minerales Archives | CVCLAVOZ

All posts in “minerales”

El magnesio, un mineral que descuidamos

Es un mineral que no mencionamos a menudo y del cual no estamos muy pendientes. La verdad es que lo podemos llamar el super mineral, ya que previene y alivia muchas enfermedades.

El magnesio puede encontrarse en la naturaleza en forma de ión formando sales y óxidos y tiene un importantísimo papel biológico para los seres humanos ya que lo tenemos en todos los tejidos, especialmente en huesos y músculos.

Funciona como un excelente purificante de la sangre que ayuda a equilibrar su pH.

El cloruro de magnesio ayuda a eliminar el ácido que se acumula en los riñones, promoviendo el funcionamiento y la salud renal.

Cada una de las células del organismo lo necesita para formar energía.

Es especialmente bueno para mitigar la migraña, el asma, la arritmia cardíaca y la diabetes, entre otros trastornos.

El magnesio es fundamental para la fijación de calcio y el fósforo en los huesos y dientes. Su consumo en las cantidades recomendadas previene la osteoporosis y las caries.

Interviene en los procesos de producción de neuro moduladores y neurotransmisores que permiten que la información viaje en forma de impulso nervioso a través de tu cuerpo y puedas moverte hablar, en otras palabras, a ser quien eres.

Actúa sobre el sistema nervioso causando su relajación.

La cantidad diaria que se debe tomar es de 300 a 360 miligramos en el caso de los adultos, pero no es necesario llenarte de suplementos, puedes encontrar lo que tu cuerpo precisa en numerosos alimentos naturales como, por ejemplo, los vegetales de hojas verdes como las espinacas, el perejil, las acelgas y también se consigue en las almendras y en el chocolate negro. Tu escoges cuál es la mejor manera de consumirlo para ti. Yo creo que voy a tener que comer un poco más de chocolate negro… Jajaja.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

7 súper comidas que debes incluir en tu dieta diaria

Las llamo súper comidas por la cantidad de beneficios que tienen para la salud. Y son las siguientes:

1- Las lentejas: Están llenas de antioxidantes que bajan los riesgos de cáncer, diabetes y problemas del corazón. Tienen minerales como hierro, zinc y potasio que son necesarios para nuestro cuerpo. Prueba reemplazar la mitad de carne molida que usas en tus hamburguesas por lentejas y le pones un huevo batido a la mezcla para que se compacte.

2- Pasta de tomate: No salsa y tampoco Ketchup. Pasta. Casi siempre se dice que fresco y al natural es mejor cuando hablamos de frutas y vegetales, pero con esta fruta, el tomate, los beneficios se absorben mejor cuando son cocidos. Esto, porque al cocinarlos se hace más fácil para nuestro organismo, capturar el licopeno, un antioxidante que protege también de ciertos tipos de cáncer y puede ayudar a reducir la apariencia de arrugas al eliminar daños causados por radiaciones ultra violetas. ¡Y solo dos cucharadas de pasta de tomate tiene más del triple de licopeno que un tomate fresco mediano!

3- La cebada: Este grano es tan sabroso como saludable para nosotros. Es rico en fibra, lo que puede reducir el riesgo de cáncer de colon y baja el colesterol y por eso ayuda a nuestro corazón. Una excelente fuente de proteínas es un caldo de pollo hecho con partes del pollo con huesos y le agregas ½ taza de cebada cocida. Te va a quitar el hambre y te ayuda con la digestión.

4- Alcachofas: Este complejo vegetal del que solo podemos comer partes de las hojas y el corazón, bien vale la pena el esfuerzo de cocinarlos. Son ricos en fibra soluble y en antioxidantes. Se considera por esto que tienen propiedades anti edad. Estos antioxidantes protegen al cuerpo de daño celular al combatir los radicales libres y eso ayuda también a prevenir el Alzheimer. También contienen potentes compuestos anti inflamatorios. Son ricas en vitamina C y magnesio. Para escogerlas, pésalas en tus manos. Las más pesadas son las que están más frescas.

5- Semillas de chía: Tiene la habilidad de incrementar la saciedad y hacernos sentir llenas. Por esto muchas personas complementan su dieta con ellas, ya sea en un batido o en su plato de avena, en su tortilla o huevos de la mañana e incluso en sus ensaladas. Absorben diez veces su peso en agua y crean una sustancia gelatinosa que se mueve lentamente por nuestro sistema digestivo. Funcionan como una esponja que absorbe la glucosa y mantiene así los niveles de azúcar estables. También son ricas en calcio, hierro y zinc.

6- Perejil: El perejil, aunque normalmente se usa como adorno para las comidas, y la mayoría de las personas las deja a un lado del plato, es una hierba que da sabor y no agrega casi calorías. Una cucharada de perejil tiene una sola caloría. También es rica en antioxidantes y tiene vitamina K, crucial para huesos fuertes y saludables. Puedes hacer una salsa pesto, sustituyendo la albahaca por perejil.

7- El coliflor: Puedes llenar tu plato con este vegetal las veces que lo desees. Tiene propiedades antiinflamatorias y promueve la desintoxicación. Cargados en vitamina C y otros antioxidantes, lo puedes comer al vapor; o como está muy de moda ahora comerlo: rallado y como reemplazo del arroz. Para prepararlo, lo puedes rallar a mano o lo metes en el procesador y luego lo cocinas con un poco de caldo de pollo, un poquito de ajo y luego que hierva lo dejas de 5 a 8 minutos, de acuerdo a tu gusto y sustituyes así muchas calorías y carbohidratos que contienen otros acompañantes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sometido a diversas pruebas

Tanto el diamante como el carbón se componen de carbono. Entonces, ¿Por qué uno vale más y el otro es arrojado al fuego? La diferencia entre ambos minerales es el grado de calor y presión al que son sometidos.

La estructura del diamante es la que hace que sea considerado el mineral de mayor dureza. Las condiciones de presión y temperatura necesarias para que se formen los diamantes se dan aproximadamente a ciento cincuenta kilómetros bajo la superficie de la tierra. Si en el proceso de formación de la preciada piedra se introduce en su estructura algún otro elemento, llamados inclusiones o impurezas, o se produce un defecto en la misma, el mineral puede adquirir algún tipo de tonalidad distinto al original. Los colores que presentan los diamantes son variados pero si la estructura es perfecta, el diamante es transparente.

Uno de los procesos necesarios para la transformación del diamante en bruto a un diamante tallado, es el crucero, el cual consiste en dividirlo en dos partes, con un solo golpe en seco, para eliminar defectos de cristalización, inclusiones e impurezas.

El desbastado, es la siguiente etapa, esta consiste en redondear el cinturón del diamante antes de que éste sea tallado en facetas. El operario frota delicadamente el diamante que es encajado en un portagemas contra otro diamante que está incrustado sobre un mandril, una pieza de madera o metal de forma cilíndrica que sirve para sujetarlo. Bajo el efecto del frotamiento, las esquinas de la piedra se redondean y se acercan a la forma cónica doble del brillante.

El tallado, consiste en convertir un diamante en bruto en un diamante de adorno, en esta etapa siempre se trata de conservar la forma pura del octaedro de cristal, pero al hacerlo, se reduce a menudo el tamaño a menos de la mitad del material original.

En el abrillantado final, el diamante es frotado contra un disco, una faceta después de otra, hasta su completo pulimentado.

Todo diamante para que tenga más valor, necesita que el pulidor vaya tallando sus caras. Cada cara implica un nuevo desgaste, pero le va dando más valor, ya que su precio es más alto cuando más caras tiene, pues refleja en su interior más luz.

En nuestro caso, las pruebas en las manos de nuestro tallador, implican un nuevo dolor, pero van sacando caras más preciosas que nos ayudan a reflejar mejor la luz de Cristo en nuestra vida.

Dios, en su infinito amor hacia nosotros, ha planificado pruebas para ir moldeándonos a su imagen. En ningún momento pensemos que nos ha abandonado o que se ha olvidado de nosotros cuando enfrentemos alguna adversidad, más bien tengamos presente que cada prueba tiene un propósito en nuestra vida, es un recordatorio que somos importantes para nuestro Creador y que aún podemos brillar mucho más.

Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica. Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea revelado a todo el mundo. 1 Pedro 1:7 (NTV)

Mientras más difícil se haga el camino, Dios multiplicará más tus fuerzas y mientras más fuertes se hagan tus pruebas, más grande será tu victoria.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend