imposible Archives | Página 2 de 2 | CVCLAVOZ

All posts in “imposible”

Lo imposible está en sus manos

A veces cuando estamos en medio de problemas o tenemos que hacer algo para resolver algún conflicto o remediar algo malo que hicimos, decimos que nuestra vida es muy difícil; posiblemente porque tenemos que hacer cosas que tal vez no queremos o pensamos que son imposibles para nosotros.

Podemos observar en la historia cómo Israel logró salir de la esclavitud de Egipto. Dios mandó las plagas y sólo le pidió a Moisés que advirtiera al Faraón. En la última plaga seordenó al pueblo que marcara sus puertas con la sangre de un cordero sin manchapara cuando pasara la plaga de la muerte; Dios se encargaría del resto.

Cuando estaban siendo perseguidos por el ejército del Faraón, una vez que lograron salir de Egipto,  vieron el mar frente a ellos, todo parecía perdido pero Dios le mandó a Moisés que extendiera su vara sobre el mar y nada más, Él haría el resto.” Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.”Éxodo 14:15-16 (RV-1960) Lo único que tenían que hacer para ganar la batalla era obedecer.

Nosotros nos desesperamos, desconfiamos y sentimos que no podemos hacer nada ante determinadas circunstancias cuando Dios no nos exige más de lo que podemos dar, sólo nos manda a tener fe, creerle y confiar en su amor y poder.

Cuando estamos en situaciones muy difíciles, debemos creer que lo que Dios me pedirá será algo posible para mí y que del resto Él se hará cargo.

“Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” Lucas 18:27 (RV-1960)

Si estás en medio de la tormenta sólo camina, sigue, Dios hará lo extraordinario e imposible, tú solamente debes creer que así será.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Permite que Dios resucite tus sueños

Todos hemos escuchado alguna vez la historia de la resurrección de Lázaro, que se encuentra en el capítulo 11 de Juan.

El relato dice que Lázaro enfermó y sus hermanas Martha y María mandaron a llamar a Jesús. En el versículo 3 dice que el mensaje era: “Señor, he aquí el que amas está enfermo”.

No mucha gente se animaría a mandar un mensaje así, salvo que hayan tenido una relación cercana con el Maestro.

Martha,  María y Lázaro habían sido testigos de  los milagros que Jesús había estado haciendo y  compartieron con Él, eran sus amigos. Probablemente estaban seguros de que Jesús vendría inmediatamente al escuchar la noticia y haría un gran milagro como los que habían visto.

Lejos de lo que podrían haber creído, Jesús  deliberadamente demoró y llegó 4 días después de que Lázaro había muerto. Y seguramente puedes pensar que Jesús era un mal amigo o que no le importaba realmente lo que sentían pero no es así, más adelante dice que Jesús lloró y que estaba conmovido pero Él tenía un plan más grande para la vida de sus amigos, los haría protagonistas de algo nunca antes visto.

Cuando Jesús llegó al lugar, Martha salió a su encuentro y le dijo: “Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.”

A veces creemos que hemos llegado al final de nuestras vidas. Tal vez estás enfrentando una enfermedad por la que pediste tanto tiempo a Dios que te sanara o quizás sientes que ya no podrás salir de la dura situación económica en la que te encuentras o tu familia está en la crisis más grande que jamás atravesó y  tal vez te has resignado y estás abandonando tus sueños y tu oración es parecida a la de Martha y le dices: Señor, si hubieses estado aquí, si hubieras llegado a tiempo…

No importa cuánto tiempo llevas pidiéndole a Dios un milagro, ni cuán mala sea tu situación económica, familiar o si el diagnóstico que te dieron es irreversible. Dios está en control y Él siempre llega a tiempo, no en nuestro tiempo, si no en Su tiempo.

Imagina lo que es que Lázaro llevara 4 días de muerto. Tal vez, si Lázaro llevara media hora de muerto todavía la esperanza de María y Martha estaría a flote pero cuatro días no daban lugar a dudas de que Lázaro estaba muerto.

Hay ocasiones en las que Dios nos pone en un tiempo de espera tan largo que estamos seguros de que es el final, que Jesús no llegó a tiempo y bueno, que hay que enterrar nuestras esperanzas, nuestros sueños y seguir adelante, conformándonos con lo que hay.

Pero es ahí, cuando ya no puedes más que Jesús llega y resucita aquello que dimos por muerto. Y es que cuando nosotros nos rendimos es Dios quien  mueve su mano y le da vida a lo que enterramos y hace posible lo imposible.

Dios quiere glorificarse en tu vida, quiere bendecirte y sin importar cuánto tiempo llevas esperando por un milagro, Dios llegará a tiempo.

No entierres tus sueños, no te des por vencido, deja que Dios haga un gran  milagro en tu vida y si por alguna razón ya los enterraste corre a Sus brazos y dale la oportunidad de resucitar lo que está muerto.

Recuerda que  Él es especialista en imposibles.

““porque nada hay imposible para Dios” Lucas 1:37 (RVR 1960).

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Dónde está la fe de ustedes?

Muchos creen saber la definición exacta de la fe, la cuestión es ¿saben realmente lo que significa la fe?  ¿Sabías que nuestro Señor Jesucristo llamó la atención muchas veces a sus discípulos a causa de su poca fe? Veremos un caso muy particular:

Aconteció un día,  que entró en una barca con sus discípulos,  y les dijo: Pasemos al otro lado del lago.  Y partieron. Pero mientras navegaban,  él se durmió.  Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago;  y se anegaban y peligraban.

Y vinieron a él y le despertaron,  diciendo: ¡Maestro,  Maestro,  que perecemos!  Despertando él,  reprendió al viento y a las olas;  y cesaron,  y se hizo bonanza.

Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe?  Y atemorizados,  se maravillaban,  y se decían unos a otros: ¿Quién es éste,  que aun a los vientos y a las aguas manda,  y le obedecen? Lucas 8: 22-25.

Aquí está la clave de todo problema, observemos la pregunta de Nuestro Señor. Él sabe perfectamente bien que sus discípulos tienen fe, la pregunta que les hace es: ¿Dónde está? Ustedes han alcanzado la fe pero ¿Dónde está en este momento? Debería estar aquí ¿Qué pasó con ella? Ese es el reclamo que hace Jesús a sus discípulos. Vemos que nuestro Señor les da una gran lección de lo que realmente significa la fe.

La fe no es obviamente sólo una cuestión de sentimientos, no puede ser así porque en circunstancias como esas los sentimientos pueden ser muy variables.  La fe se adueña de todo el hombre, incluso de su mente, de su intelecto y de su entendimiento. Jesús nos enseña que la fe es una “actividad” algo que tiene que ejercitarse, no entra en acción por sí misma, nosotros debemos hacerla funcionar.

Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe? Lucas  8:25

Es lo mismo que decir ¿Por qué no toman su fe y la aplican a esta situación? Como podemos ver, fue por no poner a funcionar su fe que los discípulos se sintieron infelices y cayeron en ese estado de consternación.

¿Entonces cómo se aplica la fe? Al encontrarse uno en una situación difícil, lo primero que debe hacer es rehusarse a ser controlado por tal situación, la fe es un “rechazo” al pánico, significa aplacar y aplastar a la incredulidad. Una vez dado el primer paso, debemos traer a memoria lo que creemos y sabemos acerca de Dios, esto fue lo que los discípulos no hicieron, no se preguntaron: ¿será que nos ahoguemos estando Él con nosotros? ¡Imposible! Sin embargo, se dejaron llevar por el pánico.

Si Jesús es quien convirtió el agua en vino, hizo grandes milagros, dice que nos ama, que nos cuida  y dice que hasta cada cabello de nuestra cabeza está contado ¿dejará Él que nos hundamos en una situación difícil? ¡No! Así es como razona la fe,  la fe se aferra a la verdad.

Querido amigo ¿dónde está tu fe? La fe dice: No puedo creer que Él que me ha traído de tan lejos vaya a dejarme caer ahora ¡imposible! ¡Eso no correspondería al carácter de Dios!

Si te encuentras en una situación difícil pídele a Dios que te ayude a aplicar tú Fe y desarrollarla, rehusando ser controlado por las circunstancias, trae a la memoria lo que crees y lo que sabes de Él.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend