feliz Archives | CVCLAVOZ

All posts in “feliz”

Manojito de deseos 1

Manojito de deseos

Volver a ver, aunque sea por una sola vez, el arco iris de luz en las gotitas en los helechos después de la lluvia en la cuesta de Los Añiques, aunque dice un poema que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver.

Que la magia de un demiurgo diligente pueda revivir aquel sueño de la infancia en la que me encontraba en la orilla de un lago inolvidable, rodeado de luz y de paz, de árboles frondosos y colores que me contaban historias maravillosas.

Abrigarme en la paz y el silencio. Arroparme en una soledad amigable. Reposar en tranquilas conversaciones, más allá de toda disculpa, de toda recriminación y de requisitorias. Ser en otros y con otros sin sobresalto alguno.

Arrullarme en el seno tibio del perdón otorgado por quienes no recibieron de mí el bien cuando era debido, y cuando no también porque a la bondad nunca habría que amarrarla a razones y argumentos para negarla.

Redescubrir espacios diferentes, ensayar emprendimientos novedosos, dedicarse a oficios y ocupaciones inesperadas, disponer de los días y las noches de un modo singular. En otras palabras, encontrar nuevas definiciones para la palabra jubilado.

Perdón por la insistencia, pero construir una cabaña en la orilla del río, entre los cerros. Llenarla de lavandas, buganvillas y por qué no de lirios y cardenales de esos que amaba mi mamá. Sentarme en la galería en la tarde y sin palabra alguna hallar el tesoro escondido entre el corazón y la mente. Caminar hasta el pueblo para comprar marraquetas y paltas. Tomar la once. Y así sucesivamente.

Abrir todos los días el tesoro de las palabras, las antiguas y las nuevas, para componer todavía pequeñas crónicas, imprecaciones, poemas que no son poemas sino prosa poética, enojos indisimulados contra la maquinaria, postreras declaraciones de intenciones, comunicaciones urgentes antes de que la lámpara del pensamiento sea apagada, diminutos mensajes de esperanza.

Que nunca falten los libros, los viejos y los nuevos. Que todavía me abran sus puertas seculares y me estremezcan los sentidos, me revuelvan las entrañas, me consuelen y me amparen, me hablen de lo que fue y de lo que será.

Y finalmente, que nunca sea tarde para nada. Que siempre haya tiempo para lo que debo ser, para lo que se debo hacer, para lo que quiero hacer…

¡Un nuevo año ha llegado! 2

¡Un nuevo año ha llegado!

“Y ahora, Dios le dice a su pueblo: «No recuerden ni piensen más en las cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto Isaías 43:18-19  (TLA)

Un nuevo año inicia y podemos dejar atrás situaciones que nos lastimaron o detuvieron el desarrollo en algún área de nuestra vida. El Señor en su palabra nos recuerda: “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” 2 Corintios 5:17

Hoy sueña, perdona y se libre para enfrentar los nuevos retos que Dios tiene para ti. Por este motivo te aliento una vez más a iniciar este 2019 con mucha esperanza de comenzar un año nuevo con la bendición del Señor.

“Si son obedientes, Dios los bendecirá, los amará, y los convertirá en un gran pueblo. A los hijos de ustedes los hará felices y les dará mucho trigo, mucho vino y mucho aceite. Además, hará que tengan muchos ganados en la tierra que les prometió a nuestros antepasados.” Deuteronomio 7:13 (TLA)

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Líbrate de la avaricia 3

Líbrate de la avaricia

“¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.” Lucas 12:15(NVI).

La avaricia nos lleva a tener más de lo que necesitamos, nos impide estar conformes con lo ya tenemos y nos llena de preocupación excesiva por el mañana, siendo esta una causa por la cual no podemos vivir en paz. Jesús prohibió a la gente cualquier forma de avaricia, pues una vida larga y feliz no depende de las cosas que poseemos. Debemos estar contentos con lo que tenemos y no afanarnos por tener más de lo necesario porque cada día tiene su propio afán (Mateo 6:34).

Permite que Jesús obre en tu corazón para sacar todo tipo de avaricia para que tengas paz y bienestar.

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Eres feliz con lo que tienes? 4

¿Eres feliz con lo que tienes?

“No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: «Nunca te dejaré desamparado.»” Hebreos 13:5. (TLA)

Como todo buen padre, Dios nunca nos dará algo que podría hacernos daño, Él sabe lo que necesitamos y lo que realmente nos hace falta. Por eso nos dice que tengamos mucho cuidado con el deseo de tener más y más cosas materiales, que la vida no se mide por cuánto tenemos. (Lucas 12:15)

El Señor quiere que sepamos que este mundo no es nuestro hogar y lo que realmente le interesa es cambiar nuestras vidas y prepararnos para llegar a nuestro verdadero destino. Su deseo no es que hagamos riquezas en esta tierra, porque Él sabe que donde esté nuestro tesoro, allí estará también nuestro corazón (Mateo 6:21). Y como buen Padre no desea que nuestro enfoque esté en las posesiones materiales,  sino en desarrollar una imagen como la de Cristo Jesús, que seamos siempre humildes y amable, pacientes unos con otros, llenos de amor, haciendo todo lo posible por mantenernos unidos, para que de  ese modo lleguemos a ser sal y luz en este mundo.

En la Biblia, Jesús nos dice que no nos preocupemos por la comida o por el vestido, que el Padre conoce nuestras necesidades y que en vez de afanarnos confiemos Él. Lo único que Dios pide de nosotros para suplir nuestras necesidades, es que tengamos fe, mantengamos una relación personal y confiemos en su palabra.

No olvides ser feliz con lo que tienes y seguir creciendo en el conocimiento de Cristo Jesús. Recuerda que lo más importante es hacer tesoros en el cielo y saber que Dios no nos dejará ni nos desamparará.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (RVR1960)

¡Confía en el Señor!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sientes que no mereces ser feliz? 5

¿Sientes que no mereces ser feliz?

A veces es más fácil perdonar a los que nos hacen daño, que perdonarnos a nosotros mismos. Al aceptar que no somos perfectos evitaremos la frustración, culpa y mortificación, que nos  impiden salir adelante. Estos sentimientos de infelicidad nos alejan de Dios, pues crece en nosotros un falso sentimiento que nos hace pensar que no somos merecedores de su amor y perdón.

Con respecto a este tema, es preciso enfatizar que ninguno es digno del perdón del Señor, nadie merece el sacrificio que Jesús hizo en la cruz, precisamente por todos los errores y pecados que cometemos.

La palabra de Dios dice: “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” Romanos 5:8 (RVR 1960)

Es fundamental tener presente que Cristo murió por nosotros, aun cuando nos vio embarrados en delitos y pecados; por tanto, está claro que no lo hizo porque lo merecemos, sino por amor.

Aquellos que buscan merecer el perdón de Dios, continuarán su vida con esta carga, y serán frustrados al no alcanzarlo porque como humanos siempre tendremos caídas. Este aspecto no significa que no nos esforzaremos por cambiar, simplemente quiere decir que no debemos torturarnos por nuestras imperfecciones. Acepta el perdón como un regalo, a nosotros únicamente nos toca dar gracias y entregarle nuestras vidas.

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.” Hebreos 12:1

En esta oportunidad te haré un reto: “enfréntate a ti mismo”. El desafío consiste en aprender a hacer frente a todos estos pesares que te impiden salir adelante, el desánimo, la frustración. Es necesario que aprendas a ser feliz de nuevo y a esforzarte en la carrera que tienes por delante.

Por último, si te has arrepentido de corazón, entonces el Señor te ha perdonado, ahora es tiempo de que te perdones a ti mismo; este es un paso importante que debes dar para poder liberarte del pasado y dar lugar a las bendiciones que Dios quiere darte.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

En medio de la tristeza 6

En medio de la tristeza

“¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡mi Salvador y mi Dios!” Salmos 42:11 (NVI).

Quizá en este momento hay una enorme tristeza que invade tu ser, tratas de salir de ello pero no puedes, quisieras sonreír pero no hay razón para hacerlo, pero debes saber que esa tristeza será momentánea porque fuiste llamado para gozarte y ser feliz en el Señor.

En medio de la tristeza recuerda que Dios es tu salvación y que es necesario que esperes en Él, pues solo Dios sabe que medios empleará para animarte y darte paz.

Te animo a que eleves tu mirada al cielo y le digas al Señor: “Yo sé que tú tienes el control de mi vida”. ¡Confía en Él!

Por Neyda Cruz

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Luz y oscuridad 7

Luz y oscuridad

Registros varios que dan cuenta de los dos lados de la vida: el mal y la desesperanza/la esperanza, ese minúsculo manojito de luz. Gavillas recogidas en el campo de la literatura, del diario del domingo y la Biblia. No apto para adictos al optimismo.

—————————————-

La vida me importa poco. Lo he visto todo. Pero sobre todo, odio esta época, me da ganas de vomitar. Hay seres que odio. Todo es falso. Ya no hay respeto, ya nadie da su palabra. Solo cuenta el dinero. Todo el día oímos hablar de crímenes. Sé que dejaré este mundo sin lamentarlo.
Alain Delon, actor francés en entrevista aparecida en Paris Match

No es que la cosa mala gane – nunca ganará – pero es que no muere.
John Steinbeck

Se dice que su tiempo fue más fácil que el nuestro, pero lo dudo – ningún tiempo puede ser fácil si uno está viviendo en él.
James Baldwin

Los libros eran una capa que me volvía invisible, un truco mágico que me permitía desaparecer del mundo y que me hacía muy feliz.
Samanta Schweblin, escritora argentina, Revista Viva, 11 Febrero 2018

Hay que saber que la vida es un lugar espantoso, gris y triste. Porque si uno espera una felicidad plena, la vida no para de defraudarte. En cambio, si estás preparado para la tristeza, te sorprende con un par de lindas alegrías cada día.
Susana Soro, abuela de Samanta Schewblin

En 2012 murieron en el mundo 56 millones de personas. Solamente 620.000 murieron por causa de la violencia humana. El resto murió por causa de adicciones, suicidio y enfermedad (…) El azúcar ha llegado a ser más peligrosa que la pólvora.
De una idea de Yuval Noah Harari en Homo Deus

¿Qué otra cosa es el amor sino eso? Una hamaca roja que oscila entre el cielo y el infierno. En caso contrario resultaría aburridísimo.
Angeles Mastretta, La vida te despeina

He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte.
Eclesiastés 5:18

¿Cómo cambiar mi mal carácter? 8

¿Cómo cambiar mi mal carácter?

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” 2 Corintios 5:17 (NVI)

Alguna vez escuché la frase “soy así, ya no cambiaré mi carácter”, pero la Biblia menciona: “Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.” Romanos 12:2 TLA. Por lo tanto, la Palabra de Dios nos está diciendo que sí podemos cambiar toda mala actitud, lo bueno es saber que lo podemos hacer con la ayuda del Espíritu Santo quien producirá en nosotros amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre. Entonces ¿Qué esperamos para hacer los cambios que Dios desea?

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Ámate y acéptate! 9

¡Ámate y acéptate!

“Tú fuiste quien formó todo mi cuerpo; tú me formaste en el vientre de mi madre.” Salmos 139:13 (DHH)

Puede ser que las situaciones vividas nos hayan hecho olvidar que somos la mejor obra de Dios. El color de tu cabello, tu nariz, el lunar que tienes no fue de casualidad, Él lo diseñó con mucho amor. Al querer cambiar nuestro aspecto, le decimos, no me gusta lo que hiciste así que lo mejoraré, para ser aceptada. Nuestro Creador desde que nos formó, nos amó y desea que nuestra identidad esté basado en su amor y en lo que cree de nosotros. Decide hoy amarte como Señor lo hace, confía en que Él tiene planes hermosos para ti, tal como eres. Resuelve hoy ser feliz con esta verdad.

Por Danitza Luna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Aprovecha tu vida y tiempo 10

Aprovecha tu vida y tiempo

“Tú has determinado la duración de nuestra vida. Tú sabes cuántos meses viviremos, y no se nos concederá ni un minuto más.” Job 14:5 (NTV)

Todos estábamos en casa a punto de cenar, de repente entró una llamada al celular de mamá. En ese momento me di cuenta que algo estaba ocurriendo porque su rostro y voz empezaron a cambiar. Una vez que colgó nos dijo que el hijo mayor de su mejor amiga había fallecido. Por unos segundos quedé en shock, no lo podía creer, no hace mucho había hablado con él y lo veía tan bien y lleno de salud. Tenía 18 años.

Esta noticia y otros mensajes que recibí la semana pasada, de personas desconsoladas sin tener una explicación del porqué sus seres queridos tuvieron que morir, me llevaron a reflexionar sobre la vida y el tiempo que estaremos en este mundo.

Lo cierto es que no sabemos cuándo partiremos, pero habrá un día en que lo haremos. Allí estaremos delante de Dios y rendiremos cuentas de todos nuestros actos. Moisés en su oración le decía al Señor: “Enséñanos a entender la brevedad de la vida, para que crezcamos en sabiduría.” Salmos 90:12 (NTV)

Cuán importante es vivir sabiamente, porque ninguno de nosotros sabe la cantidad de días que le queda, ni qué puede ocurrir horas después. El salmista David decía: «Señor, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida! Salmos 39:4 (NTV)

Saber que la vida es breve es razón suficiente para vivir y disfrutar de nuestros seres queridos, amar lo que hacemos y ser felices con todo lo que nos rodea. Pero sobre todo, nuestra prioridad debe ser vivir bien delante de Dios, porque de todo lo que hagamos en esta vida un día le daremos cuentas. (Eclesiastés 11:9)

Quizás hasta hoy has desperdiciado tu vida estando enojado con la persona que te lastimó, trabajando más de lo necesario, estando lejos de la familia y sobre todo alejado de Dios. Hoy te animo a que reflexiones acerca de la vida que tienes y tomes decisiones sabias para no desperdiciar más tu vida. Nada es más importante que Dios y tu familia, dedícales tiempo.

Si estás lejos de Dios no esperes a mañana para volver a sus pies, ni dejes de ponerte a cuentas con tu prójimo si necesitas hacerlo.

Y si aún nos has recibido a Jesús en tu corazón como tu Señor y Salvador, hazlo ahora mismo. Dile: “Señor Jesús yo (tu nombre completo) reconozco que soy pecador, pero hoy me arrepiento y te pido perdón por cada uno de mis pecados. Necesito de ti y sé que sólo tú puedes darme una nueva vida. En este día te acepto como mi único Señor y Salvador de mi vida, te pido que entres y tomes control de todo mi ser. Por favor, escribe mi nombre en el libro de la vida y gracias por esta salvación tan grande que hoy has dado a mi vida. Amén.”

¡La vida es pasajera, aprende a vivir sabiamente!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Siente con el corazón 11

Siente con el corazón

“Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran”. Romanos 12:15 (RVR1960)

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro para saber lo que siente; hoy vivimos en una sociedad menos empática e indiferente, que a veces parece no tener corazón. Dios quiere que seas  más sensible con lo que pasa al tu alrededor, alégrate con aquel que está feliz, llora con el que esta triste; siente con el corazón y se genuino cuando te gozas o consuelas a alguien.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Sabes por qué existes? 12

¿Sabes por qué existes?

Mientras estemos con vida, siempre nos preguntaremos el motivo por el cual existimos: ¿Para qué fuimos creados? ¿Qué función debemos cumplir en este mundo?

Thomas Alva Edison fue el creador de la primera bombilla eléctrica. Si esta bombilla tuviera vida, seguramente en este momento estaría feliz, porque no sólo cumplió el propósito de su existencia al dar luz a diferentes hogares, sino rebasó las expectativas del creador, siendo necesaria y de gran utilidad en todo el mundo.

En este momento me gustaría preguntarte: ¿Eres feliz? ¿Estás cumpliendo el propósito por el cual Dios te creó?

“… todo fue creado por medio de Él y para Él.” Colosenses 1:16

Si quieres saber el motivo por el cual existes, es necesario que busques la respuesta en tu creador. La palabra del Señor menciona que fuimos creador por Él y para Él, así que primero es necesario pensar en: ¿Qué es lo que el Señor quiere de mí?

Mientras más cerca del Señor te encuentres, estarás más cerca de su voluntad y de lo que quiere para tu vida, por lo que es importante que lo recibas en tu corazón. Acércate a Él con una oración, pidiendo perdón por tus pecados. Después, búscalo todos los días orando y estudiando la Palabra de Dios y, posteriormente, busca la santidad, corrige tu vida apartándote del pecado, la mentira y el engaño,

Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos; Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia, Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte, y nada temerás;

Y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron. La vida te será más clara que el mediodía; Aunque oscureciere, será como la mañana. Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro.” Job 11:13-18

Si estás triste, preocupado o angustiado, es posible que no te encuentres en el camino que debes estar, y por lo tanto te estés perdiendo una gran bendición. Ten presente que tu vida vale muchísimo, tanto que Dios hizo un gran sacrificio para salvarla ¿Cuándo cumpliremos nuestro llamado y rebasaremos las expectativas de nuestro creador?

Te animo a acercarte a Dios en este momento y a que te comprometas que cada día te acercarás más, y Él te ayudará a conocer el propósito de tu existencia. ¡La vida es buena porque hay un propósito por el cual vivir!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend