logros Archives | CVCLAVOZ

All posts in “logros”

El verdadero autor de la melodía 1

El verdadero autor de la melodía

Se cuenta que en una ocasión un hombre pasó varios días en un lujoso hotel noruego. Había muchos huéspedes que buscaban allí descanso y placentera vacación. Todo era ideal, si no fuese por una niñita que, empezando a estudiar música, insistía en usar el piano con frecuencia. Tocaba el piano con un dedo: una nota y un discorde. Con el natural resultado que cuando los otros huéspedes veían a esta niña acercarse al piano, de común acuerdo salían a gozar del aire libre, dejándola dueña del salón.

Un día, llegó a ese mismo hotel un renombrado músico, que, enseguida se dio cuenta de la situación.

En vez de ausentarse o escapase como los otros, un día él se sentó al lado de la  niña, y cada vez que ella tocaba una nota, él atacaba un acorde de música exquisita. Ella tocaba otra nota, y otra y otra, mientras él continuaba introduciendo un acompañamiento encantador. La música alcanzó a los huéspedes que, por primera vez, oían sonidos armoniosos emanar del piano, e intrigados volvieron. La niña siguió su ejercicio y el músico prodigando su acompañamiento y, cuando ella hacía un discorde más terrible, él improvisaba un arranque de armonía más sublime.

Así siguieron durante veinte minutos y luego el pianista, tomando la mano de la niñita, dijo: Señoras y señores, deseo presentarles a la señorita a quien ustedes deben el concierto de esta tarde.

La niña sabía perfectamente que ella no era quien había producido la música, pero todos dieron muestras de agradecimiento al músico.

Lo mismo sucede en nuestras vidas, normalmente tratamos de sacar melodías con nuestros limitados conocimientos y nos esforzamos pero no vemos que pase nada. Sin embargo, una vez que permitimos que Dios se siente a nuestro lado y sea parte de nuestra vida, aún nuestras más desafinadas notas suenan maravillosamente.

Muchas veces, por mucho que lo intentamos, las cosas no salen como queremos; sin embargo, cuando permitimos que Dios sea parte de nuestras vidas, cosas increíbles empiezan a suceder.

Deja de estar esforzándote por salir adelante solo y permite que Dios sea el que tenga control de tu vida. Él irá arreglando los acordes que toques mal, el Espíritu Santo de irá enseñando incluso a cómo orar y verás cómo alcanzas metas que quizás te parecían perdidas.

“Además, el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad. Por ejemplo, nosotros no sabemos qué quiere Dios que le pidamos en oración, pero el Espíritu Santo ora por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y el Padre, quien conoce cada corazón, sabe lo que el Espíritu dice, porque el Espíritu intercede por nosotros, los creyentes, en armonía con la voluntad de Dios. Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos Romanos 8:26-28 (NTV)

Permite que Dios sea quien te enseñe, te guíe, arregle lo que está mal, sea tu ayudador y cumpla su propósito en tu vida.  Pero cuando veas cómo tu vida alcanza nuevos niveles, no olvides agradecer y reconocer que es Él el autor de todos tus logros, porque si no tocaran juntos, tu vida seguiría sonando desafinada como antes.

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Un nuevo año! 2

¡Un nuevo año!

Es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad. La posibilidad de corregir lo que no estuvo correcto el año pasado. Un chance de comenzar nuevas metas, nuevos retos, nuevos proyectos.

Propongámonos realizarlos, haciendo una producción organizada de cada meta, reto y proyecto. Seamos buenos administradores de nuestro tiempo así como de nuestros bienes que nos da Dios.

Pidamos sabiduría para lograrlo. Como dice en Santiago 1:5 “Si al alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios y Él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”.

No todo el mundo recibe nuevas oportunidades, así que saquemos provecho de tenerla. Seamos diligentes y organizados, comprometidos y respetuosos de lo que decidamos hacer con este nuevo año que comienza.

Que Dios esté con nosotros, nos guíe, nos dé sabiduría y nos proteja y dirija. ¡Feliz 2019!

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Si andas con Él 3

Si andas con Él

Jehová, había escogido a Gedeón para liberar a su pueblo de la mano dura de los madianitas, pues sufrían siete años de escases, hambre y empobrecían en gran manera.

Cuando Gedeón recibía el llamado de parte de Jehová, él  respondió: “…Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.” Jueces 6:15 (RVR1960)

Muchos subestiman sus vidas y lo que pueden hacer en poco porque se limitan a ver algunos aspectos que no son transcendentales o porque se comparan con aquellos que tienen “todo”  o porque creen que tienen poco para entregar. Lamentablemente esto hace que se estanquen y no avancen a lo que Dios tiene para ellos.

Sin duda los logros se obtienen por sacrificio, perseverancia y entrega, pero no debemos olvidar que es Dios  quien permite alcanzar el éxito verdadero y más aún si nos consideramos insignificantes.

Este guerrero, Gedeón, a pesar de verse como la persona menos importante de su familia y la más pobre de Manasés, pasó a ser un gran guerrero y juez de Israel, porque Dios estuvo con él. “El Señor le dijo:—Yo estaré contigo, y destruirás a los madianitas como si estuvieras luchando contra un solo hombre.”  Jueces 6:15 (RVR1960)

¿Quién podría imaginarse a Gedeón como libertador de su pueblo? Pero Dios fue quien hizo esta maravilla, no por sus habilidades sino por el respaldo que Él le dio.

Quizás crees que no puedes hacer nada por el mundo, a pesar de que ves la necesidad en tu alrededor, Dios podría hacer la diferencia en ti si te sumas a sus planes y, si lo pones en primer lugar en tu vida, podrás hacer grandes cosas.

¡Con las fuerzas de Dios podrás alcanzar grandes logros!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Si te digo: “Ciudadanía”, ¿en qué piensas? 4

Si te digo: “Ciudadanía”, ¿en qué piensas?

Tal vez piensas en patriotismo y banderas y clases de historia y un edificio del gobierno. Pero deja por un momento de lado esas ideas y vamos a mirar la ciudadanía como algo diferente. Tal vez como con espíritu de escolar.

¿Recuerdas esos tiempos cuando estabas emocionado porque el equipo de tu colegio estaba ganando siempre? ¿O cuando te sentiste muy orgulloso de estar en ese colegio por una buena noticia que salió en el periódico acerca del lugar? ¿Recuerdas cómo se unían todos por una causa cuando algo faltaba en el colegio? ¿Por qué es tan emocionante toda esa época escolar? Porque todos estuvimos con la adrenalina a flor de piel. ¿Qué tiene que ver con la ciudadanía?

Imagina si todos nos emocionáramos por hacer de este pequeño planeta donde vivimos un lugar mejor. Vayamos un poco menos grande y pensemos en tu comunidad. Piensa cómo sería que todos se reunieran para lograr mejoras para todos en la urbanización. Todos podrían trabajar para lograr las metas de las cosas que se necesiten. Serían un equipo genial.

Piensas que no hace falta, que tu comunidad ya tiene su equipo armado y ¿por qué tendrías tú que formar parte de él? Pues porque a Dios le importas. A Él le importa cada pequeño pedacito de Su creación. Él quiere lo mejor para Su creación y es por eso que Jesús nos enseñó a orar diciendo, “Venga a nosotros Tu reino y hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo” en Mateo 6:10.

Como cristianos somos parte del reino de Dios, ciudadanos del cielo. Y como ciudadanos del cielo compartimos la preocupación por el mundo y por la gente que Él creó.

Para imitar a Jesús aquí en la tierra, podemos ser ciudadanos voluntarios en un lugar donde dan de comer a los desamparados, podemos organizar un banco de comida para los necesitados, o le podemos hacer compañía a gente que se encuentra sola, ya sea en los hospitales, en las cárceles o en los ancianatos. Pero incluso debemos ir más allá. Debemos ocuparnos del medio ambiente, pues Dios quiere que nos ocupemos de la Tierra. Génesis 2:15 Así que te invito a que dediques tiempo a pintar paredes o muros que están deteriorados por grafitis, practica el reciclaje e involúcrate en campañas que tengan que ver con el cuidados de playas o costas y también en las que tienen que ver con la contaminación del aire.

Me parece que así el término ciudadanía tiene un poco más de sentido. Las vidas a nuestro alrededor pueden ser cambiadas eternamente a medida que nosotros mostramos el amor de Jesús a todos… y poco a poco le vamos llegando al mundo entero. ¡Hazte ciudadano!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Deja atrás el lamento 5

Deja atrás el lamento

Resulta comprensible cuando vemos a alguien lamentarse por las caídas que ha sufrido. Muchas veces dicho estado de ánimo es el resultado de la pérdida de algo que la persona considera valioso, sea esto, un ser querido, un empleo o simplemente el tiempo que pasa y nunca vuelve atrás. Pero quizás, sea un buen propósito para este nuevo año, cambiar lamento por arrepentimiento.

La palabra arrepentimiento significa “cambiar” de corazón, dirección, y mentalidad. Por ejemplo, si en algún momento me he quejado de mí mismo, pensando que “Soy un fracaso, un desastre, no sirvo para nada” Es tiempo de pensar diferente: “soy capaz, tengo potencial, y soy valioso”, es decir se trata de renunciar al lamento para iniciar un necesario proceso de cambio.

Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse…” Proverbios 24:16 (RVR1960)

¿Sabías que el fracaso es una parte normal del éxito? Las personas que han alcanzado importantes logros o metas, han podido superar los obstáculos que se les oponían, al igual que sus terribles caídas. Pero ellos han aprendido de estas experiencias y han decidido levantarse, porque la realidad es que de los errores también se aprende.

La palabra de Dios dice: “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte”. En 2 Corintios 7:10 (RVR1960)

En este pasaje se mencionan dos tipos de tristeza: la tristeza según Dios y la tristeza del mundo. La tristeza según Dios produce arrepentimiento, es decir, nos motiva a cambiar y actuar. Mientras que la tristeza del mundo conduce a la muerte, debido a que la persona se deprime, desmoraliza y pierde los deseos de vivir.

Otro aspecto que es fundamental destacar es “la autocompasión” es decir “sentir lastima por nosotros mismos” es una emoción destructiva que nos lleva a vernos como víctimas de la situación, por lo tanto, perdemos los deseos de luchar. Es importante aclarar, que esta situación de “autocompación” no nos deja ninguna enseñanza positiva, por el contrario puede llevarnos a hundirnos en una profunda depresión.

Es verdad, cometimos errores, tuvimos caídas, algunas veces hemos fracasado, sin embargo debes declarar con fe que las metas que quieres alcanzar, dependerán de ti, porque si Dios está contigo, ¿quién contra ti? Es tiempo de cambiar y tomar responsabilidad por el futuro.

En esta oportunidad te animo a seguir el camino del cambio, comienza por no sentir lástima de ti mismo porque tú puedes superar aún los mas grandes obstáculos y alcanzar tus metas, recuerda que Dios te ha dado las capacidades para hacerlo, ¡levántate y continúa rumbo al éxito!

Por último, si el 2017 ha sido un año de éxito para ti, recuerda que aun te espera un nuevo año ¡no te conformes y ve por más! Dios tiene un propósito para ti.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Señales para descubrir si eres perfeccionista

No hay nada de malo con querer superarse y buscar la excelencia. Todos queremos desarrollarnos adecuadamente en diferentes áreas; y por ello siempre buscamos que las cosas se hagan de la mejor manera. Sin embargo, cuando el deseo por alcanzar el éxito nos convierte en perfeccionistas, esta buena intención se convierte en algo negativo.

Los perfeccionistas pueden lograr lo que se propongan, pero a un costo muy alto. La Dra. Ellen Hendriksen asegura que esta característica lleva a la amargura, estrés, abrasividad, a ser vistos como exigentes, rígidos o controladores excesivos. Ella afirma que los perfeccionistas casi nunca pretenden ser perfeccionistas. Y además, debido a que la etiqueta es un nombre inapropiado, la mayoría de los perfeccionistas ni siquiera se dan cuenta de que son perfeccionistas.” Para evitar caer en este comportamiento, debemos examinar las señales de advertencia: 

1. Te es difícil relajarte:

El estrés es parte de tu vida. Nunca puedes relajarte cuando trabajas en un proyecto. Te preocupa que todo salga bien y de acuerdo a lo planeado. Si algo no sale como esperabas, te sientes frustrado, te enojas y desquitas tu ira con otros. En ocasiones, tu preocupación porque todo sea perfecto afecta a tus relaciones con los demás y la manera en que te ves a ti mismo.

2. Tus proyectos parecen nunca estar bien:

Nunca estás conforme con los resultados que obtienes. Cada vez que culminas algo, te fijas en los errores que pueden existir e intentas solucionarlos todos. Sin embargo, muchas veces, buscas fallas en donde no hay y crees que nada está perfecto. Esto causa que usualmente pospongas las cosas y tus proyectos no sean completados en su totalidad.

3. Eres demasiado crítico con tu apariencia:

Tienes un extremo cuidado por tu apariencia y por la imagen que proyectas. Eres excesivamente crítico con tu aspecto y te fijas hasta en los detalles insignificantes. No estás conforme con tu cuerpo y tienes un ideal de cómo debes ser. Con esto en mente, trabajas constantemente para lograr ese objetivo y te sientes frustrado cuando no obtienes lo que deseas.

4. Prefieres hacer todo solo:

Piensas que los demás no harán un buen trabajo y por eso prefieres hacer las cosas en solitario. Te gusta que todo esté organizado y estructurado de cierta manera, pero cuando alguien quiere aportar algo nuevo, te cuesta desviarte del plan inicial porque piensas que si lo haces, fracasarás. Te cuesta trabajar en equipo, compartir tus ideas y aceptar la ayuda de otros.

5. Nunca celebras tus logros:

Incluso después de haber culminado algo, no te sientes satisfecho con el resultado. Constantemente haces revisiones de tus proyectos y piensas que están inconclusos. No te importa si los demás te dicen que hiciste un buen trabajo, para ti, siempre habrá algo por hacer o corregir. Tu inconformidad con los resultados hace que te sea difícil celebrar tus logros, ya sean merecidos o no.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Dios, ¿por qué a mí? 6

Dios, ¿por qué a mí?

Arthur Ashe, fue un gran tenista afroamericano nacido en 1943, en Virginia, Estados Unidos.

Ashe se convirtió en una leyenda del tenis profesional. En 1963 fue el primer jugador afroamericano en formar parte de un equipo estadounidense de Copa Davis; en 1968 ganó el Abierto de los Estados Unidos (su primer Grand Slam) y llevó al equipo norteamericano a consagrarse campeón de Copa Davis; en 1970 obtuvo su segundo Grand Slam, al ganar el Abierto de Australia; y en 1975 ganó el título en Wimbledon.

Además de estos y otros éxitos en el tenis, Arthur Ashe fue un gran luchador contra las políticas de segregación racial en Sudáfrica, debido a que en 1969 le fue negada una visa de parte del gobierno sudafricano por ser negro.

Pero su prueba más difícil la enfrentó en 1988 cuando un examen reveló que había contraído el VIH (Sida) por unas transfusiones de sangre que recibió a raíz de una operación de corazón abierto.

Al ser una importante figura pública en el ámbito deportivo norteamericano, recibió grandes cantidades de cartas de todo su país. En uno de los mensajes un fan le dijo: ¿Por qué Dios tuvo que seleccionarte a ti para tan fea enfermedad?

Arthur Ashe respondió:- En el mundo hay 50 millones de niños que comienzan a jugar al tenis, 5 millones aprenden a jugarlo, 500.000 alcanzas un nivel profesional, 50.000 entran al circuito profesional, 5.000 logran jugar en torneos importantes, 50 llegan a Wimbledon, 4 a las semifinales y 2 a la final. Cuando yo estaba levantando la copa nunca pregunté: “Dios, ¿por qué a mí?” Y hoy con mi enfermedad y mi dolor tampoco preguntaré: “Dios, ¿por qué a mí?”

Generalmente los seres humanos nos dedicamos a culpar e interrogar a Dios por nuestras desventuras, por las cosas que salieron mal, por una enfermedad, la pérdida de un empleo, la partida de un ser querido, la traición de un ser amado, por los problemas económicos y muchas cosas más. Pero cuando estamos siendo bendecidos, cuando recibimos un reconocimiento, estamos rodeados de gente que nos ama, cuando podemos despertar y gozamos de salud o cuando hemos alcanzado un gran éxito no le preguntamos a Dios ¿Por qué a mí? Es más, pensamos que es algo merecido, que tenemos mucho mérito y  que Él tenía la obligación de bendecirnos

Este gran tenista nos deja una lección muy valiosa, porque no sólo se trata de interrogar a Dios cuando algo malo nos sucede, ni que nos acordemos de Él sólo en las tribulaciones, sino que debemos ser agradecidos en todo tiempo, reconocer que si hemos recibido cosas buenas son por su gracia.

“dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” Efesios 5:20

Da gracias a Dios siempre y confía en sus planes perfectos, que si Él permite una prueba es porque tienen un gran plan para tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Desarrolla tu perseverancia 7

Desarrolla tu perseverancia

Podemos  ver que para tener grandes triunfos en cualquier área de nuestra vida,  necesitamos  ser persistentes en todo lo que emprendamos.

Los logros no realizarían si no fuera por la constancia que tuvo la persona después de comenzar algo. También hay quienes no han podido triunfar y fallaron, su falta de perseverancia los detuvo y no los dejó llegar donde se habían propuesto.

“Y le volvió a decir: Toma las saetas. Y luego que el rey de Israel las hubo tomado, le dijo: Golpea la tierra. Y él la golpeó tres veces, y se detuvo. Entonces el varón de Dios, enojado contra él, le dijo: Al dar cinco o seis golpes, hubieras derrotado a Siria hasta no quedar ninguno; pero ahora sólo tres veces derrotarás a Siria”. 2 Reyes 13:18-19

En ese pasaje observamos que el profeta Eliseo se molestó por la falta de persistencia del rey Joás al golpear sólo tres veces el piso con la saeta; de haberlo hecho varias veces hubiera alcanzado la victoria ante los sirios.

Si quisiste restaurar tu familia, tu economía, deseaste salir de un vicio, el médico te dijo que ya no hay esperanzas ante la enfermedad o intentaste ser un mejor líder; no dejes de intentarlo, que las dificultades no te desanimen ni te detengan, no importa las veces que necesites acercarte a la presencia de Dios, tienes que ser perseverante en lo que haces.

Por su persistencia Bartimeo recibió su milagro, la hija de la mujer sirofenicia fue liberada, la viuda alcanzó justicia y  podemos nombrar muchos otros  logros en la Biblia que son producto de la constancia de quien anhelaba un milagro.

“Que el Señor los lleve a amar como Dios ama, y a perseverar como Cristo perseveró”.

2 Tesalonicenses 3:5 (NVI)

Por Miguel Ángel Veizaga

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo quieres que te recuerden al partir? 8

¿Cómo quieres que te recuerden al partir?

Tal vez veas la pregunta como de cuando vas y te quedas de huésped en una casa por unos días y luego te vas. Y también es válido. Porque siempre he dicho que cuando nos invitan a un lugar, cuando nos permiten usar un espacio, sea para trabajo o diversión, sea para homenajearnos o para recibirnos porque no tenemos otro lugar dónde ir, nuestro deber es dejar el sitio mejor que como lo conseguimos. Así, las personas verán los detalles y les dará gusto volvernos a invitar o permitirnos volver a usar el espacio o recibirnos en su hogar por unos días.

Pero aquí me quiero referir también a cuando te vayas de este mundo, cuando mueras. ¿Cómo quieres ser recordado? Como alguien que logró muchas cosas, que fue amable, generoso, como alguien que defendió causas, que ayudó ¿o como alguien que mentía, que hacía cualquier cosa para escalar posiciones, incluso pisar a sus compañeros para subir?

Es bonito lograr fama, es bonito lograr metas, graduarse de una carrera, marcar historia por decisiones fuera de serie y de una manera limpia; pero yo honestamente hoy día, quiero ser recordada como alguien que demuestra el amor de Jesús, como alguien que luchó con sus propias tendencias para servir a Dios y a través de esos servicios impactar gente en el mundo.

Ser recordado como alguien generoso, amoroso y dispuesto siempre a ayudar es mi meta. Alguien que señaló hacia Dios para encontrar paz y sosiego. Alguien que hizo todo lo posible por llevar a otras personas a conocer a Jesús.

Y tú, cuéntame cómo quieres que te recuerden al partir, por favor.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Las mujeres en las ciencias 9

Las mujeres en las ciencias

¿Sabías que fueron mujeres quienes descubrieron una serie de inventos científicos que cambiaron el mundo?

Estamos acostumbrados a ver nombres de hombres en los descubrimientos científicos y en todo aquello que involucre innovación, pero la verdad es que hay muchas mujeres que se han destacado a lo largo de la historia por sus inventos.

1- Los medicamentos anti hongos fueron creados por Elizabeth Lee Hazen y Rachel Fuller Brown norte americanas de Mississippi y Massachussetts respectivamente. Específicamente el llamado Nystatin que sirve para tratar diversas infecciones por hongos y ha salvado a millones de personas.

2- La física austríaca Lisa Meitner descubrió nuevos isótopos y concluyó que al bombardear uranio con neutrones, podía existir una reacción en cadena de enorme potencial. Su informe fue muy importante y podría haber sido usado en una bomba que estuvo en manos alemanas cuando la guerra mundial en 1939.

3- La vacuna contra la tos ferina fue creada por dos mujeres. Pearl Kendrick y Grace Eldering, norte americanas quienes trabajaron día y noche para curar esa infección respiratoria que ocasionó la muerte de miles de niños en una época. Un aporte invaluable.

4- En el campo de la radioactividad o rayos x tenemos a Maria Sklodowska, mejor conocida como Marie Curie quien descubrió dos nuevos elementos químicos radiactivos, el polonio y el radio. Ella investigó la radiactividad como uso para fines medicinales y su genialidad ¡la hizo merecedora de dos Premios Nobel!

5- Rosalind Franklin una biofísica inglesa estuvo involucrada en el descubrimientos de las estructuras moleculares del ARN y ADN entre otros, siendo este último el descubrimiento más importante pues fue lo que ayudó a entender cómo se traspasa la información genética de padres a hijos y ahora se utiliza para establecer culpables en escenarios de crímenes, incluso ha servido para liberar a presos que han sido encerrados sin ser los culpables. ¡Extraordinaria manera de impactar al mundo!

Hay muchos casos más de mujeres en las ciencias, pero estos fueron algunos de los que encontré en las redes y les comparto. Una información maravillosa, para debatir a quienes piensan que las mujeres solo somos muñequitas o amas de casa. Tenemos la capacidad de destacarnos en todos los campos. Sí señor. Somos una maravillosa y extraordinaria creación Divina. Nuestro Padre nos ama y nos dio todas las capacidades… Solo nos toca atrevernos a desarrollarlas.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Como recibes tú el Nuevo Año? 10

¿Como recibes tú el Nuevo Año?

No me refiero a costumbres como algunas que tenemos los venezolanos, de salir a la calle con maletas dizque para viajar mucho en el año. No.

Me refiero a cuál es tu visión. Hay quienes se quejan de que van a cumplir un año más y por tanto estarán más viejos. Hay quienes miran sombríamente pensando en lo malo que les puede traer este año. Pero ¿cómo recibes tú el Año Nuevo?

¿No te parece mejor idea verlo como una nueva oportunidad que Dios nos da, de terminar algo que no habíamos completado, de realizar un cambio que se nos había ocurrido, ya sea en la casa, en el jardín, en el auto, o en nuestra persona?

Haz una lista de cosas que necesitas hacer este nuevo año. Luego haz una lista de cosas que quieres hacer. Después haz una lista de sueños que deseas realizar y coloca esas tres listas (se generosa o generoso contigo mismo) en un lugar donde las puedas ver a diario. Como cuando colocas un calendario y vas tachando los días que van pasando. Pues coloca esas listas y proponte tachar cada una en su debido momento. Dedícate a ello y puede que realices todos esos deseos, que cubras todas esas necesidades y logres todos esos cambios.

No olvides algo muy importante: Háblale a Jesús acerca de esas listas. Coméntalas con Él. Insisto como siempre en que lo que más desea Él es que tengamos una relación con Él. Por tanto, dile. Muéstrale tus listas y pídele que te ayude a lograr tachar cada una de ellas.

Espero que lo logres. Yo voy a hacerlo. Feliz comienzo de año. Que este 2017 sea muy productivo y espectacularmente bueno para ti.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Nuestros planes y los planes de Dios 11

Nuestros planes y los planes de Dios

“No te jactes del día de mañana, porque no sabes lo que el día traerá.” Proverbios 27:1

La Biblia definitivamente es una guía maravillosa que dice tantas verdades que nos ayudan en el día a día. Sin embargo muchos no quieren leerla.

Hay quienes sienten que no la van a entender… pero si no lo intentan, ni modo que les vaya a dejar algo.

¡Pero ese Proverbio es tan cierto! Nos pasamos la vida haciendo planes desde que tenemos uso de razón. Pensamos qué queremos ser cuando grandes, qué carrera vamos a estudiar, a qué edad nos vamos a casar, cómo va a ser la casa de nuestros sueños, cuántos hijos vamos a tener, cuántos países vamos a conocer; y la lista puede continuar. La mayoría de las veces, las circunstancias lo cambian todo y muchos terminan frustrados porque no lograron lo que habían planificado.

Si lo hubiesen consultado con Dios o lo hubiesen puesto en Sus manos, la historia podría haber sido otra. Tal vez las circunstancias hubieran cambiado de la misma manera, pero la frustración no estaría porque tendrían claro que la voluntad de Dios está por encima de la nuestra.

Dios busca gente dispuesta y la pone donde a Él le parece. Seamos humildes y dejemos que nuestro Padre amado nos guíe y dirija nuestras vidas. Él solo quiere lo mejor para nosotros. Consúltale, dile cuáles son tus sueños y pídele que te ayude a lograrlos. Si hay un cambio, recíbelo con la misma alegría que hubieses recibido lo que has anhelado. Dios te está respaldando.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend