses 5:16 (NVI)
  • Honra. Es otra manera de mostrar afecto, especialmente a los padres reconociendo que no fueron perfectos en la crianza. «Honra a tu padre y madre que es el primer mandamiento con promesa.» Efesios 6:2 (RVR 1960)
  • Armonía. Es imposible amar y pelear todo el tiempo. «Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes.» Romanos 12:16n (NVI)
  • Protección. «El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.» 1 Timoteo 5:8 (NVI)
  • Corrección «Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza.» Proverbios 19:18
  • Respeto al prójimo. Sabiendo que todos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, la falta de respecto al prójimo viene a ser una burla al Creador. «No está bien discriminar a nadie.» Proverbios 28:21 (DHH)

El expresar amor correctamente es un proceso de enseñanza-aprendizaje, y si no tuvimos a nadie que nos enseñó durante la niñez, como adultos podemos disponernos a aprender, especialmente de la mano de Dios.

¿Amor y/o necesidad?

En esta pregunta estaba atrapada cuando mi esposo me propuso matrimonio. En medio de duda e incredulidad, él insistía en poner una fecha para la boda a lo que yo le respondía: «tú no me amas, sólo me necesitas.» Pero como nuestra relación venía de Dios, y yo lo sabía, todo lo ponía en Sus manos. Y un día en oración el Señor me respondió: «sí, él te ama y te necesita, al igual que Yo. Yo te amo como mi hija y te necesito para que lleves mi mensaje.»

Vino la convicción de que amor y necesidad van de la mano. En el caso de un recién nacido, no ama a su madre, pero la necesita. En el caso de la madre, puede que no necesite al bebé para satisfacer su sentido de maternidad, pero lo ama, y por ende lo cuida y suple las necesidades de ese ser indefenso.

Así que, de la mano de amor, hay muchos sentimientos y emociones envueltas. Todo creado por Dios para que como seres eternos y espirituales que somos tengamos una experiencia humana que nos acerque cada vez más a Su corazón.

 

 


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Los demás ven en ti un reflejo de Dios?

“Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza”. 1 Timoteo 4:12 Nueva Versión Internacional (NVI)

Tuvimos la visita del tío de mi esposo quien llegó acompañado de su pequeña niña. Al ir desarrollando diferentes actividades, pudimos notar que la pequeña era un fiel reflejo de su papá. Cada gesto en ella, sus facciones, su sonrisa, se parecían  tanto, que al ver a ella, veíamos también a su padre. De la misma manera Dios desea que seamos un reflejo de su amor y misericordia.  Algunos podrán notar ese parecido y despertará su curiosidad ¿Por qué somos como somos? ¿Por qué reaccionamos distinto a otros? Entonces, será una gran oportunidad para compartirles acerca de Jesús. Para que nosotros seamos un fiel reflejo de Dios, necesitamos llenarnos cada día más de Él.

“Por lo tanto, imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos. Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo. Él nos amó[a] y se ofreció a sí mismo como sacrificio por nosotros, como aroma agradable a Dios.” Efesios 5:1-2 (NTV)

Por Danitza Luna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo es el verdadero arrepentimiento?

Arrepentirse es más que sólo sentirse mal por una falta cometida. Cuando es verdadero, el arrepentimiento lleva a un cambio radical en la conducta, pero también a recibir perdón, paz y redención de parte de Dios. Algunas consecuencias del verdadero arrepentimiento, según la Biblia, son los siguientes:

Reconocer los pecados

«Después de apartarme de ti, me arrepentí; después de reconocer mi falta…» Jeremías 31:19 (RVC)

Cuando alguien está realmente arrepentido acepta y reconoce sus pecados. En cambio, cuando esta actitud no es honesta, la primera señal es la justificación. Las personas que defienden sus malas acciones e intentan hacerse ver como inocentes, demuestran que no están arrepentidos de corazón.

Dejar de pecar

«Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento.» Mateo 3:8 (NVI)

Reconocer el pecado no es una simple cuestión de palabras. Cuando el arrepentimiento es sincero, la actitud del corazón debe reflejarse en las acciones. Esto quiere decir que ya no se debe cometer los mismos errores, sino que deben cultivarse virtudes que sirvan para reparar las faltas y redimir aquello que se dañó.

Produce obediencia a Dios

«Por eso, dejen de pecar y vuelvan a obedecer a Dios. Así él olvidará todo lo malo que ustedes han hecho, les dará nuevas fuerzas.»Hechos 3:19 (TLA)

El verdadero arrepentimiento hace que una persona redireccione su camino. Nadie conoce el futuro ni cuál es la decisión que más nos conviene, excepto Dios. Es por esta razón que cuando alguien está arrepentido de corazón, quiere enmendarse y ya no pecar más, la mejor elección que puede tomar es obedecer a Dios en todo.

Lleva a la salvación

«La tristeza que proviene de Dios produce arrepentimiento para salvación, y de ésta no hay que arrepentirse, pero la tristeza que proviene del mundo produce muerte.» 2 Corintios 7:10 (RVC)

La Biblia dice que el arrepentimiento sincero no es malo pues nos lleva a aceptar que somos pecadores y que necesitamos la salvación que Jesús nos ofrece. Cuando hacemos esto, nuestros pecados serán perdonados y tendremos nuestro futuro celestial asegurado.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend