Dios Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Dios”

No hay nada que Dios no pueda resolver 1

No hay nada que Dios no pueda resolver

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tú vara y tu cayado me infundirán aliento.” Salmos 23:4 (RVR1960)

¿Te encuentras en diversas pruebas? Quizá hoy estás pasando por el valle de sombra y de muerte, sin respuesta alguna a todo lo que te sucede, tus lágrimas caen por el dolor que esta situación trae a tu vida y sólo queda en ti la pregunta del porqué de todo. Es posible que el Rey David se haya preguntado lo mismo, pero reconoció que Dios estaba de su lado en medio de toda catástrofe.

Hoy quiero recordarte que en medio de toda dificultad, no estás solo. Puede que los problemas económicos, familiares, ministeriales hayan intentado opacar tu fe, más Dios te dice: “Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás” Isaías 43:2 (TLA). ¡No temas! Dios ha venido a infundirte su aliento, en Él no hay dolor insuperable.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estamos fallando al mostrar el amor de Dios? 2

¿Estamos fallando al mostrar el amor de Dios?

Como cristianos estamos llamados a compartir las buenas nuevas de salvación con todas las personas. Una manera de hacerlo es demostrando el amor de Dios a través de nuestras acciones. Vivimos en una época en donde hay violencia y se ha disfrazado el placer por el amor. Por esta razón es importante que mostremos el verdadero amor que proviene de nuestro Creador. Sin embargo, muchas veces fallamos en el intento.

Tiempo atrás leí una entrevista que le hicieron a un cantante acerca de su depresión. Él dijo que llegó un punto en donde estaba tan sumergido en las drogas que ya no le importaba si vivía o moría. Fue internado en rehabilitación dos veces, pero sintió que no recibió ayuda. En ese tiempo, alguien le dijo que debía rendir su voluntad a Dios y pedirle que lo auxiliara. Él no creía en Dios y le fue difícil aceptar lo que le decían. Lo único que necesitaba era sentir amor y apoyo de alguien, pero lo que recibió fue una respuesta un tanto frívola. Una vez que, por su cuenta, superó la adicción y tomó control de su depresión, llegó a tener una alta aversión hacia el cristianismo y hacia Dios debido a la experiencia que había tenido.

El caso de este cantante no es aislado. Miles de personas acuden a las iglesias o a los creyentes esperando recibir amor. En cambio, lo que obtienen parece sacado de un manual de respuestas: ≪Pídele a Dios que te ayude≫, ≪tienes que arrepentirte y entregarle tu corazón≫, etc. Si bien cada una de estas frases es cierta, al decirlas en este contexto estamos perdiendo una valiosa oportunidad.

Muchas veces las personas necesitan ver primero ese amor de Dios a través de nosotros. Ellos no quieren ser sermoneados, sino ver la aplicación práctica de nuestra fe. La mayoría de casos no requiere mucho: abrazarlos o escucharlos con atención es suficiente para que se den cuenta de que sí importan. Esto hace que con el tiempo estén más dispuestos a escuchar sobre Jesús y la salvación.

Sin embargo, si primero ignoramos su necesidad inmediata y los agobiamos con discursos, es posible que en el futuro no quieran saber nada de Jesús. Si fallamos al demostrar el amor de Cristo en el tiempo indicado, podría ser nuestra culpa que muchos sean reticentes al evangelio.

Jesús es la solución. Eso es innegable. Pero debemos pedirle al Espíritu Santo que nos dé sabiduría para saber comunicar efectivamente el mensaje de Cristo. Si no lo hacemos, en lugar de lograr que las personas se acerquen a Dios, estaremos contribuyendo a que se alejen cada vez más.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

“Hermosos pies” 3

“Hermosos pies”

“¿Pero cómo pueden ellos invocarlo para que los salve si no creen en él? ¿Y cómo pueden creer en él si nunca han oído de él? ¿Y cómo pueden oír de él a menos que alguien se lo diga? ¿Y cómo irá alguien a contarles sin ser enviado? Por eso, las Escrituras dicen: « ¡Qué hermosos son los pies de los mensajeros que traen buenas noticias!» Romanos 10:14-15 (NTV)

Seguramente tú tienes el profundo anhelo en tu corazón de que tus seres queridos crean en Jesús. Y esto está muy bien, pero también debemos ser conscientes de que alguien debe llevarles la Palabra para que ellos puedan creer.

Ante este desafío es fácil mirar para otro lado, como si este mensaje fuera para otro, pero Jesús nos dio la gran comisión a todos nosotros, la de presentar a Jesús a todo aquel que aún no lo conoce.

Por Cristhian Castillo

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un solo cuerpo 4

Un solo cuerpo

Romanos 12:4-5 NTV: “Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros.”

La iglesia es el cuerpo de Cristo, Él es la cabeza y esto es irrefutable. Cuando un dedo tiene dolor, por ejemplo, el cuerpo lo siente;  si una persona está en dificultades o luchando con tentaciones, el cuerpo, que son todos los creyentes, ¿no debe prestar atención y ver qué puede hacer para que se recupere?

A veces sucede lo contrario, algunos quieren separar partes del cuerpo sin darse cuenta que cuando excluyen una parte  pueden perder el equilibrio, y esto ocurre debido a los prejuicios, la mentira, las calumnias, que son actitudes destructivas.

La unidad es importante, es como preparar una comida, cada ingrediente es sustancial para conseguir el sabor perfecto, si algo falta se notará y no logrará complacer al paladar exigente, por ejemplo, de los clientes en un lugar donde se vende comida.

¿Cuándo fue la última vez que te percataste de la ausencia de una persona en la iglesia? ¿No  preguntaste si se enfermó, si se desanimó, si tiene sustento o si algo sucedió con su familia? ¿No crees que la persona que se alejó puede ser un gran instrumento en las manos de Dios? Existen diversos factores que impiden que podamos interesarnos por los demás a plenitud: la falta de tiempo por seguir una rutina, la falta de amor por los demás, las distracciones, el contexto o la velocidad de la vida.

El don de misericordia es necesario en las congregaciones; la Biblia habla de Bernabé, cuyo nombre significa “hijo de consolación”, el cual era acertado debido a lo que él hacía. Juan Marcos, un joven que acompañó al apóstol Pablo y a Bernabé en su viaje misionero, los abandonó y dejó la obra. Más adelante Pablo quiso realizar otro viaje y Bernabé estuvo de acuerdo pero con la condición de llevar a Juan Marcos. El apóstol no quiso porque recordó la deserción de este joven, lo cual fue motivo de desacuerdo con Bernabé; por lo que  Pablo se fue con Silas, a  Sicilia y Siria y Bernabé se fue con Juan Marcos a Chipre.

Hechos 15:39 TLA: “Pablo y Bernabé no pudieron ponerse de acuerdo, así que terminaron por separarse. Bernabé y Marcos tomaron un barco y se fueron a la isla de Chipre”

Bernabé le dio a Juan Marcos otra oportunidad al llevarlo a ese viaje, lo cual permitió el desarrollo de sus aptitudes. Tiempo después, sorprendentemente, Pablo estuvo con Juan Marcos, quien era su colaborador. Más adelante las cosas cambiaron mucho y cuando Pablo estuvo preso le envió la solicitud a Timoteo de llevar a Marcos porque le era útil para el ministerio.

2 Timoteo 4:11 TLA: “El único que está conmigo es Lucas. Marcos puede ayudarme mucho en mi trabajo, así que búscalo y tráelo contigo cuando vengas.”

Marcos maduró hasta convertirse en un siervo fiel y comprometido ¿Qué hubiera sucedido si Bernabé no le hubiera dado otra oportunidad?

Por Carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Quién es Jesús para ti? 5

¿Quién es Jesús para ti?

Estuve de voluntaria como traductora para un grupo de coreano-americanos que vinieron a mi país a hacer obra social y evangelizar. El doctor con quien me tocó trabajar no sólo se preocupaba en tratar los males físicos de las personas, sino que también les hablaba de Jesús. Preguntaba a los pacientes si sabían quién era Jesús y quién era Él para ellos. Las respuestas fueron variadas, pero de todas ellas, una quedó grabada en mi memoria: la de una niña de once años.

Cuando el doctor le preguntó: ≪¿Quién es Jesús para ti?≫, sin vacilar, ella respondió:

–Jesús es mi papá. Mis padres se divorciaron. Mi papá se fue con otra. Me quedé con mi abuelito y mi mamá, pero él murió de cáncer el año pasado, así que ahora mi único papá es Jesús.

Por un momento, no supe qué decir o cómo reaccionar. Nunca antes había escuchado a una niña hablar con tanta firmeza y convicción sobre algo tan doloroso. A medida que contó más detalles, nos dimos cuenta de lo difícil que era su vida. Pero pese al ambiente tóxico y violento en el que vive, la niña no dudó al afirmar quién es Jesús para ella.

Esto me hizo pensar en cuántos podemos afirmar con certeza quién es Jesús para nosotros. Quizá podemos repetir lo que escuchamos en la iglesia o decir algo por compromiso y que en realidad no sentimos. Sin embargo, a muchos de nosotros nos falta la seguridad de responder con honestidad sobre el rol que cumple Jesús en nuestras vidas.

Es fácil decir que Él es nuestro Salvador, cuando en realidad despreciamos su sacrifico en la cruz y seguimos pecando. Es sencillo afirmar que es el Hijo de Dios, cuando en verdad ni siquiera conocemos a Dios. También es fácil decir que Él es nuestro Señor, cuando en realidad lo vemos más como un esclavo que está obligado a conceder nuestros deseos.

La niña que respondió que para ella, Jesús era su padre, demuestra que muchas veces nos toca perder algo para darnos cuenta de que Jesús es todo lo que tenemos. Y que si Él es el único a quien tenemos, entonces lo tenemos todo.

Si te preguntaran: ≪¿Quién es Jesús para ti?≫, ¿qué responderías?



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Dependes de Dios? 6

¿Dependes de Dios?

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe; como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.” Romanos 1:17 (LBLA)

¿Alguna vez te ha pasado que al momento de alguna necesidad tu fe tambalea? La falta de fe puede convertirse en ansiedad por la incertidumbre de lo que pasará en el futuro. En el versículo citado, vemos que los justos, es decir aquellos que fueron justificados por la sangre de Cristo, deben vivir por fe. Esto nos habla de aprender a ser dependientes de Dios en cada una de nuestras necesidades.

Dios siempre cuidó de su pueblo supliendo todo lo que les hacía falta. No permitas que la falta de fe dañe tu salud con la ansiedad, Dios sabe sorprender a sus hijos justos que viven por fe.

Por Cristhian Castillo

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué sacrificio me puede acercar más a Dios? 7

¿Qué sacrificio me puede acercar más a Dios?

Muchas veces pensamos que Dios se impresiona con nuestro talento o las acciones religiosas que hacemos diariamente. Tenemos la idea de que la salvación se logra a través de los sacrificios; pero, en verdad, la Biblia nos enseña que Dios prefiere un corazón humillado y contrito ante Él.

En este episodio, Alex Campos nos enseña cómo hacer para que nuestra adoración y devoción sea agradable para Dios.

Mira el vídeo completo, aquí:

Sabiduría divina 8

Sabiduría divina

“Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.” Proverbios 2:6 NVI

La sabiduría divina no se obtiene leyendo libros o resolviendo complicados problemas matemáticos, sino por una constante y determinada búsqueda de Dios a través de Su Palabra.

”Presten atención a mis correcciones yo los colmaré de mi espíritu; les daré a conocer mis pensamientos.” Proverbios 1:23  (DHH)

En la Biblia podemos ver a Esteban como un ejemplo de un líder sabio. El organizaba la distribución de la comida para las viudas, pero al mismo tiempo predicaba el Evangelio a los judíos. Esteban mostraba tanta sabiduría al punto que muchos disputaban con él, pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba. (Hechos 6:8-10)

De igual manera debemos asegurarnos de buscar sabiduría en la Palabra de Dios y pasando tiempo de intimidad con el Espíritu Santo.

Por Cristhian Castillo

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Puede un orgulloso creer en Dios? 9

¿Puede un orgulloso creer en Dios?

El orgullo es una de las actitudes que Dios más detesta (Proverbios 6:16-17). Y es que esto enceguece a las personas y les hace creer que pueden hacer todo por su propia cuenta y no necesitan a Dios. Entonces, ¿es posible que una persona orgullosa pueda creer en Dios? ¿Será que el orgullo impide que Dios trabaje en su vida?

En el siguiente video, Alex Campos reflexiona sobre este asunto y afirma que para Dios no hay nada imposible.

¿Se pierde la salvación? 10

¿Se pierde la salvación?

Un tema comúnmente debatido es si la salvación se pierde o si, una vez que la recibimos, es para siempre. Se han ofrecido diferentes puntos de vista para responder a esta pregunta. Sin embargo, en esta ocasión, Alex Campos explica que antes de contestar esta interrogante debemos entender la dimensión de la salvación y la gracia. Además afirma que la verdadera salvación no puede compararse a lo que el mundo nos ofrece y es algo tan grande que se tiene que experimentar de primera mano.

Mira la respuesta completa, aquí:

¡Agradece en todo tiempo! 11

¡Agradece en todo tiempo!

“Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:18 (NTV)

Muchas veces es difícil dar gracias a Dios en medio de una situación complicada donde los problemas y necesidades parecen ser más grandes que las bendiciones recibidas. Pero esa es la voluntad de Dios para nosotros sus hijos. Humanamente parece imposible cumplir esta palabra, pero si lo hacemos estaremos siendo parte de las mayores victorias.

Si hoy te encuentras en situaciones conflictivas, agradece a Dios, y verás cómo Él actúa en medio de lo imposible.

Recuerda que todo lo que hoy tienes son bendiciones, algunas vienen listas para disfrutarlas y otras merecen un tiempo para contemplarlas como tal.

Por Ruth Mamani

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Esperanza puesta en Dios 12

Esperanza puesta en Dios

“pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.” Isaías 40:31 (NVI).

Cuando vemos en nuestro entorno tantos ejemplos de injusticia y maldad, podemos caer fácilmente en la desesperanza. Pasa esto cuando ya ni siquiera imaginamos que las cosas pudieran cambiar para bien. Más allá de lo difícil que pudiera resultar alguna situación, nuestra confianza no está puesta en los hombres sino en Dios. Por lo tanto, no te enfoques en lo que hoy consideras tu realidad, levanta tu mirada y pon tu confianza en el Dios que todo lo puede. ¡No pierdas la esperanza!

Si en este momento tu esperanza está flaqueando, hoy quiero animarte a confíes y permitas que Él renueve tus fuerzas para seguir adelante en la carrera de la vida y puedas levantar vuelo como las águilas.

Por Giovana Aleman

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend