Internet Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Internet”

Adicciones modernas en modo incógnito

Sin querer juzgar, pero con la intención de confrontar, es necesario entender que si la luz no brilla en internet, es porque la oscuridad es tan densa que no permite que ni el más mínimo brillo la traspase. Todo sigue indicando que es más fácil abrirse con quienes no te ven a la cara y al parecer el modo incógnito o hacerse el fantasma es la mejor manera; esto captó mi atención y empecé a investigar de manera profunda. Me sumergí en la Palabra de Dios y me aferré a ella para que de alguna u otra manera, me mantuviera a salvo. Quizás estarán pensando: «pero ¡qué exagerado!». Lo cierto es que nos podemos ahogar sino estamos claros, es un riesgo muy alto el que se corre al querer descubrir lo que miles o tal vez millones de personas buscan en la red para llenar sus vacíos. Soy periodista y el olfato no se pierde, han sido muchos años investigando y en esta ocasión corrí el riesgo, aclaré muchas cosas de las que tenía dudas, las cuales se generaron cuando escuchaba a conocidos hablar tan tranquilamente de este tipo de sitios web. Los chats virtuales de supuestos amigos formaba parte de su rutina diaria tanto en ellos y para sorpresa mía en ellas.

Hablé con algunas personas mientras investigaba, formulé muchas preguntas, unas directas y otras no, estaba pescando, hasta que por fin recibí respuestas, me insultaron muchas veces, pero insistí y logré unos cuantos testimonios que me impactaron, aquí solo dos de ellos: «Llevo más de cinco años en esta página de citas casuales y no he podido salir, soy adicta a este sitio». Por otra parte un hombre me dijo: «Soy casado. He querido salirme; la verdad me siento mal al hacer esto, pero ya estoy tan consumido que no he podido cerrar mi perfil».

Cuesta creerlo, pero el universo del modo incógnito en el que se navega en la red está lleno de dolor, baja autoestima, oscuridad, infidelidad y abandono entre muchas otras cosas. Creo que me quedo corto, pero las cosas que allí se viven, encierran sentimientos completamente adversos a la luz de Dios.

Entrar es fácil, solo advierto que la salida se puede convertir en un laberinto de tinieblas interminable. Hoy confirmo que las llamadas adiciones modernas están acabando con vidas y en modo incógnito.

No te enredes, mejor deja que Dios sea el que te enseñe a navegar por la vida, como un ser humano real que se conecta para desconectar a los que no encuentran una mejor salida.

Tengo mucho más para contar, seguiré escribiendo de adicciones modernas. Estén atentos.

«El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.» (Isaías 9:2)

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡No dejes de congregarte!

“Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca.” Hebreos 10:25 (NTV)

¿Cuántos alguna vez hemos justificado nuestra ausencia a la iglesia? Quizá hoy despertaste con las ganas de quedarte en casa y descansar porque el tiempo así lo amerita. Es posible que la primera vez no sea tan conflictivo, pero si esta acción se vuelve a repetir una y otra vez, deberías alarmarte. No está mal escuchar prédicas y reuniones dominicales que se transmiten a través de Internet, es más, es una bendición para todos y en especial para aquellos que por algún problema físico u otros no pueden movilizarse, pero para los que no lo padecen y tienen la posibilidad de hacerlo pero no quieren, se convierte en una excusa y esto es peligroso.

Tomemos en cuenta las recomendaciones que la Biblia nos hace en el libro de Hebreos y no nos convirtamos en cristianos cibernéticos, ya que esto no sería saludable para nuestra vida espiritual, si es que en verdad deseamos permanecer en la fe. Hoy quiero animarte a ti que te ha costado volver a la iglesia, quizá tuviste muchas razones para alejarte, pero más allá de ello, este es el tiempo de considerar el congregarse como un ejercicio espiritual, porque no existe video que pueda remplazar el estar en la casa de Dios para adorarlo y mantener armonía entre hermanos que por supuesto son de ayuda en nuestro crecimiento espiritual.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Podrías vivir sin las redes sociales?

«Todo está permitido», pero no todo es provechoso. «Todo está permitido», pero no todo es constructivo” 1 Corintios 10:23 (NVI)

Estamos acostumbrados a estar conectados y utilizar la tecnología para muchas de las cosas que hacemos a diario. Sin embargo, debemos tener precaución con las redes sociales porque pueden ser de mucha ayuda pero su uso excesivo es malo, por ello distribuyamos correctamente el tiempo de modo que no ocupen el lugar de Dios ni de nuestra familia.

¡Seamos sabios en el uso de las redes sociales!

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Las publicaciones de Facebook afectan tu estado de ánimo!

Está comprobado que tanto los sentimientos positivos como negativos son contagiosos. Por supuesto, el estudio que confirmó este hecho se realizó en personas que se encontraban físicamente presentes en un mismo lugar (Para mayor información, leer el artículo La violencia es contagiosa). Sin embargo, la comunicación hoy en día se da mayormente por medio de las redes sociales y tal parece que sin importar la distancia los sentimientos sí son contagiosos, específicamente por medio de Facebook.

Estudiosos del comportamiento humano que trabajan en Facebook hicieron un experimento controversial que dio resultados inesperados. Del 11 al 18 de enero de 2012, ellos manipularon las Noticias que aparecían en las cuentas de Facebook de 689,003 usuarios. Eliminaron al azar posts positivos y negativos de las personas. A algunos les dejaron ver solo contenido positivo (fotos de bebés, mensajes inspiradores, artículos de auto ayuda, etc.) y a otros les dejaron ver publicaciones negativas y hasta perturbadoras (posts pesimistas, fotos de perros muertos, etc.). Al final, descubrieron que «cuando las expresiones positivas eran reducidas, las personas publicaban menos publicaciones positivas y más publicaciones negativas; cuando las expresiones negativas eran reducidas, ocurría el patrón contrario.»1

Pero los descubrimientos de este estudio no terminan allí. También se concluyó que los efectos de las publicaciones positivas o negativas duran hasta tres días después y que incluso impacta a los amigos de tus amigos. Por ejemplo, si «James está triste y deprimido y esto se muestra en sus publicaciones de Facebook; las publicaciones de su amiga Mary serán afectadas, pero también las tuyas lo serán, porque tú conoces a Mary, aunque no conozcas a James.»2 Esta investigación demostró que «no solo el contagio emocional es posible vía comunicación por mensajes de texto y que las emociones fluyen a través de las redes sociales, sino que también la emoción se transmite a través de los medios de comunicación indirectos.»3

En conclusión, las publicaciones de Facebook sí influyen en nuestras emociones y por lo tanto, debemos ser cuidadosos con la clase de personas a quienes tenemos agregadas. Y no solo eso, también podemos utilizar las redes sociales para hacer un impacto positivo en los demás y marcar la diferencia. Por ejemplo, una forma de hacerlo es compartiendo videos que llevan un mensaje positivo y de esperanza; y yesHEis es la mejor herramienta para eso. Puedes descargar la app gratis para celulares en https://yhm2h.app.goo.gl/JSHS

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Hill, K. (2014). Facebook Manipulated 689,003 Users' Emotions For Science. Recuperado el 17 de octubre de 2018, de https://www.forbes.com/sites/kashmirhill/2014/06/28/facebook-manipulated-689003-users-emotions-for-science/#6e907794197c
2Bargh, J. (2017). Before you know it (1st ed., p. 201). New York: Simon & Schuster.
3I. Kramer, A. The Spread of Emotion via Facebook [Pdf]. Austin, Texas: Facebook, Inc. Recuperado el 17 de octubre de 2018, de https://research.fb.com/wp-content/uploads/2012/05/the-spread-of-emotion-via-facebook.pdf

Preguntas necesarias

(Estas preguntas estaban dirigidas a periodistas y directivos de medios de comunicación en un encuentro reciente en Nicaragua. No llegamos a dialogar sobre ellas porque la situación local obligó a suspender el evento. Hoy las estoy presentando a un grupo de Comunicadores en Neuquén,  Argentina. Son un estímulo para el debate)

————————————-

¿Puede hoy el medio de comunicación ser un agente de influencia virtuosa de la sociedad La tríada clásica del medio era informar, educar y entretener. Hoy es principalmente entretener e informar. Educar, en el sentido más completo, ya no es su objetivo. ¿Crees que se puede recuperar el equilibrio?

¿Cómo contribuir a aumentar el uso de internet con fines educativos? Más del 80% de la gente la usa sólo para entrar en redes sociales. Los expertos dicen que conocimiento es información más reflexión.

¿Cómo superar el efecto negativo de internet sobre el verdadero conocimiento? ¿Cómo harían ustedes para utilizar internet y las redes sociales para educar a la gente, más allá de entretenimiento y la información?

¿Cómo desafiarán ustedes el hecho que casi el cincuenta por ciento de los estudiantes secundarios de este continente son analfabetos funcionales, es decir, no comprenden lo que leen y no pueden expresar adecuadamente sus ideas? Esto es bastante común también entre estudiantes universitarios y profesionales.

Mas de la mitad de la población del mundo no tiene acceso a internet, aunque tengan celulares. ¿Cuántas personas en su país no tienen acceso a internet? ¿Qué puedes hacer para incorporarlos?

¿Cómo van a contribuir ustedes a superar el tema de las noticias falsas que puede destruir no sólo vidas individuales sino comunidades y naciones?

¿Qué van a hacer ustedes para neutralizar el tema de bullying o acoso violento que se da principalmente de Facebook?

¿Qué van a hacer ustedes desde los medios de comunicación para educar a la gente en la participación cívica, sea comunitaria, política, micro o mediana empresarial?

Se dice que internet y las redes sociales han democratizado las sociedades. Afirmo que eso es una falacia. Los creadores de las redes sociales, ¿son verdaderamente “demócratas”? ¿Les interesa que la gente se conecte y cree redes de influencia? ¿No será que en realidad les interesa más ganar miles de millones con la venta de sus bases de datos a publicistas y gestores políticos? ¿Cómo contribuirían ustedes a democratizar la internet?

¿Cuánto es libre en verdad el usuario de internet y redes sociales y cuánto es manipulado por algoritmos y noticias falsas?

Escuela e internet

Leo en un artículo de prensa que un riguroso estudio realizado con jóvenes entre 12 y 18 años determinó algo que ya se hacía evidente para los especialistas: los chicos no aprenden solamente en la escuela. En las redes, dice el estudio, los jóvenes se forman, consolidan relaciones, aprenden y se comunican.

Se pudo detectar que en internet desarrollan más de doscientas habilidades vinculadas principalmente a la producción, prevención de riesgos, desempeño, gestión social e individual, contenidos, medios y tecnología, ideología y ética, narrativa y estética.

Debo admitir que he sido bastante escéptico acerca del valor que la tecnología aportaría al saber y el conocimiento de las nuevas generaciones. Me he hallado, a veces inadvertidamente, en la postura refractaria que muchas escuelas tienen frente a la tecnología, a la que ven como un adversario tenaz en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Provengo de una generación que se formó mayormente en el siglo XX y que ha visto cómo la información y el conocimiento se ha desplazado desde el libro y la sala de clases a la pantalla de la computadora y el celular. La cuestión que no hemos dilucidado hasta ahora es si el entorno virtual formará individuos capaces no sólo de explorar, disfrutar y producir contenidos relevantes sino también de discriminar, analizar, criticar e influir.

Estudios como Transmedia Literacy (Alfabetización a través de los medios) realizado por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, de donde surge la información que comento, serán útiles para determinar si la escuela se va a convertir en objeto de museo en un par de décadas o si puede ser un complemento eficaz en esta nueva realidad.

Hay algunas habilidades que solamente la lectura, el análisis crítico y el manejo de ciertas habilidades matemáticas pueden complementar el desarrollo integral de las personas. La escuela puede seguir siendo un protagonista en el logro de estos objetivos si sabe integrarse con creatividad y valor a internet y las redes sociales.

Como en tantas otras cosas en mi vida, me toca abrir la mente a estas nuevas realidades y dejar de atrincherarme en mi vieja formación clásica. No creo que esté equivocado en la importancia de la lectura y la práctica del pensamiento crítico afuera de las redes pero debo seguir indagando en este complejo universo de la virtualidad. Tal vez todavía tenga otros prejuicios que abandonar.

Por ahora, me mantengo como turista digital.

5 cosas que nunca debes enviar en un mensaje

Los mensajes de texto y aplicaciones de mensajería instantánea han hecho que nuestra comunicación sea más rápida, especialmente cuando estamos lejos de alguien. Sin embargo, la comunicación es en su mayoría no verbal, es decir, a través de expresiones corporales, gestos, etc.; y esto es algo que no podemos ver cuando enviamos un mensaje. Es allí cuando la ortografía y la gramática se vuelven importantes (para mayor información, leer el artículo: 4 reglas que debes aplicar cuando envías un mensaje) A pesar de todo esto, hay cosas que simplemente no debemos decir mediante un mensaje porque podría causar malentendidos y pleitos.

1. Declaraciones o rupturas amorosas

Declarar amor a alguien por mensaje puede resultar de manera negativa. La otra persona no puede ver los gestos ni la intención con que se dice cada palabra; por lo tanto, podría causar rechazo. Si tu meta es comunicar tus sentimientos con efectividad, es mucho mejor que lo hagas personalmente. Lo mismo funciona para cuando quiera terminar un romance. Para iniciar y terminar una relación con éxito debe haber comunicación fluida, esto implica ser capaces de identificar el tono de voz, ver los gestos, y cualquier otra señal de comunicación no verbal.

2. Noticias importantes

Cuando tengas noticias importantes qué compartir, es mejor que utilices otros medios que no sean los mensajes. No solo para que comuniques la noticia con eficiencia, sino para que compartas la alegría o tristeza con la otra persona.

3. Información personal

Compartir información personal por mensajes (contraseñas, números de tarjetas de crédito, fotografías personales, etc.) es un gran riesgo. Si se pierde el celular, si alguien más tiene acceso a ese dispositivo, o si esa persona envía tu información a otros sin tu permiso, podrías afrontar serios problemas en futuro.

4. Explicaciones o disculpas

Cuando necesites pedir disculpas o explicar algo, no lo hagas por mensaje. Será más sencillo si lo dices en persona, envías un audio, o  haces una llamada o videollamada. Si lo escribes, probablemente corres el riesgo de que sea largo, no se entienda, dé un mensaje equivocado, o confunda a la otra persona. Por lo tanto, te será más conveniente si utilizas otros medios de comunicación.

5. Chismes o secretos

Contar información verificada o no sobre alguien es una práctica que dice mucho de los valores y educación de uno mismo. Solo porque los mensajes den la aparente sensación de privacidad, significa que así sea; de hecho, si sale a la luz, podrías meterte en líos. Con una simple captura de pantalla, tus palabras quedarán guardadas y podrían ser difundidas y llegar a manos de la persona de quien hablaste. De igual forma, si le cuentas un secreto a alguien, personas ajenas podrían sin tu permiso. Si quieres contar un dato confidencial, es mejor que lo hagas personalmente.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

4 reglas que debes aplicar cuando envías un mensaje

¿Alguna vez enviaste un mensaje y la otra persona no entendió lo que quisiste decir y eso generó conflicto entre ustedes? Los mensajes de texto, y cualquier otra forma de comunicación textual por internet, han hecho que la comunicación a distancia sea mucho más sencilla y rápida. Sin embargo, como no podemos ver las expresiones faciales, escuchar el tono de voz ni ver los gestos de la otra persona, muchas veces, lo que queremos comunicar se tergiversa o malinterpreta. Para evitar estos problemas, debemos aprender a hacer un buen uso de nuestro idioma y practicar algunas reglas de etiqueta cuando escribimos un mensaje.

1. Los signos de admiración y pregunta

Incorrecto

Correcto

La gran mayoría de los hispanohablantes no usa los signos de admiración y pregunta como se deberían y pese a que es una mala costumbre practicada en todo el mundo, la Real Academia Española aún no la ha aceptado como correcta. Cuando se quiere utilizar el signo de pregunta o admiración, se deben colocar los signos al principio y al final de la expresión.

Ejemplo:

  • ¡Eres mi mejor amigo!
  • ¿Te gustó la película que vimos ayer?

Incluso cuando se quiere utilizar más de un signo de admiración o pregunta para remarcar una oración, se debe colocar al inicio también.

Ejemplo:

  • ¡¡¡Eres mi mejor amigo!!!
  • ¿¿Te gustó la película que vimos ayer??

2. Los signos de puntuación

Incorrecto

Correcto

 

 

Los signos de puntuación existen para dar sentido y coherencia a un texto. Si prescindimos de ellos, el mensaje no será entendido adecuadamente por los demás. Es por ello que si queremos comunicarnos adecuadamente debemos utilizar los signos de puntuación. Por otra parte, en cualquier texto, al final de cada diálogo se coloca un punto; sin embargo, un estudio reveló que añadir un punto final al término de cada mensaje de texto no es amigable. Una investigación1 reveló que poner un punto al final de cada mensaje se percibe como “menos sincera y amigable”  y por consiguiente, no se recomienda el uso del punto final, pero sí del punto seguido.

3. El uso de mayúsculas

Incorrecto

Correcto

Debido a que los mensajes de texto no nos permiten saber el tono de voz que utiliza una persona, las letras mayúsculas se han convertido en una señal universal de levantar la voz.2 Para evitar cualquier malentendido y evitar conflictos, lo mejor es utilizar las mayúsculas únicamente cuando se quiere hacer saber a la otra persona que uno está gritando.

4. El uso de emojis

Incorrecto

Correcto

Añadir emojis a una conversación es ventajoso (para más información, leer 5 razones para usar emojis) porque ayudan a comunicar adecuadamente un sentimiento o emoción. Cuando se escribe la misma oración y se utiliza dos emojis diferentes, el mensaje que entenderá la otra persona, también será distinto. Es por esta razón que cuando los emojis no son utilizados adecuadamente, pueden enviar una idea o mensaje erróneo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Feltman, R. (2015). Study confirms that ending your texts with a period is terrible. Consultado el 24 de mayo del 2018, de https://www.washingtonpost.com/news/speaking-of-science/wp/2015/12/08/study-confirms-that-ending-your-texts-with-a-period-is-terrible/?noredirect=on&utm_term=.c2d39323ab57
2Robb, A. (2014). How Capital Letters Became Internet Code for Yelling. Consultado el 24 de mayo del 2018, de https://newrepublic.com/article/117390/netiquette-capitalization-how-caps-became-code-yelling

¿Es importante leer los Términos de Uso y Política de Privacidad?

Las páginas web, aplicaciones y cualquier otro servicio por internet tienen Términos de Uso y Política de Privacidad, las cuales son publicadas para que el usuario acepte o decline continuar utilizando el servicio. Sin embargo, solo la minoría lee todas las cláusulas de estos documentos y aceptan sin saber a qué han accedido.

¿Por qué es importante?

Los Términos de Uso y la Política de Privacidad establecen los derechos de los usuarios, qué clase de información recopila un servidor, cómo se procesan los datos y qué se hace con la información obtenida. Un usuario puede estar brindando más datos personales de lo que cree, y esto podría comprometer su integridad física y moral. Para evitar cualquier problema, se debe leer atentamente todo lo establecido en los Términos de Uso y la Política de Privacidad.

¿Qué pasa si no lo hago?

Se hizo un experimento1 en Londres, donde uno de los Términos y Condiciones para obtener Wi-Fi gratis incluía que el usuario aceptaba entregar su hijo primogénito a la compañía a cargo del servidor. Sorpresivamente, hubieron personas que aceptaron esta cláusula sin leerla y dieron su información personal y contraseñas a la compañía. Algo parecido ocurrió en una tienda online2, donde, como broma por el Día de los Inocentes, los compradores aceptaron “entregar sus almas inmortales” a los vendedores. Esta cláusula estaba incluida dentro de los Términos de Uso, pero como ninguno de los usuarios se tomó el tiempo de leer, solo aceptaron los términos.

Estos ejemplos se hicieron con el fin de crear concienciación en los usuarios que hacen clic en “aceptar” sin leer todos los términos y condiciones. Si bien en ambas demostraciones se utilizaron cláusulas casi imposibles de cumplir, esto prueba que muchas empresas podrían ofrecer la información personal que recopilan a terceros con el consentimiento de los usuarios que no leen toda la información. En la actualidad, todas las empresas que estén bajo la General Data Protection Regulation (GDPR) están obligadas a dar información clara sobre este tema y ser transparentes al respecto. En cumplimiento a esta regulación, en la radio cristiana CVCLAVOZ, hemos actualizado nuestros Términos de Uso y Política de Privacidad e incentivamos a nuestra audiencia a leerlas para disfrutar de nuestra página web y app con mayor seguridad.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Feltman, R. (2014). Londoners accidentally pay for free Wi-Fi with a firstborn, because no one reads anymore. Consultado el 25 de mayo de 2018, de https://www.washingtonpost.com/news/speaking-of-science/wp/2014/09/29/londoners-accidentally-pay-for-free-wi-fi-with-a-firstborn-because-no-one-reads-anymore/?noredirect=on&utm_term=.9deb4c312f71
27,500 Online Shoppers Unknowingly Sold Their Souls. (2010). Consultado el 25 de mayo de 2018, de http://www.foxnews.com/tech/2010/04/15/online-shoppers-unknowingly-sold-souls.html?test=latestnews

30 días sin redes sociales

Te preguntarás: ¿Por qué aceptaría este reto? Bueno, para empezar, las redes sociales tienden a ser una distracción. Consumen mucho tiempo de los usuarios y les dejan ocupados viendo publicaciones que los entretienen cuando están aburridos. Estos incluyen fotos de dónde estuvo un artista y qué tenía puesto de ropa ese día, videos graciosos, fotos de comida hecha en otro país, y también fotos de amistades o desconocidos que hacen algo que se considera «cool». Por las redes sociales también se ven imágenes de cómo uno debe lucir para ser considerado bello o bella. Y si no lo crees, lo único que tienes que hacer es deslizar hacia abajo cuando abras Instagram, Facebook y Twitter. Usando estos, y también Snapchat, no produce tantos beneficios por todos los pensamientos negativos que trae y expectativas irrealistas.

Las redes sociales nos llevan a otro mundo y nos quedamos como robots sin responder a estímulos exteriores. No prestamos atención a lo que tenemos alrededor: familia, amigos, y la naturaleza. Yo he observado que los amigos quienes abren sus redes sociales cuando estamos compartiendo tiempo juntos, tienen dificultad para prestar atención a lo que digo, haciendo que yo tenga que repetirlo varias veces, hablándoles más lento; y noto que la conversación termina después de aproximadamente tres oraciones. Eso también me pasaba las veces que usaba las redes sociales. Aunque pensaba que no me ocurría, me fijé que se convertía una adición cuando las tenía descargadas en mi teléfono. Lo mejor que se puede hacer es no descargar las aplicaciones.

Yo, siendo joven, tengo Instagram, Facebook, y Snapchat (también tengo una cuenta en Twitter que siempre se me olvida borrar). Me paso 5-10 minutos en una semana o un mes mirando en las apps . Y cada vez que entro a mi cuenta, veo fotos y videos decepcionantes. Cuando digo esto, no estoy hablado de imágenes o videos de personas que fallan cuando tratan un truco peligroso y cuestionamos por qué alguien haría algo tan imprudente. ¡No! Estoy hablando de imágenes que incluyen chicos y chicas luciendo “perfectos” por todos los efectos que les hacen a sus imágenes. Fotos en las cuales ellos enseñan productos costosos para dar una idea de cuánto dinero tienen. Fotos de personas que no se respetan. Videos de jóvenes hablando de una manera vulgar. Estoy hablando de esa clase de imágenes y videos decepcionantes. Eso es lo que nos influye. Esa es una de las razones por la cual vemos muchas cosas como normales. Estamos tan expuestos a cosas que no son buenas, que los medios de comunicación lo ven como inocentes y “a la moda”. Pero tenemos que ir contra sus influencias porque eso nos convierte en amantes de cosas temporales: la apariencia, los objetos, la reputación, y la aceptación de otros. Todas esas cosas causan a uno que sienta placer. Puede llegar a un punto en el cual nos volvemos en amantes de las cosas temporales debido a un neurotransmisor llamado dopamina que nos hace sentir placer cuando es liberado.

Científicamente nuestra área tegmental ventral, que se encuentra en el cerebro, libera dopamina cada vez que recibimos una notificación en el teléfono. Cuando nosotros recibimos la notificación de un “me gusta,” nuestra área tegmental ventral, o ATV se activa mucho más de acuerdo con escaneos cerebrales. ¿Qué significa esto? Significa que haremos cosas similares a las fotos en las cuales recibimos muchos “me gustas” para recibir el mismo resulto: placer. Y esto se puede convertir en una adicción y también nos puede convertir en egoístas porque nos encargamos en publicar fotos para recibir alabanzas de nuestros seguidores. No estoy diciendo que esto nos pasa a todos nosotros como adolescentes, pero que es común en la mayoría de los jóvenes. La alabanza que recibe uno por una foto o video es gratificante (valor intrínseco), y se puede encontrar eso en las redes sociales (incentivo), entonces lo usamos por esa razón. Y de esa manera se puede convertir fácilmente en una adicción que nos consume.

Aquí llego a la conclusión. Trata a las redes sociales como una comida que amas pero que te controlas en no comer mucho de ella, sino trae malas consecuencias. El mejor método es cancelarlo completamente por un mes para tomar un descanso de ellas y romper la adicción o el comienzo de una obsesión. Suena como demasiados días, pero aprenderás qué es lo verdaderamente importante en tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-East, S. (2016). How does social media affect your brain. Consultado el 15 de mayo de 2018, de https://edition.cnn.com/2016/07/12/health/social-media-brain/
-Fox, K. (2017). Instagram worst app for young people's mental health. Consultado el 15 de mayo de 2018, de https://www.cnn.com/2017/05/19/health/instagram-worst-social-network-app-young-people-mental-health/index.html

Preguntas necesarias

(Estas preguntas estaban dirigidas a periodistas y directivos de medios de comunicación en un encuentro reciente en Nicaragua. No llegamos a dialogar sobre ellas porque la situación local obligó a suspender el evento. Su objetivo era estimular el diálogo. Las transcribimos aquí para un diálogo imaginario…

————————————-

¿Puede hoy el medio de comunicación ser un agente de influencia virtuosa de la sociedad? En su época clásica, la tríada clásica del medio era informar, educar y entretener. Hoy es principalmente entretener e informar. Educar, en el sentido más completo, ya no es su objetivo. ¿Cómo se debería recuperar ese equilibrio?

¿Cómo contribuir a aumentar el uso de internet con fines educativos? Más del 80% de la gente la usa sólo para entrar en redes sociales.

¿Cómo superar el efecto negativo de internet sobre el verdadero conocimiento? ¿Cómo harían ustedes para utilizar internet y las redes sociales para educar a la gente, más allá de entretenimiento y la información?

¿Cómo desafiarán ustedes el hecho que casi el cincuenta por ciento de los estudiantes secundarios de este continente son analfabetos funcionales, es decir, no comprenden lo que leen y no pueden expresar adecuadamente sus ideas? Esto es bastante común también entre estudiantes universitarios y profesionales.

Mas de la mitad de la población del mundo no tiene acceso a internet, aunque tengan celulares. ¿Cuántas personas en tu país no tienen acceso a internet? ¿Qué puedes hacer para incorporarlos?

¿Cómo van a contribuir ustedes a superar el tema de las noticias falsas que puede destruir no sólo vidas individuales sino comunidades y naciones?

¿Qué van a hacer ustedes para neutralizar el tema de bullying o acoso violento que se da principalmente en Facebook?

¿Qué van a hacer ustedes desde los medios de comunicación para educar a la gente en la participación cívica, sea comunitaria, política, micro o mediana empresarial?

Se dice que internet y las redes sociales han democratizado las sociedades. Afirmo que eso es una falacia. Los creadores de las redes sociales, ¿son verdaderamente “demócratas”? ¿Les interesa que la gente se conecte y cree redes de influencia? ¿No será que en realidad les interesa más ganar miles de millones con la venta de sus bases de datos a publicistas y gestores políticos? ¿Cómo contribuirían ustedes a democratizar la internet?

¿Cuánto es libre en verdad el usuario de internet y redes sociales y cuánto es manipulado por algoritmos y noticias falsas?

Tips para proteger tu información en internet

Según un estudio de Statcounter, para octubre del 2016, el porcentaje de usuarios que accedían a internet en sus celulares superó a los que ingresan en sus computadoras.1 Este dato demostró que, por una parte, las personas tienen mayor acceso a la información de internet al momento que desean, y por otro, que el peligro de que su información sea robada también ha incrementado. Los hackers y ladrones de identidad han ideado ingeniosas y nuevas maneras de acceder a la información de otras personas; por lo cual es importante que estemos alertas y aprendamos a proteger los datos y archivos que guardamos en nuestros celulares, computadoras y cualquier otro aparato electrónico.

Ten cuidado con lo que publicas.

Hay miles y miles de casos de personas que han sufrido de acoso, robos y secuestros solo por publicar demasiada información sobre sí mismos o sus familiares en internet. Las personas inescrupulosas están al tanto de lo que otros publican y es así como obtienen datos cruciales para hacer daño a los demás. Por ejemplo, si alguien acepta en sus redes sociales a personas que no conoce, y publica sobre todo lo que hace en su vida diaria, los lugares que frecuenta, los viajes que realiza, etc; es una puerta abierta para que los demás hagan uso y abuso de esos datos. Esto es especialmente peligroso cuando se deja que los menores de edad naveguen por internet sin supervisión de un adulto. Es así como se han dado muchos casos de secuestros y violaciones por parte de pedófilos que se hacen pasar por niños o adolescentes. Por lo tanto, la seguridad debe comenzar por la prudencia al publicar en las redes sociales.

Fortalece y cambia tus contraseñas periódicamente.

No hay nada más sencillo que acceder a la cuenta de otra persona si su contraseña es fácil. Si quieres que tu contraseña sea segura, sigue estos consejos:

  • No utilices tu fecha de nacimiento, aniversarios, o cualquier otra fecha importante en tu contraseña. Tampoco incluyas tus nombres, ni de familiares, ni mascotas.
  • Como mínimo, tu contraseña debe tener ocho caracteres, y debe incluir letras mayúsculas, minúsculas, signos y números.
  • No utilices palabras del diccionario. Si tu contraseña no es pronunciable ni tiene significado en ningún idioma, es mucho mejor.
  • Cambia tu contraseña a cada cierto tiempo y nunca vuelvas a reutilizar alguna pasada.

Cierra sesión de tus cuentas.

Si abres alguna red social, correo electrónico, o cualquier otra página web donde ingreses con un usuario y contraseña, no te sientas seguro con tan solo cerrar el navegador. Asegúrate de cerrar sesión apropiadamente y no cierres el navegador antes de que la página web te confirme que ya estás desconectado. Recuerda que es mejor esperar unos segundos extras y cuidar tu información, a salir con rapidez y poner en riesgo tus datos, conversaciones y archivos personales.

No descargues archivos de páginas dudosas.

Solo porque algo diga descarga gratis, no significa que esté libre de virus. Es importante que te asegures que la página web a la cual ingresas es confiable. Una forma rápida de saberlo es fijarte en el enlace. Si éste comienza por https://, quiere decir que es seguro de navegar. Las páginas que no tienen un certificado de seguridad solo comienzan por http://, pero aquellas que han pasado esa revisión, tienen una “s” al final. Otra manera es buscar el ícono Lock icon al final de la barra de enlace. De todas maneras, ten presente que cualquier página web que ofrezca descargas gratuitas que violen los derechos de autor, ya sea en películas, música, libros, o cualquier otro material protegido, es probable que tenga virus y dañe tu aparto electrónico.

No ingreses ni hagas compras por internet en cualquier página web.

Microsoft recomienda2 no ingresar a una página web si tiene estas descripciones:

  • Si aprendiste sobre el sitio o recibiste un enlace en un mensaje de correo electrónico enviado por alguien que no contactos (o por alguien en tu lista de contactos, pero sin explicación).
  • La página web ofrece contenido objetable, como pornografía o materiales ilegales.
  • La página web hace ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Esto puede indicar una posible estafa o la venta de productos ilegales o pirateados.
  • Te están solicitando un número de tarjeta de crédito para la verificación de tu identidad o para información personal que no parece necesaria.
  • Se te solicita que proporciones un número de tarjeta de crédito en una página que no comienza con HTTPS o que no incluye el ícono del candado.

Comprar por internet es una práctica que se está popularizando con el paso de los años. Hay miles de páginas web que ofrecen este servicio, pero no todas son confiables. Antes de ingresar tus datos o la información de tus tarjetas de crédito, asegúrate de que estén verificadas por VerSign, TRUSTe, thawte, Better Business Bureau, u otros similares. También puedes ir a esas páginas web y confirmar si la tienda en la que quieres comprar protege al comprador y su privacidad.

No te conectes desde una conexión de Wi-Fi desconocida.

No caigas en la tentación de acceder a una red de Wi-Fi desconocida solo porque es gratuita. Los aparatos electrónicos son fáciles de hackear si éstos acceden a redes de Wi-Fi no confiables. Si no conoces de quién es la red de Wi-Fi, no te conectes por más que diga que es gratuita. De esta manera estarás evitando que personas con malas intenciones tengan libre acceso a tu información.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Mobile and tablet internet usage exceeds desktop for first time worldwide. (2016). Statcounter. Consultado el 26 de enero de 2018, de http://gs.statcounter.com/press/mobile-and-tablet-internet-usage-exceeds-desktop-for-first-time-worldwide
2How do I know if I can trust a website? - Microsoft Protect. Microsoft.com. Consultado el 26 de enero de 2018, de  https://www.microsoft.com/en-us/safety/online-privacy/trusted-sites.aspx

Send this to a friend