jovenes Archives | CVCLAVOZ

All posts in “jovenes”

Pero Dios…

Una ilustración cuenta que al principio del tercer Reich, cuando Hitler comenzaba a perseguir a los judíos, la asociación cristiana de jóvenes no estaba conforme con las actuaciones del absolutista líder, que había fanatizado de un modo absoluto  a la juventud alemana.

No era posible protestar de un modo sencillo porque la reacción de las autoridades nazis habría sido cerrar la referida asociación o algo peor.

Los dirigentes no hicieron otra cosa que  escribir con gigantescos caracteres estas dos palabras: PERO DIOS…

De modo poderoso e inquietante ambas palabras saludaban al vecindario. No tardaron mucho en venir policías de la Gestapo que hacían guardia en las cercanías y exigieron imperiosamente que fuesen quitadas ambas palabras.

Cuando se les preguntó el motivo, los excitados agentes respondieron que era insoportable tener que leer constantemente esas palabras, que representaban una duda acerca de la política que seguía la nación.

Pero tres años después, cuando Hitler tuvo que sucumbir  y se quitó la vida, las inquietantes palabras revelaron al pueblo alemán la verdad de que Dios está por encima de los hombres.

No importa cuán difíciles se vean las circunstancias Dios es Dios y Él siempre estará por encima de los hombres y de cualquier dificultad.

¿Cuál es el problema que estás enfrentando? Si te han desahuciado, si tu familia se está desmoronando, si te han dicho que levantes las manos con tu hijo(a) porque es un caso perdido, si tu país atraviesa una crisis y no ves una salida, si económicamente crees que es el final, que ya  no podrás levantarte, usa las palabras de aquellos jóvenes: “Pero Dios…” y aférrate a sus promesas.

Para Dios no hay imposibles y Él tiene la última palabra.

“Pues el Poderoso es santo y ha hecho grandes cosas por mí. Él muestra misericordia de generación en generación a todos los que le temen. ¡Su brazo poderoso ha hecho cosas tremendas! Dispersó a los orgullosos y a los altaneros. A príncipes derrocó de sus tronos y exaltó a los humildes. Al hambriento llenó de cosas buenas y a los ricos despidió con las manos vacías” Lucas 1:49-53 (NTV)

Confía en el Señor, Él es Soberano y no hay nadie que se le resista ni circunstancia que no pueda vencer, Él puede transformarla para sacar victoriosos a aquellos que han puesto su esperanza en Dios.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

A estas alturas

Hace unos diez años o más – la cosa es que ya no me acuerdo bien – estaba hablando con una doctora que quería ayudarme a resolver mis conflictos psicológicos a causa de recientes y catastróficas rupturas.

En un momento le dije algo como “lo que pasa es que a estas alturas…” y me interrumpió rápidamente: “Nada de ‘a estas alturas’, me dijo, la vida no ha terminado”. Es verdad, pero igual…

A estas alturas ya no me importa si salí de mi casa con el pelo desordenado o si la gente se da cuenta que mis calcetines tienen un corte para que no me lastimen la piel.

A estas alturas me halaga, en lugar de ofenderme, que me digan algo como “Eres como los niños”. Tengo una resistencia persistente y orgánica a madurar.

A estas alturas no me seducen los romances o enamoramientos vespertinos, aunque fui enseñado recientemente que al amor hay que respetarlo en todas sus expresiones, aunque uno sea un exiliado voluntario de sus territorios.

A estas alturas me acurruco en el rincón más agradable de mi jardín secreto; allí me sale el habla que les mento aquí y también ciertas reflexiones inconfesables respecto de doctrinas, instituciones y señores gobernantes. Verdaderos interesados pueden consultarme en mi correo personal.

A estas alturas derivo rápidamente a los jóvenes toda visión sobre proyectos de alcance mundial y las grandes producciones que se proponen llegar a todos los rincones del planeta. Me pasa que no puedo creer que el amor de Dios sea reemplazado por artilugios virtuales diseñados a considerable distancia de la realidad.

A estas alturas ya no me sale inclinarme respetuosamente ante los dignatarios, los miembros del sagrado colegio y sobre todo ante esas criaturas devenidas celebrities que inventaron una canción, una película, un sistema de auto ayuda magnífico o un personaje chistoso. Sobre todo, ante ellos no. Si no puedo evitar estar en la zona me quedo a cierta distancia procurando por todos los medios pasar absolutamente inadvertido.

A estas alturas procuro diligentemente seguir confrontando mis creencias a ver si todavía puedo descubrir cosas nuevas y conquistar más espacios de libertad, paz e independencia de funcionarios y controladores.

A estas alturas, al menos esas cosas me puedo permitir, ¿no les parece?

Noviazgo en el tiempo de Dios

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 2 Timoteo 2:22 (RVR1960).

Muchos jóvenes tienen la tendencia de dejarse llevar por sus emociones. De tal manera que piensan que pueden iniciar una relación sentimental cuando aún no son lo suficientemente maduros para esto. Es justamente la falta de madurez la que termina dejando los corazones heridos, simplemente por no saber esperar los tiempos de Dios.

Lo mejor es seguir el consejo divino de huir de las pasiones juveniles y darle prioridad a nuestra relación con Dios; cuando nos enfocamos en aquello que es agradable a los ojos del Señor, no solo estamos dentro de Su voluntad, sino también estaremos preparándonos para iniciar un noviazgo que nos llevará a un matrimonio que perdurará ya que tendrá bases fuertes.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cobertura de CVCLAVOZ en Brak 2019 “Legado”

CVCLAVOZ estuvo presente en la versión 2019 del Campamento Brak, con un lema muy contundente que buscó marcar la historia de todos los asistentes a este magnífico evento que reunió a miles de jóvenes en Uruguay. El lema de este año fue LEGADO, marcando el futuro.

Invitados como Kike Pavón, Gilberto Daza, Andrés Spyker, Itiel Arroyo, Andrés Corson, y Jorge Márquez (anfitrión de campamento Brak), llevaron un mensaje que desafió a todos los que hacieron parte del campamento a pensar en sus futuros y en todo lo que pueden lograr poniendo el presente en línea con los planes que Dios tiene para ellos.

Mira la cobertura que hicieron Joy Croxton y Johanna Torres, aquí:

Mira la cobertura de CVCLAVOZ en «The Future Is»

The Future Is se realizó en Colombia en noviembre de 2018. Dicho evento organizado por Soluciones Movimiento congregó a más de 5.000 líderes quienes fueron inspirados a cambiar sus vidas y a ser de impacto en sus comunidades. Durante tres días, los participantes de varias partes del mundo se reunieron para ser una generación que define su futuro y se prepara para los nuevos retos que vienen. Entre los invitados estuvieron Marcos Witt, Ruddy Gracia, Ben Houston, Chris Durso, Rich Wilkerson Jr, Un Corazón, Generación 12, Solution Worship y muchos más.

Mira nuestra cobertura especial de este evento y revive con nosotros los mejores momentos de The Future Is.

Para mayor información ingresa a www.thefutureis2018.com

4 rompehielos que debes incluir en tu grupo de jóvenes

Antes de empezar una predicación en el grupo de jóvenes se debe incluir actividades. Los rompehielos son una buena idea para que todos en el grupo conozcan a quienes visitan por primera vez y los que han estado allí por un largo tiempo. Las actividades incluyen a todos los participantes y los hacen sentir parte del grupo. Ellos también aprenderán cómo trabajar con su equipo y se podrán fijar en las cualidades de cada miembro, ya sea el pensamiento creativo, la eficiencia, el estímulo, el atletismo, la deportividad, etc. Por lo tanto, te animo a que los incluyas para conocerlos más y divertiste con aquellos que vienen a tu iglesia. Aquí hay algunos que deberías considerar incluir:

1. Mezclarse, mezclarse, mezclarse

Reúne a todo el grupo. El líder que ejecuta el juego establece una categoría (por ejemplo, ¿cuál es tu animal favorito?). Todos en el grupo tendrían que comenzar a responder con un animal y entre ellos encontrar a los otros que tienen el mismo animal favorito.

Cuando un jugador encuentra a otro jugador que tiene la misma respuesta que ellos, se unen (uniendo los brazos) y continúan buscando más personas con la misma respuesta hasta que el líder diga “alto” después de hacer una pregunta (el líder puede llamarlos a parar cuando él desee). Después de eso, todos los jugadores necesitan decir su respuesta. Si hay dos personas que tienen la misma respuesta, pero no están unidos, se eliminan de la siguiente ronda.

Algunas preguntas que puedes incluir:

  • Artista favorito.
  • Libro de la Biblia o personaje de la Biblia.
  • Si tienen hermanos o cuántos tienen.
  • Si tienen una mascota.
  • Serie favorito de televisión o película.

2. Mezcla y conoce

Permite que todos tomen varios M&Ms (se parecen lentejas con cuatro diferentes colores y contienen chocolate) diles que no los coman. Asigna un significado diferente a cada color:

  • Azul: familia.
  • Verde: escuela.
  • Amarillo: amigos.
  • Rojo: aficiones.
  • Café: música / películas.

La cantidad de M&Ms que tengan en sus manos determinará cuántos hechos tienen que contar. Por ejemplo, si tienen dos amarillos, tendrían que decir dos hechos sobre sus amigos.

3. Dos verdades y una mentira

Cada participante necesita pensar en tres declaraciones antes de empezar, dos minutos es suficiente. Una de esas tres tiene que ser una mentira. 

Un ejemplo sería: Yo nací en Venezuela, nunca he montado en un avión, y toco la guitarra. 

A la vez que una persona hace sus declaraciones, el resto del grupo debe adivinar, o votar qué afirmación es una mentira. Podrían jugar como equipo o individualmente. 

4. Dientes

Todos se sientan en un círculo. Cada jugador elige una fruta o verdura. El jugador A dice su fruta o vegetal, luego la fruta o vegetal del jugador a la que quiere pasárselo. Es decir,  si el jugador A escogió un plátano, él tendrá que decir su fruta primero y después la fruta de otro jugador: “plátano a manzana” y el jugador B dice “manzana a calabaza.”

 Lo que hace que este juego sea interesante es que los participantes no pueden mostrar tus dientes en ningún momento (lo que pueden hacer es cubrir sus dientes con sus labios). Si alguien muestra sus dientes y es atrapado por alguien, alerta al grupo gritando “dientes” y agitando los brazos al jugador como alas (¡asegurándose de no mostrar los dientes en el proceso!). Según cómo quieras jugar, puedes eliminar o quitar puntos cuando alguien muestra sus dientes. Si esto se vuelve demasiado fácil, haz que muerdan su lengua u otra cosa para hacerlo más difícil. 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Sí, morir es fácil

Según la Organización Mundial de la Salud en un año mueren algo más de 57 millones de personas. Pongamos la cifra de otro modo: más de 57.000.000 de personas. Eso es mucha gente; todo un país, si se quiere.

La cosa irónica es que cada año, por guerras, homicidios, drogas o accidentes de tránsito mueren no más que unos 5 millones y medio de personas. El resto – 52 millones – muere por enfermedades transmisibles o no transmisibles; es decir la mayor parte de la muerte viene de adentro de nosotros.

Hs estado en países donde la gente dice que cuando sale al trabajo o a estudiar en la mañana no está segura de que podrá regresar en la noche. Vivo en un país donde matan a una mujer cada 30 horas. Entre enero y abril de este año en México han sido asesinadas 10.395 personas.

Cuando leía estas cosas mi finada madre solía decirme: “Hijito, es que estamos en los últimos tiempos”. Quisiera decir que no la hago responsable de esa reflexión porque nada más estaba repitiendo lo que había aprendido en su iglesia por no menos de setenta años. Pero me parece que la conclusión es ingenua e incompleta. Ingenua porque arroja una mirada muy simple – y cómoda – sobre un problema bastante complejo. E incompleta porque no se hace cargo de las innumerables cosas que los cristianos podrían hacer para reducir tal cantidad de sufrimiento en el mundo. Aparte de evangelizar y mandar misioneros me refiero.

Esta mañana comentaba con mi hermano el grafitti aquel que motivó el artículo anterior: Morir es fácil. Es bastante posible que quien lo escribió sea parte de alguna tribu urbana, de una barra brava o de una pandilla que considera a la muerte un asunto contingente, inmediato. Le decía a Carlos que hoy, si uno le preguntara a un chico algo como Si murieras esta noche, ¿estás seguro de que te vas a ir al cielo? la respuesta sería una mirada en blanco o una sonrisa socarrona (en el mejor de los casos). Es una pregunta sin sentido para quien ve a la muerte como una probabilidad constante. Para mucha gente hoy, especialmente jóvenes, la muerte puede estar a la vuelta de la esquina.

Me pregunto si nosotros podríamos hacer algo al respecto…

6 errores comunes que cometen los jóvenes

La juventud es una etapa que no dura para siempre. Las decisiones más importantes de la vida se hacen en ese período; es por ello que es importante ser sabios al momento de elegir. Si bien no todos somos iguales, hay errores que parecen ser compartidos por todos los jóvenes, y la Biblia ofrece consejos para no cometer estas equivocaciones. Éstas son algunas de ellas:

1. Confiar más en la fuerza que en la experiencia (Proverbios 20:29).

Las cosas que se hacen con planeamiento y organización, generalmente son las que tienen más éxito. Sin embargo, como jóvenes a veces cometemos el error de actuar precipitadamente y confiamos más en nuestra fuerza que en la razón. Esto se nota en situaciones en las cuales no obtenemos los resultados que queremos, o nos arrepentimos de haber hecho algo. Para no caer en esta equivocación, aprendamos a buscar el consejo de las personas que tienen más experiencia que nosotros en áreas determinadas y en la vida.

2. Usar la juventud como un pretexto (1 Timoteo 4:12).

En ocasiones, los adultos no toman en serio a los jóvenes por su inexperiencia. No obstante, también hay momentos en los que utilizamos nuestra juventud como un pretexto para fallar deliberadamente. Esta etapa de la vida debería ser de provecho no solo para nosotros, sino también para los demás. Procuremos ser ejemplo para otros en nuestra manera de hablar, en conducta, en amor, en fe y en pureza.

3. Dejar a Dios para después (Salmos 119:9, Eclesiastés 12:1).

Algunos piensan que disfrutar de la juventud es hacer lo que uno quiere y solo pensar en Dios cuando uno ya es adulto o anciano. Contrario a lo que muchos creen, dedicar la juventud al servicio de Dios no es desperdiciar la vida, sino más bien disfrutarla al máximo. Él sabe qué es lo mejor que nos conviene, y si dejamos nuestra existencia en sus manos, podremos vivir de acuerdo al propósito para el cual fuimos creados y nunca sentirnos vacíos.

4. Menospreciar a los adultos (1 Timoteo 5:1, Éxodo 20:12, Deuteronomio 5:16).

Puede que no todos los jóvenes tomen en poco a los adultos, pero ciertamente es un error que muchos cometemos. Nos creemos autosuficientes y pensamos que lo sabemos todo; no obstante, olvidamos que nuestra experiencia en la vida es poca en comparación a los que han vivido más. Asimismo, no respetamos a nuestros padres, tutores o líderes, de la forma en que debiéramos hacerlo. Este mal proceder no debería persistir en nuestras vidas, pues Dios nos advierte que hay malas consecuencias si continuamos haciéndolo, pero que hay una gran recompensa si cambiamos esta falta.

5. Orgullo (1 Pedro 5:5).

Cuando nos resistimos a aceptar la corrección y a admitir nuestras equivocaciones, hacemos que nuestro orgullo incremente y endurezca nuestros corazones. Es por ello que la Biblia menciona que Dios no soporta a los orgullosos” (Proverbios 16:5, TLA), pero que en cambio honra a los humildes (Santiago 4:10). Debemos aprender a dejar nuestro orgullo atrás y comenzar a ser humildes y a prestar ayuda a los demás.

6. Dejarse llevar por las pasiones (Proverbios 7).

El mundo ofrece tentaciones y placeres pasajeros, y como jóvenes estamos propensos a caer en ellas. Aunque éstos puedan ser muy provocativos, debemos mantenernos firmes y pensar en las consecuencias que tienen nuestras acciones. Podríamos echar a perder toda nuestra vida por unos cuantos minutos de placer. Pero, si dejamos que Dios cuide nuestro corazón, pensamientos, acciones y planes, entonces no tendremos nada de qué arrepentirnos y viviremos una vida digna de imitar.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo saber si alguien tiene pensamientos suicidas?

Aproximadamente, una persona se suicida a cada 40 segundos. Antes se creía que esta suma estaba compuesta en su mayoría por adolescentes; sin embargo, en la actualidad se reportan más casos de suicidio de adultos.

Como parte de la campaña global para luchar contra este problema, diferentes organizaciones decretaron a setiembre como el mes de prevención contra el suicidio. Esto es con el fin de prevenir posibles casos en el futuro; ya que la gran mayoría de suicidios tienen señales de alerta que pueden ser detectados a tiempo. Según el director del Centro Médico de Rochester para la Medicina del Comportamiento afueras de Detroit, M.D. Joel L. Young, Predecir el suicidio no es una ciencia, y algunas personas que se suicidan emiten pocas o ninguna señal de advertencia. Pero la mayoría de los suicidios vienen con un bando de banderas rojas, y conocer los signos de que alguien a quien amas está considerando el suicidio puede ayudarte a intervenir antes de que sea demasiado tarde.” Éstas son algunas señales que demuestran que alguien tiene pensamientos suicidas:

  1. Ha tenido por lo menos un intento de suicidio.
  2. Habla sobre la muerte, el suicidio de manera casual y frecuente.
  3. No presenta una mejora en su tratamiento contra la depresión clínica.
  4. Se hace cortes o algún otro tipo de daño a su cuerpo.
  5. Hace planes para su funeral.
  6. Amenaza con suicidarse.
  7. Deja de hacer lo que antes disfrutaba.
  8. Abuso de drogas o alcohol.
  9. Empieza a practicar actividades que ponen en peligro su vida.
  10. Pérdida o incremento de sueño.
  11. Cambios bruscos de humor.
  12. Manifiesta pensar que no será extrañado por nadie si se muere.
  13. Alejamiento de sus amigos y familiares.
  14. Pérdida de apetito.
  15. Comienza a regalar sus posesiones más preciadas.
  16. Siente ansiedad o sensación de estar atrapado.
  17. No tiene esperanza ante sus problemas.
  18. Habla constantemente de que se siente como una carga.
  19. Busca en internet maneras para suicidarse.
  20. Escribe su testamento o cartas de despedida.
  21. Se despide de las personas que le importan.
  22. Tiene problemas de salud.
  23. No supera un trauma de la niñez.
  24. Compra de armas de fuego, veneno, cuerdas, pastillas, o algún otro instrumento para suicidarse.
  25. No muestra preocupación por su aspecto personal o higiene.
  26. Limpia y ordena su cuarto más de lo normal.
  27. No tiene energía.
  28. Bajo rendimiento académico o laboral.
  29. Conduce de manera temeraria.
  30. Paga todas su deudas y arregla asuntos que dejó pendientes.

Si identificas algunos indicios en una persona que conoces, lo mejor es consultar con un especialista, consejero, pastor, o alguien que tenga experiencia al tratar estos casos. Es mejor intervenir a tiempo y evitar tragedias futuras.

Si estás luchando contra los pensamientos suicidas, visita: www.unasolarazon.com
Nuestro equipo está listo para ayudarte.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué todo joven necesita un mentor?

Las personas que nacieron antes y después de los años 90 se enfrentan a diferentes desafíos; y como consecuencia, tienen distintas maneras de comunicarse. Esto crea el mito de que ambas generaciones no pueden desarrollar un vínculo cercano; no obstante, Félix Ortiz asegura que los jóvenes de hoy desean relaciones significativas con adultos significativos.

En su libro, Cada joven necesita un mentor, Ortiz señala que actualmente los jóvenes necesitan mentores honestos, que acepten sus errores, pero que también tengan la sabiduría para ayudarlos a crecer en su vida espiritual. Además, hace énfasis en que esta labor no debería tomarse a la ligera, pues, “la fe cristiana es ante todo y sobre todo una fe imitativa” (p. 11). Esto implica que el mentor debe caminar al lado del joven y mostrarle de qué manera la Palabra de Dios puede ser relevante en su vida.

Jóvenes de distintas partes del mundo coinciden en que necesitan un adulto que crea en ellos, que les ayude a ser una mejor versión de sí mismos, que los oriente y sea un modelo a seguir.

Ante estos requisitos, cualquiera puede creer que se necesita ser perfecto para ser mentor; sin embargo, los jóvenes le dan mayor énfasis a la honestidad. Esto no significa que no son necesarias otras cualidades. De hecho, Ortiz señala que el mentor ideal es alguien digno de imitar, que lleva una vida de santidad, tiene madurez espiritual, conocimiento bíblico, pone en práctica las disciplinas espirituales, está dispuesto a escuchar, sabe reconocer el potencial en otros, tiene el don del discernimiento espiritual y conoce cómo crear una atmósfera adecuada para el joven.

En Cada joven necesita un mentor, Félix Ortiz, enseña cómo una persona puede convertirse en el mentor que esta generación necesita. Además, su libro contiene evaluaciones, ejemplos, tácticas, métodos de enseñanza de acuerdo al tipo de grupo de jóvenes y herramientas prácticas para trabajar en el ministerio juvenil; por lo cual, este material es de vital importancia para todo aquel que quiera ejercer un liderazgo de acuerdo al propósito de Dios.

Datos adicionales sobre este libro:

Félix Ortiz estudió Historia y Educación en la Universidad de Zaragoza y posteriormente obtuvo dos maestrías en Educación en los Estados Unidos y España. Es autor de numerosos libros relacionados con la formación de líderes y el trabajo juvenil y es el Rector de la Escuela de Liderazgo Generacional y Coaching en Buenos Aires, Argentina.

Para mayor información, visita: https://e625.com/

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Lo que debes hacer después de terminar la universidad

Cada paso en la vida representa un cambio. Hay cosas que se hacía en el pasado y que ya no pueden hacerse más; mientras que hay otras que son de provecho y deben continuar practicándose. De igual manera, culminar la universidad es el inicio a una nueva etapa; por lo cual se debe tener en cuenta ciertos aspectos:

No dejar de estudiar:

El haber terminado una carrera universitaria no significa que la educación debe culminar allí. El mundo laboral es altamente competitivo y si uno no está a la vanguardia de lo que ocurre, podría quedar desfasado. Hoy en día hay muchas opciones para continuar instruyéndose en diversas áreas, ya sea como cursos libres o como un grado más en la profesión. Sin importar la opción que se elija, lo importante es mantenerse actualizado y aprovechar las capacidades que se tiene.

Buscar un trabajo que cumpla tus expectativas:

El ingreso económico es importante para subsistir; sin embargo, después de graduarse uno debe preguntarse: “¿Quiero un empleo que me otorgue satisfacción laboral o solo dinero?” Al responder con sinceridad, uno puede darse cuenta de la clase de vida que quiere para el futuro. Con el paso de los años, algunas personas se sienten frustradas en trabajos que solo les generan buenas remuneraciones económicas, pero no se sienten felices en ellas. Por lo tanto, es vital poner en consideración todos estos aspectos antes de aceptar un empleo.

Administrar sabiamente tu tiempo:

La vida cambia debido a las distintas etapas y, terminar la universidad es un gran paso para cualquiera; no obstante, esto no significa que ahora se puede cometer excesos en cuanto a la distribución del tiempo. Es primordial establecer límites para todo y no dejar que un área se convierta en el todo de la vida. Para ello se pueden fijar horarios o rutinas que ayuden a crear un balance. De esta manera se evita convertirse en adicto al trabajo o a alguna otra cosa.

Cuidar las influencias:

Graduarse es el producto del esfuerzo y sacrificio de muchos años; no obstante, todo eso se puede venir abajo si no se cuida de las malas influencias. Si hay algo que puede representar una piedra de tropieza en la vida, es mejor deshacerse de ella a tiempo; éstas pueden ser las personas que nos rodean, los vicios, adicciones, entre otras. Al principio puede resultar difícil desligarse; sin embargo, con el tiempo traen beneficios que ayudan a construir un mejor futuro.

Orar y leer la Biblia:

Los títulos profesionales, el dinero, la fama y el poder que uno puede adquirir no sirven de nada. Todo ser humano es pasajero en esta Tierra; por lo cual, debe enfocarse en la vida eterna. Mateo 6:19-21 (TLA) dice: No traten de amontonar riquezas aquí en la tierra. Esas cosas se echan a perder o son destruidas por la polilla. Además, los ladrones pueden entrar y robarlas. Es mejor que amontonen riquezas en el cielo. Allí nada se echa a perder ni la polilla lo destruye. Tampoco los ladrones pueden entrar y robar. Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón.” Es por ello que se debe orar, leer la Biblia y tener una firme relación con Dios. Esto no quiere decir que no se debe estudiar ni preocuparse por las cuestiones terrenales; sino que se debe dar prioridad a las cosas de Dios.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Grupo Britt presenta “Infinito” su nueva producción musical

El grupo mexicano Britt visitó nuestros estudios para presentar su más reciente producción titulada “Infinito”.  En una entrevista en vivo en el programa Energía Total, Poncho, Enmanuel y Alicia, los integrantes de Britt (que significa “Pacto con Dios” en hebreo), narrarón las experiencias personales que los trajeron a Jesús. 

 También conversaron sobre la labor social que realizan en hospitales psiquiátricos, reformatorios juveniles y otras instituciones.

 El primer sencillo del nuevo disco se titula de igual manera «Infinito», y fue compuesto por Poncho Rosado, líder y vocalista de la banda. La canción fue producida por Güido Laris en Akasha Sound Lab y masterizada en Los Ángeles.

 Por medio de su nuevo tema transmiten un mensaje de esperanza, basado en la certeza de que Dios siempre nos mira, cuida y espera con paciencia.

Disfruta el vídeo aquí:

Send this to a friend