Guía Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Guía”

El mejor consejero

“El Señor dice: Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos, te enseñaré el camino que debes seguir.” Salmos 32:8 (DHH)

Dios es un consejero maravilloso que está dispuesto a ayudarte y guiarte. ¿Tienes problemas que estás atravesando? ¿Preguntas sobre alguna decisión que deseas tomar? Habla con Él y obedece sus instrucciones. Dios jamás te guiará o dirigirá a cosas que Él no ha planeado para ti.

En 2 Timoteo 3:16 (NTV) dice que: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.”

Los consejos que Dios tiene para ti, son para tu bienestar y para que no te equivoques en tus decisiones. Ignorarlo sólo hará que el pecado gobierne tu vida y sufras consecuencias en un futuro.

En cambio, si dejas que Dios te hable y guíe en cada situación de tu vida, no sólo alegrará el corazón del Señor, sino que recibirás muchas bendiciones por obedecer. “Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años, y tu vida te dará satisfacción.” Proverbios 3:1-2 (NTV)

Asegúrate de buscar a Dios y pasar un tiempo de calidad con Él diariamente. Mientras más tiempo pases con el Señor, te asegurarás de tomar buenas decisiones conforme a sus planes y propósitos.

No dejes de hablar con el Señor este día y contarle tu situación, tenemos un Dios “Consejero, Admirable, Fuerte, Eterno, Príncipe que trae la paz.” (Isaías 9:6)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Protege la vida

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.” Jeremías 1:5 (RVR1960).

En este texto Dios declara que conocía al profeta Jeremías incluso antes de ser formado en el vientre de su madre, por ello, podemos decir que la concepción de ningún niño o niña es fortuita. Cada uno, representa una vida, que es valiosa por sí misma, sin importar la forma en que fue concebido.

Interrumpir un embarazo, porque no estaba planeado, o porque uno no cree ser capaz de hacerse cargo del bebé, no es justificado, y de hecho se llama asesinato.

Si la idea del aborto está cruzando por tu cabeza, por favor reconsidéralo, un niño es una bendición de Dios que traerá alegría a tu corazón.

Recurre al Señor por guía y fortaleza, con Su ayuda podrás hacer lo correcto.

 

 

 

Por Cessia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás en el camino correcto?

Dios, como todo buen padre, siempre estará interesado en el bienestar de sus hijos y en guiarlos de la mejor manera posible para que lleguen a la eternidad.

En el pasado Dios animaba a su pueblo a escoger el camino correcto, por ejemplo, les habló diciendo: “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia” Deuteronomio 30:19.

Y hace más de dos mil años atrás Jesús dijo lo siguiente: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. Mateo 7:13-14.

A pesar de que Dios trata de ayudarnos a tomar la mejor decisión y el camino correcto para nuestra vida, lamentablemente muchos seguimos escogiendo el camino ancho y no queremos renunciar a los placeres y riquezas de este mundo.

Nos cuesta tanto dejar el pecado, renunciar a lo malo y decirle “no” a aquello que nos aleja de Dios. No hacemos ningún esfuerzo por buscar ayuda para salir de ese problema o situación. No buscamos a Dios en oración, nos es difícil leer la Biblia y al parecer no tenemos tiempo para congregarnos. Pero, la verdad es que la Biblia no tiene errores y habla claramente del camino que lleva la vida eterna (el cielo) y del camino que lleva a la muerte eterna (el infierno).

Te animo a examinar tu vida este día y preguntarte si realmente estás en el camino correcto o en el camino equivocado; si vives una vida que agrada a Dios o una que complace a los hombres. Recuerda que el deseo de nuestro Padre Celestial es que andes en su camino y te esfuerces por llegar a la meta.

Acércate a Dios y dile como el salmista David: “Muéstrame la senda correcta, oh Señor; señálame el camino que debo seguir. Guíame con tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios que me salva…” Salmos 25:4-5 (NTV)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sin dirección correcta no hay éxito

Dos amigos hicieron una apuesta. El necio, convencido de sus capacidades, retó al sabio que pasaría un desierto sin la ayuda de una brújula. Lo que presentía el sabio sucedió, su amigo no llegaba al punto de encuentro por varios días y tuvo que mandar ayuda para que lo rescataran. El necio a punto de desfallecer se arrepintió por valerse de sí mismo y sucumbió.

Antes de emprender un proyecto o trazarte una meta, tomate el tiempo para encomendarlo a Dios, porque Él te ama y te dará la dirección que necesitas para que vayas por buen camino. Piensa, si lo excluyes, serás como el necio que pretendió cruzar el desierto  sólo con sus propias capacidades y dejó de lado su verdadera guía.

Proverbios 16:3  dice: “Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados” Si tus planes primero son filtrados por Dios, dice su palabra, que se harán realidad.

Ten presente que no sólo hace falta tener planes, fuerzas, sabiduría, recursos, entusiasmo o perseverancia, todo depende del respaldo de Dios. Así que, pon a Dios como tu principal guía y sigue su dirección.

 “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” Salmos 32:8 (RVR1960)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Tienes decisiones que tomar?

“…pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Mateo 26:39b (RVR1960)

Jesús pronunció estas palabras, en oración, momentos antes de ser prendido para posteriormente ser crucificado. Con Su ejemplo enseña que cuando enfrentamos circunstancias decisivas para nuestras vidas, debemos buscar dirección de Dios postrados en oración.

Quienes pasaron situaciones similares, concordarán conmigo en que no es sencillo anteponer la voluntad de Dios a la nuestra, es difícil ceder el control y aceptar situaciones que no comprendemos o que son dolorosas. Sin embargo, es sin duda, la mejor decisión que podamos tomar, porque el Señor nos bendice a pesar y a través de estas situaciones. Además, nos da paz y fortaleza.

Podemos ver Su mano obrar en cada momento difícil vivido, cuidando, sosteniendo y refugiándonos, por Su fiel amor.
¿Tienes decisiones que tomar? Acude a Él y permite que te muestre el camino a tomar, busca en la Biblia, encontrarás lineamientos y mandatos que sirven de guía.

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” Salmos 32:8 (RVR1960).

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, 17 a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17 (NVI).

Si como Jesús buscamos al Padre en todo momento y no sólo en situaciones complicadas, la relación resultante de esa búsqueda nos prepara y fortalece para que podamos hacer frente a lo que venga, porque sabemos que es Él quien nos sostiene.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Quieres oír su voz? Búscalo

“Señor, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día”. Salmos 25:4-5 (NVI)

¡Cuántos dolores de cabeza podríamos evitarnos si en lugar de decidir por nuestro propio razonamiento, permitiéramos que Dios guíe nuestro caminar! Él que conoce todo y quiere lo mejor para sus hijos, está interesado en vernos prosperados. Además que está disponible en todo tiempo si nosotros buscamos su consejo y guianza. Por lo tanto, antes de tomar una decisión, acude a Dios en busca de un sabio consejo que puede evitarte muchos sin sabores. Su palabra nos recuerda: Salmos 16:7 “Bendeciré al SEÑOR que me aconseja; en verdad, en las noches mi corazón me instruye.”

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Oremos como Pablo

Dando gracias a Dios por los demás.

Te pido que los cuides, los protejas, los sanes, los guíes y que se haga tu voluntad en sus vidas.

Oración y agradecimiento de Pablo: “Cada vez que pienso en ustedes, le doy gracias a mi Dios.  Siempre que oro, pido por todos ustedes con alegría,  porque han colaborado conmigo en dar a conocer la Buena Noticia acerca de Cristo desde el momento que la escucharon por primera vez hasta ahora. Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva”. Filipenses 1:3-6

Glorificando el nombre de Dios.

Que mi vida y la vida de los que están a diario a mi alrededor sea llena completamente por tu Espíritu Santo para que a través de nosotros Tú seas glorificado.

“Que él, como resultado, fortalezca su corazón para que esté sin culpa y sea santo al estar ustedes delante de Dios nuestro Padre cuando nuestro Señor Jesús regrese con todo su pueblo santo. Amén”. 1 Tesalonicenses 3:13

Que muchos otros sean salvos.

Que ellos puedan entender Tu verdad, Tus promesas y la grandeza y profundidad de Tu amor.

“ Siempre doy gracias a mi Dios al recordarte en mis oraciones,  porque tengo noticias de tu amor y tu fidelidad hacia el Señor Jesús y hacia todos los creyentes.  Pido a Dios que el compañerismo que brota de tu fe sea eficaz para la causa de Cristo mediante el reconocimiento de todo lo bueno que compartimos”. 

Que siempre estemos orando.

Que podamos servir de ejemplo y al interceder por otros, ellos puedan sentir Tu amor y Tu poder. Que a través de la oración también veamos abiertos los cielos y tengamos la valentía de predicar el Evangelio y tocar muchos corazones para que te reciban y crean.

“Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento y, al mismo tiempo, intercedan por nosotros a fin de que Dios nos abra las puertas para proclamar la palabra, el misterio de Cristo por el cual estoy preso.  Oren para que yo lo anuncie con claridad, como debo hacerlo.  Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno”. Colosenses 4:2-5

Totalmente agradecidos con Dios.

Dios, Tú lo haces todo, Tú nos diste vida y nos llenas de esperanza. Te agradecemos por proveer todo lo que necesitamos y por equiparnos con tantas bendiciones espirituales para sentirnos totalmente llenos por Ti. Por eso te alabamos con corazones agradecidos.

“Siempre doy gracias a Dios por ustedes, pues él, en Cristo Jesús, les ha dado su gracia.  Unidos a Cristo ustedes se han llenado de toda riqueza, tanto en palabra como en conocimiento.  Así se ha confirmado en ustedes nuestro testimonio acerca de Cristo,  de modo que no les falta ningún don espiritual mientras esperan con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo.  Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo.  Fiel es Dios, quien los ha llamado a tener comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor”. 1 Corintios 1:4-9

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Dispuesto o no?

¿Estás dispuesto a seguir la voluntad de Dios pese a lo implique? Jesús estaba en el monte de Getsemaní, con algunos de sus discípulos para orar, se encontraba angustiado porque sería entregado a los fariseos para ser juzgado y condenado a muerte. Él sabía lo que le esperaba y su alma estaba acongojada; sin embargo en sus oraciones le decía a Dios: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” Lucas 22:42 (RV1960)

Hay situaciones en las que debemos decidir qué hacer, entre lo que es aparentemente conveniente para nosotros o lo correcto ante Dios.

Recuerdo que este pasaje de la Biblia (Lucas 22:42) me ayudó a tomar una decisión importante en mi vida,  seguir con lo que quería o dar paso a lo que Dios me había mostrado; sinceramente yo no tenía la voluntad ni el valor para dejar aquello que quería, pero me rendí y me apropié de las palabras de Jesús e hizo un cambio en mí, con su ayuda renuncié a lo que no me dejaba tener Paz con Dios.

Sin duda no es fácil, pero a pesar de lo que implique hacer la voluntad de Dios es la mejor decisión que puedes tomar, Dios nos ama y siempre sus planes serán mejores que los nuestros.

Quizás hay algo en tu vida que no te permite vivir plenamente tu relación con Dios, te aleja de su voluntad y por más que lo intentas no puedes superarlo.

Nada trascendental ocurrirá en nuestra vida si no dependemos de la dirección del Señor,  su Palabra nos dice: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15.5 (RV1960)

¡Que Dios siempre guié nuestra vida!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reacciones

Cada persona es única y diferente tanto externa como internamente; es decir, en sus emociones, actitudes o reacciones  ante una situación.

Este aspecto se puede observar por ejemplo, cuando enfrentamos un asalto: algunos le entregarán todas sus posesiones al agresor para evitar ser lastimados, otros se alterarán y  querrán pelear antes de ser sometidos, y existen aquellos que se paralizarán por el susto e incluso podrían desmayarse o entrar en shock, lo que nos muestra lo diferentes que somos en una misma situación.

Así como cada uno reaccionará de modo diferente ante una situación de robo, de igual forma sucede en un tiempo de prueba o dificultad pero, ¿Cuál es la manera más sabia de actuar? Solamente en la Palabra de Dios podremos aprender a proceder acertadamente para ser protegidos por el Señor.

La palabra de Dios dice:

“¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.  Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho” Santiago 5:13-16 (RVR1960).

La Biblia nos muestra lo que deberíamos hacer en caso de estar afligidos, alegres, enfermos, en pecado o enojados con alguien. Seguramente, cada uno tiene su forma de afrontar los problemas, su propia personalidad, de hecho Dios te hizo único; sin embargo, te pide que camines conforme a lo que está escrito en su Palabra, para que seas sabio y todo te vaya bien.

En esta oportunidad quiero animarte a actuar conforme a Su Palabra: orando si enfrentas aflicción, cantando alabanzas si te encuentras alegre y  buscando a tus pastores para que oren por ti en caso de estar enfermo o en pecado, entonces ellos rogarán por ti y el Señor te levantará, confesando tus ofensas si estás enojado con alguien y orando juntos para que ambos reciban sanidad.

Existe todavía una gran variedad de guía en la palabra de Dios para actuar con sabiduría en situaciones difíciles, te animo a estudiar la Biblia y ser una persona diferente, pero no siendo tú mismo, sino un verdadero seguidor de Cristo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

La Biblia: Historias de otros para nosotros…

Hay promesas que Dios hizo, por lo menos a un israelita en el Antiguo Testamento de que sería sanado si oraba por sanación y ocurrió así, pero eso no se convierte automáticamente en un principio universal. No tenemos razón y mucho menos el derecho de creer que si hiciéramos exactamente lo que Dios le dijo en la Biblia a alguien que hiciera, vamos a tener los mismos resultados. Y por eso necesitamos a los que han estudiado la Biblia, los pastores, para que nos expliquen esas cosas. Ellos nos ayudan a interpretar y a aplicar la Palabra de Dios a nuestras vidas hoy día. Siempre a través de la visión y del mensaje de Jesús.

Me preocupa lo fácil que tendemos a olvidar ese hecho cuando hablamos acerca de la Biblia. Por ejemplo, cuando leemos acerca de las promesas de Dios de bendecir y proteger a Israel de sus enemigos, nos encanta adoptar y adaptar esas promesas como para nosotros. A veces eso no tiene nada de malo y es correcto, pero no es correcto cuando nos hace olvidar de qué se trataba la historia original.

La Biblia es una colección de historias escritas por un grupo de gente del Medio Este acerca de cómo se les reveló Dios a esa gente y los equipó para que llevaran el mensaje de Jesucristo al resto del mundo. Esto significa que mucho de lo que leemos en la Biblia no es acerca de nosotros, pero al final si es a menudo y misteriosamente dirigido a nosotros. Porque como ellos a quienes estaba dirigido el mensaje, somos seres humanos, con fallas y virtudes.

El punto de este artículo es que a veces tenemos que ver las cosas desde lejos, entenderlas bien, para poder adentrarnos, y hacerla parte de nosotros.

Yo siempre he dicho que la Biblia es el manual que Dios nos dejó para vivir mejor esta vida y aprender pronto que debemos preocuparnos más por la vida que vamos a vivir con Él, con Dios al irnos de esta dimensión, de este mundo. Mientras más tiempo dedicamos a leerla, más la tendremos en nuestra mente y más la entenderemos en nuestro corazón.

Lo mas importante es que la Biblia carga la verdad más importante que debemos conocer acerca de Dios, Su Creación y si, Su plan para reconciliarnos con Él a través de Jesucristo. Si no sabes acerca de ese plan y quieres ponerte al día, escríbeme a [email protected]

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cuando Dios dice “NO”

El hombre fue creado con la capacidad de soñar y anhelar, si nos damos la tarea de preguntar a las personas que en este momento están transitando las calles sobre si tienen sueños y metas, la gran mayoría responderá con un rotundo SI.

Muchos de nosotros queremos alcanzar grandes cosas y algunos ya estamos trabajando para lograrlo, pero olvidamos que si bien conocemos la dirección a la que queremos llegar es Dios quién tiene la llave de la puerta. “Los planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor” Proverbios 16:1 Dios Habla Hoy (DHH)

Imagina que estás a punto de dar el primer paso para conseguir aquello que anhelas y Dios te dice en ese momento “NO” ¿cuál sería tu reacción? ¿Seguirías amándole y sirviéndole igual?

Samuel Hernández en su canción “Dios me dijo que no” dice:

Yo le dije al señor, que sanara a mi madre
y me dijo que no, es un proceso que tenemos que pasar
a mi tiempo yo obraré, entiéndelo Samuel
porque yo soy Jehová.

El NO de Dios es una respuesta que no esperamos e incluso que no queremos oír, porque es la negativa a lo que queremos y esto nos lleva a pensar ¿Dios no quiere darme lo que anhelo y sueño?

Él quiere lo mejor para ti, sus planes son perfectos para tu vida porque te soñó y te trajo a la existencia con un propósito  Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV).

Quizás en ese momento no comprendas el NO, pero ten por seguro que esa respuesta no es el resultado de un capricho o del azar sino que es parte de un plan.

Al finalizar la canción que mencionamos dice lo siguiente:

Al fin he comprendido, hacer tu voluntad
Que eres mi dueño y mi guía lo eres tú…
Lo que el Espíritu diga  eso se hará…
Porque aquí en ti y en mi
Manda Jehová.

No hay nadie en esta tierra y fuera de ella que nos conozca a la perfección, solamente Dios y Él sabe lo que realmente necesitamos, si te dijo “NO” no te desesperes, no te enojes y no te frustres porque su voluntad es agradable y perfecta.

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Buenas decisiones

Cierto día un empleado platicaba con su jefe y le dijo:

– Y dígame ¿Cómo es que ha logrado su éxito?

– Lo resumo en dos palabras: Buenas decisiones –respondió su jefe

A diario debemos tomar decisiones, unas son más determinantes que otras pero al final son elecciones que tendrán consecuencias buenas o malas en nuestras vidas.

Todos los días decidimos, sobre lo que vamos a comer, vestir, a donde ir, en que horario, etc. quizás estas situaciones son fáciles de elegir pero hay cuestiones que deben ser manejados con mucho cuidado porque pueden marcar nuestra vida para siempre.

La pregunta que ahora surge es ¿Cómo tomar decisiones que agraden a Dios? ¿Cómo sé si estoy haciendo lo correcto?

Veamos algunos consejos para tomar decisiones correctas:

Ora por dirección: Resulta fácil decidir guiados por nuestras propias razones y creencias y olvidamos que de Dios provienen la sabiduría e inteligencia, sin su ayuda podemos involucrarnos en situaciones peligrosas e incorrectas, Proverbios 28:26 dice: “Los que confían en su propia inteligencia son necios, pero el que camina con sabiduría está a salvo” (NTV).

Aplica los principios bíblicos: La Biblia es un manual de instrucciones para todo hijo de Dios, Salmos 119:105 dice: “Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino” (NTV) meditar en la palabra y decidir conforme a lo que dice es una forma sabia de elegir correctamente, recuerda que si algo de lo que deseas va contra los principios bíblicos no es lo que Dios quiere para ti.

Piensa en el futuro: Esta es una nuestras debilidades, pues estamos muy acostumbrados pensar solamente en el instante de disfrutar y no pensamos en el futuro y es ahí cuando nos equivocamos.

Pide consejo: Quizás un buen consejo no determine tu decisión pero si puede guiarte a tomar el mejor camino para lograr aquello que anhelas, no te rehúses a buscar guía en aquellas personas que tienen mayor experiencia,   Proverbios 24:6 dice: “Así que, no vayas a la guerra sin consejo sabio;  la victoria depende de que tengas muchos consejeros” (NTV).

Una vida llena de gozo y satisfacción es el resultado de las buenas decisiones.

¿Quieres tomar decisiones sabias?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend