obesidad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “obesidad”

Healthy life: 5 enemigos que evitan que bajes de peso 1

Healthy life: 5 enemigos que evitan que bajes de peso

Como cada miércoles en UNS hablamos con la doctora en nutrición Adriana Fortich. Esta vez conversamos acerca del inconveniente que tiene la mayoría de las personas. La adición al celular, la vida sedentaria, el estrés permanente, los alimentos industrializados y los estimulantes de apetito son los principales enemigos de un estilo de vida saludable. Para tener una vida más plena y gozar de un peso ideal, la nutricionista nos aconseja sobre los hábitos diarios que debemos poner en práctica.

Disfruta del segmento y aprende con nosotros.

Cómo mantener tu peso ideal 2

Cómo mantener tu peso ideal

Bajaste de peso, y ahora que estás feliz con tus nuevas medidas, no sabes cómo mantenerlas. Este es un problema que no se piensa con anterioridad. La mayoría se enfoca en perder peso, pero poco o nada planean para conservarse así.

Las personas vuelven a ganar el peso perdido cuando llevan una vida sedentaria y no hacen ejercicio. También lo hacen cuando se restringen drásticamente de comida y de pronto comen más de lo debido. Estos malos hábitos hacen que todo el esfuerzo que se hizo para perder peso sea en vano. Sin embargo, hay maneras de contrarrestar esto y, al mismo tiempo, llevar una vida mucho más saludable.

≪Perder peso es mucho más fácil que mantenerlo.≫

Sally Kuzemchak, MS, RD

Sally Kuzemchak explica que cuando uno pierde peso el metabolismo también disminuye y que esta es la razón por la cual se necesita menos comida. Sin embargo, las personas aún sienten hambre y es por eso que tienen ansias de comer. En estos casos, la solución no radica en disminuir las raciones de alimento sino hacer más actividad física. El cuerpo de cada persona es diferente y necesita un tiempo específico para hacer ejercicios. En promedio se requiere una hora de actividad física al día, pero no necesariamente en el gimnasio. Se ha comprobado que incluso hacer limpieza activamente en la casa puede ser un buen ejercicio. Además de hacer ejercicio, a continuación hay una lista con los hábitos que te ayudarán a mantener un peso ideal y saludable:

  • Comer saludable.
  • No excederse con la comida los fines de semana.
  • Tomar más agua.
  • Dormir bien.
  • Controlar los niveles de estrés.
  • Hacer cambios positivos en el estilo de vida.

Algo que también es importante señalar es que la estabilidad emocional juega un papel importante en el peso. Hay gente que come de más cuando está estresada o nerviosa, o tiende a refugiarse en la comida cuando se siente sola. Para evitar esta clase de comportamiento es vital estar bien en el lado emocional: haber perdonado, vivir sin resentimientos y con esperanza.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

—Elliott, B. (2017). The 17 Best Ways to Maintain Weight Loss. Recuperado el 30 de abril de 2019, de https://www.healthline.com/nutrition/maintain-weight-loss
—Kuzemchak, S. (2019). How to Maintain Weight Loss. Recuperado el 30 de abril de 2019, de https://blogs.webmd.com/food-fitness/20190423/how-to-maintain-weight-loss
—Spartano, N., Davis-Plourde, K., Himali, J., Andersson, C., Pase, M., & Maillard, P. et al. (2019). Association of Accelerometer-Measured Light-Intensity Physical Activity With Brain Volume. JAMA Network Open2(4), e192745. doi: 10.1001/jamanetworkopen.2019.2745
¡El amor te hace más saludable! 3

¡El amor te hace más saludable!

Podemos creer que el amor es un sentimiento que está relacionado con nuestra parte afectiva, pero no con nuestra biología. Sin embargo, durante años, científicos han descubierto que el amor se muestra también en nuestro cuerpo y tiene un gran impacto en nuestra salud.

Las investigaciones han probado que, pese a que se cree lo contrario, el amor no nace en el corazón sino en el cerebro. (Para más información, leer: ¿Qué pasa en tu cuerpo cuando te enamoras?). Y puesto que el cerebro es el órgano que controla todo el cuerpo, es natural que el amor tenga efectos positivos en la salud.

Un estudio1 encontró que las demostraciones de amor (abrazos, notas con mensajes positivos, besos, etc) pueden disminuir los niveles de colesterol y estrés. Esto se debe a que se liberan oxitocinas cuando una persona da muestras de afecto no sexuales. Estas hormonas tienen la capacidad de disminuir el dolor en el momento y cambiar el estado de ánimo.

Asimismo, cuando el amor es sincero, hace que una persona ya no se sienta sola. Muchos pueden tener relaciones sentimentales con alguien y aún así sentirse aislados. Pero cuando el amor es real, ese sentimiento  desaparece, lo cual es provechoso para el organismo pues está comprobado que la soledad puede acortar la vida de alguien. Para más información, leer: ¡La soledad mata más que la obesidad!

Por otra parte, otras investigaciones2 han reportado que las parejas felices se ayudan a mejorar mutuamente en sus hábitos de salud. Y esto se ve reflejado en las pocas visitas que hacen al médico, en comparación con aquellas parejas infelices. Además, se ha concluido que los matrimonios estables y felices ayudan a la longevidad de los cónyuges.

Todos estos estudios revelan que es importante cultivar sanas relaciones interpersonales y que se debe demostrar amor constantemente. De esa forma se fortalecerá los vínculos con las personas y se tendrá mejor salud y bienestar general.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Boudreau, D. (2013). Study: Expressing love can improve your health. Recuperado el 30 de enero de 2019, de https://asunow.asu.edu/content/study-expressing-love-can-improve-your-health
2Rauh, S. (2009). 10 Surprising Health Benefits of Love. Recuperado el 30 de enero de 2019, de https://www.webmd.com/sex-relationships/features/health-benefits#1
El secreto para no comer más comida chatarra 4

El secreto para no comer más comida chatarra

Los antojos o la ansiedad por algún problema pueden llevar a alguien a consumir más comida chatarra de lo normal. A largo plazo, esto se convierte en una cuestión de salud, pues afecta el estado general del organismo. Pero, si la comida chatarra parece tan apetitosa, ¿cómo podemos abstenernos de ella?

El profesor de la Universidad de la Florida del Sur, Dipayan Biswas, encontró que cuando las personas perciben el olor de una comida alta en calorías durante menos de 30 segundos, tienen deseos de comerla. Sin embargo, cuando se pasa de ese tiempo, los resultados son totalmente diferentes.

Biswas hizo una serie de experimentos para contrastar las preferencias de las personas. Hizo que los participantes olieran galletas vs. fresas, y pizza vs. manzanas. Tras el estudio, concluyó que las personas que olían las galletas o la pizza por menos de 30 segundos, quería comerlas. Pero si las olían por más de dos minutos, preferían comer las frutas. Biswas afirma que «el aroma ambiental puede ser una herramienta poderosa para resistir los antojos de alimentos indulgentes».

Estos resultados demuestran que el cerebro no distingue los estímulos en una modalidad sensorial, es decir, los olores, pueden compensar y satisfacer el deseo relacionado con el sentido del gusto. Lo cual significa que el cerebro responderá al estímulo que produce la comida chatarra, sin necesariamente ser ingerida. El cuerpo se sentirá satisfecho con el simple olor.

La aplicación práctica de este estudio puede ser la solución que muchos necesitan para evitar comer alimentos no saludables. Y de esta manera prevenir enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, y otros males más que aquejan a la mayoría de gente.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Biswas, D., & Szocs, C. (2019). The Smell of Healthy Choices: Cross-Modal Sensory Compensation Effects of Ambient Scent on Food Purchases. Journal Of Marketing Research, 002224371882058. doi: 10.1177/0022243718820585
¡La soledad mata más que la obesidad! 5

¡La soledad mata más que la obesidad!

Algunos artículos proclamaban que la soltería podía matar a alguien más que la obesidad. Sin embargo, lo que en realidad mata no es la soltería, sino la soledad.

De acuerdo a un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología, la soledad y el aislamiento social representan un peligro para la salud más que la obesidad. Anteriormente se había comprobado que la soledad empeora considerablemente el estado de salud de una persona, pero ahora se descubrió que es más letal que la mala alimentación. (Para mayor información, leer el artículo ¡La soledad agrava las enfermedades!)

El comunicado explica que como seres sociales, conectarnos con otros es una necesidad para nuestro bienestar y sobrevivencia. No obstante, los índices de soledad están creciendo en todas partes. Por ejemplo, en los Estados Unidos, aproximadamente 42.6 millones de personas sufren de soledad crónica. Además, las estadísticas indican que hay un alarmante número de gente que sufre de depresión. «Estas tendencias sugieren que los estadounidenses se están volviendo menos conectados socialmente y experimentan más soledad», señala la profesora de psicología en la Universidad Brigham Young, PhD. Julianne Holt-Lunstad.

Según 148 estudios realizados en más de 300 mil participantes, las personas que tienen mayor conexión social reducen al 50 % el riesgo de morir prematuramente. En otra serie de 70 estudios hechos en 3.4 millones de personas en diferentes continentes, se descubrió que la soledad, el aislamiento social o el vivir solos tienen un efecto significativo en el riesgo de muerte prematura. En contraste, las personas que sufren de obesidad tienen un riesgo 45 % mayor de muerte.

Estos resultados indican que la soledad sí es más letal que la obesidad; sin embargo, este hecho no es una justificación para descuidar nuestra alimentación. Todas las decisiones que tomamos a diario influyen en nuestra calidad de vida y, tarde o temprano, pagaremos por nuestros buenos o malos hábitos. Por lo tanto, no solo debemos preocuparnos en consumir alimentos saludables, sino también de alimentar nuestra mente y espíritu.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-American Psychological Association. (2017). So Lonely I Could Die. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.apa.org/news/press/releases/2017/08/lonely-die.aspx
-Harvard T.H. Chan School of Public Health. (2016). As overweight and obesity increase, so does risk of dying prematurely. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.hsph.harvard.edu/news/press-releases/overweight-obesity-mortality-risk/
¡OH! ¿Y ahora de qué podré alimentarme? 6

¡OH! ¿Y ahora de qué podré alimentarme?

Recientemente en El Arranke tuvimos el gusto de hablar y aprender con la reconocida nutricionista y entrenadora holística, Ingrid Macher. Ella nos estuvo hablando específicamente sobre el gluten. Que según la definición de Ingrid, (que me la aprendí de memoria por cierto), es una proteína TÓXICA que encontramos en las comidas, por ejemplo en el pan, arroz, pasta, yogurts, algunas bebidas y hasta en champús para el cabello, lo puedes creer?

Todo el revuelo sobre el gluten surgió como en una especie de moda, yo me enteré por un programa de televisión que se burlaba de personas que declaraban tener una dieta libre de gluten y al momento de preguntarle que es gluten? Ninguno sabía la respuesta.

Ingrid nos continuo explicando que hay personas que son alérgicas al gluten y otras sensibles al gluten, la diferencia es que las alérgicas no pueden consumir gluten porque les causa reacciones severas en el cuerpo, y las sensibles al gluten presentan efectos comunes como el abdomen hinchado o molestias después de consumirlo.

Toda esta información se quedó en mi cabeza y te confieso que desde la visita de Ingrid al show mi actitud hacia la comida no es la misma, me siento más consciente de mis elecciones a la hora de comer, a veces lamento tener que comer algo poco saludable que anteriormente me satisfacia y me llenaba de alegría y hasta me tengo desprecio a mi misma por haber sido tan mala administradora con mi cuerpo, por proporcionarle pésimas comidas y cantidades de calorías innecesarias, y por no comerme mis vegetales cuando mi mamá me decía de niña.

Ahora que nombro a mi madre, ella también me decía de comer para vivir, no vivir para comer y esta fue otra de las enseñanzas de Ingrid. Tenemos que enfocar nuestras mentes y nuestro tiempo en actividades diferentes a reunirnos con mis amistades para ir a cenar, comer helado o a una parrilla con kilos y kilos de carne, chorizo y morcilla!

Por ahora me toca replantear todas mis salidas y encuentros familiares y amistosos, analizar bien lo que voy a comer y deshacerme de toda la comida congelada y rica en grasa que esta en mi refrigerador… Difícil labor.

Send this to a friend