mentir Archives | CVCLAVOZ

All posts in “mentir”

Varones o mujeres: ¿Quiénes mienten más?

Mentimos a diario, así lo afirma una investigación.1 Las mentiras pueden variar de acuerdo a la situación o el propósito con el cual se dice, pero todas esas afirmaciones son falsas. A lo largo de los años, la ciencia ha demostrado que, aunque los padres promueven la verdad a sus hijos, al mismo tiempo les envían mensajes contradictorios con sus acciones. ≪Los niños reciben mensajes entreverados sobre los aspectos de la mentira y eso tiene un impacto en cómo se comportan como adultos≫, afirma el psicólogo de la Universidad de Massachusetts, Robert S. Feldman2. Este mal hábito está tan arraigado en nuestra sociedad que se ha vuelto común. Pero ¿quiénes mienten más?, ¿los varones o las mujeres?

Las diferencias

Un estudio3 dirigido por Feldman y publicado en Journal of Basic and Applied Social Psychology, reveló que el 60 % de las personas dicen de dos a tres mentiras en una conversación de diez minutos. Pero cuando se trata de la razón por la cual se niega la verdad, los varones y las mujeres tienen distintos motivos. La investigación concluyó que las mujeres se inclinan a decir mentiras para hacer sentir mejor a la otra persona. En cambio, los varones mienten para hacerse ver mejor a ellos mismos.

Las similitudes

Un experimento publicado en la revista Basic and Applied Social Psychology4 demostró que las mentiras varían de acuerdo al propósito. Cuando los participantes se presentaban ante otros y trataban de conocer más de ellos, parecer amigables o competentes, dichos sujetos mentían más para cumplir sus objetivos. No había diferencia si eran varones o mujeres: ambos decían la misma cantidad de mentiras y lo único que se diferenciaban eran el contenido de las mismas. Estos resultados no variaron cuando los participantes interactuaron con personas de su mismo género o del opuesto.

Por otra parte, otro estudio5 reveló que ≪la interacción de género tiene poco impacto en la frecuencia de la mentira. Sin embargo, los hombres tienden a decir mentiras más grandes que las mujeres, y declaran las mentiras más grandes cuando se emparejan con una mujer≫.

Las mentiras en las relaciones amorosas

Puesto que se ha demostrado que no hay una diferencia dramática entre la cantidad de mentiras que dicen los varones y las mujeres, ¿cuál es el impacto que tiene en las relaciones amorosas? Los investigadores creen que, al igual que cualquier engaño afecta a las parejas. Sin importar de cuán grandes o pequeñas sean, generan distanciamiento entre las personas. Sobre todo cuando se descubre la verdad y la relación no puede ser restaurada. Es cierto que en ocasiones es difícil decir la verdad sin herir a la otra persona. Sin embargo, al final, mentir hace más daño que la honestidad.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Saad, G. (2011). How Often Do People Lie in Their Daily Lives? Recuperado el 26 de abril de 2019, de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/homo-consumericus/201111/how-often-do-people-lie-in-their-daily-lives
2,3Amherst, M. (2002). UMass researcher finds most people lie in everyday conversation. Recuperado el 26 de abril de 2019, de https://www.eurekalert.org/pub_releases/2002-06/uoma-urf061002.php
4Feldman, R., Forrest, J., & Happ, B. (2002). Self-Presentation and Verbal Deception: Do Self-Presenters Lie More?. Basic And Applied Social Psychology24(2), 163-170. doi: 10.1207/s15324834basp2402_8
5Jung, S., & Vranceanu, R. (2017). Experimental Evidence on Gender Differences in Lying Behaviour. Revue Économique68(5), 859. doi: 10.3917/reco.pr3.0097

Más que una canción…

Muchos dicen que mentimos más cuando cantamos alabanzas ¿Por qué? Lo que pasa es que las canciones expresadas a Dios dan honra, obediencia y valor a su nombre; lo que en la mayoría de nuestros actos no demostramos. Existe una canción en particular que me encanta, una parte de la letra dice:

Te daré lo mejor de mi vida
Te daré lo mejor cada día
Será mucho más que una canción
Mi obediencia es mi mejor adoración.

¿Cuántas veces hemos cantado este tipo de canciones con todas nuestras fuerzas? Tal vez hasta te has quebrantado al expresarla, pero antes de hacerlo deberíamos reflexionar si realmente estamos dándole lo mejor a Dios cada día, si le estamos brindando adoración con nuestra obediencia, ¿no lo crees?

“El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios.” Salmos 50:23 (RVR 1960)

Alabar es expresar admiración y reverencia, es hablar bien de alguien. En este sentido, brindar alabanzas al Señor no solamente se trata de cantar, sino de darle la gloria a Dios con todo lo que somos. Cuando actuamos bien damos lugar a que las personas que nos rodean puedan admirar y reverenciar a Dios a causa nuestra.

Por ejemplo, cuando aquellos que estaban involucrados en una adicción o en un pecado se arrepienten y cambian, o cuando las personas observan que eres un hombre o una mujer diferente por ser íntegro o generoso, se sorprenden y comienzan a ofrecer honor al Señor.

Este tiempo te animo a cantar al Señor solamente palabras de verdad; examina tu vida y ordénala, que tú seas una demostración de honor a su nombre.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Mentiroso ¿Yo?

“¡Entonces refrena tu lengua de hablar el mal y tus labios de decir mentiras!” Salmos 34:13 (NTV).

En ocasiones cuando estamos en aprietos pensamos que una mentira puede darnos una solución instantánea para evitar una sanción. De esta manera evadimos la culpa o la responsabilidad que implican nuestras acciones. A veces reaccionamos de esta manera no como algo planeado sino de manera instintiva, ya que como seres humanos estamos inclinados al pecado y por lo tanto a la mentira. Ante esto, debemos recordar siempre que somos hijos de Dios, la falsedad no es compatible con nuestro Padre y por eso nos da este consejo “Cuídate de caer en la mentira”.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Si tan sólo dijeras la verdad…

Cuando se rompe la confianza, es difícil restaurarla y aunque decir la verdad suena fácil, pasar a la acción es lo que en verdad cuesta. Pablo dijo: “Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo.” Efesios 4:25 (NTV).

Cuenta la historia de un matrimonio que experimentó esto, y que no hubo  oportunidad para restaurar su confianza con Dios por el trágico final que tuvieron. El incidente ocurrió poco después de que la iglesia de Jerusalén saliera de la persecución que se había desatado a causa de la sanidad del cojo en el templo. En Hechos 4 podemos ver la descripción de estos sucesos, en la cual se muestra a un grupo de creyentes unidos que se amaban y se preocupaban unos por otros, donde los más prósperos vendían con gusto algunas de sus propiedades para ayudar a suplir las carencias de sus hermanos más pobres. Entre ellos se encontraba un matrimonio, que en vez de preocuparse por la necesidad  de otros como los demás lo hacían, estaban velando por sus propios intereses. Pero cuando vieron a  Bernabé dar el dinero de la venta de su terreno, sus corazones quedaron turbados, lo que los llevó a vender su herencia para dejar también su aporte, pero al momento de hacer este acto no lo dieron todo como ellos lo afirmaron.

 “―Ananías —le reclamó Pedro—, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno? ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a los hombres, sino a Dios! Al oír estas palabras, Ananías cayó muerto. Y un gran temor se apoderó de todos los que se enteraron de lo sucedido.” Hechos 4:3-5 (NVI).

Es triste pensar que un bien con mentiras te lleva aun mal peor. Lamentablemente ambos esposos sabían lo que escondían y a quien se enfrentaban, pero su codicia los llevó a mentir y a pagar esto con sus propias vidas. Si tan sólo hubieran dicho la verdad, la historia sería diferente.

¿Realmente vale la pena no decir la verdad?

Si una mentira lleva a otra para cubrir la anterior y finalmente uno queda atrapado en su propia red de engaños, entonces ¿Por qué hacerlo?  Aparentemente parece ser una manera conveniente para salir rápidamente de una situación comprometedora e incómoda, pero en realidad es un callejón sin salida.  Recordemos lo que dice Proverbios 19: 5 (NTV): “El testigo falso no quedará sin castigo; el mentiroso tampoco escapará.”

La próxima vez que te sientas tentado a decir una mentira por más pequeña y piadosa que esta pueda parecer ¡Piénsalo bien! Porque cuando no somos veraces, perdemos valor y credibilidad en nuestras palabras, lo cual es parte de nuestro testimonio que refleja la experiencia con Cristo a los no creyentes y principalmente porque no lo hacemos contra los demás sino contra Dios.

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend