lógica Archives | CVCLAVOZ

All posts in “lógica”

La obediencia

Cuando tomamos la decisión de obedecer a Dios, Él puede hacer su voluntad a través de nosotros y juntamente con ello se presenta la oportunidad de tener una manifestación íntima de su presencia.

Si decidimos hacer todo con nuestras propias fuerzas, Él no podrá revelarse a nosotros y nunca alcanzaremos a conocerlo. Pero cuando buscamos su intervención en cualquier circunstancia y consideramos sus mandamientos, permitimos que su poder tome control de nuestra vida.

Es verdad que obedecer puede ocasionarnos un conflicto ya que en muchas ocasiones nuestra lógica y sentido común son desafiados por la Palabra de Dios. En ese momento de batalla mental sale a relucir nuestra verdadera inclinación y podremos descubrir si somos auténticos seguidores de Jesús o simples simpatizantes.

Éxodo 7:1-6 cuenta el inicio del ministerio de Moisés, pero es también una interesante historia que muestra algunas características del proceso de obedecer: En primer lugar, es Dios quien toma la iniciativa y llama a Moisés a unirse a sus planes para liberar a su pueblo de la esclavitud egipcia. Juntamente con esa invitación, recibió también instrucciones precisas. Lo interesante es que sólo después de haber obedecido, Dios cumplía todo lo que había dicho que haría.

Posteriormente, Moisés y todo el pueblo salieron triunfantes de Egipto, pero lo más importante es que llegaron a conocer a Dios de una manera mucho más íntima y personal.

La Biblia está llena de historias de personajes cuya obediencia resultó en una bendición a sus vidas y a las personas que los rodeaban: Cuando Abraham obedeció, Dios le pudo dar un hijo y edificar una nación. Cuando David obedeció, Dios le hizo rey. Cuando Elías obedeció, Dios hizo que descendiera fuego del cielo y todos supieron quién era el verdadero Dios.

“Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.” Deuteronomio 8:1-2 Versión Reina-Valera 1960

La obediencia a Dios es un desafío que en algún momento va a confrontar nuestra lógica, razonamiento y conceptos sobre la vida. Quizás lleguen dudas, pero recuerda: Él nunca ha fallado y depositar nuestra fe en sus promesas, permite que su Poder actué con mayor fuerza, porque ya no somos nosotros los que luchamos, sino es Dios quien toma el control.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Deja a Dios ser Dios

Conocemos las características de Dios: omnipresente, omnisciente, omnipotente y una de las características que tal vez a muchos les cuesta creer, es que es sobrenatural.

De boca decimos que Dios actúa de forma sobrenatural pero, ¿en realidad lo creemos? Cuando suceden cosas difíciles de creer, que nuestro sentido común y la lógica no logran asimilar, llegamos a pensar que eso no es real o incluso llegamos a decir que Dios jamás actuó así.

Estamos muy encasillados en la forma en que Jesús actuó y la forma en que el Espíritu Santo interviene en nuestros tiempos, pero existen momentos y circunstancias en los que Dios actúa de una manera como nunca antes lo hizo y nuestra incredulidad, nuestra duda, sale a luz y decimos que eso no es de Dios.

¿Por qué no dejas a Dios ser Dios? No esperes a que Dios actúe como tú crees o tu lógica espera. La Palabra dice “Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado.” 1 Corintios 2:9 (DHH)

En la historia de la gran pesca los discípulos se sujetaban a lo que sucedía regularmente y como conocedores de la materia manejaban la teoría de que sólo se podía pescar en la noche. Pero ese día sucedió lo sobrenatural; Jesús, de día, logró que pescaran mucho más de lo que imaginaron, tanto que llenaron dos barcas. (Lucas 5:1-6)

Es así que Dios actúa, de forma sobrenatural. Deja de esperar que haga lo que quieres o que sea de la forma que soñaste, Dios es Dios y no tiene porqué actuar de la manera pensada por los hombres si no como es Él, sobrenatural e inigualable.

Si estás anhelando algo de Dios, ten mucha fe y verás que te sorprenderá, actuará en tu situación y en tu vida de forma que jamás alguien podría imaginar.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Será algo muy difícil?

Cuando Eliseo le mandó a decir a Naamán que se lavara siete veces en el río Jordán para que fuera sano de la lepra que tenía, él se enojó mucho porque esperaba que Eliseo saliera a recibirlo, pusiera su mano sobre la lepra, invocara el nombre de Dios y lo sanara. Sus oficiales lo animaron y le dijeron:

– Si el profeta le hubiera pedido que hiciera algo muy difícil, ¿usted no lo habría hecho? Así que en verdad debería obedecerlo cuando sencillamente le dice: “Ve, lávate y te curarás”.

Al final Naamán decidió obedecer, se sumergió siete veces en el río Jordán, tal y como le había indicado Eliseo, y su piel quedó tan sana como la de un niño, fue curado.

No todas las cosas que Dios nos pida que hagamos tendrán lógica para nosotros, porque nuestra mente es finita y nuestros pensamientos no son iguales a los de Él, pero podemos estar seguros de que siempre responderá al hallar un corazón humilde y sincero, dispuesto a obedecerlo en todo tiempo.

Dios se opone a los orgullosos pero muestra su favor a los humildes. Santiago 4:6b (NTV)

Deja de pensar tanto y ya no pierdas más el tiempo, si en verdad quieres ver un milagro en tu vida, sé sensible a la voz de Dios y a todo lo que está a tu alrededor, porque Él usa circunstancias e incluso a personas para que te guíen a tomar sabias decisiones. Haz lo que Él te pida, aunque para ti no tenga mucho sentido. Recuerda que Él nunca se equivoca y que en la obediencia, hay bendición.

Se cree con el corazón, no con la mente.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend