Integridad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Integridad”

Marcando la diferencia 1

Marcando la diferencia

¿Cómo te sientes cuando quieres emprender algo y nadie te apoya? Sin duda te sientes mal porque quieres dar un paso hacia adelante, que podría ser de beneficio tanto para ti como para los demás, pero quizá los otros no lo ven de esa forma porque están cómodamente encerrados en el conformismo.

En ocasiones eso es lo que nos sucede como hijos de Dios, estamos tan relajados que no queremos esforzarnos para ir más allá de nuestras comodidades. Pero tienes que saber que cuando eres llamado a hacer la diferencia en medio de una sociedad que día a día se corrompe, Dios te abre puertas que ni siquiera sabías que existían.

Tal como lo hizo Daniel, un joven que propuso en su corazón no contaminarse con la comida y el vino del rey, y decidió guardar su integridad y mantenerse firme en sus convicciones, aún a pesar de ser condenado a muerte por no seguir órdenes que iban en contra de las leyes de Dios.

Quizá por alguna mala experiencia has pensado que no vale la pena ser diferente, porque por más que actúes correctamente las cosas no salen bien, y los que hacen peores cosas que tú  cosechan grandes éxitos. ¿Tú crees que esos éxitos serán eternos? ¿Sabías que Dios no respalda el mal proceder de sus hijos, que así como un día consiguieron alcanzar grandes logros un día podrían perderlo todo? 

No mires cómo otros progresan dando malos pasos, al punto de querer imitar su conducta, porque finalmente esto no lleva a nada bueno.

Observa lo que Romanos 12:2 (NTV) menciona:

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.”

¿Estás listo para ser la diferencia en medio de  tu ciudad, barrio, trabajo, iglesia y  familia?

Sin duda Dios nos llama a grandes cosas, pero depende de cada uno de nosotros si queremos ser accesibles a su voluntad o conformarnos a este siglo. Porque cuando decides ser diferente en medio de la sociedad, empiezas a ver las más grandes bendiciones de Dios en respaldo a tu obediencia.

¿Qué decisión tomarás?, ¿Hacer la diferencia en medio de tanta gente o ser un cristiano movido por su comodidad?

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Industria exitosa 2

Industria exitosa

Hay pocos registros en la historia que den cuenta del empuje de la industrialización de la fe como en los tiempos actuales.

Un amigo me comentó que en una entrevista le preguntaron a un conocido cantante cristiano: “¿Qué opinas de la industria cristiana?” No supe cómo siguió la conversación pero el caso me dio pie para esta nota.

Como siempre es necesario omitir de esta mirada crítica a las miles de comunidades cristianas que se manejan con integridad y transparencia en materias de dinero y que desarrollan su trabajo en forma sobria y generosa. Hecha esta salvedad continuemos con la historia.

Cuando la fe se “organiza” enfrenta inevitablemente el asunto del dinero. Veamos la secuencia más probable:

Lo primero que hacen los creyentes en pensar en un templo. Eso significa por lo menos comprar un terreno, contratar un arquitecto diseñador, obtener los permisos, comprar materiales, pagar trabajadores si no son los hermanos, equiparlo con los servicios básicos, bancas, muebles, oficinas, equipamiento, sonido.

Si con los años la iglesia es exitosa el templo se hace chico. Hay que ampliar, adquirir sonido y equipamiento más apropiado. A estas alturas posiblemente haya que contratar personas para el mantenimiento. Tal vez, pagar a un pastor de jóvenes, un pastor de alabanza, un líder de ministerios.

Luego se hace imprescindible entrar en los medios: radio, televisión, internet. La iglesia tiene cantantes que desean comercializar sus producciones. La librería. Los vehículos. El terreno y la construcción de un lugar de campamentos. Suma y sigue.

Finalmente para manejar todo eso tal vez haya que disponer de un gerente administrativo y un controlador financiero. No hay que dejar de lado que si se hacen bien las cosas toda esta actividad puede generar importantes recursos aparte de diezmos y ofrendas.

Admito sinceramente la defensa que se presente de esta estructura exitosa. Admito la honestidad y la generosidad con que se esté haciendo esta tarea.

Lo que rechazo de este sistema son dos cosas. Uno es que a medida que las cosas crecen, crece la presión por los diezmos y las ofrendas lo cual se trabaja periódicamente con predicaciones, enseñanzas sobre fe y finanzas y campañas especiales de recaudación de fondos. Dos, que es inevitable que capacidades y ministerios terminen convertidos en una industria que genere importantes recursos institucionales y privados.

No podemos sino comparar la modestia de recursos que tuvo el ministerio de Jesús y la efectividad de su misión con la grandeza de la industria cristiana y el poco efecto social de su gestión.

¿Reflejas sabiduría? 3

¿Reflejas sabiduría?

Si entre ustedes hay alguno sabio y entendido, que lo demuestre con su buena conducta, con la humildad que su sabiduría le da.” Santiago 3:13 (DHH).

La sabiduría de Dios es aquella que nos ayuda a vivir de acuerdo con Sus principios que nos va formando en integridad y madurez para llevar una vida recta. Sin Su sabiduría podemos actuar con insensatez dando como resultado consecuencias negativas para nuestras vidas. Sin embargo, a medida que busquemos a Dios, Su sabiduría crecerá en nosotros capacitándonos para vivir honestamente y con humildad en nuestras acciones.

¿Demuestras una buena conducta y humildad ante las circunstancias de la vida?

Por Giovana Aleman

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Cuida tu integridad! 4

¡Cuida tu integridad!

“Cuando Judas, el que lo había traicionado, vio que habían condenado a Jesús, sintió remordimiento y devolvió las treinta monedas de plata a los jefes de los sacerdotes y a los ancianos.” Mateo 27:3 (NVI)

Podemos ser los mejores empleados del mundo mostrando eficiencia, responsabilidad, etc. en el  trabajo que realizamos, pero si somos deshonestos todo pierde su valor porque ante todo, la honestidad cuenta.

No creas que puedes disfrazar la corrupción con buenas obras; porque no se trata de aparentar sino de tener una conciencia libre de acusaciones.

Si por mucho tiempo te has esforzado por alcanzar una estabilidad económica y las oportunidades por conseguirlo actuando deslealmente con tus jefes no te han faltado, debes hacerte la siguiente pregunta: ¿qué prefiero, ser un obrero honrado y tener la conciencia libre de pecado o llegar a la cima con actos corruptos?

Recuerda que Dios no tolera el pecado, tarde o temprano todo saldrá a la luz, por ello te animo a elegir hacer el bien, a no descuidar tu integridad por un poco de dinero. ¿Recuerdas a Judas?

Su ambición lo llevó a perderlo todo, incluso su salvación. Por supuesto que esta lucha es interna, pero la decisión es tuya.

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Firme dependencia 5

Firme dependencia

En Éxodo 1 relata cómo los hijos de Israel se multiplicaron en tierra Egipcia, tanto que los egipcios temieron por ellos; el faraón entonces dio la orden a las parteras de las hebreas Sifra y Puá que matasen a los niños y dejasen con vida a las niñas en el alumbramiento que atendían con el objetivo de frenar el crecimiento de ese pueblo.

Sin embargo, ellas temían a Dios y se negaron a obedecer la orden del rey, dejando vivir también a los varones. Por esta razón, el Señor las bendijo.

“Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias.” Éxodo 1:20-21 (RVR1960)

Quizás alguna vez has enfrentado alguna situación donde te pidieron que procedas de forma deshonesta, que mientas por otros, que alteres un número en tus reportes, que subas precios por encima de lo justo, o que seas cómplice de una injusticia.  ¿Cómo reaccionaste?

En el caso de Sifra y Puá, su actitud fue de dependencia primeramente a Dios, por encima de lo que implicaría desobedecer al rey egipcio. Como consecuencia, el pueblo se extendió más, se fortaleció y ellas fueron bendecidas.

Si se presenta una situación donde tienes que obedecer a una autoridad o a Dios, sin dudarlo elige ser obediente a nuestro Señor.

¡Sé integro donde estés!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Puedes ser libre! 6

¡Puedes ser libre!

“Si lo que ves con tu ojo derecho te hace desobedecer a Dios, es mejor que te lo saques y lo tires lejos. Es preferible que pierdas una parte del cuerpo y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Si lo que haces con tu mano derecha te hace desobedecer, es mejor que te la cortes y la tires lejos. Es preferible que pierdas una parte de tu cuerpo y no que todo tu cuerpo se vaya al infierno.” Mateo 5:29-30 (TLA)

Queremos tener todo el control de nuestros pensamientos y actos, pero nuestra naturaleza humana nos empuja a hacer lo que sabemos que lastima nuestra integridad. ¿Crees que es imposible vencer una adicción? Algunas adicciones son mantenidas en lo oculto, por vergüenza, tal es el caso de la pornografía. Si esta u otras adicciones estuvieran afectando tu vida, recuerda que no hay pecado que no se pueda vencer y que Cristo no pueda perdonar cuando halla un corazón arrepentido. Tal vez has intentado enfrentarlo con tus fuerzas y no lo has logrado, es que no se trata de luchar con tus fuerzas sino con las de Dios. Él está dispuesto a darte libertad si tan sólo se lo permites, renuncia a ti y a tus deseos engañosos que sólo te llevarán al fracaso espiritual. Evita todo tipo de programas de televisión, revistas, fotos u otra clase de objetos y situaciones que te puedan llevar a pensar en la pornografía y si es necesario pide ayuda. ¡No te des por vencido hasta que hayas sido libre completamente!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Acciones que hablan de Cristo 7

Acciones que hablan de Cristo

Charlton, predicador y siervo de Dios, se encontraba viajando en un tren cuando de pronto ingresó un hombre borracho con su esposa. El nuevo pasajero parecía inclinado a alborotar, por lo que  Charlton le dijo para apaciguarlo:

-¿Quiere que le cante una canción?

– Sí, sí, una canción — contestó el  borracho.

El predicador empezó a cantar himnos hasta que el tren llegó a su destino.

Siete años más tarde Charlton fue  a predicar a ese  mismo lugar en el que había ocurrido aquél incidente y se hospedó en el hogar de uno de los diáconos. Durante la comida la señora de la casa le dijo:

-¿No me recuerda?, ¿No recuerda haber cantado unos himnos para apaciguar a un hombre borracho en el tren? Aquel hombre es mi esposo quien quedó tan interesado en sus cánticos que al día siguiente me instó para ir a la iglesia. Poco después fue convertido y ahora  ya lo ve usted, es un diacono.

¡Qué increíble historia! Una simple acción llena de amor y de fe, cambió la vida de un hombre y de una familia.

¿Cuántas de tus acciones están sazonadas de amor  y están llenas de fe?

Su palabra dice: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” Colosenses 3:23 (RVR1960)  No conocemos el impacto que pueden tener nuestras acciones en el hogar, en el trabajo, en la calle, en el colegio o universidad, etc. pero si nos esforzamos por dar lo mejor y hacer lo justo, lo correcto y sobre todo que estas acciones estén llenas de amor de seguro alguien percibirá la esencia misma del amor de Dios a través de nuestras vidas y de lo estamos haciendo.

El cotidiano vivir y el ritmo que lleva esta sociedad convierte al hombre en un ser solitario y egoísta, lo lleva solamente a enfocarse en su “YO” pero Dios nos insta a mirar también al “OTRO” que es nuestro prójimo, “No dejes de hacer el bien a todo el que lo merece, cuando esté a tu alcance ayudarlos” Proverbios 3:27 (NTV).

Cada una de nuestras acciones cuentan para el testimonio de Cristo, camina atento porque se puede presentar la oportunidad para que demuestres el amor de Dios, así nos enseñó Jesús con su ejemplo “Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir” Hechos 20:35 (DHH).

Recuerda que una sola acción en el momento indicado puede transformar una vida y sin una palabra, con una sola acción, puedes presentar a Cristo. ¿Estás dispuesto a asumir este reto?

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Caminemos seguros! 8

¡Caminemos seguros!

“El que camina en integridad anda confiado; Mas el que pervierte sus caminos será quebrantado” Proverbios 10:9 (RVR1960).

La falta de integridad nos lleva a vivir una doble vida llena de hipocresía. Las  personas que andan por estos caminos siempre estarán preocupadas de que alguien los descubra porque si eso pasa, serán avergonzados. En cambio, el que vive con rectitud, hace lo justo en todas las áreas de su vida aunque nadie lo vea, su caminar es seguro y sin temor de lo que otros puedan descubrir sobre él.

No es fácil vivir en integridad pero si le entregamos a Dios cada área de nuestra vida, Él nos trasformará para que podamos vivir un cristianismo genuino libre de falsedad.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Integridad 9

Integridad

Tuvalu es un país insular localizado en el océano Pacífico aproximadamente a la mitad del camino entre Hawái y Australia. Es miembro de las Naciones Unidas, tiene 11.810 habitantes y una superficie de sólo 26 km².

Aunque sus principales fuentes de ingresos económicos eran el turismo y la pesca, en el año 2000 una empresa de Estados Unidos compró el sufijo “.tv” que le corresponde como nombre de dominio en Internet. Según un informe, la venta alcanzó los 600 millones de dólares a pagar durante 12 años al pequeño país, pero ese era sólo el primero de varios otros contratos millonarios.

Sin embargo, se desató la polémica ya que hoy en día una gran parte de los sitios que usan el dominio “.tv” son pornográficos y los habitantes de Tuvalu, que en su mayoría son cristianos de doctrina calvinista y de una organización congregacional, rechazan ese dinero por ser considerado impuro.

La Iglesia de Tuvalu tiene una fuerte influencia en la vida social, cultural y política de sus habitantes, por lo tanto no es nada raro que surjan dudas sobre el origen de las ganancias que obtiene su nación.

Pero ¿Qué es lo que dice la Biblia?

Amós 5:12-13 dice: “Yo conozco sus muchas maldades y sus pecados sin fin: oprimen al justo, reciben soborno y en los tribunales hacen que el pobre pierda su causa. Por eso el que es sabio se calla, porque el tiempo es malo.” Versión Dios Habla Hoy

El versículo fue escrito cuando el pueblo de Israel había empezado a engañar, robar, mentir y actuar con injusticia como algo normal, pero al mismo tiempo seguían participando de las costumbres de adoración en el Templo. La respuesta de Dios a todo esto fue:

“Odio y desprecio las fiestas religiosas que ustedes celebran; me disgustan sus reuniones solemnes. No quiero los holocaustos que ofrecen en mi honor, ni sus ofrendas de cereales; no aceptaré los gordos becerros de sus sacrificios de reconciliación.” Amós 5:21-22 Versión Dios Habla Hoy

Aunque Israel gozaba de riqueza y libertad, Dios rechazaba sus ofrendas por el tipo de vida que habían adoptado. Es verdad que desde ese entonces ha pasado mucho tiempo, pero hoy nuestro Señor sigue siendo el mismo porque Él no cambia, por lo tanto su interés continúa siendo la integridad de sus hijos antes que las opulentas o pomposas ofrendas que puedan dar.

Amós 5:23-24 dice: “¡Alejen de mí el ruido de sus cantos! ¡No quiero oír el sonido de sus arpas! Pero que fluya como agua la justicia, y la honradez como un manantial inagotable.” Versión Dios Habla Hoy

Aprende de Tuvalu, examina si en tu vida hay obediencia, integridad y rectitud para que Dios reciba con agrado tus ofrendas y alabanzas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Más que palabras… 10

Más que palabras…

Si hubo alguien que atravesó el dolor más intenso que una persona pudo haber experimentado por causa de satanás, fue Job, a quien en todo momento el diablo intentó demostrar que detrás de su integridad se escondía el verdadero Job (un hombre egoísta que al igual que otro podría olvidarse de Dios si sus riquezas le fueran arrebatadas).

Por ello, al leer el libro de Job podemos entender que los justos no siempre tienen las cosas a su favor, muchas veces la alegría va acompañada de dolor, de la pérdida y no sólo material, sino también de salud y de personas a quienes uno ama. Job literalmente se encontraba solo, su familia lo había negado y sus amigos al intentar ayudarlo, lo visitaron y se asustaron con su dolor, lloraron y rasgaron sus túnicas; se cubrieron de ceniza como señal de compasión. Impresionados por la angustia decidieron sentarse junto a él, hacer ayuno y permanecer en silencio esperando que algo sucediera, que la pesadilla terminara y una vez más, volvieran a reunirse para reír y mirar el futuro con esperanza.

Lamentablemente, después de siete largos días, nada sucedió. Entonces decidieron hablar y fue ahí donde  comenzó el verdadero dolor porque llegó un tiempo en el que cada intervención de los amigos aumentaba el sufrimiento de Job hasta llevarlo a la desesperación: “A esto, Job respondió: ¿Hasta cuándo van a estar atormentándome y aplastándome con sus palabras? Una y otra vez me hacen reproches; descaradamente me atacan. Aun si fuera verdad que me he desviado, mis errores son asunto mío. Si quieren darse importancia a costa mía, y valerse de mi humillación para atacarme, sepan que es Dios quien me ha hecho daño, quien me ha atrapado en su red” Job 19:1-6 (NVI)

Sus amigos comenzaron bien en su tarea de querer consolar a Job,  pero después se equivocaron, ¿Qué pasó? ¿Cómo fue que deseando reconfortarlo terminaron molestándolo? Como todo amigo, comprendieron que su deber era consolarlo, pero no estuvieron preparados para hacerlo y empezaron a juzgarlo. “Todos mis íntimos amigos me aborrecieron, y los que yo amaba se volvieron contra mí” Job 19:19 ¡Los amigos verdaderos nunca juzgan!

¿Cómo reaccionas a las necesidades de tus amigos? ¿Qué haces por ellos?

La Biblia dice: “El hombre que tiene amigos debe mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano” Proverbios 18:24.

¿Estás listo para darle tu apoyo más allá de las palabras?

Si bien uno no puede entender totalmente la situación por la que un amigo atraviesa, lo más sabio que puede hacer es orar por él.

Por Ruth Mamai.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuándo estoy siendo chismoso?

Vivimos en una sociedad donde el chisme se ha vuelto una forma de socializar con otros y está tan arraigado que ya no se le ve como algo dañino. Lo que algunos no consideran es que el chisme es destructivo y lastima a todos los implicados. Hay personas que no saben en qué ocasiones están fomentando o siendo parte de un chisme, y pueden caer en él sin saberlo. Sin embargo, hay otros que lo practican aún sabiendo que lo que hacen está mal.

Éstos son algunos tipos de chismes que debemos evitar:

1. Hablar mal de otros (Colosenses 3:8, Santiago 4:11):

Hay diferentes situaciones que nos llevan a hablar mal de otros; en algunas podemos tener la razón, y en otras, podemos dejarnos llevar por las emociones del momento y no por la veracidad del hecho. Cuando uno habla en contra de alguien, está fomentando que otros también lo hagan. Esto genera que los demás comiencen a incrementar frases, historias o sucesos que incrementan lo que se dijo originalmente; lo cual termina dañando a la persona injustamente.

2. Quejarnos (Santiago 5:9):

Al igual que hablar mal de alguien, la queja induce al chisme, lo mantiene vivo y lo promueve. Con frecuencia, la queja no es más que un disfraz para la crítica y, cuando esto sucede, es fácil juzgar a otros en lugar de ver nuestros propios errores. No obstante, lo que algunos no consideran es que de la misma manera en que uno se queja de otros, probablemente haya alguien que también se queje de uno. Por consiguiente, se debe evitar este comportamiento y no ser parte del chisme.

3. Esparcir rumores (Proverbios 13:3):

Cuando uno escucha un rumor que no está confirmado y aún así lo comenta con otros, está fomentando el chisme y la calumnia. Hay miles de casos de personas que han tenido problemas legales injustamente porque alguien esparció un rumor que no era cierto. Lo mejor que uno puede hacer en estos casos es confrontar a la persona aludida y comprobar si lo que se dice es cierto. Si uno no hace esto y cae en la tentación de divulgarlo, el chisme puede hacerse aún mayor de lo que era inicialmente.

4. Insinuar (Proverbios 26:20):

El prejuicio y el exceso de imaginación llevan a que uno insinúe una situación que nunca sucedió. Algunas personas se dejan llevar por los rumores de otros, o porque creen que tienen la razón y comienzan a hablar de hechos como si fueran ciertos. Lo que puede comenzar como un inocente comentario, se puede expandir como un incendio que arrasa con todo a su paso. Es por ello que siempre se debe meditar en lo que uno va a decir, antes de causar daño a los demás.

5. Propagar el chisme (Santiago 4:17):

Cuando uno escucha algún rumor, un secreto, un comentario malicioso o negativo en contra de alguien, y lo comenta con otros, se convierte en un eslabón más de una cadena destructiva. Es tan culpable el que inicia un chisme como el que lo comparte con otros; y ambos están pecando. El chisme no genera nada bueno, y si no se detiene a tiempo, puede salirse de control y causar daño irreparable.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Integridad en tiempos de prueba 11

Integridad en tiempos de prueba

“Si hablo, mi dolor no cesa; y si dejo de hablar, no se aparta de mí. Pero ahora tú me has fatigado; has asolado toda mi compañía.  Tú me has llenado de arrugas; testigo es mi flacura. Que se levanta contra mí para testificar en mi rostro. Su furor me despedazó, y me ha sido contrario; crujió sus dientes contra mí; contra mí aguzó sus ojos mi enemigo. Abrieron contra mí su boca. Hirieron mis mejillas con afrenta; contra mí se juntaron todos. Me ha entregado Dios al mentiroso, y en las manos de los impíos me hizo caer. Próspero estaba, y me desmenuzó; me arrebató por la cerviz y me despedazó, y me puso por blanco suyo.”  Job 16:6-12

Muchas veces nos cuesta leer el libro de Job, no es fácil leer acerca de un hombre que tuvo que soportar tanto sufrimiento. No terminaban de darle una mala noticia que ya llegaban con otra y aún peor.

La Biblia nos habla de la integridad de Job, quien aún en medio de la enfermedad y teniendo todo su cuerpo cubierto por llagas, no se quebrantó. Tampoco las tremendas pérdidas familiares que tuvo que soportar con la muerte de sus hijos, ni la ruina económica al perder todas sus riquezas pudieron vulnerarlo. Todo parecía derrumbarse con suma facilidad, cualquiera diría que Dios estaba enojado con él o ensañado con su vida.

Job no hizo lo mismo que muchos de nosotros, ante las pruebas y circunstancias de la vida, ya que generalmente tendemos a: 1) Quejarnos de nuestra situación 2) Darle lugar a la auto conmiseración o la lástima de nosotros mismos. 3) Tener un sentimiento de abandono por parte de Dios y de nuestros seres queridos.

Es más, aquellos a los que Job llamaba sus amigos, no entendían esta situación, no entraba en sus estereotipos; por lo tanto, sólo buscaban una y otra vez encontrar el  pecado oculto de Job, lo cual le ayudaría a entender las circunstancias de su vida actual.

Pero este no era el caso, Job permanecía íntegro, aún cuando su propia esposa le sugería que maldijera a Dios y muriera, pero Job nunca obró de tal manera.

Cuántas veces nos pasa que en medio de una situación difícil y esperando al menos un poco de comprensión y apoyo, lo único que encontramos son palabras duras y de juicio, preguntas que lo único que buscan es querer encasillarnos en uno de sus estándares para saber qué hacer o qué decir.

Cuántas veces se enseña equivocadamente que el sufrimiento viene por causa del pecado; sin embargo, esto no es cien por ciento acertado. Si bien dice la Biblia que la paga del pecado es muerte y por lo tanto el pecado trae sus consecuencias de sufrimiento, no toda mala situación o ni circunstancia dolorosa tiene su causa en el pecado.

Es necesario que como hijos y siervos de Dios tengamos mucho cuidado en caer en simplificaciones y subestimaciones, las que sólo terminarán dañando a las personas que se suponía íbamos a serles de ayuda o soporte en una difícil situación.

Por algo la Biblia nos dice: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33.

Hay situaciones que no entendemos, pero nuestra parte es confiar en la victoria del Señor.

La vida de Job nos enseña que se puede permanecer íntegro, aún en medio de situaciones dolorosas, pero tengamos en cuenta que en esos momentos saldrá  a la luz lo que realmente hay en nuestro corazón.

Finalmente a Job recibió mucho más de lo que tenía en salud, familia y riquezas, la historia termina con un hombre íntegro completamente restaurado.

Si estás pasando situaciones duras, difíciles de comprender, si de un momento para otro se han levantado tiempos de crisis, confía en Dios, mantente firme e íntegro creyendo que Él está en absoluto control de tu vida y que al igual que Job, tu postrer estado será mucho mejor que el primero.

Daniel Zangaro.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend