emisora cristiana cvclavoz Archives | Page 3 of 27 | CVCLAVOZ

All posts in “emisora cristiana cvclavoz”

Las aves del cielo no se preocupan

Comúnmente nos preocupamos anticipadamente por circunstancias causadas, mayormente, por las tensiones que se viven día a día como las cuentas que pagar, la falta de trabajo, la alimentación, los negocios, salud, los problemas con los hijos, matrimonio, etc.

A decir verdad, no está mal ser prudentes y prever  lo que puede ocurrir en el futuro, ya que esto nos ayuda a responder oportunamente a diferentes sucesos que pasan normalmente en la vida.

Pero cuando la ansiedad invade daña la salud, desgasta la mente, el cuerpo y afecta la capacidad de juicio de todo individuo, confunde, disminuye la concentración para tomar decisiones y con esto hace que cada día sea más difícil de sobrellevar.

En cambio la Biblia dice en Mateo 6:34 “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque le día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”

Vivir el día a día con fe y descargando todo peso de preocupación ante Dios es mejor para nosotros que dejarnos consumir con la incertidumbre, ya que tenemos la seguridad de que Dios suplirá nuestras necesidades como dice su Palabra: “….vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.” Mateo 6:32

Nuestro Padre abastece de alimento para su creación: “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” Mateo 6:26 Valemos mucho más que las aves y debemos tener la seguridad de que también proveerá para  nuestras necesidades.

Entrega en oración todas tus preocupaciones y toda ansiedad que ha invadido tu corazón; aprende a creer en el amor de Dios que no deja a nadie desamparado. Clama y ten la seguridad de que escucha.

¡Mantente sereno y disfruta en las bendiciones que te rodean!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Te sientes perdido y sin ganas de vivir?

“Volverán los rescatados del SEÑOR, y entrarán en Sión con cánticos de júbilo; su corona será el gozo eterno. Se llenarán de regocijo y alegría y se apartarán de ellos el dolor y los gemidos.”  Isaías 51:11 (NVI)

Alguna vez escuchamos de alguien  “me quiero morir” y si le preguntamos la razón de este sentimiento, lo atribuyen a su incapacidad de manejar su dolor, sea este provocado por pérdidas, fracasos, enfermedades o traiciones. Esta dolencia no es fácil de superar cuando uno lo enfrenta solo. Pero nuestro Creador puede ayudarnos a que ese llanto se convierta en gozo, si tan solo le entregamos ese dolor que nos tuvo esclavizados por años. Su Palabra promete: Jeremías 33:6 “he aquí, yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad.” (RVR1960) Él puede sanar todo y hacer que lo malo que nos pasó lo pueda usar para su gloria. Hará que la tristeza, el sufrimiento y los pensamientos erróneos con los cuales crecimos sean quitados. Créele porque desea con todo su Ser darte la libertad completa, llenarte de su paz, amor y esperanza.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Volar

El águila calva, también conocida como águila americana, es una especie de ave que habita especialmente en América del Norte, famosa por ser el símbolo nacional de Estados Unidos y figura del Escudo Nacional de ese país.

Normalmente esta ave construye su nido en arbustos que están en acantilados muy altos y fuera del alcance de los depredadores. En ese lugar la hembra puede colocar hasta 2 o 3 huevos por año y después de un periodo de incubación de 35 días, sus polluelos rompen el cascarón.

Al principio sus dos padres los cuidan, uno permanece siempre junto a ellos con las alas extendidas y el otro recolecta provisiones para todos. Gradualmente aprenden a consumir sus propios alimentos y cuando ya están en cierta fase de su desarrollo ocurre algo interesante: sus padres los empujan desde lo alto del nido para que aprendan a volar mientras caen.

Esa forma natural de proteger y enseñar a volar de las águilas es mencionada en la Biblia.

Poco antes de su muerte, Moisés realizó una ceremonia para anunciar a Israel que su sucesor elegido por Jehová era Josué. Después de bendecirlo y darle algunas recomendaciones, le recordó a todo el pueblo obedecer la ley que les fue entregada varios años atrás y luego hizo un cantó en agradecimiento.

Precisamente uno de los versos dice: “Como águila que revolotea sobre el nido y anima a sus polluelos a volar, así el Señor extendió sus alas y, tomándolos, los llevó a cuestas.” Deuteronomio 32:11 Versión Dios Habla Hoy

Los pequeños polluelos no saben que tienen la habilidad de volar, pero sus padres sí y por esa razón simplemente los dejan caer desde lo alto.

Dios quiere ayudarnos a desarrollar los talentos y dones que nos ha dado, pero en ocasiones tiene que forzarnos a abandonar la comodidad del nido dándonos un empujón hacia afuera usando incluso diversas pruebas, conflictos o un cambio radical en nuestro entorno para que podamos desarrollar nuestro potencial.

Hasta los últimos años de Moisés Israel tenía maná del cielo, ropa que no se desgastaba, agua de la roca en pleno desierto, etc., todo lo que necesitaban, pero para entrar a la tierra prometida ocurriría un cambio, ahora ellos eran los que debían ira a la batalla y conquistar lo que el Señor les había prometido.

Dios quiere ayudarnos a alcanzar las promesas que nos ha dado, aunque quizás en ocasiones Él mismo tenga que darnos un empujón para sacarnos del nido y ayudarnos a descubrir que tenemos la capacidad de volar.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Seguridad en Dios

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días” Salmos 23:6 (RVR 1960)

Cuando la oscuridad de la noche y nuestro cuerpo cansando nos lleva a recostar la cabeza para descansar y esperar que se inicie un nuevo día; ni lo pensamos pero tenemos la certeza de que al despertar habrá un nuevo amanecer. De la misma manera nuestra confianza debe estar puesta en Dios, sabiendo que ante cualquier situación o dificultad que tuviéramos que enfrentar, El estará con nosotros para sostenernos, guiarnos y ayudarnos a entender que toda circunstancia tiene un propósito positivo para nuestra vida.

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Defensa personal

Un joven se acercó a su pastor y le preguntó:

– ¿Usted piensa que pecaré si aprendo el arte de defenderme?

– ¡Oh, no, en de ninguna manera; yo también lo aprendí y lo practico siempre que es necesario! – respondió el pastor.

– ¡Me alegra saberlo! Yo tenía un poquito de miedo… y, ¿Cuál sistema practica, el judo, Krav Magá, boxeo o algún otro?

– No joven, yo practico el de… Salomón.

– Pero… ¿El sistema de Salomón?

– Ese mismo, el que hallarás en el primer versículo del capítulo 15 de sus Proverbios: “La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor.” Es el mejor de los sistemas a mi juicio.

Los seres humanos tendemos a buscar la mejor forma de defendernos atacando a otros o respondiendo con mejores argumentos o levantamos la voz para hacernos escuchar. Sin embargo, no existe mejor respuesta que la apacible.

Aunque no nos gusta la idea de que nos encuentren más débiles o vulnerables, debemos reconocer que el dar una respuesta agresiva o violenta solamente aumentará el problema y ambas partes saldrán más heridas. Pero si nuestra respuesta es blanda, los ánimos se calmarán y podremos razonar mejor con la otra parte.

¿Por qué deberías responder así? Porque eres tu quien conoce este principio y es tu responsabilidad ponerlo en práctica, ser un ejemplo para aquellos que quizás se han acostumbrado a actuar y responder violentamente porque eso es lo que conocen debido a que en sus hogares viven o experimentaron violencia. Recuerda que cada uno pelea batallas de las que quizás nunca tengamos conocimiento y eso influye en su manera de actuar.

Sé un ejemplo y defiéndete a la manera de Salomón.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Firme en la FE

“Estén alerta. Permanezcan firmes en la fe. Sean valientes. Sean fuertes” 1 Corintios 16:13 (NTV)

Es posible que la dureza de las batallas diarias estén agotando tus fuerzas. Quizás por mucho tiempo has luchado solo, sin lograr avanzar. A veces y después de tanto esfuerzo, pareciera que las cosas se ponen aún peor. En estos tiempos, es bueno recordar lo que hoy nos dice: “Permanezcan firmes en la fe”. Que los problemas no debiliten tu fe, fortalécete en el Señor para que puedas obtener la victoria.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

“Quien siembra vientos recoge tempestades”

Sería absurdo pensar que si siembras papa recogerás tomate, de la misma manera ocurre en nuestra vida, no podemos esperar un buen trato, respeto y amor cuando estamos sembrando problemas, dolor, tristeza e injusticia.

Gálatas 6:9-10 dice: “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe” (NTV).

Como hijos de Dios debemos ser muy sabios y cuidadosos con todo lo que hacemos, es decir con lo que damos y mostramos a todos los que están a nuestro alrededor, si uno siembra mentira, odio, rencor, falsedad, etc. no espere recibir amor, respeto y verdad.

Quizás es complicado sembrar cosas buenas cuando el resto de las personas hace todo lo contrario y aun así les va muy bien en los negocios, en el matrimonio, en los estudios, etc. pero ante esta contrariedad debemos estar conscientes de que lo bueno que lograron no será para siempre, más temprano que tarde Dios hará prevalecer su justicia.

Te preguntarás ¿Entonces qué debo sembrar? Y la respuesta solamente la podemos hallar en el libro de vida. (1 Pedro 3:8-12 DHH)

– Armonía

– Amor

– Bondad y humildad

– Paciencia y respeto

– Verdad

– Paz, etc.

Procura siempre actuar conforme a lo que es justo y bueno delante de Dios y así hallarás gracia ante los ojos de los hombres, Salmos 37:27-28 dice: “Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre. Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida” (RVR1960), Dios recompensará tu esfuerzo por hacer el bien y no solo te bendecirá a ti sino a tus futuras generaciones.

Lo que hoy das eso recibirás, por lo tanto siempre procura actuar con justicia, honestidad, bondad, paciencia, humildad, verdad, etc. Tal vez en este momento te diste cuenta que tus acciones no han sido correctas y por ello quiero invitarte a tomar la decisión de “sembrar lo mejor”.

Por Judith Quisbert

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Descanso especial

“Me acosté y dormí, pero me desperté a salvo, porque el Señor me cuidaba.” Salmos 3:5 (NTV).

Qué sensación más maravillosa es saberse protegido, cuidado, y mucho más cuando es nuestro Padre Celestial quien nos guarda, tanto de día como de noche. Descansa con la seguridad de que Dios cuida de ti y seguirá haciéndolo cuando despiertes por la mañana.

Por Cesia Serna.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿A cambio de qué?

¿Alguna vez has traicionado a una persona? La traición es aquella falta que quebranta la lealtad o fidelidad que se debería guardar hacia alguien, esto generalmente se observa en una relación, cuando el hombre o la mujer engaña a su pareja; sin embargo, también puede existir deslealtad con la familia, amigos o conocidos.

“Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos”. Mateo 27:3 (RVR 1960).

Si retrocedemos en la historia encontraremos la traición de un discípulo a su maestro. Judas reveló a sus perseguidores dónde podían capturar a Jesús sin que sus seguidores intervinieran; lo hizo por treinta piezas de plata, las cuales fueron de mayor valor para él que la fidelidad por su amigo.

La traición siempre tendrá consecuencias que incluso pueden costarte la vida, como es el caso de Judas que no pudiendo soportar el peso de su conciencia se ahorcó (Mateo 27:5). Muchas personas viven siendo infieles con el Señor, porque lo cambian por algo, la pregunta es: ¿a cambio de qué estás abandonando a Jesús?

A veces no somos fieles porque el trabajo, estudio, la pareja u otros asuntos son de mayor valor en nuestra vida, e incluso un pecado al que no deseamos renunciar, por lo cual no oramos, no estudiamos la Biblia y tampoco asistimos a una iglesia; el corazón está en otro lugar por lo que no tenemos tiempo para Dios.

“Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor.” Mateo 25:21 (RVR 1960).

Un requisito fundamental para entrar al cielo es ser un siervo fiel, si algo exige de ti el Señor es fidelidad, por lo cual te animo a examinar tu vida, reflexiona si estás siendo leal con Dios en lo poco, de lo contrario toma la decisión de cambiar y ser firme en su camino.

¡No esperes que las consecuencias te alcancen!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Amas a Dios?

Jesús dijo: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” Mateo 22:37 (NTV)

Qué fácil es decir “Amo a Dios” pero, ¿demostramos realmente que lo amamos? El Señor en su palabra nos dice: “Si me amáis, guardad mis mandamientos. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. ” Juan 14:15,21 (RVR1960)

El verdadero amor a Dios se demuestra obedeciendo sus mandamientos y poniendo en práctica sus principios (1 Juan 5:3). Muchos podemos decir que amamos a Dios, pero si no estudiamos, meditamos y ponemos en práctica su palabra, entonces lo que decimos es mentira.

El que verdaderamente ama a Dios:

   – Guarda sus mandamientos. “Si me amáis guardad mis mandamientos.” Juan 14:15. La obediencia es el resultado y fruto de nuestro amor por Dios. Si el amor que tienes a Dios es verdadero entonces vivirás en obediencia a su palabra.

   – Ama a su hermano. “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” 1 Juan 4:7-8.  Nadie que ama y conoce a Dios puede albergar odio en su corazón y estar enojado con su hermano. Si has tenido una discusión con tu prójimo, necesitas pedir perdón o perdonar.

   – Odia el mal o pecado. “Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.” Salmo 97:10. La persona que ama a Dios no se relaciona con el pecado y rechaza el mal. Si tu prioridad es agradar al Señor, serás radical para alejarte de todo aquello que no agrada a Dios.

   – Soporta la tentación. “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” Santiago 1:12 (RVR1960). Una persona que ama es fiel al amor de su vida. Si tu amor por Dios es leal te mantendrás firme y resistirás la tentación.

Estas actitudes son las que caracterizan a una persona que ama a Dios, ¿crees que aún te falta desarrollarlas? No te preocupes, es un proceso que no se logra de la noche a la mañana, pero que con la ayuda de la palabra de Dios y su Espíritu Santo lo lograrás.

Que a partir de hoy, amar a Dios y reflejar ese amor a través de nuestros actos sea nuestra prioridad.

“Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él. En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados. Queridos amigos, ya que Dios nos amó tanto, sin duda nosotros también debemos amarnos unos a otros. Nadie jamás ha visto a Dios; pero si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y su amor llega a la máxima expresión en nosotros.” 1 Juan 4:9-12 (NTV)

Oremos:

“Señor, guarda tu palabra en mi corazón y enséñame a ponerla por obra en cada asunto de mi vida. Quiero amarte como tú mereces y vivir para ti. Encomiendo mi vida en tus manos y estoy dispuesto a obedecerte, en el nombre de Jesús. Amén. “

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Abandona tu Egipto!

Muchas veces nos sentimos atrapados por ciertas costumbres del pasado que al final terminan haciéndonos sus esclavos, pero La Palabra del Señor nos da un gran ejemplo de cómo Dios libertó a su pueblo escogido cuando se hallaba bajo la opresión de Faraón.

“Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias.” Éxodo 3:7 (RVR1960)

El Señor vio la angustia y el dolor en el que su pueblo se encontraba, fueron más de 400  años viviendo como esclavos bajo la tiranía de Faraón y sin ver una sola señal de libertad e incluso ya se habían formado una mentalidad de sujeción. Pero Dios los liberó de esta situación. “Y Moisés dijo al pueblo: Tened memoria de este día, en el cual habéis salido de Egipto, de la casa de servidumbre, pues Jehová os ha sacado de aquí con mano fuerte…” Éxodo 13:3 (RVR1960)

El día en que ellos fueron libres, se regocijaron porque sabían que nunca más su futuro dependería de las decisiones de un gobernante egoísta a quien le debían su servicio para sobrevivir en su tierra. A pesar de ser un largo tiempo de espera, la promesa de Dios se cumplió.

Pero mientras pasaban los meses y los años, era como que su felicidad  era absorbida por el desierto en el que se encontraban, se dieron cuenta que nada era igual. Cada día al despertar eran testigos de lo diferente que era el amanecer de Egipto al del desierto, ya no había trabajo que cumplir, no contaban con un menú semanal, adiós a las pequeñas comodidades aun siendo esclavos, tal vez suspiraban recordando su estadía en Egipto. Cansados de lo mismo, veían cómo cada día el maná caía del cielo y aunque quisieran estrenar ropa nueva, no era necesario, porque siempre estaban en buenas condiciones.

¡Los que un día fueron libres prefirieron volver a ser esclavos que pasar tanto tiempo en el desierto!

Tal vez en estos días has sido tentado a volver al pasado del que fuiste liberado, puede que algo haya despertado en ti el volver a tus costumbres anteriores, pero hoy quiero decirte: No vuelvas a Egipto, no retornes a donde sólo hallarás esclavitud. Si Dios te dio libertad y te limpió de todo pecado fue para permitirte conquistar nuevas tierras y bendiciones ¿Por qué retornar ahora? Quizá te encuentres pasando por un mal momento, pero no es razón suficiente para que extrañes la vida que un día dejaste y que no te trajo ningún bienestar.

Aún si piensas que antes de conocer a Jesús todo iba bien, pero ahora que te acercas a Él las cosas van de mal en peor ¡No añores volver al pasado para continuar disfrutando de aquello que no edifica tu vida! Es hora de abandonar Egipto y caminar en dirección a la tierra prometida que Dios tiene para ti; tus días  futuros serán mejores.

“Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer.” Isaías 43:18 (NTV)

Por Ruth Mamani.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Él borrará tus pecados

“Yo, sí, yo solo, borraré tus pecados por amor a mí mismo y nunca volveré a pensar en ellos.” Isaías 43:25 (NTV)

Si tuvieras la oportunidad de volver al pasado ¿Qué te gustaría cambiar? Tal vez mucho o tal vez poco. Pero lo cierto es que a lo largo de nuestras vidas hemos cometido errores que tarde o temprano debemos asumirlos. Si hoy vives atormentado por los recuerdos de tu mal proceder, confiesa tus pecados y ten la certeza de que Dios te perdonará. Ya no vivas atado a tu pasado y permite que el experto transforme las cosas malas en buenas y verás cómo todo lo dañado comenzará una nueva vida con Él.

Por Rut Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend